webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: El reto


 


Relato: El reto

  

El reto.



Aquel verano pasábamos las vacaciones en familia donde
habitualmente lo hacíamos en la costa. Estábamos en aquella casa Tania, los
padres de ella, su hermana Belén y yo. Por aquellas fechas Tania y yo éramos
novios y teníamos 20 y 21 años respectivamente. Intentábamos turnarnos y no
coincidir en vacaciones con ninguno de los hermanos de Tania, especialmente con
Belén y con su novio ya que Belén es una persona muy variable y tan pronto está
de buen humor como es una persona insoportable que te puede complicar mucho la
vida. Este año coincidimos con ella porque su novio estaba haciendo el Servicio
militar, él estaba en León y como Belén estaba de vacaciones se vino con
nosotros. Le gusta que la gente esté pendiente de ella y aquel año jugaba con la
pena de tener a su novio lejos por lo que nos la llevábamos a casi todos los
sitios de marcha. Belén es una mujer que por entonces tenía 21 años, morena de
melena larga, ojos azules, atractiva, mide 1,60 cms.aproximadamente, por aquel
entonces decir que no tenía kilos de más, caderas pronunciadas y resaltaban de
su cuerpo sus enormes tetas.



Soy una persona muy activa sexualmente hablando y con una
gran imaginación en este sentido, a veces pienso que estoy enfermo porque tengo
el sexo metido continuamente en la cabeza. De sobra era sabido esto por parte
Belén y de su novio porque en algunas ocasiones les había pasado algunas
revistas y películas porno a ellos para su disfrute personal. Creo que el que
supieran un poco mi interés por el sexo levantaba el morbo de Belén hacia mí y
creo que se había propuesto que me fijara en ella a toda costa.



Como acostumbraban en esos días, habían ido a la playa los
padres y la hermana de Tania. Nosotros nos hacíamos un poco los remolones, entre
otras cosas porque a mí no me gusta madrugar y a parte así podríamos hacer los
deberes mi novia y yo. Después de desayunar y de echar un polvo como Dios manda,
nos fuimos también a la playa con ellos. Llevábamos pocos días allí por lo que
el bronceado no se les notaba apenas a ellas, a parte llevaban aquel verano un
bañador de cuerpo entero que para tomar el sol no es el más aconsejado.


Me gusta que Tania vaya provocativa y a parte soy un poco
voyeur y también disfruto bastante con la vista. Esto lo digo porque ese tipo de
bañador les queda muy bien a las vigilantes de la playa pero en general prefiero
los bikinis, los tangas,… Ellas andaban un poco picadas debido a que yo si
estaba bronceado debido al deporte al aire libre por lo que quedaron en que esa
mañana irían a comprarse cada una un bikini mientras sus padres y yo nos fuimos
a tomar una cerveza al chiringuito de al lado.



Cuando llegaron ellas nos enseñaron los bikinis. Ambos eran
normalitos y nada atrevidos. El comentario que hicieron era que el de Tania era
el que le gustaba realmente a su hermana pero debido al tamaño de su pecho no
había podido comprárselo porque le quedaba pequeño. En su familia decían siempre
que estaba un poco acomplejada por el tamaño del pecho pero eso era sólo un
cuento porque le gusta mucho que le digan que las tiene muy grandes. Cuando
llegamos a la casa se los probaron y fue cuando me di cuenta de que era
realmente una calientapollas y que le gusta que la miren.






¿Me queda bien? -preguntó Belén a su hermana y a su
madre-.


Bien, aunque te sigue quedando como siempre ajustada la
parte de arriba, como te descuides se te salen los melones –respondió su
madre-.






Decidimos volver a la playa después de comer por lo que para
su comodidad se quitó el sujetador del bikini y se puso una camiseta que utilizó
todas las vacaciones; esta camiseta era de hombre, de tirantes, le quedaba algo
holgada y le llegaba un poco más debajo de la braga. Cuando se movía, se le veía
por la parte de arriba los pliegues de las tetas y se le marcaban perfectamente
unos grandes pezones que en ocasiones se le erizaban. La verdad es que se hartó
todas las vacaciones de repasarme sus melones por delante de las narices.



Después de aquel día me propuse pagarle con la misma moneda.
Debido a temas profesionales debo cuidarme mucho y poseo una muy buena forma
física, y más con aquella edad que tenía menos masa muscular pero mucho más
definida, sobre todo en la zona abdominal (mido 1.75 cms y peso actualmente 77
Kg.de bruto músculo). Esto lo digo porque aquel año llevaba un bañador tipo slip
muy ajustado y es la única prenda que decidí utilizar dentro de la casa durante
las vacaciones. La provocación empezó a surtir efecto ya que en una ocasión hubo
un cruce de miradas y la pillé comiéndome prácticamente la polla con los ojos,
cuando se dio cuenta de que la pillé mirando descaradamente se puso roja como un
tomate aunque me aguantó la mirada posterior a los ojos.



Esto parecía un pique para ver quien llegaba más lejos. El
día siguiente volvimos a bajar a la playa, no sin antes darme un anticipo de
exhibicionismo. Llevaba puesta la dichosa camiseta de tirantes sin sujetador y
con una braguita blanca de algodón. Os puedo decir hasta de qué estaba hecha
porque se recreó y se cebó en enseñármela y vamos que si la vi. Estaba apoyada
en la ventana observando (o haciendo que observaba) lo que había en ese momento
en la calle. Al inclinarse hacia delante se le subía la camiseta por la parte
del culo y se le podían ver claramente las bragas. Estuvo bastante tiempo en esa
postura, cuando se hartó y se dio la vuelta pude observar que estaba excitada
debido a la dureza que presentaban sus pezones. La verdad que había conseguido
excitarme y, antes de que se dieran cuenta de mi erección, tuve que ir al baño a
hacerme una soberana paja a su salud.



Ya en la playa, se hartó de exhibirme las tetas. Decidieron
jugar con las raquetas de playa. Como éstas estaban bajo la sombrilla, tuvo que
agacharse un poco para no darse en la cabeza y las enormes y anchas tetas de
Belén estuvieron a punto de desbordar el sujetador del bikini. Como tiene las
areolas de los pezones bastante grandes, pude observar que uno de ellos asomaba
por la parte de arriba del bikini.


Ella sabía que la estaba observando pero con toda la
tranquilidad del mundo se colocó los tetones y se sacó la braga del culo y que
la tenía un poco metida en su raja. Acto seguido se pusieron Tania y Belén a
jugar con las dichosas raquetas. Cada vez que se movía, saltaba, golpeaba la
bola, …, sus tetas botaban y amenazaban con salirse. Tania posee uno de los
mejores culos del mundo y cuando se agachaba a coger la pelota era una delicia
contemplar sus nalgas duras y bien formadas, ver como se le metía la braga por
entre sus nalgas y como ella se metía el dedito bajo la braga para volverlas a
sacar. Sin otra opción, tuve que ir a remojarme un poco para aliviar la tensión
que acumulaba mi polla ya que de no hacerlo podía delatar mi excitación delante
de Tania y de sus padres. Mientras estaba nadando planee como devolverle la
pelota a Belén.



Decidí que cuando regresáramos me pondría un bañador tipo
pantalón corto que, debido a los años que lo tengo, le he tenido que cortar la
huevera que tiene por dentro ya que las gomas estaban muy pasadas. Este pantalón
actualmente lo tenía que usar con un slip por debajo ya que sino se me salía el
capullo. Me tumbé en la cama alegando que estaba cansado y recostarme hacia
atrás comprobé que se ahuecaba el pantalón y por consiguiente quien pasara por
la cocina podría verme la polla que debido a la excitación la tenía más bien
morcillona. Aquel día era Belén la encargada de poner la mesa, así que me la
tuvo que ver por "cojones" y nunca mejor dicho.


Varios viajes tuvo que dar, de reojo pude comprobar que
efectivamente me la estaba calibrando con la mirada. Pasados un par de minutos
tuve que cambiar de postura porque tenía la polla más dura que un palo y tampoco
quería que ella notara mi excitación, lo que quería en principio era que ella se
excitase pero debo de reconocer que esto del exhibicionismo excita realmente.
Para comer tuve serios problemas ya que al no llevar nada debajo del pantalón
hacía que se me marcara perfectamente la figura de mi rabo. Decidí volver al
cuarto de baño y aliviar otra vez la tensión acumulada. La paja fue grandiosa y
se puede decir que fue doble porque después de correrme inicialmente tenía la
polla tiesa y tuve que seguir hasta correrme una segunda vez. Parece que se me
bajó un poco el nervio y quedé satisfecho.



Al día siguiente decidimos irnos a una cala que hay en un
pueblo de al lado. Esta cala es ideal para la gente joven ya que como está un
poco escondida suelen ir pocas familias con niños. Aquí, en alguna ocasión,
cuando hemos ido sólos Tania y yo, he conseguido que ella hiciera top-Less pero
eso es otra historia. Como digo en este sitio si eres un poco voyeur te lo pasas
en grande porque puedes ver de todo, incluso en alguna ocasión hemos visto gente
que se cambia de ropa sin pudor mostrando totalmente el cuerpo desnudo. Yo sabía
que Belén no sería capaz de quitarse el sujetador pero lo que quería era que
ella se calentara observando lo que este sitio le pudiera ofrecer. Cuando fuimos
a poner la sombrilla elegí un sitio en el que habían varias mujeres alrededor en
top-less y alguna en tanga mostrando su precioso culo.






Tú como siempre en tu salsa – comentó Tania.


Es donde mejores vistas hay – le repliqué.






La mañana resultaba muy sosa para ellas. Decidieron ponerse a
jugar a las cartas. Belén, voluntaria o no voluntariamente, empezó con el show.
Ambas estaban sentadas al estilo indio. Como he dicho antes, soy un enfermo
sexual, por lo que me dediqué a observar todo: la chica del tanga de al lado,
las tetas generosas de una rubia cercana, el canalillo de las tetas de Belén, la
entrepierna de Tania, algún pelillo del coño que se le escapaba a Belén de su
braga,… Me estaba poniendo como un burro por lo que tuve que ir a darme un baño
refrescante.


No me sirvió de mucho porque cuando volví la situación era la
misma. Pasados unos minutos, y para distraerme un poco les propuse alquilar un
patinete acuático de pedales y dar un paseo por la cala. Así lo hicimos, estuve
unos minutos junto con Tania dando pedales mientras Belén estaba tumbada en la
parte de atrás tomando el sol. Cuando nos habíamos adentrado bastante en el mar,
dejamos de dar pedales y aproveché para hacer unas zambullidas tirándome de
cabeza desde el patín. No sé como surgió la situación, no sé si fue por hacerme
el gracioso o por algún reto de Tania, el caso es que estando en el agua me
quité el bañador y se lo tiré a Tania para mojarla. Creo que no se me veía
perfectamente la polla pero si que se podía imaginar.


El sol había dejado marca en mi cuerpo y al quitarme el
bañador se podía ver que lo que tapaba dicha prenda tenía un tono mucho más
claro. Belén no quitaba la mirada de mí para ver si me podía ver claramente
algo. Decidí pasar al ataque cuando me cercioré de que Tania no se mosqueaba por
lo que estaba haciendo, me subí al patín y dándoles la espalda me puse de pie y
me volví a tirar al agua. Unos minutos después me acerque para recoger el
bañador y me lo puse bajo el agua. Subí al patín y volvimos a la orilla para
devolverlo a su dueño. Como la hora de la comida se aproximaba y teníamos que
coger el coche para volver, decidimos recoger y marcharnos.


Mi bañador estaba mojado y así no me iba a subir al coche por
lo que me anudé una toalla a la cintura y me quité por debajo esta prenda, todo
esto observando que Belén no me quitaba ojo. Así, sin nada debajo de la toalla,
me monte en el coche y nos dirigimos a casa, donde el comentario del día era el
bonito pero blanco culo que tenía.



Así transcurrieron aquellas dos semanas. No sé quien de los
dos ganó el reto de calentar más al otro ya que sólo puedo decir que me hinché a
follar con Tania y a hacerme numerosas pajas por culpa de la camiseta de Belén.
Después de estas vacaciones todo volvió a la normalidad en el sentido de que
hemos intentado no coincidir con ellos de vacaciones y dejar esas vacaciones en
un recuerdo.



 


Autor: joseleitor

POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: El reto
Leida: 21190veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis
Cocinar Recetas
porno
Curso Doblaje
It developer
mobil porno
porno italiano 3G gratis
bahis siteleri
erotische geschichten
online bahis siteleri
wso shell
yerli porno
izmit escort



Webcams Chicas de Misrelatosporno.com
 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .