webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: De viaje sin mi marido


 


Relato: De viaje sin mi marido

  

Me llamo Viiviana tengo 46 años, estoy casada hace 25 y tengo
tres hijos mayores, el mes de marzo pasado, decidí visitar a mi hermana que vive
en Miami, era un viaje de solo 8 dias y cada vez que voy la pasamos muy bien.
Esta vez todo resultó diferente y espectacular, ya desde la partida, salia un
Viernes a las 10.45 mi esposo Guillermo me llevo hasta el aeropuerto y como
saben una vez pasado el preenbarque ya es inutil que alguien se quede para
compañia, nos despedimos con la promesa que lo llamaba apenas desembarcara en mi
destino.


Cuando ya habian pasado unos treinta minutos nos enteramos
los pasajeros, que el vuelo estaba sobrevendido, y como yo viajaba como
sublo(agregado de ultima hora), no podia salir hasta el proximo vuelo, el Sabado
11.00 horas de la mañana, no me desesperé pero hice todo el teatro como si fuera
la ultima oportunidad de mi vida, como corresponde nos invitaron a alojarnos
para pasar la noche en un hotel del centro, a mi realmente no me correspondia,
pero chille hasta que un tripulante de reserva (un comandante) que solo debia
viajar para hacer posta, se apiado de mi y sugirio que me dieran esa posibilidad
a mi tambien.


Al rato ya estabamos todos en el hall del Hotel Presidente, y
otra complicación, no habia habitaciones suficientes, Gustavo, asi se llamaba el
comandante, se me acerco, y me dijo si tenia objeción en compartir la habitación
con otras pasajeras, a lo que accedí. Luego de cenar nos llevaron a las
habitaciones, y una vez dentro de ella, noto que solo habia una cama matrimonial
y una de las tipicas valijas de tripulante, pense en que me habian hubicado
junto a alguna azafata pero ooh! mi sorpresa, cuando llaman a la puerta y abro,
Gustavo con una botella de Sidra y dos copas, dandome la noticia que el podia
ser mi ocasional compañero de habitación. El shock fue bastante duro, el tenia
una pinta terrible, veterano de unos 55 años, delgado, canoso y con una percha
que me habia enloquecido desde que lo habia visto en el aeropuerto.


Lo dejo pasar nos sentamos en la mesa, y me confia que desde
que me habia visto, solo pensaba en la forma de avanzarme, y todo se le dio como
a pedir de boca, me pregunto si le estaba molestando algo de lo que habia hecho,
pero realmente se me notaba que no solo no me molestaba, me gustaba, excitaba, y
estaba esperando el momento en que me tomara en los brazos y arrojara sobre la
cama. Era el sueño de toda cuarentona casada, que un bombonazo de estos te
quiera solo para cojer una noche.


Me tomó de la mano, comenzo a desprenderme el saquito que
tenia puesto, luego se quitó el suyo, me tomó de la cintura, nos besamos, ya
estaba yo desprendiendole los botones de su camisa, la corbata estaba ya en el
piso, me levanto la pollerita que por cierto era muy muy corta, con la dos manos
por abajo de ella descubrio la diminuta tanguila negra de encaje que hasta ese
mismo momento llevaba puesta, jugo con ella, me recorrio la cintura, los muslos,
la rejita, y volvia a subirme la tanguita, yo ya estaba mojada como nunca,
mientras me habia quitado mi blusa el corpiño y sus pantalones, pero el seguia
jugando con mi culo, cuando ya estabamos casi desnudos me tiro sobre la cama y
me miro de pies a cabeza una y otra vez, yo con las manos extendidas sobre mi
nuca y el mirandome una vez más, como me excitaba esto, de repente se pone a
jugar con sus dedos en mi conchita, me destapaba la tanguita por arriba primero,
luego la acomodaba, otra vez por el costadito, despacito me fue abriendo las
piernas y veo que comienza a acercar sus labios a mi entrepierna, primero por
arriba de la bombacha, luego haciendola hacia un lado, directamente sobre mis
pocos pelos, recien depilados.


Yo estaba al maximo, comence a buscarle la pija con una mano
primero, cuando el ya estaba comiendome la concha, llego a introducirme su
hermosa pija re-parada en mi boca, una meme impresionante, me la estaba comiendo
con unas ganas terribles, cuando noto que comienza a tener vida propia esa pija,
que no recuerdo haber comido una tan gruesa, se incorpora, me toma de las
piernas y me quita la tanguita que por estos momentos era un manojo de encaje y
jugos. En el abrazo previo a la cojida que estabamos por tener, me pregunta si
ya habia avisado en casa que se habia pospuesto el viaje, le digo que no, y me
pide si es posible que lo hiciera en ese instante, para relajarse un momento
pues estaba demasiado exitado y al palo, me resulto extraño pero excitante,
llamar a mi marido desde la cama con otro, ni me paso ni se me hubiera ocurrido,
pero tome el telefono, y llame a Guillermo para comentarle los acontecimientos
del viaje.


Me atiende mi esposo, ya eran las 1 de la mañana, cuando
comienzo a explicarle, Gustavo sin más me abre las piernitas, se me sube y muy
dulcemente comienza a dar pequeños golpecitos con su pija en mi concha, no
tienen idea la excitación, la calentura que me vino, el tipo me queria cojer
mientras yo hablaba con mi marido por teléfono, y de a poquito, primero la
cabecita, la metia la sacaba un poquito, otra vez adentro, hasta la mitad y otra
vez toda afuera, me tomo de la mano y me incitaba a que lo pajeara un poquito
luego otra vez adentro, y yo ya le decia incongurencias a Guillermo, cuando no
di más le dije que me moria de sueño por los nervios y le corte, corte y comenze
a acabar a los gritos, me tuvo que tapar la boca, nunca senti una pija tan
adentro, y tan, como puedo explicar, te llenaba toda, no entraba en mi concha un
dedo más ni de profundo ni de ancho, que fue lo que más me exito. Me lleno toda
habia leche brotando de mi entrepierna como nunca, mis piernas y pancita toda
pringosa, si me pregunta como termino esa noche, no me acuerdo, solo se que a la
mañana siguiente, tenia un olor a pija en la boca, las sabanas duras de los
jugos que se habian secado en ellas, mi pelo una mata, ni que hablar de mis
ojeras, y me dolian las nalgas de la fuerza que habia hecho, por suerte tuve 8
dias para reponerme. Gracias por leerme Viviana.


 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 7
Media de votos: 7.86


Relato: De viaje sin mi marido
Leida: 5287veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis



 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .