webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Dias de sol y playa con mi madre


 


Relato: Dias de sol y playa con mi madre

  

DIAS DE SOL Y PLAYA CON MI MADRE



Mi narración explica como mi madre y yo comenzamos a tener
relaciones y el por qué de las mismas.


Para empezar les diré que me llamo José María (Chema), en la
actualidad tengo 20 años, no soy alto, sobre 1,73, soy moreno, ni guapo ni feo,
con buena forma física porque hago bastante deporte. La otra parte de esta
historia la forma mi madre. Ella tiene el pelo castaño claro, ojos verdes, mide
3 cm menos que yo, y no es porque sea mi madre, la verdad es que está muy buena,
o al menos para mi lo está. Por cierto se llama María Luisa, pero todo el mundo
le dice Marisa. Ella tiene ahora 37 años, por lo que con una simple resta, ella
tenía 17 años cuando yo nací. La verdad es que no era esperado, pero son cosas
que pasan.


Los hechos que voy a contarles sucedieron hace un par de
veranos, por lo que yo tenía 18 años y mi madre, 35. Ese verano iba a ser
diferente, a la fuerza. Ese mismo año mis padres se habían separado, apenas
cuatro meses antes, por lo que todo sería diferente. La culpa de todo si así
puede decirse es de mi padre, ya que es un cerdo, no conmigo, que pasa de mí,
sino con mi madre. Evidentemente el motivo de la separación fue el hecho de que
mi padre le era infiel a mi madre, y por lo que se en muchas ocasiones.


De pequeño la verdad es que pasé más tiempo en casa de mis
abuelos, ya fallecidos, que en mi propia casa, debido a que mi padre trabajaba
en una empresa que tiene, y mi madre cuando acabó el COU se puso a estudiar
Historia, idea de mis abuelos, a pesar que mi madre al principio no quería, pero
que luego ha sido de las mejores cosas que ha podido hacer, ya que gracias a eso
mi madre tiene una independencia total. La verdad es que era una suerte que mis
abuelos vivieran en Madrid, como nosotros.


Después de la carrera mi madre sacó una oposición para dar
clase en un instituto, mientras que mi padre seguía en su empresa, que le iba
muy bien, ya que a pesar de ser un cerdo es emprendedor y con mucha labia.
Cuando vivía con mis padres yo me daba cuenta desde los 7 u 8 años que las cosas
no iban del todo bien, ya que mi padre salía mucho de casa solo, volvía tarde, a
veces con varias copas de más, y sobre todo no se veía una comunicación entre
mis padres.


Las cosas se terminaron de estropear cuando, como me dijo más
tarde mi madre, a pesar de follar poco, mi padre le transmitió a mi madre una
enfermedad sexual. Esa fue la gota que colmó el vaso. Hubo una gran discusión, y
todo quedó en que se separaban. A mi la verdad es que no me cogió por sorpresa,
es más, me preguntaba que por qué habían tardado tanto en tomar esa decisión.


En fin, que mi padre se fue de casas a un apartamento, mi
madre y yo nos quedamos en el piso en que vivíamos, y las cosas fueron volviendo
a su cauce. Yo ese años estaba en COU, y a pesar de todos los problemas saqué
muy buenas notas tanto en el curso como en Selectividad, por lo que pude escoger
la carrera que quería, Medicina, a pesar de tener una nota de corte bastante
alta. Esa fue una de las pocas alegrías que se llevó mi madre, ya que si bien
estaba mejor sin mi padre, reconozco que para ella al principio no fue fácil. Yo
la veía un poco triste, y lo peor de ese tipo de situaciones es que no sabes que
hacer, así que lo mejor era ponerme a estudiar.


Hasta ese entonces, la mayoría de los veranos los pasábamos
en Madrid casi en su totalidad, debido a los negocios de mi padre, y todo lo más
íbamos 1 o 2 semanas a alguna localidad de costa. Ese verano si iba a ser
diferente. Después de recibir las notas de selectividad, a principios de julio,
mi madre me dio la sorpresa de decirme que ese años nos íbamos a ir a la playa
dos meses, desde el 15 de julio hasta el 15 de septiembre, en ella tendría que
incorporarse al insti. La verdad es que me alegré mucho, ya que ese año había
estudiado mucho y necesitaba una buenas vacaciones. Me dijo que había reservado
un apartamento pero condicional a mis notas, pero ya lo teníamos confirmado.
Nuestro destino, una urbanización en el cabo de Gata.


Empezamos a preparar las cosas. Salíamos en tres días, pero
teníamos que hacer muchas cosas, como por ejemplo comprarme un par de bañadores,
unos pantalones cortos, camisetas, polos, etc. Mi madre también tenía que
comprarse cosas, así que fuimos los dos a unos conocidos grandes almacenes.
Primero compramos mi ropa, ya que se supone que los hombres tardamos menos en
elegir. Mi madre pasaba conmigo al probador, ya que en ropa interior si nos
veíamos (desnudos, no). Compré todo lo que necesitaba y luego acompañé a mi
madre a la sección de señoras a comprar lo de ella. Quería comprarse un par de
vestidos de verano, fresquitos, unos polos, unas faldas, y unos bikinis. En
primer lugar se decidió por los vestidos, y se fue a los probadores. Yo me quedé
por ahí…





Que haces, Chema?


Nada, me quedo por aquí


Anda, ven para que me des tu opinión





Fui a los probadores con mi madre y la ayudé a elegir tres
vestidos, muy veraniegos y juveniles. Luego lo mismo con las camisetas y los
polos, y por último los bikinis. Escogió uno, bonito pero discreto, pero
necesitaba al menos un par de ellos más.





Mira si te gusta alguno


Vale, pero sabes que yo no sirvo mucho para estas cosas


Solo tienes que decirme si te gusta o no





Me di una vuelta por la zona de bikinis y vi uno, como de
piel de leopardo, bastante pequeño.





Te gusta este?


Venga Chema, que tenemos prisa.


Pues yo creo que te quedaría muy bien ( le dije para
picarla un poco)


Con eso parecería una fulana


Que va, con el cuerpo que tienes seguro que te queda de
muerte.


Bueno, vale, me lo pruebo ( esto lo dijo poco
convencida)





Escogió otros de su agrado y nos fuimos al probador. Cuando
se lo vi me di cuenta que apenas tenía tela en la parte de atrás, vamos que le
dejaba el culo al aire





La verdad es que no me veo con esto


Con las bragas y el sujetador no es lo mismo, pero creo
que te queda genial


Esto es para jovencitas…


Ya habló la vieja… venga mamá que eres muy joven.


Vale, lo cogeré, pero no se si me lo pondré





El día 15 salimos de Madrid a media mañana, con la esperanza
de no tener mucho atasco, pero un poco si que hubo, sobre todo a la salida. Con
un plano llegamos a la urbanización, y nos registramos. El apartamento estaba
bastante bien. Tenía una habitación en la que dormiría mi madre y un salón con
un sofá cama para mi. Aparte de eso, baño y una pequeña cocina. Ah! y una
terraza. Por suerte además, estabamos en el último piso, por lo que además de
tener unas buenas vistas, nadie nos molestaría. Ordenamos las cosas y salimos a
comprar las cosas para comer y ver el vecindario. La playa quedaba a unos 15
minutos en coche, pero la urbanización tenía una gran piscina. Incluso teníamos
un par de hamacas en la terraza. Volvimos de compra y como era un poco tarde,
nos duchamos y bajamos a la piscina. Por supuesto mi madre no se atrevió a
ponerse el bikini de leopardo. Luego volvimos al apartamento, para preparar la
cena, ligera.





Chema, podríamos ir a dar una vuelta por ahí esta noche


Por mi vale, pero tu no estás preparada para la marcha.


Pero que te crees, que nací ayer o que me caí de un
guindo?


Lo digo porque a lo mejor ves cosas a las que no estas
acostumbrada


Hijo, cuando tu naciste yo tenía 17 años, con lo que te
demuestro lo avanzada que iba en mi época.


Vale, tía, lo que quieras.





Cenamos, nos vestimos, y salimos a una zona de copas. Nos
tomamos una par de cervezas, pero estabamos muy cansados del viaje en coche, por
lo que nos volvimos pronto. Yo me dormí en seguida.


Al día siguiente después de desayunar nos fuimos a la playa,
estuvimos unas horas y volvimos a la hora de comer, un poco tarde. Comimos y
dormimos un poco. Luego mi madre me dijo que iba a tomar un poco el sol en la
terraza.





Te podrías poner el bikini de leopardo


La verdad es que es muy atrevido y no se si seré capaz
de ponérmelo.


Pero aquí en la terraza nadie te puede ver…


Tienes razón, y además, ya que me lo he comprado habrá
que sacarle partido.





Mi madre fue al dormitorio, a ponerse el bikini mientras yo
estaba viendo el final de etapa del Tour. Al cabo de unos minutos mi madre me
llamó desde la terraza.





Chema, puedes venir un momento?


Voy… Dime.





Mi madre estaba en una de las hamacas, con el bikini de
leopardo, boca abajo, por lo que se le veía prácticamente todo el culo y la
parte superior puesta pero sin abrochar.





Puedes ponerme un poco de crema protectora en la
espalda, cariño?


Claro, mamá.


He pensado que voy a aprovechar para no tener la marcas
blancas del bikini.


La verdad es que no quedan muy bien, sobre todo con
alguna ropa.





Le di la crema incluso en el culo, pero nada más. Esa noche
quedamos en que volveríamos a la zona de la noche anterior. Nos metimos en un
local animado pero no abarrotado, incluso te podías sentar.





Voy a pedir, que quieres?


Un whisky con cola.


Vaya, mamá, esto es una sorpresa.


Chema, hay muchas cosas que no sabes de mi.


Como que?


Ya te las iré diciendo.





Volví con las copas, hablamos un rato. Mi madre quería saber
si tenía novia, a lo que le dije que ahora no





Pero has tenido?


Claro…


Nunca me has dicho nada…


Es que paso, ya sabes por las preguntas…quien es, que
hace, cuantos años tiene…


Son cosas que solemos hacer las madres


Por eso he preferido no decir nada.


Eso demuestra que no tienes confianza conmigo


Si que tengo, pero de eso paso…


No lo hacemos por fastidiar, sino para que no cometáis
errores, como yo… no quiero decir que tu seas un error, pero el momento
quizá si…





Seguimos hablando de cosas intrascendentes, hasta que mi
madre se levantó para ir al aseo





Quieres otra copa?


Bueno.


Que tomas?


Ron-cola


Ok



Volvió al cabo de un rato, con una copa para ella y otra
para mi



Chema, la verdad es que para mi es muy importante que
confíes en mi, ya que tú también eres la única persona en la que puedo
confiar.


Eso es fácil de decir, pero tu no confiamos en mi…


Por que lo dices?


Cuando te pregunto por algo un poco comprometido me
dices que no es asunto mío, o que son cosas de mayores o ya te lo
diré…pero el caso es que no cuentas nada.


La verdad es que un poco de razón si que llevas…venga
que quieres saber?



En ese momento mete su mano en el bolso y saca un
cigarrillo.



Ahora, por ejemplo, desde cuando fumas? Nunca te he
visto fumando.


La verdad es que casi no fumo. Solo algunas veces
cuando salgo, como ahora. Cuando estudiaba la carrera si fumaba, pero
cuando terminé casi lo dejé.


Me das uno?


Sabes que fumar no es bueno…


Me lo dices con un pitillo en la boca…


Tienes razón, toma, pero no te acostumbres que después
no podrás dejarlo.


Yo también fumo muy de cuando en cuando, cuando ganamos
algún partido importante y lo celebramos y cosas así.


Bueno ya me has demostrado que tienes algo de confianza
conmigo. Quieres saber algo más?


No sé. Eso no se pregunta así por que sí. Bueno, va,
aunque me lo imagino, por que os habéis separado papá y tú?


La verdad, porque me ponía los cuernos con todas las
que podía, incluso con alguna amiga mía.


Si, con cual?


Eso mejor no te lo digo.


Ya… mucho rollo de confianza y la primera pregunta
comprometida no la contestas.


Tienes razón. Por ejemplo con Pilar, la madre de Raúl.


No jodas.


No hables así. Bueno, ahora te toca a ti. Cuantas
novias has tenido?


Novias, novias, dos. Ligues un par más.


Y has hecho el amor con alguna?


¡¡¡¡Que???


Hemos dicho de tener confianza.


Pues no. He jugado y eso pero lo otro no. Bueno ahora
te toca a ti. Le fuiste infiel a papá alguna vez?


No.


De verdad?


La verdad es que ganas no me faltaban, sobre todo
sabiendo que me la estaba pegando, pero…no.


La verdad, creo que tardaste demasiado en separarte.


Gracias, cariño. Te prometo que a partir de ahora te
contaré todo.


No me lo creo, pero bueno.


Por que no te lo crees? Venga, hazme preguntas muy,
muy, muy comprometidas, y te prometo responderte la verdad.



Yo me quedé pensativo. La verdad es que era una
oportunidad de conocer como era mi madre realmente



No se… por ejemplo, te han dado por culo alguna vez?


Joder con la pregunta…bueno, aparte de tu padre no. En
serio, si, tu padre, pero pocas veces. Convencido?


Si.





Después de un rato nos volvimos. La verdad es que la noche
había sido intensa, aunque no era muy tarde.


Al día siguiente volvimos a la playa por la mañana, luego
comida en el apartamento y a tomar el sol en la terraza. Esta vez mi madre vino
directamente con el bikini de leopardo. Se puso en una hamaca y yo el la otra.





Chema, me puedes dar un poco de crema





Se soltó las tirantas del bikini. Le di la crema y luego se
dio la vuelta, dejando la parte superior del bikini en la hamaca.



Creo que aquí voy a hacer top-less.


Solo aquí? Si mi novia tuviera esas tetas la animaría a
hacer top-less en la playa.


Gracias cariño. Ha sido un buen piropo.


Lo digo completamente en serio, tienes unas tetas
perfectas. Yo en tu lugar haría top-less para tenerlas morenitas.


Me da un poco de vergüenza, me da la sensación que todo
el mundo me mira.


Claro que te miran. Estas buenísima.


Me voy a poner roja como un tomate. Pero quería que
aquí por tener más intimidad hacer algo diferente.


Pues haz nudismo.


Si claro, para que me veas en bolas… aunque si lo
hacemos los dos…


Por mi vale, o te creías que iba a decir que no?


Sabía que dirías que sí



Así nos quitamos los bañadores. Pude ver por primera vez el
coño de mi madre perfectamente depilado, y ella vio mi polla por primera vez
desde que no era un niño.




El resto de la tarde pasó sin más "cosas raras"




Esa noche decidimos no salir, sino que cenaríamos en el
apartamento y luego nos quedaríamos allí, en plan tranquilo. Cenamos una
ensalada con unos filetes de ternera a la plancha y una botella de vino. Luego
helado de postre, y nos sentamos en la terraza. Preparamos unos cubatas y traje
el radiocassete que tenía, para poner algo de música. Acabamos el cubata
hablando de cosas sin importancia, nos preparamos otro, fumamos un
pitillo…preparamos otro cubata. Nos fuimos a las hamacas. La noche era muy
apacible, tranquila, con una luna no se si creciendo o menguando, pero muy
bonita. De pronto mi madre dijo



En serio decías que estaba buenísima


Claro que si. No dijimos que seriamos sinceros. La
verdad es que si que estás muy buena, y si no llegas a ser mi madre…


Si no llego a ser tu madre, que?


Pues eso, que te tiraba los tejos.


Venga ya…


De verdad…


Si??? Y que harías?


Mejor no te lo digo…



Teníamos las hamacas juntas, y nuestras cabezas apenas
estaban a 20 cm.



Dijimos que nos lo contaríamos todo. Que harías?


Pues lo primero besarte, de una forma muy suave.


Como? Así!…



En ese momento me dio un beso en la boca. Yo estaba
alucinado.



Qué más me harías, Chema?


Luego te besaría el cuello y los hombros, así


Uummhh!!!


Luego te comería esas tetas perfectas que tienes.


Demuéstramelo


Segura?


Síiiii



Le quité el polo y comencé a pasarle la punta de la lengua
muy suavemente por sus pezones. Me fijé como su mano derecha estaba en su
entrepierna.



Quéeee máaaas meeee haaariiiiías?


Imagínatelo!!!


Tengo muy mala imaginación. Dímelo!!!


Comerte el coño!!


Y que quieres una invitación formal?



En ese momento no aguanté más. Le quité la falda y las bragas
y empecé a comerle el coño a mi propia madre. Me quité los pantalones y los
calzoncillos me di la vuelta de forma que mi polla quedaba a la altura de la
cara de mi madre mientras yo seguía comiéndole su sexo. Ella empezó a
chupármela. Era la primera vez que me lo hacía y creí que iba a desmayarme.
Después de un rato advertí a mi madre



Mamá me voy!!!…


No te preocupes. Échamelo encima.



Me corrí como nunca lo había hecho sobre las tetas de mi
madre. Ella estaba como loca. Se chupaba las tetas, recogiendo mi semen.
Entramos en el apartamento, para ducharnos. Lo hicimos juntos. Luego la sequé y
ella a mi.


Nos fuimos a la cama. Empecé a besarla, le lamía los pezones,
le metí un par de dedos en su rajita. Mi madre empezó a jadear. Al cabo de un
rato me dijo



Chema, no aguanto más. Fóllame.


Lo deseo tanto.



Empecé un lento mete-saca. Era mi primera vez, y con mi
madre. Era increíble. Después de un buen rato me venía.



Mamá me corro…


Córrete dentro de mi…


Me voy…..


Y yo…



Esa fue la primera vez. Después vinieron otras. Desde esa
noche, la cama de mi madre era la mía. Salíamos por ahí como si fuéramos una
pareja, y desde luego la confianza entre nosotros era total.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 77
Media de votos: 8.40





Relato: Dias de sol y playa con mi madre
Leida: 32012veces
Tiempo de lectura: 13minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis