webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Aventuras de Marta (3)


 


Relato: Aventuras de Marta (3)

  

Hola amigos,


Aquí va mi tercera aventura, espero que os guste. Como os
dije en mi primera publicación, esto son historias absolutamente verídicas. No
hay nada inventado. Si en alguna ocasión decidimos publicar alguna historia
ficticia, os avisaremos. Prometido.


Esto ocurrió en un hotel estando de vacaciones la primavera
pasada. Es también algo a lo que llevábamos dando vueltas bastante tiempo. El
caso es que llegamos al hotel como a media tarde, subimos a la habitación, nos
duchamos y salimos a dar un paseo. A la vuelta cenamos tranquilamente y después
subimos a la habitación a planear nuestra aventura. Jorge daría las órdenes y yo
tenía que llevar a cabo todas las tareas que me mandase.


Alrededor de las 23:00 salimos de la habitación. En un
principio pensamos que yo llevara un vestido sin nada debajo, aunque para evitar
la tentación de ponérmelo en caso de peligro, decidimos que saliera
completamente desnuda. Para que os hagáis una idea, todo lo que llevaba puesto
era un reloj y un collar. La idea era estar media hora andando por el hotel.


Nada más salir de la habitación giramos a la derecha y Jorge
me hizo ir hasta una zona de descanso que había como a 20 metros, a cuatro
patas. El iba delante por si aparecía alguien. Llegamos a la sala de descanso y
estuvimos allí unos dos minutos mientras oíamos gente por los pasillos que
teníamos cerca. Yo estaba empezando a mojarme.


Después nos dirigimos a las escaleras y Jorge me obligó a
subir dos pisos, coger el ascensor y bajar hasta donde él estaba. Me puse como
una moto. Tenía los pezones como piedras y el coño bastante húmedo. Empece a
subir con los oídos bien atentos por si las moscas. Conseguí subir los dos pisos
pero aun quedaba lo más difícil. Me quedé agachada en las escaleras mirando a la
puerta del ascensor. Aparte de tener que andar totalmente desnuda el trecho que
me separaba del ascensor, debía llamarlo, rezar para que no viniera nadie y
cogerlo rezando también para que no se parase en ningún piso y bajara
directamente adonde estaba Jorge, y que además no hubiera nadie allí con él
esperando.


Respiré hondo y me dirigí al ascensor. Pulsé el botón y volví
a mi "escondite" en las escaleras. Al cabo de un rato, llegó un ascensor. La
puerta se abrió y me levanté para salir disparada y meterme dentro. De repente
salieron dos hombres del ascensor. Me quedé muerta y dí marcha atrás. Mientras
bajaba por la escalera oí, "¡Eh, oiga, oiga!" Bajé un piso todo lo deprísa que
pude y me escondí a la vuelta del pasillo. El corazón se me iba a salir del
pecho. Oí como alguien bajaba por las escaleras, se paraba y comentaba, "Que sí
tío, que estaba en bolas. Te lo juro por mi madre". El otro contestó algo y
siguieron bajando. Cuando me quise dar cuenta, me estaba tocando. Estas cosas me
ponen a cien. ¡Si pudiera verme Jorge!".


Decidida a cumplir la tarea, volví a subir y repetí la
operación. Esta vez no hubo percances y conseguí montarme sola en el ascensor.
Le dí al botón y recé para que Jorge estuviera esperándome. Por fin se abrieron
las puertas y allí estaba Jorge. Pero me hizo señas de que no saliera, que venía
gente. Me quedé helada. ¿Y ahora qué hago? El ascensor se cerró y empezó a
subir. Ahora sí que estoy perdida, pensé. Pude ver que el ascensor se dirigía al
piso 7 (estábamos en el 4). Estaba a punto de darme por vencida y resignarme a
que me pillaran cuando se me ocurrió lo evidente. Gracias a Dios no era
demasiado tarde. Pulsé el botón del piso 6. El ascensor se detuvo en el sexto
piso. Afortunadamente no había nadie. Salí y fui hacia las escaleras para
planear mi próximo movimiento. Oí pasar el ascensor hacia abajo con gente
hablando dentro. Me empecé a masturbar un poco imaginando que me hubieran
pillado así. Lo dejé porque iba a correrme.


Entonces oí que alguíen subía por las escaleras. Me levanté
para salir pitando pero en ese momento venía gente por el pasillo. Estaba
atrapada. Decidí mostrar mi cuerpo totalmente desnudo a quien subía por las
escaleras. Fue una buena elección porque se trataba de Jorge. Suspiré entre
aliviada y decepcionada :-)


Le conté mis peripecias y se le puso tan dura que empezaba a
dolerle. Me dijo que íbamos a coger el ascensor para subir a la última planta
donde había una piscina. A esas horas era poco probable encontrar a nadie allí.
Otra vez a rezar para que no hubiera nadie esperando el ascensor en la octava
planta. Llegamos y no había nadie, así que salimos y anduvimos hasta la piscina.
Jorge entró a investigar. Había dos hombres y una mujer nadando. Me dijo que
esperase un momento y entró al vestuario de los tíos. Yo mientras allí en la
entrada agazapada y totalmente desnuda.


Al poco salió Jorge y me dijo que me metiera en el vestuario
de los tíos y me escondiera en un pasillo que había detrás de las taquillas y
esperase masturbándome a que entrase alguno de los tíos. Cuando le oyese entrar
tenía que asomarme disimuladamente para verle en pelotas si podía, porque luego
tenía que decirle a Jorge cómo era. Entré. Había dos filas de unas cinco
taquillas una enfrente de otra. Una estaba pegada a la pared y entre la otra y
la pared quedaba un pequeño hueco. Lo de pasillo era mucho decir. Me metí allí y
empece a tocarme. No llevaba ni medio minuto cuando alguien entró. Se dirigió
hacia una de las taquillas detrás de las cuales estaba yo. Le oí hurgar en una
bolsa. Muerta de miedo me asomé lo más sigilosamente que pude. Estaba en pelotas
secándose con una toalla. Me excitó mucho ver a un tío en pelotas en un
vestuario, estando yo también desnuda. Imaginé lo que pasaría si me pillase.
Estaba empezando a chorrearme por las piernas. Tuve que esperar a que terminase
y saliese. Entonces entró Jorge y me dijo que saliera rápido, no fuera a entrar
el otro. Le conté a Jorge cómo era el tío (con pelos y señales). Le encantó.


Después de algún que otro percance conseguimos volver a la
habitación. Jorge me obligó a hacerle una mamada en el pasillo, eso sí, con la
puerta abierta por si acaso, mientras me masturbaba (aunque ya me había corrido
un par de veces). Me volví a correr otra vez allí en el pasillo totalmente
desnuda y de rodillas mientras le chupaba la polla a Jorge.


¡Vaya noche más alucinante!. Dormí como una niña.


Espero que os haya gustado aunque hay que experimentarlo para
sentir de verdad el morbo y la excitación que sentí yo aquella noche.


Besos.


-Marta-


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 10.00





Relato: Aventuras de Marta (3)
Leida: 1185veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis