webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: El amor de una Madre en la Infancia


 


Relato: El amor de una Madre en la Infancia

  

El amor de una Madre en la Infancia



Hola tengo 24 años, trabajo entrenando un equipo de fútbol,
siempre me ha gustado este deporte además desde que tengo uso de razón lo he
jugado, tengo una Madre que tiene 48 años una edad bastante bien para una
persona Mayor y que decir de su cuerpo unas tetas bastante desarrolladas y duras
que miden 98 una cintura de 64 caderas anchas de 94, que mujer, ella me enseño
todo lo que se sobre el sexo, era una mujer muy abierta, cuando era más chico
exactamente cuando tenia 9 años ella tenía 33 años y estaba muy bien mi madre,
cuando tenía esa edad paso algo que me marco la vida.



En un fin de semana después de la escuela tenía que ir a
jugar con mi equipo, de pronto una ves que ya estaba vestido fui a pedirle a mi
mamá que si me llevaba al campo a jugar, entre a su cuarto y vi unas cosas en su
cama que eran su ropa interior, tenía encaje y de color blanco, observe que se
estaba bañando, de pronto me acerque a esas prendas y me quede olfateando sus
sostén y sus bragas, de pronto sentí como mi pene se endurecía y sentí la
sensación de acariciármelo y comencé a descubrir lo que era una paja, de pronto
salio una especie de leche que solté al piso, al descubrir que mi madre se salía
de la bañarse, limpie rápidamente con un papel, me fui a mi cuarto pensando en
su olor, y me hice otra paja, cuando me sentí vació, regrese al cuarto de mi
madre a pedirle que me llevara al partido que sino iba a llegar tarde, ella
tenía ya puesto un traje formal azul, una blusa blanca que se alcanzaba a
transparentar su sostén y una falda que terminaba arriba de la rodilla, además
unos zapatos de tacón que hacia lucir sus piernas como nunca, acababa de
descubrir que mi sexualidad estaba comenzando, mi madre cogio las llaves del
auto y me llevo al juego, en el camino no dejaba de observar sus piernas como se
movían y se abrían buscando presionar el acelerador y el freno, vi como se abría
su blusa un poco dejando al descubierto su sostén de encaje de flores que
cubrían sus enormes pechos, comencé a excitarme tanto que al bajarme no me
despedí de ella buscando no me viera le erección, en la tarde que llegue a la
casa, ella ya se encontraba en la cocina preparando la comida, cuando de pronto
ella no me observo que ya había llegado, y estaba buscando arriba en la alacena
un vaso y se subió a una silla, yo estaba abajo y vi sus bragas y sus nalgas de
una forma que me hipnotizo, ella volteo la mira hacia abajo y observo que la
veía entre sus piernas, y me dijo.



-Hijo ya llegaste



-¡Si Madre, te ayudo a bajar!



-SI hijo, quiero hablar contigo



-Si Madre, de que quieres hablar



-Hijo mire que observabas entre mi falda, ¿que veías?



-Lo siento, observaba tus bragas



-Hijo yo se que estas muy chico pero estas llegando a la edad
en que un joven empieza a descubrir su sexualidad, ¿Sabes lo que es eso?



-He visto en la tele que es algo de atracción entre Mujeres y
Hombres



-Así es hijo, eso es mas allá, creo que estas en edad en que
comienza a atraerte las niñas



-Si Madre, pero esas niñas no tienen esas…



-¿Esas que hijo?


-Esas cosas con las que creo me alimentabas cuando era
un bebé



-¿Se llaman tetas o pecho?



-Tampoco tiene ese trasero y mucho menos esas piernas



-Lo se hijo, tus amigas del colegio son muy chicas y se están
desarrollando apenas, les faltan algunos años para que comiencen a tener este
cuerpo,



-madre ¿porque me siento raro contigo si eres mi madre, que
eso no es malo?



-Si es malo hijo, soy tu madre y me debes ver no como una
mujer cualquiera



-Pero no puedo, hoy en la mañana vi tus bragas en la cama y
me salio algo que parecía leche y me sentí muy bien.



-Eso Hijo se llama semen



-¿Y cada cuando sale eso?



-Sale cuando estas muy excitado y tu pene esta muy duro


-Pero, es que me gusto tanto que quisiera volver a
sentirlo, hoy mire muchas mamás en el juego y no me sentí así, hasta que llegue
a la casa y te vi



-esto no puede ser hijo debes sentirte así con otras mujeres,
ya no voy hablar mas de esto tienes prohibido volver a mirarme, así que te vas a
tu cuarto sin comer.



Mi Madre me envió a mi cuarto, con algo de enfado en su
rostro, estaba excitado y me hice algunas pajas recordado como se veía su coño
cubierto con esas bragas, después de un rato subió a mi cuarto y me dijo.



-Hijo, estuve pensando y debo ser una madre muy liberal desde
que tu padre nos abandono no he querido saber nada de el, pero tu eres mi único
amor y por la persona que daría mi vida, no tengo porque prohibirte nada, y la
sexualidad te debe ayudar en el futuro, hijo quiero decirte que cuando quieras
sentir lo que hoy en la mañana te paso me digas yo te ayudare a quitártelo,
¿esta bien?



-Si madre, gracias, creo que tengo ganas en este momento.



-Esta bien hijo, te espero en mi cuarto en 5 min.



Se retiro a su cuarto y no sabia lo que iba hacer conmigo,
llegue a la recamara y me dijo.



-Hijo acuéstate en la cama.



-Si




Me acosté en la cama, ella me dijo que si quería ver las
tetas que me alimentaron de bebe, le dije que si, se abrió la blusa y estaban
cubiertas por su sostén, se lo quito y dejo ver unas enormes masas de carne con
una cosa que era el pezón y una aureola que media bastante, se acerco a mi y me
pidió que le chupara los senos, yo lo hice ella gimió de una manera que me
excito, y yo sentí una erección de mil, saque tanto semen que llene a mi madre y
ella muy cariñosa me limpio y me mando a dormir, al día siguiente era sábado y
no iba a trabajar y yo no iba a la escuela, de pronto le dije a mi madre que
quería desahogarme, ella acostada, se abrió el camisón dejando sus tetas al aire
y me dijo, acércate hijo y ya sabes que hacer, me acerque y chupe sus tetas
hasta que me moje, y mi madre volvió a limpiarme, así fue durante algunos años
en que sus tetas eran el alimento diario.



Pasaron 3 años de esto ya con 12 años en mi vida y con el
Internet a todo lo que da, me entere lo que era un relación sexual, y cada ves
disfrutaba más chuparle las tetas a mi madre en el momento en que yo quisiera,
así que había que pasara a la siguiente etapa, un día a las 3 de la mañana se me
antojo chuparle las tetas, así que me levante de la cama fui a su cuarto, y la
observe acostada, le abrí el camisón y le empecé a chupar las tetas con
suavidad, ella se despertó y me dijo



-que haces hijo



-Chupando teta mamá,


-Esta bien sigue,



Ella siguió dormida y yo chupando estaba tan excitado, que le
abrí los demás botones del camisón que deje a la vista sus bragas, me acerque a
oler su coño, que me éxito más así que le di unas lamidas a su braga, ella gimió
porque al parecer le toque el clítoris, y se despertó, me dijo



-Que haces hijo, eso no esta bien


-Madre estoy excitado quiero meterte mi pene en tu coño



-No esta bien hijo, eso no se puede,




Me levante llorando, porque me lo había negado y me fui a mi
cuarto, en la mañana siguiente sentido con lo pasado en la madrugada, me
disponía a ir al partido de los domingos, así que estaba en mi cuarto poniéndome
mi uniforme, cuando entro a mi habitación mi madre, y me dijo



-Hijo lo que paso en la mañana no estaba en mi razonamiento,
pero pensándolo bien estoy muy excitada pensar que puedes estar dentro de mi.



Se puso en posición de perrito agarrada en mi cama, se alzo
la falda se bajo las bragas y me dijo



-Hijo, metemelo rápido sino vas a llegar tarde a tu partido



-Si madre claro,




Agarre mi pene lo acerque a su vagina y se lo metí hasta el
fondo, ella gimió tanto



-Hijo, metemelo rápido, vente dentro de mi



-Si madre,



-Qué pene, esta duro y grande, metemelo



-si,



-Hijo, me corro



-Si madre correteé en mi pene, yo también




me corrí tanto que mi leche la llene en su vagina y ella
gimió de placer, estuvimos cogiendo varias veces, que no fui al partido
disfrutando de cogermela, hoy en día en mi única mujer en mi vida y sigue siendo
le mejor amante.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 39
Media de votos: 7.15





Relato: El amor de una Madre en la Infancia
Leida: 23367veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis