webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi tía me enseña el sexo y la zoofilia


 


Relato: Mi tía me enseña el sexo y la zoofilia

  

Esto sucedió cuando tenia 10 años, no es una historia fácil
de contar, ya que no se la he contado a nadie y además porque es algo que ha
marcado mi vida sexual para siempre.


Todo comenzó con la llegada a mi país de una tía, que vivía
en Alemania, mi Tía Katty, la que siempre venia acompañada de regalos para toda
la familia, bordeaba los 40 años, delgada y rubia, yo era uno de sus sobrinos
predilectos y me prometio llevarme un tiempo a Alemania de vacaciones, lo que mi
familia acepto. Así que pasados unos meses, cuando llegaron las vacaciones,
partí en avión a Alemania solo, en lo que seria para mi una gran prueba de
valor, un niño de 10 años viajando por primera vez en avión y solo.


Cuando llegue al aeropuerto de Alemania me estaba esperando
mi tía, a la que pude encontrar con facilidad ya que una azafata me ayudo.
Pasaron unas semanas, en las que visitaba lugares y la pasaba genial, pero había
una conducta extraña de mi tía, que en ese tiempo no alcanzada a dilucidar .
Cuando yo me bañaba en la mañana, me metía en la ducha y comenzaba a jabonarme,
mi tía entraba al baño y habría la cortina y me miraba desnudo, me decía que me
limpiara bien los genitales y me pasaba algún trapito para que yo me fregara y
luego salía del baño. Eso fue unas semanas, pero un día en que me bañaba entro
mi tía al baño y abrió la cortina.


-Fregate bien- me dijo, yo comenze a pasarme el trapito por
el cuerpo, pero mi tía no se iba, se acerco un poco mas, cerro la llave del agua
y me dijo – Déjame a mi -, tomo el trapito y comenzó a pasármelo por el cuerpo
enjabonándome, me dijo que me girara, y me empezó a fregar la espalda y luego
mis nalgas, después me lo paso por el ano. Luego me di vuelta de nuevo y comenzó
a jabonarme el pecho, el estomago y luego mis genitales, paso unas cuantas veces
el trapito pero después lo dejo en la mano izquierda, y con la derecha comenzó a
pasarme su mano por mis testículos llenándolos de jabón, y luego tomo mi pene,
le corrió el forro hacia atrás y comenzó a llenármelo de jabón, lo que me
causaba cosquillas… mi pene se comenzó a parar y mi tía seguía enjabonándolo y
sobándolo, asta que al fin termino, me miro al rostro y me dijo - Lo tienes
bastante desarrollado para tu edad pero es chiquito- mientras sonreía, después
me fregó las piernas, cuando termino abrió la llave del agua nuevamente y se
fue, yo me saque el jabón y salí del baño.


Yo no sabia nada sobre sexo, la única explicación que sabia
de porque el pene se ponía duro y se paraba era que se paraba porque se llenaba
de sangre, cosa que me habían enseñado en mi casa. Ese mismo día, en la noche,
cuando ya me estaba por acostar mi tía me dijo que mañana ella me bañaría, así
que muy contento yo me fui a acostar. Mi tía fue la que me despertó en la
mañana, y me dijo que ya me tocaba baño, nos fuimos al baño y me dijo que me
desnudara, me saque el piyama y entre a la tina de baño, ella abrió la llave del
agua y me moje completamente, luego la cerro. Mi tía tenia un jabón en la mano,
se lo fregaba en las manos y las llenaba de jabón, luego comenzaba a pasarme la
mano por el cuerpo, cuando tenia todo el cuerpo con jabón, mi tía dejo el jabón
a un lado y comenzó a pasarme las 2 manos por mi cuerpo, pero se detuvo en mis
genitales, me sobaba los testículos con una mano y con la otra tocaba mi pene,
estuvo tocándome un rato y se puso a mirar de cerca mi pene, luego comenzó a
mover su mano por mi pene. Me estaba masturbando pero yo no sabia que era eso,
se sentía bien, mi pene se puso duro, ella me miro y me dijo –Te gusta que te
haga así- yo le dije que si, me siguió masturbando, pero esta ves con una mano
comenzó a acariciarme el ano, de arrepente me metía la punta del dedo que
entraba fácil gracias al jabón me miro y me dijo –Ahí que limpiarte bien- ella
me masturbo un poco mas, pero luego paro, abrió la llave del agua y me saco el
jabón, luego me paso una toalla y nos dirigimos a la pieza.


Me senté desnudo en la cama, y empece a ponerme calcetines,
ella se sentó al lado mío y me empezó a hablar.


-Te gustaba cuando te tocaba el pene- me dijo, yo le respondí
que si. Luego me empezó a decir que ella sabia hacer una cosa muy rica, que me
iba a gustar mucho, pero yo no le tenia que contar a nadie, me lo decía con un
tono de voz que hacia notar mucho nerviosismo. Al final yo le respondí que
bueno, que hiciera eso tan bueno, ella sonrío feliz y como que se puso ansiosa,
yo me había puesto ya los calcetines y el calzoncillo. Ella me dijo que me
tirara de espaldas en la cama con los pies en el suelo y abriera las piernas,
ella se arrodillo en el suelo y se puso entre mis piernas, me bajo el recién
puesto calzoncillo, y empezó a tocarme el pene asta que se me paro, luego
comenzó a mover su mano masturbándome, me empezó a preguntar como lo sentía mas
rico, en que partes de mi pene sentía mas rico, que si lo hacia mas rápido o mas
lento. Luego paro y me dijo que me quedara quieto, acerco su cabeza a mis
genitales y para mi sorpresa se metió mi pene en su boca y comenzó a chupármelo,
luego me pasaba la lengua y me preguntaba si sentía mas rico cuando me lo
chupaba o cuando le pasaba la lengua, o si sentía mas rico cuando me lo chupaba
con fuerza o no y puras preguntas de ese estilo. Estuvo como experimentando
formas de chupármelo, yo empece a agitarme y a transpirar, ya no podía responder
las preguntas de mi tía, solo movía la cabeza diciendo si o no. Ella se reía
cuando me lo chupaba, me empezó a preguntar que me pasaba que estaba así cuando
de pronto siento una electricidad por mi cuerpo, y que aumentaba en mi pene,
sentí que me orinaba justo cuando mi tía tenia el pene dentro de su boca, ella
hecho su cabeza hacia atrás y escupió algo, con una mano empezó a maturbarme, de
mi pene saltaba un liquido blanco. Yo me retorcía en la cama de placer, placer
que no comprendía, pero me gustaba.


-Te corriste- me dijo sonriendo, luego se puso a mirar mi
pene que estaba todo lleno de ese liquido blanco, ella empezó a olorosar ese
liquido y a tocarlo, luego empezó a chuparlo, se lo comió todo, y lo saboreaba.
Cuando termino me recordó que no tenia que decirle a nadie lo que habíamos
hecho, luego me dijo que yo había tenido un orgasmo y que ese liquido se llamaba
semen. Después me dijo que quería hacer algo mas rico aun, me acostó de espaldas
en la cama y me dijo que me quedara allí, luego ella se subió a la cama y
comenzó de nuevo a chuparme el pene, estuvo un rato asta que mi pene se puso
duro otra vez.


-Al fin se puso duro otra vez, pucha que costo- me dijo
sonriendo, ella andaba con una falda larga y delgada, se metió las manos debajo
de la falda y se saco los calzones, se empezó a subir encima mío y se sentó
sobre mi entrepierna, se sentía calientito, se metió una mano debajo y agarro mi
pene, sentí que mi pene se hundía en algo caliente y húmedo –Como se siente?- me
pregunto, yo le dije que rico y ella me sonrío, empezó a moverse de una forma
rara para mi en ese entonces, empezó como a saltar, lo que se sentía delicioso,
pero mi pene se salió de ese extraño lugar, así que mi tía tuvo que metérselo de
nuevo, se salió unas cuantas veces asta que mi tía logro hacer que no se saliera
haciendo saltitos mas cortos.


-Se siente rico?- me preguntaba, luego cerraba los ojos
mientras movía su trasero –Mi hombrecito- me decía –Yo también lo siento rico,
eres mi primer hombrecito ¿sabias?- y me sonreía. Se tomo los senos con las
manos y como que empezó a bailar, se movía de un lado al otro y se sobaba los
senos sobre la ropa. Luego de un rato me corrí dentro de ella, eso pareció
asustarla un poco, se levanto la falda de espaldas a mi y se puso a mirarse, yo
no alcanzaba a ver que miraba, pero luego ella se dio vuelta y dijo algo
parecido a que no había que preocuparse mucho porque no había llegado muy
adentro o algo así.


Luego salimos a dar unas vueltas por la ciudad… al otro día
mi tía me dejo bañarme solo, cuando salí de la ducha me dijo que lo hiciéramos
de nuevo, que esta vez me tenia otra sorpresa… me hizo acostarme de espaldas
nuevamente con las piernas en el suelo, estaba vestida con la misma faldita del
día anterior, me dijo que levantara las piernas, que mientras mas cerca pudiera
llegar con los pies a mis hombros era mejor.


Así que hice lo que me pidió y agarre mis piernas con mis
manos, ella se arrodillo al lado de la cama, mirando mi trasero, acerco su
cabeza y empezó a chuparme el pene, me lo chupo asta que se me paro, y luego me
dio otra sorpresa, comenzó a pasarme la legua por el ano y a pegarme pequeñas
chupadas mientras con las manos me masturbaba.


Me dejo el ano muy mojado, me dijo que me quedara así y
esperara, de un cajón saco una especie de tubo rojo, se acerco de nuevo y me
empezó a chupar de nuevo el pene mientras me iba metiendo el tubo en el ano, me
metió como la punta y comenzó a moverlo en círculos, me preguntaba como se
sentía, yo le dije que se sentía bien, después de un rato me miro sonriendo y me
dijo que el tuvito me había entrado completo en mi anito, y fue a buscar algo,
volvió con un espejo con el que pude ver una pequeña cosita roja que salía de mi
ano, era verdad, lo tenia todo dentro, me siguió chupando el pene y moviendo el
tubito dentro de mi ano hacia fuera y hacia adentro.


Empece a escuchar un ruido, como un pequeño zumbido, que como
que se ahogaba a momentos, mi tía mientras me chupaba emitía quejidos, lo que no
había hecho antes, de pronto dejo de chuparme y emitió un sonido mas largo con
los ojos cerrados. Me dijo mientras respiraba agitada que ahora iba a probar lo
que ella estaba usando, sentí que me sacaba el tubo del ano, y luego el zumbido,
el que era mas fuerte que antes, mire y vi otro tubo, pero tenia un cable, y era
el que emitía ese extraño zumbido, y después lo sentí vibrar en mi ano, era una
sensación eléctrica, sentía como mi recto se relajaba, y una sensación de como
que tendría que ir la baño pronto, la que al rato se fue quitando, ella ya no me
chupaba el pene, como que estaba enfocada en meterme eso en el ano, movía esa
cosa en círculos dentro de mi ano, después como que se acordó de mi pene, se lo
metió a la boca de nuevo y lo empezó a chupar mientras me metía el vibrador por
el ano.


Y me corrí, de una forma mucho mas deliciosa que el día
anterior, luego de un rato me acosté de espaldas en la cama y ella se subió,
sentándose en mi entre pierna como el día anterior y metiéndose el pene dentro
de un agujero que nunca había visto, ya que se tapaba con la falda. Luego
salimos toda la tarde. Llegamos a la casa de noche, mi tía me dijo que entrara a
su pieza y que esperara allí. Luego de un rato entro, me dijo que me iba a
mostrar una cosa que tiene las mujeres y que es por donde yo le había metido el
pene, se bajo el pantalón que traía quedándose en calzones y luego muy
lentamente se los bajo, se sentó en la cama de ella y me dijo que me acercara a
mirar, ella habría sus piernas, me hizo arrodillarme entre sus piernas, se veía
claramente una cosa roja rodeada de mucho pelo, ella se abrió la vagina con los
dedos mientras me explicaba como se llamaba eso, me dijo que era como el pene
del hombre y que allí ella sentía casi lo mismo que yo sentía en mi pene.


Me hizo tocarla y meterle un dedo, y luego mover el dedo
dentro de su vagina… al rato me dijo si podía chuparle a ella la vagina, yo le
dije que no podía porque no era como mi pene y no lo podría chupar, mi tía se
río bastante, y me dijo que solo tenia que pasarle la lengua, acerque mi boca a
su vagina mientras ella se iba hachando hacia atrás en la cama, sentí un olor
fuerte, un poco como a orina, pero le pase la lengua igual, ella con sus manos
agarro mi cabeza y me hundió la cara en su vagina diciéndome que lo hiciera mas
rápido, empece a mover la lengua como ella me pedía, mi tía empezó a mover la
cadera y a gemir, empezó a decir cosas como –Ah Si mi niñita, sigue así, que
rico- lo que me choquio un poco ya que me estaba diciendo niñita, empezó a
acariciarme la cabeza, empece a jugar con mi lengua y su vagina, asta que mi tía
lanzo un gemido largo, me miro y me dijo que parara, me levante y me dijo que me
bajara los pantalones, y le metiera el pene en la vagina, así lo hice, me baje
los pantalones y acerque mi pene, guiado por ella pude metérsela, me dijo que me
moviera como ella se movía cuando lo hacíamos, al empezar a moverme mi pene se
salió, me dijo que intentara de nuevo, lo intente asta que logre dar con el
movimiento apropiado, y así se lo hice, ella estaba con las piernas abiertas
mientras yo se la metía, asta correrme.


Me estire en la cama a descansar, cuando siento a mi tía
moverse, se estaba sacando la polera que tenia puesta, y luego el sostén,
quedaron sus senos descubiertos, eran pequeños, me dijo que se los tocara, eran
suaves y blanditos, me hizo chupárselos, ella se acostó de espaldas y yo estaba
encima de ella chupándole los senos. De pronto siento que me empieza a meter un
dedo en el ano y empieza a moverlo dentro mío, a lo que no le di mucha
importancia.


Cuando terminamos de hacer eso, mi tía se levanto y me dijo
que tenia otra sorpresa, cuando volvió venia acompañada de Snoopy, un perro
Coker café que tenia en la casa, me dijo que antes que yo viniera ella lo hacia
con el perro, lo que me dejo impresionado, me dijo que me iba a mostrar, tomo
los cojines de la cama y los puso en fila en el suelo, luego se acostó de
espaldas en ellos, el perro de inmediato se metió entre las piernas de mi tía y
empezó a mover su cadera. Mi tía me dijo que mirara de cerca, mire y vi que el
perro tenia su pene dentro de la vagina de mi tía, estuve mirando un rato asta
que mi tía se levanto –Ves?? Así lo hacia yo antes, quieres probar???- me dijo,
yo le dije que bueno, me dijo que me pusiera en 4 patas, como gateando me dijo,
ella se puso atrás y empezó a chuparme el ano, luego me metió un dedo, el perro
andaba como loco olorosando y molestando por los lados tratando de seguir
haciéndolo con mi tía -Ya esta listo- dijo mi tía, luego agarro al perro y
empezó a subírmelo en mis caderas, pero el perro se bajaba y trataba de agarrar
a mi tía de algún lado, mi tía se enojaba con el perro, yo solo seguía en 4
patas mirando hacia atrás lo que pasaba, de pronto el perro se afirmo de mis
caderas cuando mi tía me lo subió encima, mi tía se puso contenta, yo sentía al
perro encima cuando de repente siento que algo empieza a entrar en mi ano –
quédate ahí tranquilo- me dijo mi tía, sentí al perro aferrarse con fuerza a mis
caderas y empezar a mover la cadera metiéndome mas adentro el pene, mire para
atrás y vi a mi tía al lado mío con una mano metida debajo del perro, estaba
como afirmándole el pene al perro, como todas las veces que mi tía me metía algo
en el ano me gustaba, estuve un buen rato recibiendo la culiada del perro,
cuando siento como que el perro pierde el ritmo de las culiadas que daba –Ya se
va a correr- dijo mi tía, el perro saco su pene de mi ano, y al hacerlo sentí
liquido que corría por mis piernas, y un chorro de liquido golpiandome las
nalgas, yo me di vuelta, mi tía me miraba sonriendo –Le gustaste mucho al
Snoopy- me dijo – Conmigo no lo puede hacer asi porque tengo las caderas muy
anchas y no me logra afirmar bien.-.


Me dijo que ahora me tocaba a mi, ella se puso ahora en 4
patas y me dijo que me acercara, que me mojara el pene con saliva y se lo
metiera, pero no por la vagina sino que por el ano, para quedar mas alto mi tía
me dijo que me arrodillara encima de los cojines, y luego le metí el pene en el
ano, no sin mucho esfuerzo, tuve que hacer movimientos cortitos para que mi pene
no se saliera del ano, mi tía me hablaba decía que la culpaba rico, que lo
hiciera mas rápido, y me corrí dentro de su ano. Le dije a mi tía que estaba muy
cansado y que me iba a acostar, ella me dijo que fuera nomás y se quedo
haciéndolo con el Snoopy, lo se porque la escuchaba diciéndole cosas al Snoopy
–Te gusto culiarte a mi niña ¿no? Ahora dame a mi, te voy a dejar seco- le
decía.


A la mañana siguiente no hicimos nada, en la noche mi tía me
pido que le chupara la vagina, luego de eso me dejo meterle el pene en la vagina
pero no logre correrme, o si lo hice pero no me di cuenta, la cosa es que me
acosté, pasaron 3 días en que no hicimos nada, mi tía dijo que yo tenia que
descansar, después de los 3 días mi tía dijo que lo hiciéramos de nuevo, y que
quería tener un recuerdo de mi cuando me fuera de Alemania así que puso una
cámara de vídeo apuntando hacia donde estabamos, lo primero que hice fue meterle
el pene en el ano a mi tía, luego el Snoopy me lo metió a mi y termine ese día
chupándole la vagina a mi tía. A la mañana siguiente mi tía me despertó mientras
yo dormía, bajo todas las sabanas, me bajo el piyama y se puso a chuparme el
pene, luego se subió encima mío y lo hicimos como la primera vez, cuando mire
hacia al lado vi la cámara grabándonos de nuevo.


Y así paso un mes, haciendo cosas parecidas… a mi tía le
gustaba hacerme coger con el perro, no se porque pero siempre me lo pedía, así
que yo tenia que prestarle el ano al perro. Cuando ya quedaban 2 días para irme
de Alemania, mi tía llego en la tarde, dijo tenerme una sorpresa, se metió en el
baño y cuando salió me quede impactado, en la cintura tenia una especia de
cinturón o pantalón corto, y entre las piernas un pene de plástico –Mira lo que
compre- me dijo, me desnudo y me comenzó a chupar el pene, me hizo darme vuelta,
quede con las rodillas en el suelo y con el cuerpo apoyado en la cama, comenzó a
chuparme el ano y a meterme los dedos, después me dijo que me iba a meter el
pene de plástico, que me diera vuelta y le chupara el pene de plástico, me lo
metí a la boca y empece a chuparlo, me pidió que lo llenara de saliva, luego me
dijo que volviera a apoyarme en la cama, me puso el pene de plástico en la
entrada del ano y comenzó a metérmelo muy despacio, era un pene enorme, mas
grande que el pene del Snoopy, no se cuanto tiempo estuvimos intentando que
entrara todo, al final solo entro la mitad, mi tía empezó a mover el pene, me
preguntaba si lo sentía rico. Estuvo un rato y fue a buscar al Snoopy, me hizo
ponerme en 4 patas, cuando llego el Snoopy me monto de inmediato, mi tía dijo
que esta vez no iba a afirmar no se que cosa del perro con la mano.


El perro me la metió super fácil en mi dilatado ano, empece a
sentir que mi ano se hinchaba, el perro termino de culiarme, y se dio vuelta,
pero el pene no salía de mi interior, -quédate tranquilo ahí- me dijo mi tía, el
perro empezó a pegar tirones, y logro soltar el pene, sentí un dolor punzante en
el ano, pero paso de inmediato el dolor, fue solo el tirón que dio el perro.


Mi tía me dijo que me quedara allí nomás, el perro se acerco
y comenzó a lamerme el ano, después quería montarme de nuevo pero mi tía no lo
dejo, me dijo que me acostara en la cama, ella se subió a la cama y me chupo el
pene, cuando estaba parado, se subió encima mío desnuda y empezó a coger
conmigo, luego se bajo y me la chupo de nuevo, me corrí, pero me salió muy poco
semen, ella me siguió chupando, me chupo casi por 2 horas, en las que me corrí
muchas veces, incluso la ultima corrida que tuve me causo dolor, fue por eso que
mi tía dejo de chuparme, me dijo que me lo merecía, por eso me había dado tanto
placer chupándomela tanto.


Pasaron los días, en los que no volvimos a hacer nada ya que
mi tía dijo que tenia yo que descansar antes de volver a mi país, cuando estaba
por tomar el avión de regreso mi tía me volvió a decir que no le dijera a nadie
lo que hacíamos, que era un secreto entre nosotros. Desde esa vez no la volví a
ver mas, asta que cumplí los 16 años, ella llego a mi país de paseo a visitar a
la familia, cuando la vi la encontré ya como muy vieja, debe haber tenido sus 47
años mas o menos, ella me dijo que la disculpara, pero yo ya me había convertido
en un hombre y a ella le gustaban las mujeres, y no quería volver a hacer algo
conmigo, lo que no me importo, porque no la encontraba atractiva, en mi mente
estaban ya metidas mujeres de 16 años amigas mías, que me excitaban un montón.


Y esta es mi historia, como ven mi descubrimiento del sexo
fue algo muy fuera de lo normal, lo que puede traer ciertos traumas o
dificultades, que he sabido superar con el tiempo, aveces como que me da ganas
de meterme algo en el ano para volver a sentir lo que sentí cuando chico, una
vez lo hice con un perro cuando fui a la playa entre los arboles de un bosque,
pero ya no fue lo mismo y no volví a hacerlo mas.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 21
Media de votos: 7.90





Relato: Mi tía me enseña el sexo y la zoofilia
Leida: 33707veces
Tiempo de lectura: 12minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis