webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Esclavas


 


Relato: Esclavas

  

La corrida te la voy a dar el coño.




Mi amo me podéis dejar en estado.




Eso será el destino.....................



 


Continuación.



 


Al salir el marido de la numero uno me invita a una fiesta
que va a realizar dentro de 4 días, yo le confirmo que muy gustosamente iré. Los
dos maridos se retiran hacia un salón y me quedo con las dos esclavas.


Esto no cambia nada. La ropa interior será la de uniforme de
esclava. Procurareis que a la hora de la cena estéis sentadas una a cada lado
mío. Quiero una mesa cuadrada y que solo estemos los tres en uno de los lados.


Llevareis vestidos que sean muy fáciles de llegar a estos
coños. Quiero que intiméis con todas las mujeres de cuerpo esbelto, ya que una
será la candidata a esclava numero tres. Sospesar si pueden ser fáciles o
difíciles y tendencias sexuales.


Esclava uno le dirás a tu marido que no crees que sea
conveniente que yo vaya a la fiesta. Que tenia que habértelo consultado. Que
como mucho al cóctel. Pero al final aceptareis.


Quiero que las dos compréis unas pinzas diminutas. Cuando
llegué yo, iréis a una habitación y me llevareis con cualquier excusa. Allí
realizaremos la preparación.


Dicho esto les pellizco las nalgas. La asistenta me acompaña
hacia la salida, camino a su lado y le cojo bien del glúteo, al no decir nada
subo mas la mano y le toco el coño. No dice nada y al despedirme me envía un
beso.



 


Llega el día, me abre la puerta la misma asistenta me lleva a
una habitación donde dejar el abrigo, dejo mi mano encima de sus pechos, le
apretó un pezón.




Señor por favor que tengo que trabajar. Y la calentura no
me lo permitirá.




Le toco el coño y le digo me debes un polvo.




Cuando quiera el señor.




Entro en la sala donde mis esclavas me ven y me indican que
las siga. Me llevan a una habitación que es la de la ama de la casa. Cierro la
puerta e inmediatamente se quedan en ropa interior, dan una vuelta enseñándomela
y se la quitan. La esclava uno me entrega las pinzas. Se las coloco en el
clítoris.


Bien esto lo llevareis toda la fiesta, sé que os acabara
doliendo mucho pero esta es mi orden. Soy fuertes y lo podéis aguantar, será la
preparación del placer. ¿Numero dos donde tienes el video?.


Me lo entrega y lo pongo a buen recaudo. Las sobo bien, Juego
con sus coñitos. Les digo que se vistan pero no dejo que se pongan la ropa
interior.


Como habían previsto que sucedería esto tenían escogidos unos
vestidos que sujetaban bien los pechos. Insinuante pero lindos, seguro que ponen
caliente a mas de uno.


Estamos en el cóctel y yo me dedico mas a las mujeres,
sobretodo si son bonitas.


Se me acerca la numero uno y me indica que a encontrado una
posible candidata. Me la enseña, es una chica de unos 20 añitos, me indica que
ella le hace caso a todo lo que le dice. Y que no tiene nada de experiencia.


Le indico que la lleve a su habitación para ver como
reacciona.


La numero dos dice que esta tanteando a una amiga suya. Yo le
indico que continué, le doy un tirón de la pinza.


Voy detrás y entro.


Las encuentro hablando, después de cerrar la puerta la numero
uno se quita el vestido dejado al descubierto toda su desnudez. También la pinza
que la esta poniendo muy caliente. Se me acerca y me dice que le a costado
bastante convencerla de entablar conversación sobre esto.


¿ Guapa dime que te ocurre?. No quieres probar algo nuevo y
muy excitante.




Es que eso de ser una esclava. Creo que viene del siglo
pasado.


Es más, no creo que ellas reciban ningún tipo de placer
por hacer eso.




Le digo a la numero uno que responda ella.




Veras cielo, nunca me había corrido tanto. La cascada de
placer es inmensa. Pero tu misma, si crees que tener esta pinza aquí en el
clítoris, es un tormento. Es que no has recibido nunca algo entre el dolor y
el placer que te lleva hacia un orgasmo lejano.


No me decías siempre que tenias una mentalidad abierta,
que yo era el modelo que tu querías seguir. Pues aquí tienes un buen modelo
de placer.


Eso si que es verdad. Y nunca me has defraudado. Solo por
eso veremos que me propone tu amo como tu lo llamas.




Supongo que te han dado las reglas del juego.




Bien algo me han dicho. De que no debo llevar ropa
delante de tu presencia. Bien siempre que sea posible y seguro. También que
no debo de objetar nada a lo que nos ordenes. Creo que esencialmente es eso.




Bien. Si que es eso. Pongámoslo en marcha. Ropa fuera.


Se quita el vestido dejando al descubierto un cuerpo muy
lindo, uno pechos pequeños aguantados por un sujetador muy transparente. Que va
a juego con un tanga. Da una vuelta entera para enseñarme lo que tiene.


Bien todo parece estar muy bien.


Mientras le digo eso le desabrocho el sujetador, lo retiro y
lo doy a la numero uno.


Sabrás quitarte el tanga, o tendré que hacerlo yo.


Sin mediar palabra lo retira y me lo entrega. Lo recojo y se
lo doy a la numero uno.


Le realizo una buena exploración, lleva el coñito muy bien
arreglado. Casi sin nada de pelo. Se lo palpo, a la vez que le palpo las nalgas,
llevando las manos hasta el centro llegándose a tocar. Bruscamente le separo las
piernas y realizo una buena palpación de la vagina, de los labios mayores, del
clítoris y del interior de la vagina. Esta, esta mojada y al entras noto un
gemido de parte de ella. Retiro las manos, me pongo delante suyo le pido que se
doble hacia delante apoyando las manos en el respaldo de una silla. Que es donde
me siento de cara a ella. Le digo que abra bien las piernas todo lo que pueda.


Numero uno hazle un lavado de bajos, cómeselos como yo te lo
comería. Que no se corra hasta que no firme.




Si mi amo será todo un placer.




Mientras la numero uno le come yo me dedico a entablar la
conversación del esclavaje.


Esto es muy fácil tú a mas a mas de quedarte siempre desnuda
delante mi persona. Esto incluye la ropa interior, esta siempre será a conjunto
la braguita será tanga. Los modelos serán una talla más pequeña que la que
utilizas normalmente. No tendrás relaciones sexuales sin mi permiso, a esto
también se le entiende la masturbación. Harás todo lo que yo te diga y te
dirigirás hacia mi persona como tu amo, o tu señor. Ahora límpiame los dedos en
señal de consentimiento del contrato. Deja limpios estos dedos del flujo de tu
vagina.


Le hago un gesto con la cabeza a la numero uno que le come el
coño con mas fuerza. La candidata gime con mas fuerza abra la boca. Le
introduzco los dedos y los chupa ávidamente mientras se corre.


Numero uno no pares de comérselo hasta que yo té de la orden,
quiero que le vacíes los jugos que lleva acumulados.


Mientras tanto voy por detrás y a la numero uno la penetro
por la vagina. Pasando al ano y así alternativamente sin para. Cada manchada que
hago, hace que la candidata gima mas, por la comida que le esta realizando la
numero uno. Una vez que la uno se ha corrido y la candidata también. Voy a la
candidata y le obligo a comerme la polla, corriéndome en su boca.


Cuando estoy apunto le pido a la numero uno:


Ahora esclava uno, muerde este puto coño que tienes en la
boca.


Ella lo realiza con sumo grado, la candidata ante la sorpresa
abre mas la boca y me corro dentro de su garganta, la corrida llega como si
fuese lanzada con tirachinas hacia su garganta.


Bien esclavas vestiros y vamos a cenar. Esclava numero tres
luego daremos rienda suelta a ese culito que pide ser roto.




Mi amo si todo es así, tomarme entera y disfrutarme a
vuestro placer.




Le cojo bien el coño apretándoselo y le digo yo tomo lo que
es mío y tú eres mía. ¿De acuerdo zorra. ?.




Soy suya mi amo. Soy su zorra.




Bajamos al cóctel, busco a la numero dos. Una vez localizada
se me acerca y me dice que tiene una candidata que tiene muchas ganas de jugar.
Que lo que le adelantado esta de acuerdo, hace una seña y se acerca una mujer de
unos 35 años que esta de muy buen ver, hablamos y cuando nadie nos puede oír me
dice:




Creo que mi nuevo amo quedara muy contento con este
cuerpo de esclava que le ofrezco. Dígame en que momento quiere tomarlo. (
Sin que nadie la vea se mete dos dedos en la vagina, se los acerca a la
boca. Firmo en este instante el contrato.




Los chupa ávidamente. Le indico a la numero dos que la
acompañe a los aposentos que tiene preparado la numero uno. Cuando llego a la
habitación las dos se desnudan completamente y me entregan la ropa interior, sin
mediar palabra pongo en pompa a la esclava cuatro y le penetro el coño, sin
ningún tipo de preámbulo, muy fuertemente. Haciendo un ensañamiento en cada
golpe, cuando tengo bien dado la vagina y tengo él pené bien mojado de sus jugos
vaginales. Se la saco de golpe y con el mismo impulso se la clavo en el ano.
Ella deja escapar un gemido que es casi un grito de dolor. Eso hace que le dé
mas fuerte, le pido a la numero dos que se ponga debajo y le muerda el clítoris.
Esto lo realiza con sumo gusto y ensañamiento. Empiezo a hacer un intercambio de
orificios entre el ano y vagina. En un momento le pido a la numero dos que abra
la boca y al salir del ano se la meto en la boca le digo que me la mame, se la
saco y la meto nuevamente en la vagina. Esto lo realizo varias veces. Pongo la
cuatro en cuatro patas y la dos encima, quedando sus coñitos igualados. Entonces
realizo una penetración se las dos con intercambios de los cuatro orificios.
Para acabar les hago que me la chupen y me corro en la boca de la numero dos. Le
pido que no se lo trague y que sé de un morreo con la numero cuatro, que se
pasen el semen como si fuese chicle. Les digo que se lo partan y traguen al
pasar varios minutos de juegos lesbios.


Se ponen el vestido y bajamos al comedor. Encontramos a la
numero uno y tres que nos esperan. Se me acerca y me dice la numero uno:




Que fructífera cena le esta saliendo a mi amo. Se lo pasa
divinamente, les pone los cuernos delante de sus narices a dos maridos.
Encuentra a las dos mujeres más bellas y más putas de la fiesta. En
consecuencia ahora ya tiene a cuatro esclavas.



Sí cielo las cuatro mujeres más bellas de la fiesta y las
mas zorras de ella. Y tú eres la mas puta y guarra que e conocido nunca. Y tu
marido nunca lo sabrá ni lo probara.



Mi amo es muy malo.




En la cena quedamos dispuestos con las dos primeras esclavas
una a cada lado mío, las otras dos una a cada lado de las esclavas, era una mesa
redonda, los marido quedaron juntos enfrente, pero casi en todo momento estaban
con otros invitados. Se disculparon de dejarme con las mujeres, yo les dije que
me hacia cargo.


Pase una comida tocando bien a las esclavas, estirando de las
pinzas que llevan colocada en el clítoris. Haciéndolas sufrir orgasmos
dolorosos, hago que la numero uno me masturbo y coloco el semen en una rebanada
de pan y se la dio de comer a la cuatro ella en un momento bajo la cabeza y me
limpio bien el pene.


En el postre me llama el marido de la uno.


No se como decírtelo, pero tendrías que hacer que mi mujer no
se quede en casa para poder beneficiarme a un bombón que he encontrado. Ya sé
que lo que te pido es muy difícil. Dile que son unos ejercicios que deberá de
realizar o algo así. No se invéntate algo pero necesito ese favor la mujer cree
que estoy separado y no quiero que se me escape.


Bueno intentare inventarme algo no sé que dirá tu señora.


Gracias dime algo. Yo le diré que no cuando venga para que no
parezca que quiero sacármela de encima.


Esclava uno cuando acabe la fiesta vendrás con migo a mi
casa, hoy tendrás una jornada de esclava completa. Creo que vendréis todas. Tu
serás la encargada de comunicárselo a las esclavas más nuevas.




Mi señor que más quisiera yo que cumplir sus ordenes.
Pero mi marido no creo que permita que no duerma esta noche en casa.




Tendrás que inventarte una excusa con relación al
tratamiento, para que si me pregunta lo pueda confirmar. Esta es una orden que
no tienes derecho a rechistar.




Mi amo no rechisto solo veo un problema que se puede
convertir en algo inimaginable. Pero lo haré como me mandáis.




Veo como va a hablar con su marido.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0





Relato: Esclavas
Leida: 1814veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis