relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Enamorado de mi hermana


 


Relato: Enamorado de mi hermana

  

Bueno, mi relato es algo diferente a lo que se ha visto
publicado por aquí, y es que en mi caso si hubo algo mas sentimental que sexual
(aunque claro, de esto ultimo no falto ni pizca). Esta es la primera vez que
expongo esta historia que mantuve secreta durante mucho tiempo, así que espero
que les guste…. Mi nombre por cierto es Luis, mucho gusto.


 



Mi hermana y Yo



En mi casa, somos cuatro hermanos, tres hombres y una mujer,
mis dos hermanos mayores (de 20 y 24 años en aquel entonces) y mi hermana Lorena
que es dos años mayor que yo (ella tenia 14 y yo 12).


Debido a que soy de una familia que podría decirse de
"triunfadores", mis dos hermanos mayores eran muy dedicados al estudio y al
trabajo, mi hermana por supuesto también lo era y, por desgracia, yo era la
ovejita negra del rebaño muy flojo y poco ordenado.


Con mis dos hermanos mayores no he tenido una relación tan
estrecha, ni siquiera con mis padres que estaban trabajando todo el tiempo, no
era igual con mi hermana, ya que debido a nuestra edad tan cercana, siempre
fuimos muy unidos, desde que yo recuerdo, ella y yo hacíamos todo juntos, desde
jugar, hasta incluso bañarnos (claro que a los 6 años, todavía no tenia noción
de lo que era el sexo).


Durante mucho tiempo convivimos, y así fueron las cosas….
Hasta que cumplí los doce años, edad en la que comenzaría esta historia…


 



A los Doce



Durante mi doceavo año de vida, recuerdo que se presentaron
muchos cambios "interesantes en mi", mis masturbaciones (que habían empezado a
los 10 años) eran ahora mas placenteras, comenzaba a sentirme atraído por el
sexo opuesto, estaba comenzando a descubrir mi verdadera madurez sexual…


No obstante, mi hermana, ahora de catorce, también comenzaba
a sufrir cambios, cambios que sin duda yo también note: Sus senos empezaban a
crecer, sus caderas eran más anchas y sin duda muy llamativas.


Recuerdo que mi hermana siempre fue una niña muy hermosa, por
lo cual yo comenzaba a sentir algo "extraño" cada vez que la veía, no podía
explicármelo, de algún modo la querida hermana a la que siempre respete y quise
como mi familiar mas importante comenzaba a atraerme…


Ver a mi hermana era todo un placer: Muy esbelta, y con una
carita hermosísima.


No podía imaginar en ese instante en lo que esa atracción se
convertiría unos años después….


 



A los Dieciséis



Cuatro años después, yo ya había cumplido los 16, era mucho
mas maduro sexualmente hablando, y como todo chamaco puberto soñaba con tirarme
a alguna chica bella y joven.


En esa época comenzaron a invadirme muchos pensamientos
"obscenos" e "impropios", comenzando el día en el que me hice una chaqueta
teniendo una fantasía sexual en la que mi hermana era la protagonista.


Después de esa jalada, me dije a mi mismo: "So, cabron
¡¡¡¿¿Qué mierda haces??!!! ¡¡¡Ella es tu hermana!!!". Obviamente trate de
reprimir esa ansiedad por el delicioso cuerpo de mi hermanita, ahora de 18 años.


 



La primera noche inolvidable



Llego el verano de ese año, como era costumbre, mi familia
decidió que iríamos de vacaciones a la gran capital del país para pasar un
tiempo con mis otros familiares, sin embargo, ahora que estaba en la prepa me
paso lo peor que le podría pasar a cualquier estudiante: Reprobar una materia.
Por este pequeño incidente tuve que permanecer en casa estudiando para el examen
de recuperación.


Fue entonces que sucedió algo que agradeceré por siempre al
destino: Lore también tuvo que quedarse en casa a estudiar, pues también había
reprobado una materia.


Así pues, mis padres y mis dos hermanos salieron y nos
dejarían solos en la casa a mí y a Lore DURANTE TODO UN MES….


No voy a negarlo, durante ese periodo en mi mente cruzaban
pensamientos como: "Pobre de ti si haces lo que estas pensando" o "Ni lo
intentes wey".


Paso la primer semana, yo continuaba reprimiéndome hasta que
llego el día en el que dije: "Esos pensamientos ya han sido olvidados y borrados
de mi mente, ya no tengo de que preocuparme"…. O al menos eso creía….


Fue entonces que ocurrió un incidente. Un día mi hermana
llego de la casa de sus amigas, como siempre al medio día, pero esta vez venia
acompañada de un cabron que se veía "muy manchado" con ella. Y no era para mas,
ya que ahí en la puerta de mi casa, el muy bastardo comenzó a coquetearle a mi
hermana, la abrazaba y le hablaba en el oído de una forma muy sospechosa. La
gota que derramo el vaso fue cuando el hijo de perra trato de besarla… Eso me
hizo encabronar de verdad estaba a punto de salir de la casa y partirle la cara
al fulano, pero entonces vi que ella esquivo su intento de beso. Después lo
empujo y le dijo algo en tono golpeado, el fulano se fue con una sonrisita de
estupido y ella entonces entro en la casa. Rápidamente me acomode en un sofá
aparentando no haber visto nada, y entonces ella entro, me saludo y se fue
rápidamente a su cuarto.


Pude notar que ella estaba llorando, fue una visión
desgarradora ver su angelical rostro cubierto en lágrimas. Mi ira hacia el
fulano aquel ardió a niveles indescriptibles…. Pero entonces un pensamiento más
importante cruzo mi mente: Yo estaba celoso.


Dos días después, Lore salio por la noche con sus amigas a
dar un paseo, yo me quede estudiando en casa, y así fue durante casi cuatro
horas. Llegada la media noche, mi hermana por fin llego, estaba ebria, había
estado tomando con sus amigas y se veía muy feliz (y muy sexy, con la minifalda
blanca y el top negro que tenia puesto), ella me saludo y se dirigió a la
estancia, donde yo estaba y comenzó a platicar conmigo no me acuerdo de que.
Después yo fui a mi cuarto a descansar de las horas de estudio y ella se quedo
en el sofá leyendo una revista (extraño teniendo en mente que estaba ebria).


Un rato más tarde note que todo estaba muy silencioso por lo
que decidí ir a inspeccionar la sala.


Entonces, vi que ahí estaba ella, completamente dormida, con
la cabeza recargada sobre sus manos.


Verla ahí hizo que mis olvidados instintos regresaran, y
entonces me aventure, me acerque a ella y me agache, sentía mi corazón latir con
fuerza y sudaba de los nervios, por dios juro se veía divina, sus rojitos y
carnosos labios, sus preciosísimas piernas expuestas por la minifaldita blanca y
sus tetitas muy pegaditas al top negro que llevaba puesto.


Con mucho cuidado, comencé a deslizar mi mano por debajo de
su falda, mientras mi verga estaba casi apunto de estallar. Sentí entonces en la
palma de mi mano el suave roce y el calor de su culito el cual comencé a
acariciar con suaves movimientos circulares. Aunque lo que sentía en mi mano era
la braguita que tenia puesta, a través de ella se sentía la piel y eso casi
logra hacer que me viniera sin siquiera tocarme el pito.


De pronto, volvieron a mí los pensamientos "¡¡¡Que estoy
haciendo!!!". Por lo que retire mi mano de sus nalguitas muy rápido. Salí
disparado a mi cuarto, el cual cerré con candado, y saque varias revistas porno,
comencé a jalármela mientras trataba de olvidar lo que había hecho, pero era
casi imposible, ni las hermosas modelos de Playboy y Pent House pudieron
quitarme la imagen de mi hermanita ni la sensación que tuve en ese instante.


Mi cuerpo estaba en habitación, pero mi mente estaba bajo las
escaleras, abrazando a mi hermana, besándola, haciéndola mía…. Entonces
comprendí que esos "horribles" pensamientos no debían hacerse realidad….


 



La segunda noche inolvidable



Pasaron los años, cumplí los 19 y ahora mi vida ya había dado
un giro radical: había comenzado a tomar mas enserio mis estudios, por lo cual
mis calificaciones mejoraron; mi vida sexual ya era mas activa, había tenido ya
mis primeras experiencias sexuales, la primera con una prosti que contrataron
mis amigos en mi cumpleaños numero 18 y la segunda con una ex novia ese mismo
año. Sin embargo, lo que más me enorgullecía era que mis "sentimientos
prohibidos" habían quedado por fin en el olvido. Me sentía de lujo, el destino
era bueno conmigo….


El ultimo verano de mi vida de "preparatoriano" había
llegado, logre graduarme totalmente limpio, sin ninguna materia en el especial y
con un promedio de 9,5, eso por lo tanto significaba que tendría todas las
vacaciones libres para hacer lo que quisiera.


Pero la alegría no solo rebozaba en mí, mi hermana también
había logrado graduarse de la universidad y ahora ya tenía su titulo como
cirujana con honores.


Como era la costumbre mis padres planearon el viaje de visita
a mis familiares, pero esta vez ocurrió algo inaudito.


Mi padre se acerco a mí y a mi hermana y nos dijo:




"¿Quieren acompañarnos este año?"- Dijo el




Lore y yo nos quedamos con cara de WHAT??? Todo indicaba que
esta vez no nos obligarían a ir, entonces mi madre dijo:




"Como ya son adultos, pueden decidir si se quedan o van"-
Dijo - "De igual modo confiamos en ustedes dos".




La decisión fue obvia, como ya estábamos hartos de visitar a
los familiares decidimos quedarnos ese año.


Por fin mis padres se marcharon de casa, y como mis hermanos
ya se habían casado y marchado de la casa, de nueva cuenta Lore y yo nos
quedamos solos.


Una semana después, yo regresaba de un viaje que hice con mis
amigos a la playa. Era de noche y no había nadie en casa.


Entre y me quede ahí, viendo la tele. Entonces oí un carro
llegar, era Lore, que de nuevo estaba ebria. Sin duda eso me recordó la primera
noche especial, pero ahora ya había suprimido todos esos "feos" pensamientos.


Esta vez cuando entro no me dijo nada, simplemente estaba tan
ebria que se fue directo a su cuarto. En donde se quedo con la luz prendida.


Pasaron unas horas y ya que me dio sueño, me fui a mi
recamara a dormir. Eran ya las tres de la madrugada, y justo cuando ya estaba
apunto de dormirme, me di cuenta que la luz del cuarto de Lore estaba todavía
encendida.


Como imagine, estaba tan ebria que se quedo dormida y olvido
apagar la luz.


Fui a su cuarto precisamente a apagar la luz y entonces,
cuando abrí la puerta, vi lo más extraordinariamente bello que jamás vi en mi
vida….


Ahí acostada boca arriba y dormida se encontraba Lore, con
nada más que un sujetador y una braguita blanca de encaje. Fue una visión
celestial, como ver a una diosa de la belleza dormida ahí.


En ese instante, todos mis impulsos se desataron, mi mente se
puso en blanco y un solo pensamiento cruzaba por mi mente: "¡Cogetela!, ¡Viólala
aquí mismo!" De inmediato me dirigí hacia ella, no controlaba mis actos, solo
obedecía a mis instintos, pero justo cuando mi mano se dirigía para arrancarle
las bragas, en mi mente pensé: "¡¡¡¡No lo hagas!!!! ¡¡¡Se supone que la amas mas
que a nada en este mundo!!!!"


De nuevo me detuve y decidí no perturbarla, pero ahora, antes
de apagar la luz de he irme a mi cuarto, me pare ahí junto a su cama he hice
algo que debí haber hecho hace mucho: masturbarme con ella enfrente.


Debido a su espectacular belleza no tarde en correrme, un
poderoso y potente chorro salio de mi verga cayendo exactamente sobre su
abdomen.


Fui entonces por un paño húmedo y le limpie el semen de su
atlético abdomen. Cuando termine, me inque frente a ella, bese con suavidad uno
de sus senos y luego la bese en la boca, me levante y en voz baja de dije:
"Buenas noches mi amor"…. Muy cursi, pero sin duda ahora ya había aceptado por
fin mis sentimientos: Estaba enamorado de mi hermana Lorena, y estaba dispuesto
a hacer todo por ganarme su amor…


 



Mi Declaración



Paso otra semana mas, mis padres ya habían llamado para
decirnos que en una semana llegarían, entonces me di cuenta que tenia que actuar
rápido, aprovechar esa última semana que estaríamos solos y hacer de Lore mi
novia.


Fue así que la mañana del primer lunes de esa ultima semana,
me levante especialmente tenso y pensativo, lo cual se disipo rápidamente al ver
el dulce rostro de mi amada Lore mientras preparaba el desayuno. Me saludo con
un tierno "Buenos días" y nos pusimos a conversar de varias cosas.


Ese día paso de una forma muy especial, Lore y yo estuvimos
mucho tiempo juntos y platicando de cosillas personales, fue entonces que le
revele que yo ya había perdido la virginidad, y que había tenido ya un par de
experiencias sexuales. Esto ultimo se lo revele para que ella también me contara
alguna de sus experiencias, pero increíblemente, ella se quedo callada y
pensativa…. Una reacción muy extraña pensé en ese momento.


Desde ese momento, ella comenzó a portarse un poco mas fría
conmigo, ese día había perdido todo lo que tenia de bueno y se había vuelto
sombrío…


Las cosas así siguieron, mientras que en mi mente solo estaba
el pensamiento: "¿Será posible que Lore, este celosa?"……. Rezaba por que así
fuera….


Cayo la noche, y Lore seguía sin querer hablarme, por lo que
mis esperanzas de declarármele se desvanecían poco a poco. "jamás debí haberle
dicho lo de mis experiencias" pensaba.


Más o menos a las 10 de la noche de ese mismo día, yo estaba
en la estancia y lore se había metido a bañar. Cuando termino, se dirigió a su
cuarto y estuvo ahí un rato. Después oí su voz:



- "¡¡Luis!! ¿Puedes venir un momento?- Me grito.



Me dirigí hacia su cuarto, y mientras abría la puerta ella
puso un disco en su equipo de sonido… Era música romántica.


Cuando voltee a verla mis ojos se quedaron impresionados ante
lo que veía, ella estaba vestida tan solo con un sujetador negro de encaje y una
tanguita de color rojo…. Pero esta ocasión ella no estaba dormida, estaba
despierta y me miraba algo avergonzada, mientras me decía:




"No le vayas a decir a papá y a mamá de esto"- Dijo - Me
moriría de la vergüenza"




Yo estaba atónito y no dije nada, el silencio perduro y
entonces ella me dijo:




"¿Tu me quieres?" "No como tu hermana, si no como… algo
mas?"




Yo seguía en silencio y ella dijo entonces….




"Dios… ¿Qué hice?" "Luis, discúlpame, por favor" "No se
lo digas a nadie te lo ruego"




Entonces me acerque a ella y la bese en la boca…. Fue un beso
bastante largo, ella deslizo sus delicados brazos alrededor de mi cuello y yo la
acariciaba por la cintura. Entonces le dije:




"Lorena, me gustas muchísimo, estoy enamorado de ti
¿Quieres ser mi novia?"




Ella solo sonrió con una gran alegría y me dijo:




"SI, si quiero"




Así pues, la recosté sobre la cama, mientras la besaba en la
boca y jugueteábamos con las lenguas. Después comencé a besarla en el cuello y
entonces me puse de pie frente a ella, entonces se puso de rodillas sobre la
cama y me abrió el pantalón, sacando del bóxer mi muy parado y excitado miembro.


Ella comenzó a lamerlo con suavidad mientras me lo pajeaba de
arriba hacia abajo. Debo admitir que lo hacia como una amateur, pero el simple
hecho de que mi muy amada Lorena tuviera mi verga en su boca me ponía a mil.


Después de que ella me lamió por unos minutos, le dije que
era mi turno, así que comencé a lamerle los muslitos hasta que llegue a su
tanguita, debajo de la cual estaba escondido el tesoro que tanto había estado
buscando.


Deslice su tanga poco a poco y por fin quedo frente a mí la
visión de su hermosísima almejita, que estaba depilada totalmente.




"¿así es como te gustan verdad?"- me dijo con una dulce y
nerviosa voz




Sin decirle nada solo comencé a lamerla, y fue el manjar mas
exquisito que había probado en toda mi vida, pasaba mi lengua por afuera, la
metía tanto como podía y era sencillamente delicioso.


Entonces, decidí meterle un dedo en la conchita, pero antes
de que lo hiciera ella me dijo:


- "¡No! No lo metas" "No lo vallas a romper"




"¿Romper que?" Pregunte


"El himen" - Contesto ella


"¿Aun eres virgen?" Le pregunte


"Si" - Dijo ella - "Te lo había estado guardando" "Pero
creo que tu ya no me vas a poder regalar nada"


"¿A no?"- Le dije desafiante.




Fue así que obedecí su pedido y seguí lamiendo por encima de
su cochito húmedo.


Después de lubricarla bien, volví a meterle mi verga en la
boca y ya que me la dejo bien ensalivada la dirigí hacia su vagina, en donde la
talle suavemente en su clítoris un instante, y después con mucha suavidad
comencé a meterla en su tierno y virgen coñito.


Fue entonces, cuando estuvo metida hasta el fondo que ella
lanzo un gemido de dolor y placer. Comencé a moverme de arriba hacia abajo
metiéndole mi dura y fuerte verga cada ves mas profundo en su suave conchita.
Ella lanzaba gemidos, que aunque eran de dolor también se percibía el gran
placer que sentía.


así continuamos un rato, y entonces pude sentir que me venia,
como no tenia condón lo solté todo adentro de mi amada Lorena, pero no me
importaba, no quería que el momento terminara ahí, así que continué y en menos
de diez segundos volví a tener una erección tarzanica y continuamos copulando.


Esa noche practicamos muchas poses, estuvimos teniendo sexo
hasta que amaneció y cuando estaban por dar las 8 de la mañana (¡¡¡10 horas
cogiendo como locos!!!) por fin nos quedamos dormidos y no nos despertamos hasta
bien avanzada la tarde, cuando lo primero que hicimos fue tener sexo otra vez.


Y así ocurrió toda la semana, nos hicimos novios y estuvimos
saliendo juntos, y todo lo que las parejas jóvenes hacen. Tuvimos sexo de una
manera casi olímpica en el transcurso de esa semana. Éramos dos jóvenes, que
pese a ser hermanos, nos convertimos en amantes.


Aun después de que nuestros padres regresaron a casa
continuamos con nuestra relación, aunque ahora estaba en secreto lo que la hacia
muy excitante ya que teníamos sexo en lugares como el armario, bajo la mesa o
¡incluso en la cocina una navidad que los familiares vinieron a visitarnos!


 



Paso el tiempo



Evidentemente, como siempre teníamos sexo sin protección,
ocurrió lo inevitable: Lore salio embarazada y aunque al principio mis padres se
mostraron molestos, ella jamás les dijo lo de nuestra relación.


Pasaron los meses y nació una hermosísima niña, fruto de
nuestros amores.


Ante todo, Lore y yo continuamos con lo nuestro y tres años
después del nacimiento de Angélica ambos decidimos mudarnos.


Ahora, en la actualidad, Lore, Angélica, y Yo vivimos en un
departamento en la ciudad de Guadalajara en México, yo estoy terminando mis
estudios y trabajando, mientras que Lore ya es una exitosa cirujana. Angélica
por supuesto ya esta mas grandecita y aprendió a hablar muy rápido sin duda es
una niña lista.


En estos instantes, Lore ya esta esperando al segundo, que al
parecer también vendrá bastante sano.


 


 


 


 



Un consejo a todos los que leen (quizás les sirva de algo)



Aunque hoy por hoy son muy pocos los que saben de la relación
entre Lore y yo, sabemos que algún día tendremos que decírselo a nuestros
padres. Mi consejo es el siguiente:


No se repriman, si llegan a amar a algún familiar, díganselo
abiertamente, no tengan miedo, eso les hará sentir mejor con ustedes mismos, y
quien sabe, quizás sus propias historias tengan un final feliz.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 39
Media de votos: 8.31





Relato: Enamorado de mi hermana
Leida: 8856veces
Tiempo de lectura: 13minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis