webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: A los 11 años


 


Relato: A los 11 años

  

Lo que les voy a describir es algo que sucedió en la vida
real.


Actualmente tengo 29 años, pero cuando tenia 11 años llegaron
a vivir a casa de mi abuela unos primos lejanos, uno de ellos, Roberto, era de
mi edad aunque un poco más corpulento, y también habían llegado a vivir primas
directas por parte de Roberto de entre 12 y 13 años, una de ellas se llamaba
Rocío.


Durante un tiempo solíamos a jugar a la pelota, a la
comidita, al papá y a mamá, entre otros juegos, quizá por que Rocío era un
poquito más grande que nosotros su cuerpo se había ya desarrollado un poco más y
era algo que nos atraía mucho, sobre todo sus senos que ya comenzaba a darle
forma a su cuerpo y sus glúteos que tenia bien paraditos, sin menospreciar sus
delgadas pero bien formadas piernas.


Un día aproximadamente a las 8 de la noche aún nos
encontrábamos jugando, Rocío tenia una falda de cuadros cortita y Roberto y yo
nos entusiasmábamos cada vez que se agachaba a recoger algo, lo cual nosotros a
propósito se lo pedíamos, ella después de varias repeticiones se dio cuenta que
lo hacíamos con la intención de verla pero al parecer le agradó también.


Después de estar así por un rato le dijimos que si íbamos a
la parte de atrás de la casa de mi abuela, donde había una especie de pasillo
que dividía la casa de la abuela con la casa del vecino y a donde casi nadie iba
por que era un lugar oscuro, llegamos los tres al lugar y Rocío dijo que yo
fuera por delante, después ella y al final Roberto, pero según ella pidió que no
nos separáramos por que le daba miedo la oscuridad y nosotros sin más ni más nos
agarramos, ella a mi cintura y Roberto a la cintura de ella, después de caminar
unos 15 metros llegamos al tope y se veía a la distancia una luz muy tenue, pero
donde nosotros nos ubicábamos estaba completamente oscuro, ella decía que no la
soltáramos y yo me voltee de frente a ella y su aliento fresco quedo justo en mi
rostro y sin decir una palabra nuestros labios se rozaron y ahí comenzamos a
besarnos, Roberto sintió como pase mis manos por aquella cintura delgada y de
paso sentí el roce con el miembro de Roberto que estaba erecto y ambos la
sujetamos.


Yo comencé a quitarle la blusita y Roberto a subirle la falda
y bajarle los calzoncitos, ella se movía como queriendo impedirlo pero al mismo
tiempo como dejando que continuáramos, así trascurrieron como cinco minutos, de
pronto sentí que Roberto se bajo el pantalón a lo que yo proseguí, le pase la
mano varias veces por si vaginita y la frote hasta sentir un liquido viscoso
pero con un agradable olor, saque mi miembro y lo puse justo en su vaginita y le
separe las piernas, comencé a penetrarla poco a poco, ella comenzó a moverse y
ayudarme a introducírselo hasta que finalmente le metí todo mi miembro, Roberto
ya también súper caliente escupió en su mano y comenzó a frotarle con saliva el
ano de Rocío y me pidió que si podía yo sostenerla, Rocío me abrazó con las
piernas a mi cintura y Roberto comenzó a meter su miembro poco a poco en el ano
de Rocío la cual emitía gemidos de dolor, después de unos 3 minutos, Rocío
parecía no sentir dolor y comenzamos a darle Roberto y yo al mismo tiempo, solo
se escuchaban suaves gemidos de placer que la hacían moverse riquísimo, después
de un rato Rocío comenzó a moverse como loca y me rasguño la espalda, en ese
momento sentí que me venia y le pedí que se bajara, en ese momento termine por
rociarle todo mi semen entre las piernas, Roberto aún no sacaba su miembro y le
pidió que se recargara en la pared y ahí comenzó a empujarla muy fuerte hasta
que termino en un descontrol total de su cuerpo sin sacarle nada de su ano y ahí
termino, nos vestimos y salimos como si nada hubiera pasado, los tres habíamos
sido cómplices de aquella abertura que repetimos como 20 veces más hasta que sus
papas de Rocío se cambiaron de casa y ya no pudimos verla más.


Desde entonces Roberto y yo comenzamos a ir a aquel sitio
para recordar los días pasados y nos masturbábamos. Un día que llegamos al lugar
antes de oscureciera completamente, ambos sacamos nuestros miembros y los
comparamos, cosa que nunca antes habíamos hecho, a mi me sorprendió el tamaño
del miembro de Roberto, que lo tenia a nuestra corta edad como de 15 cm y yo
como de 13 cm, después de unos minutos de análisis me dijo que si podía tocar el
mío para ver cual estaba más duro y yo acepte y posteriormente yo hice lo mismo,
entramos en confianza y me comento que no lo tomara a mal pero ya que no estaba
Roció con nosotros por que no nos permitíamos penetrarnos entre nosotros y yo
después de unos minutos acepte, nos ahechamos un volado para ver quien seria el
primero en ser penetrado y el gano, yo medio en duda comente a bajarme los
pantalones, al parecer él tenia ya experiencia por lo sucedido con Rocío y me
puso saliva en mi ano, comenzó a meter un dedo y después dos, al principio me
dolió un poco pero después comencé a sentir rico, él en ese momento me dijo que
si estaba listo y le asenté con la cabeza y me pidió que no me moviera, me
recargo a la pared y comenzó a abrirme mas las nalgas, puso la cabeza de su
miembro en mi ano y comenzó a empujar hacia delante, sentí como se me habría y
me penetraba, me empujaba poco a poco y regresaba, después de unos minutos ya
estaba completamente dentro de mi y yo sentía riquísimo, comenzó a empujarme con
más fuerza durante unos minutos hasta que logro terminar dentro de mi, me dijo
que apretaba muy rico y que le había gustado mucho, posteriormente tome mi turno
y aplique la misma operación hasta terminar dentro del él.


Estuvimos haciendo todo esto durante 6 meses aproximadamente,
entre tres o cuatro veces por semana, hasta que sus papas decidieron cambiarse
también de casa y no lo volvimos a hacer.


Desde entonces nunca he vuelto a tener una experiencia así,
he tenidos mis novias y hago el amor con ellas muy a menudo, sexualmente me
siento satisfecho, pero siempre en mi imaginación me queda aquel recuerdo grato
y en algunas ocasiones en mis pensamientos trato de revivirlo.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 6
Media de votos: 9.83





Relato: A los 11 años
Leida: 13477veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis