webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La mejor amiga de mi esposa


 


Relato: La mejor amiga de mi esposa

  

LA MEJOR AMIGA DE MI ESPOSA


La verdad que me imagino que mi fantasía era la de cualquier
hombre en situaciones parecidas: la amiga que está más buena de tu mujer.


En primer lugar os diré que soy un hombre atractivo según las
mujeres y que ha tenido bastantes experiencias en el terreno sexual como he
contado en anteriores relatos, pero siempre me quedaba esa espinita de no
haberme follado a Cris Cris tiene 31 años, es morena, alta, ojos y pelo negros y
piel muy morena, todo ello combinado con una dentadura preciosa y blanca, además
de una excepcional figura.


Yo soy una persona a la que le gusta mucho jugar al doble
sentido en las frases y lanzar dardos picantes. Cris siempre entraBA al trapo en
esas situaciones. Nos conocíamos hace muchos años y tanto ella como su marido
han comido muchas veces en nuestra casa como nosotros en la suya. En verano en
la piscina se me hacía muy complicado encontrar la forma de mirarla sin que
nadie se diese cuenta, y aunque seguramente nadie encontraría una mirada lasciva
en mis ojos sin embargo el saber que la deseas hace que te parezca que todo el
mundo se ha dado cuenta de tus intenciones.


La situación más inesperada ocurrió al principio de un
verano. Mi mujer se había ausentado de la ciudad por temas profesionales y
estando yo en una playa nudista me encontré que al mirar a uno de mis costados
vi una imagen familiar: Cris. Me quedé muy sorprendido y me pregunté qué haría
allí ya que no imaginaba encontrármela. Al principio me puse hasta nervioso ya
que pensé que me iba a reconocer pero pasado un rato me di cuenta que para ella
la situación sería exactamente la misma. En este punto debo deciros que su
marido es un hombre muy atractivo según las mujeres que conozco, propietario de
varios negocios de la ciudad en la que vivimos y de claras tendencias
conservadoras, incluso cuando Cris entraba en el juego de las frases pícaras y
del doble sentido se notaba en su cara un claro gesto de desagrado. Yo no sabía
qué hacer, así que preferí permanecer discreto sin llamar su atención mientras
la observaba detenidamente. Desnuda era una auténtica diosa, con unas preciosas
curvas y unos senos que se levantaban desafiantes a todo lo que le rodeaba. Su
pubis se encontraba perfectamente cuidado, con una pequeña tira de pelo que
subía desde sus labios vaginales, estando rasurado el resto. Su piel era suave y
como ya dije antes muy morena, no tenía marcas ni en los senos ni su culo. Esto
no me llamó excesivamente la atención ya que tanto ella como mi mujer solían
acudir periódicamente a sesiones de rayos UVA. Cuando salía del mar era
imposible no fijarse en ella con las gotas que resbalaban sobre su piel
acariciándola. Así pasé la tarde, observándola cuidadosamente hasta que se
marchó. Luego recogí mis cosas y me fui también pensando en la suerte de haber
sido testigo de semejante hermosura.


Tenía que trazar un plan para llevármela a la cama por
decirlo de algún modo, así como también de ver la manera de hacerme el
encontradizo con ella en la misma playa sin que fuera un problema para los dos.
Cuando hablé por teléfono con mi mujer esa noche y me comentó que echaba de
menos su sesión de rayos UVA le comenté que por qué no iba a una playa nudista
que allí no la conocería nadie. Ella se rió y me dijo que dejase de decir
tonterías, que sola no le apetecía ir. Fui llevando la conversación hasta el
punto de nombrar a Cris comentando que ya que iban a rayos UVA tampoco sería tan
extraño ir juntas a una playa. Ella me dijo que lo que me gustaría es ver a Cris
desnuda y que ya se había dado cuenta de mis miradas hacia ella. Yo me quedé
bastante cortado pero reaccioné con las típicas excusas de que no dijese
barbaridades y que Pepe su marido era un gran amigo mío etc. Al final mi mujer
me terminó diciendo que sería imposible convencer a Cris de ir a una playa
nudista ya que a pesar de su aspecto jovial era también una persona muy
conservadora. En ese momento me di cuenta que se me había presentado una
oportunidad única y no debía desaprovecharla.


Esa semana estuve yendo a la playa pero no la vi, me llamaba
a mí mismo estúpido por no haber aprovechado la situación el primer día. Cuando
menos lo esperaba vi bajar una silueta por el camino que conducía a la playa,
era ella. Se desvistió y se tumbó a unos treinta metros de distancia. Pasó una
hora y no m atrevía a decir ni hacer nada. La gente se iba de la playa ya que se
iba haciendo tarde y Cris seguía todavía allí, me imaginé que como llegó tarde
quería aprovechar lo máximo los rayos de Sol que quedaban. Cuando ya me iba a
decidir a acercarme ocurrió algo inesperado. Un par de chicos que estaban
jugando al voley-playa se acercaron a ella a recoger la pelota que se les había
escapado e iniciaron una conversación con ella. La conversación debía ser amena
ya que finalmente se sentaron a su lado y al rato se oían risas. Ella se
encontraba tumbada boca abajo mientras los dos estaban delante suyo sentados. No
sé de qué hablaban, pero a uno de ellos se le notaba la polla morcillona, y
cuando ella decidió sentarse delante de ellos pasó a estado de erección. Ella lo
señaló y se rió, a lo cual él no le dio importancia y su amigo le señaló la suya
que también empezaba a despertarse. Pasados unos segundos noté que ella miraba a
su alrededor y como yo era la única persona que estaba en la playa y a una
distancia tal que no me reconocía vi como comenzaba a acariciar las pollas de
los dos chicos. En un momento aquello se tornó muy caliente. Cris seguía
acariciándolos, y ellos se pusieron uno a cada lado comenzando ella a alternar
las manos con su boca. Mientras ellos le acariciaban su melena ella iba dando
sorbitos y mordisquitos a las dos pollas alternativamente. La mía ni que decir
tiene que se encontraba realmente a tope, y mi mano se entretenía acariciándola.


Los chicos empezaron a acariciarla y a intorducir sus manos
en la entrepierna de ella, cada vez se notaba más excitación. De vez en cuando
echaban una mirada hacia donde estaba yo, pero no se les notaba preocupados.
Mientras Cris tenía la polla de uno de ellos en la boca el otro se puso a sus
espaldas y comenzó a lamerle el chocho. A ella se le iba notando agitada por la
forma en que estaba chupándole la polla a uno de ellos mientras sentía las
embestidas del otro. Fueron cambiando de posiciones alternativamente, y en una
de ellas los dos le hacían una doble penetración. Cuando se corrieron ella se
dedicó a lamerles la polla hasta conseguir que se les levantara de nuevo, se
veía que tenía ganas de más acción.


Uno de ellos me hizo una señal para que me acercara, en ese
momento no supe que hacer pero al final me decidí a hacerlo. Fui acercándome
despacio evitando que Cris se diera cuenta en la distancia de quien era. En el
momento en que llegué hasta ellos, Jose (los chicos se llamaban Jose y Juan)
estaba penetrándola analmente mientras que Juan recibía unos deliciosos
lametones de Cris a lo largo de su polla. Los dos estaban bien dotados, yo
tampoco me quedaba atrás, si la de ellos medían alrededor de los 20 cms, la mía
siendo de 18 era más gruesa. Se la puse delante de su boca y ella sin mirar
comenzó a jugar con la cabeza del pene. Se lo metía alternativamente, me daba
ligeros mordisquitos con sus dientes y con sus labios. En un momento dado miró
hacia arriba y noté como su cara se desencajaba, le hice un guiño para que no se
preocupara y creo que por la excitación siguió lamiendo como si nada. El ritmo
era mayor, empezaba a utilizar sus manos pajeándome a la vez. Debía ser
simplemente mi imaginación pero me daba la sensación que se estaba empleando a
fondo con mi rabo como si su excitación hubiese subido a otro nivel
repentinamente. Empecé a notar sensaciones inequívocas de que me iba a correr en
breves momentos, entre la mamada y lo que había estado viendo antes la situación
se hacía insostenible. No la avisé, uno de mis sueños siempre había sido
correrme en su boca. Así que en ese momento solté una cantidad enorme de leche
en la boca, se ve que mi excitación había sido máxima mientras les había visto
empezar a jugar en la playa. Se le salía por la comisura de los labios, pero
había dado buena cuenta de la mayor parte de la corrida.


Supongo que dada la situación fue normal que mi polla
siguiera respondiendo, ya que ella seguía exprimiéndola entre sus labios, Noté
como no había perdido toda la dureza, y de hecho empezaba a volver a un estado
de erección con sus delicadas lamidas. En eso que cambiamos de lugar y yo me
propuse taladrarle ese culito delicioso. Juan se cogió el turno en su boca,
decía que le apetecía llenarle la garganta de leche, de hecho iba a ser su
segunda corrida y no se hizo de rogar demasiado cuando ella empezó a acelerar su
mamada. Jose mientras se había situado debajo y tras una pequeña maniobra que yo
le facilité se introdujo en su coño.


Durante la follada Juan se corrió nuevamente en su boca y
empezó a lamerle las tetas y a pellizcarle los pezones. A mi ya me dolía la
polla del calentón que llevaba toda la tarde. En una de mis acometidas en su
culo se me salió y sin quererlo al embestirla le metí media polla en el chocho
donde ya se encontraba la polla de Jose.


Ella dio un respingo y un pequeño grito. Pensé que le
habíamos hecho daño pero enseguida masculló un "siiií, me estáis llenando…", así
que decidí alternar la enculada con penetraciones en su vagina. La verdad que la
sensación era maravillosa, el roce con la polla de Jose en su vagina al estar
las dos lubricadas era maravilloso. Cuando nos íbamos a correr ella nos pidió
que lo hiciéramos a la vez y en el coño. Lo de a la vez fue imposible y eso q
aceleramos las embestidas con lo cual el roce de nuestara pollas con su vagina
era muy intenso. Primero se corrió Jose y yo notaba la leche que se derramaba
por su chocho y a lo largo de la polla de él. Cuando me corrí yo Cris se quedo
tensa y si ya había tenido varios orgasmos durante la sesión creo que ese fue el
más intenso apoyando su cabeza sobre la arena y su cuerpo sobre el de Jose.


Al rato los chicos se despidieron y nos quedamos solos.
Estuvimos hablando un rato y le confesé mis deseos hacia ella hacía tiempo. Ella
me dijo que realmente se había dado cuenta y que también los tenía pero que al
ser mi esposa su mejor amiga los había intentado controlar. Al final nos
alegramos que la situación se hubiese desarrollado de esta forma. Dado que su
marido estaba de viaje esa noche la pasó conmigo. Fue una velada sexual más
suave que lo de la playa pero también mas íntima. Me corrí un par de veces más,
una de ellas en su culo. Fue el inicio de una relación que aún mantenemos y que
nos llena sin más complicaciones.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 8
Media de votos: 8.50





Relato: La mejor amiga de mi esposa
Leida: 9543veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis