webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Como logré que se cojieran a mi esposa


 


Relato: Como logré que se cojieran a mi esposa

  

Hola a todos, espero no aburrirlos con esta experiencia 100%
real que voy a contarles.


Me ha costado mucho trabajo decidirme a publicarla, sin
embargo hoy me siento muy cachondo y les voy a confesar esta experiencia.


Empezamos a  frecuentar mucho a unos amigos, al
principio solo con la idea de  tomarnos unos tragos, oír música, bailar y
platicar, etc., durante la plática solíamos utilizar términos de doble sentido o
contar historias subidas de color, y todo aquello contribuía a que poco a poco,
en cada visita, el ambiente se volviera más y más atrevido.


Después de algún tiempo de estarlos visitando, las cosas se
ponían cada vez interesantes para mi, los bailes eran cada vez más sensuales,
los encuentros más cercanos, las platicas más cachondas... y cuando regresábamos
a  casa mi esposa y yo, fantaseábamos  sobre lo ocurrido y hablábamos
de lo caliente que seria que se la metieran, así, con la platica nos
calentábamos mas aún y terminábamos haciendo el amor como locos.


Desde luego que la fantasía era solo fingida para mí, pues mi
verdadero objetivo era ver que se la cogieran, ¡estaba decidido a lograrlo a
toda costa!.


Debido a que Carlos (NV) y yo éramos compañeros de trabajo,
ya había tenido la oportunidad de verlo desnudo en las regaderas de la fabrica,
y realmente tenia una enorme polla. Así que durante las "Fantasías" sexuales que
teníamos mi esposa y yo le contaba  lo grande que lo tenia y alguna
vez,  le pregunte si en verdad le gustaría que  le metieran una polla así
de grande, ella, claro,  lo negó rotundamente  al principio y hasta, yo creo,
fingió enojo, pero una vez en la que realmente estábamos supercalientes con
nuestras fantasías, me confeso, muy al oído, que si le gustaría que se la
cogiera otro, de inmediato le pregunte quien, pero en ese momento no quiso
decirme.


En otra ocasión volvió a confesarme su deseo y entonces me
confeso  que le gustaría que Carlos se la cogiera pues de hecho ya había
sentido como se le paraba cuando baliaban juntos.


Un día, después de haber tomado bastante vino, empezamos a
"bromear"  apagando momentáneamente la luz de la habitación mientras
bailábamos, su esposa que no era de mucho ambiente y como ya estaba bastante
borracha, decidió retirarse a dormir recién empezábamos los apagones, los cuales
cada vez se fueron haciendo más  y mas largos hasta que la petición fue "
ya no prendas la luz", para ese momento la habitación ya no parecía tan obscura,
pues la luz de la calle iluminaba bastante la sala, así que pude ver como poco a
poco en la mediana obscuridad, él le empezó a tocar las nalgas a mi esposa, a
subirle poco a poco el vestido, a sentirle los senos, a besarla en los labios
con una muy pequeña resistencia por parte de ella. Al ver esto supe que el
momento anhelado había llegado, y aprovechando la poca luz que había en la
 habitación, me hice el dormido mientras ellos seguían bailando cada vez mas
cerca. Cuando se dieron cuenta de que me había "dormido", las cosas subieron aún
mas de tono y pude ver como le quitaban la tanga que por cierto eran muy sexy y
la muy cabrona no me había dicho que los tenia, siguieron bailando y ahora el
manoseo ya era descarado, llego el turno del sujetador con una nueva sorpresa
pues se notaba que era transparente rápidamente lo desabrocho dejando libres
sus hermosas tetas. En ese momento pude oír como ella bajaba el ziper del
pantalón de Carlos, que ya para entonces la tenia bien parada, y vi como mi
esposa le sacaba la verga para acariciársela libremente, como ya estaban muy
calientes, ella alcanzó a decirle que temía que me fuera a despertar, por lo que
se retiraron a la recamara, momentos después me dirigí hacia allá sigilosamente
y pude oír los quejidos apagados de ella, lentamente abrí la puerta y grande fue
mi sorpresa al verla en cuatro patas recibiendo esa enorme verga por el ¡culo!,
a mí me había costado mucho trabajo convencerla de que se dejara cojer por el
culo, pero se notaba que le había gustado, pues en este primer encuentro tenia
una vergota colosal penetrándola, a pesar de la obscuridad, podía ver claramente
los movimientos de sus tetas hacia arriba y abajo cada vez que Carlos le
empujaba la verga.


Después de algunos minutos, cambiaron de posición y ella se
abrió lo más que pudo para volver a recibir ese inmenso instrumento, la sola
visión de aquélla verga podía provocarle una venida a cualquier hembra y mi
esposa no fue la excepción, al momento de empezar a penetrarla pude ver, por la
expresión de su cara, como sé venia, él aprovecho entonces para morderle las
tetas dejándole un enorme moretón, que pude ver después y que nos sirvió para
calentarnos muchas veces ... el dolor que sintió ella hizo que se volviera a
venir justo en el momento en que él explotaba su semen en su interior. He de
decirles que corrimos con suerte pues ella no utilizaba en ese momento ningún
anticonceptivo por prescripción médica y él tal vez por lo tomados que estábamos
no tenia preservativo, así que recibió esos mocos bien adentro.


Cuando terminaron, hice un poco de ruido como si me estuviera
despertando y ellos se apresuraron a vestirse y a volver a la habitación.
Momentos después nos despedimos como si nada hubiera pasado y cuando íbamos
rumbo a la casa, le pregunte abiertamente a mi esposa si le había gustado la
cojida, ella descaradamente me dijo que si, no sé si por el alcohol o porque
estaba muy puta pues me pidió que me la cogiera ahí mismo en el automóvil y
que deseaba que le dejara mis mocos sobre los de Carlos, esto me calentó aún mas
así que pare el automóvil en un lugar apartado y me la cogí nuevamente.


. Por desgracia solo vimos a estos amigos algún tiempo mas
pues tuvieron que mudarse a otra ciudad y yo cambie de trabajo, pero aun hoy,
después de algunos años, puedo recordar lo húmedo que estaba su panocha esa
noche con todos esos jugos dentro y aún me produce placer recordar que la vi
cogiendo con otro.


 


Si les gusto, mándenme sus comentarios a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 26
Media de votos: 8.96





Relato: Como logré que se cojieran a mi esposa
Leida: 14531veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis