webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi madre y mi tio


 


Relato: Mi madre y mi tio

  

Somos una familia compuesta por mi padre José de 48 años, mi
madre Mónica de 42, y yo Samuel de 18, el lugar donde vivimos lo voy a reservar
puesto que se trata de una historia real. Producto de los esfuerzos de mi padre,
tenemos una posición social y económica bastante respetable.



A Raíz de la muerte de mi abuelo, mi abuela Irene madre de mi
progenitora vive con nosotros desde hace aproximadamente dos años, con la cual
mantengo una óptima relación, ya que somos muy unidos.



En nuestra casa, existe una especie de departamento en la
parte posterior, al cual se llega por el Jardín y es independiente del resto del
hogar, y al cumplir mis 18 años, mis padres me permitieron acondicionarlo para
vivir ahí de una manera un poco mas independiente.



La historia que voy a contar empezó hace aproximadamente tres
meses, mismo tiempo que ha cambiado mi vida. Empezaré por describirles a los
miembros de mi familia, mi padre como ya les dije tiene 48 años, es bajo de
estatura, con cierta calvicie, un poco regordete, y de aspecto intelectual, muy
rígido en sus convicciones, motivo por el cual ha tenido tanto éxito económico,
es empresario y dueño de una compañía que el ha formado solo, y que ahora vale
muchos millones. Mi madre por su parte, sin ser una belleza despampanante, si es
una mujer muy hermosa, un poco mas alta que mi padre, y que se conserva en muy
buen estado físico, del que resaltan las piernas bellísimas y sus nalgas
generosas, pero casi siempre viste con faldas debajo de las rodillas y muy
holgadas, y en general de una manera muy conservadora, ya que casi no usa
maquillaje, siendo su trato muy afable y refinado, y casi siempre esta dedicada
a las labores del hogar y a labores sociales. Por su parte mi abuela, tiene
sesenta años, pero aparenta muchos menos y de un carácter muy alegre, motivo por
el cual tiene muchos pretendientes, además de que su cuerpo se conserva bastante
bien, con un par de tetas que son la envidia de cualquier mujer.



Volviendo a la historia, estando una mañana desayunando en
nuestra casa, mi padre me comunicó que ese día tendría que salir por un viaje de
negocios y que me encargaba la casa, pues mi madre ya sabía de su partida por la
tarde, en eso estábamos cuando llamó telefónicamente el hermano menor de mi
madre de nombre Mario, avisándonos de su llegada para ese día alrededor de las
siete de la tarde ya que el vive en otra ciudad. Al enterarse de lo anterior, mi
padre puso cara de pocos amigos, ya que mi tío no era persona grata para él,
pues lo consideraba un vago y un libertino, puesto que en su vida había
trabajado en un algo concreto y sospechaba que mi madre le enviaba dinero para
que pudiera vivir él y su esposa.



Por otro lado, tanto mi madre como mi abuela se pusieron muy
contentas por su llegada, tan es así que mi madre me pidió si le prestaba a mi
tío mi habitación, que como ya dije era independiente del resto de la casa, y yo
podría ocupar un cuarto dentro de ella, al lado de donde duerme mi abuela, a lo
cual accedí, ya que siempre había tenido un especial cariño por mi tío. Mi madre
nos informó que ella pasaría por mi Tío Mario a la estación de autobuses, para
que no perdiera yo mis clases ya que tenía una a esa misma hora.



Estando en la Universidad un compañero me pidió prestado mi
auto, y como siempre había tenido confianza con él no me negué a ello, pero le
solicite me dejara en mi casa. Al final de cuentas el maestro de la clase de las
siete no llegó por lo que partimos rumbo a mi casa, pero en el trayecto teníamos
que pasar por la central de autobuses por lo que le dije a mi amigo que viéramos
si estaba la camioneta de mi madre y si así era me dejara ahí. Efectivamente,
encontramos la camioneta aparcada algo lejos de la central y ahí me quede a
esperarlos, y como traía llaves de la misma, se me ocurrió darles una sorpresa y
me escondí en la parte trasera, en donde no me podían ver.



Al poco rato de estar ahí, y al asomarme por las ventanilla,
que por cierto son polarizadas, veo que vienen mi madre y mi tío abrazados y al
llegar a la puerta del copiloto, mi tío sujeta a mi madre por su cintura y la
besa en la boca, yo creí que mi madre protestaría por esta falta de respeto
hacía su hermana mayor, pero en lugar de ello, veo que le pasa las manos por el
cuello y lo abraza, abriendo la boca para recibir el beso, e incluso aprecié que
su lengua iba al encuentro de la de mi tío.



Al ver esto me quede petrificado, no dando crédito a lo que
veía, pues mi madre tan recatada se encontraba besuqueandose en plena calle y
con su hermano menor. Al terminar de besarse, mi madre le abre la puerta y se
dirige a la puerta del conductor, entrando ambos en la camioneta, yo al ver lo
que había visto, ya no pude darles la sorpresa que tenía preparada y menos aún
descubrir mi presencia, pero por el espacio entre los asientos podía verlos
perfectamente.



Al estar sentados volvieron a besarse en forma por demás
apasionada, hasta que mi madre dijo:





Por Dios Mario, que nos pueden ver, espérate hasta la
noche.


Es que no me aguanto las ganas de acariciarte –contestó
mi tío llevando sus manos a las piernas de mi madre y levantándole la falda
pude apreciar sus bellas piernas enfundadas en unas pantimedias de color
negro, que mi tío sobaba descaradamente y ante el beneplácito de mi madre.





Pude oír que ante esta caricia, mi madre empezó a jadear y
abrió mas las piernas para que mi tío se las acariciara a plenitud, sin dejarse
de dar la lengua, hasta que después de unos minutos, pareció volver a la
realidad y le manifestó:





Acuérdate que aquí me conoce mucha gente por favor ya
para.


Déjame entonces que te de un beso en la concha peluda,
así como estas con tus pantys- y dicho esto se inclinó y empezó a besarla
por en encima de sus ropas, por lo que los jadeos de mi madre se hicieron
mas intensos.





Haciendo un esfuerzo mi madre lo apartó señalándole el
peligro que corrían si los veían así, motivo por el cual mi tío aparentemente se
resignó y mi madre pudo arrancar la camioneta. En el camino a la casa escuche el
siguiente dialogo:





Ya tienes todo preparado para la noche?- preguntó mi tío


Si, convencí a Samuel que te dejara su departamento y
como ya te había avisado mi marido a estas horas ya esta de viaje, solo hay
que esperar que se duerman mamá y mi hijo, e iré a verte.


Espero que no se te haya olvidado lo que me prometiste
cuando fuiste a mi casa el año pasado- dijo mi tío.


No se a que te refieres – contestó mi madre – acuérdate
que ese ultimo día cometimos muchas locuras.


Locuras que a ti te encantaron


No lo niego, pero no me acuerdo de ninguna promesa- dijo
mi madre


Me prometiste que la próxima vez que nos viéramos me
darías el culo, acuérdate, ya que todo el viaje he traído la verga parada de
tan solo pensarlo, y la sigo trayendo igual.


Bueno ya veremos, pero dime de verdad la traes parada?- y
ante mi sorpresa llevo su mano derecho a acariciarlo por encima del
pantalón- que barbaridad¡ que bien se te para, no se que va a pasar esta
noche, pero ya estoy toda mojada.


Porque no estacionas la camioneta y das una mamada.


No, como crees, aquí es muy peligroso, aunque me muero de
ganas por llevármela a la boca y saborearte, como la última vez.





Pero no dejaba de sobarle el paquete, por encima del
pantalón, lo que podía apreciar desde el lugar en que me encontraba, y ya
supondrán que con todo este cachondeo y esta platica, tenía mi instrumento a
mil, puesto que no me imaginaba a mi madre en esta situación y menos aún que
fuera tan caliente, y como se había iniciado en estos placeres incestuosos, cosa
que no tarde en averiguar, ya que sabía que hacía un año había visitado a su
hermano y se había hospedado en su casa los dos días que estuvo allá, pero
volvamos a su conversación.





Si hubiera sabido que eras tan caliente, desde el primer
día que llegaste a mi casa te hubiera caído encima- le dijo mi tío.


No es que fuera tan caliente, pero las copas que nos
tomamos con tu mujer, la música, el baile y puede ser lo desesperada que
estaba, hicieron que me fuera rindiendo a tus deseos, lastima que tu esposa
se quedó dormida.


Si, pero eso no te impidió mamarle la concha después que
me la cogí- argumentó mi tío.


Calla, hay cosas que no me quiero acordar de esa noche,
que fue la primera que disfrute del sexo, pero todavía siento vergüenza de
todo lo que le hicimos a tu mujer.


Pero no sientes vergüenza de los polvos que nos echamos,
¿verdad?


No, ¿porque crees que te avise que mi marido se iba de
viaje?, aunque debo admitir que me encantó mamarsela llena de tus jugos,
pero ya deja de seguirme calentando porque ya estamos llegando.





En efecto, en el curso de esta conversación llegamos a
nuestra casa, estacionaron enfrente y bajaron. Tuve que dar un tiempo prudente
para poder salir, cosa que aproveche para masturbarme ahí mismo en la camioneta.



continuará



-


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 34
Media de votos: 8.88





Relato: Mi madre y mi tio
Leida: 16788veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis