webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi oscuro secreto


 


Relato: Mi oscuro secreto

  

MI OSCURO SECRETO (sexo no consentido)





De cómo abuse de una menor drogándola con pastillas para
dormir.




Lo que les voy a contar sucedió aproximadamente hace 3 años.
Yo trabajo como agente de relaciones publicas de una importante empresa
farmacéutica de Latinoamérica, y tengo a mi cargo el marketing y la firma de
importantes contratos de distribución de medicamentos. Para ayudarme con todo
este trabajo esta mi socia que llamare Maite. Maite es una preciosa dama de 35
años de edad, ella esta casada y tiene dos hermosas hijas mina que en ese tempo
tendría como 11 añitos y tony de 15 primaveras.


Yo no soy un clásico galanazo, tengo mi pegue pero nada fuera
de lo normal, aunque no soy apuesto, me conservo en buena forma y se puede decir
que he tenido suerte con el sexo opuesto en ese tiempo tenia 27 años y en lo que
respecta a las mujeres me atraían mas las jovencitas de 20 años que las maduras,
de hecho en el trabajo uno de mis subalternos me mostró unas fotos de
adolescentes desnudas, creyendo que con esto conseguiría halagarme, en ese
tiempo la verdad que lo considere un degenerado y le pedí que al trabajo no
volviera a traer esa clase de material o lo denunciaría por conducta inmoral.
Nadie se hubiera imaginado, ni siquiera yo, que mi manera de pensar en un futuro
al respecto de las menores cambiaria de forma tan radical.


Todo sucedió cuando de la gerencia general me asignaron la
firma de unos contratos importantes para la empresa en el extranjero, mas
exactamente, Brasil. Era mi primer viaje de negocios fuera del país, me sentía
abrumado, así que le pedí a mi socia que me acompañara para que me ayudara con
el papeleo. A lo que ella asintió afirmativamente, pero me dijo que había un
pequeño inconveniente, era tiempo de vacaciones escolares y mina se había
quedado en casa para disfrutar del verano mientras que tony se había ido de
vacaciones a USA con sus abuelos. El esposo de Maite, Genaro, también era
empresario así, que estaba muy ocupado para atender el solo a mina. Así que mi
compañera me pregunto si no habría problema en llevarla con nosotros. En ese
momento pensé, una mocosa en el viaje que fastidio, pero sabia que Genaro era
algo celoso así que oponerme a llevar a mina con nosotros seria sospechoso, así
que para no tener problemas y para que mi socia estuviera tranquila acepte que
llevara a su pequeña hija.


La única niña que había tratado esta entonces era mi pequeña
sobrina luisa, que era todo un fastidio, caprichosa, berrinchuda, mimada y
consentida ya que era la primera hija de mi hermano. No conocía bien a las hijas
de Maite, mas que por foto y en persona una o dos veces las había visto, cuando
Maite las llevo consigo a la empresa, hacia ya como dos años de eso y me
parecieron de lo mas insoportables. Pero mi sorpresa fue muy grata al ver que
mina había cambiado mucho desde entonces.


El día del viaje fui por mi compañera a su casa. La empleada
del servicio me recibió y me dijo que esperara en la sala, que en un momento
bajaba la señora. Me dispuse a esperar cuando del patio sale una niña con una
sonrisa angelical, era mina, ya no era la niña boba e insoportable que me
imaginaba, a pesar de su corta edad vestía una falda y una blusa que resaltaban
mucho su pequeño y delgado cuerpo, su falda acentuaba la delgadez y belleza de
su piernas y su blusa pegada describía apenas unos insipientes pechos, que como
los de la madre algún día llegarían a ser dos grandes melones. La niña era una
ángel, que ya pintaba aun a su corta edad, que seria toda una gatita. Pero mi
supresa fue mas grata al ver que su carácter era igual de lindo que su cuerpo.


Se sentó a mi lado y empezamos a platicar, me dijo que quería
practicar un poco su portugués a lo que yo le dije en broma que no era
necesario, que en donde nos íbamos a hospedar la mayoría de la gente hablaba
español o ingles que seria mejor que practicara este ultimo, por si conocía a
algún muchacho guapo en el viaje, este comentario provoco en ella una pequeña
sonrisa picara y me dijo que si creía que una niña como ella llamaría la
atención de algún muchacho, lo cual yo le conteste bromeando que si. Seguimos
platicando de cosas intrascendentes hasta que bajo Maite y partimos al
aeropuerto.


Mi calvario comenzó precisamente en el viaje, ya que
inicialmente yo tendría el asiento de la ventana Maite iría en medio y mina en
el asiento del pasillo, pero como aun era una niña hizo un pequeño berrinche
cuando se entero de esto, así que tuve que cederle mi lugar y como Maite sabe
que yo odio viajar cerca del pasillo me permitió quedarme en medio. Hasta hay
todo fue normal, pero como el viaje era largo, a la mitad delcamino la pequeña
mina se durmió, yo amablemente le dije que si quería recargarse en mi para que
estuviera mas cómoda, podría hacerlo a lo que mina acepto con gusto. Sentir el
calido cuerpo de la niña sobre mi me provoco sensaciones nuevas que no había
experimentado, no pude remitir el deseo de abrazarla, a lo que mina no puso
objeción, se podría decir que estos son gestos cariñosos normales, pero yo me
sentía algo culpable ya que era una menor, trate entonces de conciliar el sueño
para alejar estos pensamientos de mi mente, pero en una de las despertadas que
me di no pude contener la tentación de acariciar sus sueves piernas, y que bueno
que lo hice fue una experiencia hermosa sentir su tersa y tibia piel.


Llegamos a nuestro destino y pensé para justificarme y para
no sentir tanta culpa que lo que paso con mina no había sido otra cosa que una
pequeña travesura que no volvería a pasar. Pero el destino me tenía preparado
mas tentaciones que no pude superar.


La empresa alquilo para nosotros un lujoso bungaló de 2
habitaciones en una de ellas me quede yo y en la otra Maite y su pequeña hija se
acomodaron. Pasaríamos 4 días en Brasil antes de regresar.


El primer día todo fue normal nos registramos no acomodamos y
mientras mina se quedo en el bungaló yo y Maite fuimos a una junta de negocios,
mina se quedaría solo casi hasta la tarde, por lo que pidió a su mama permiso
para bajar a la alberca a lo que ella se opuso rotundamente, mina hizo algo de
berrinche, pero como yo no quería que esto distrajera a Maite, intervine y
prometí a mina que regresando de la junta las invitaría a ella y a su mama al
restauran de la alberca así que le pedí que no hiciera mas corajes y que nos
esperara pacientemente sin hacer travesuras.


A llegar la tarde regresamos a la habitación, la verdad yo me
sentía muy cansado, pero una promesa es una promesa, además la chiquilla se
había portado realmente bien, se merecía el premio. Ella ya estaba lista
esperándonos, nos pusimos de acuerdo a que restaurante iríamos y yo le dije a
Maite que me bañaría y me cambiarais para nadar en la alberca que si gustaban
ellas se podía ir adelantando a lo que por supuesto mina estuvo de acuerdo, yo
no se que mas hicieron me metí a mi curto a bañarme y cambiarme, quería estar
fresco, ya que en la noche, tenia otra junta con una de las secretarias
ejecutivas que no era precisamente de negocios.


Ya en la alberca encontré a Maite comiendo sola, ya había
encargado algo para mi lo cual me pareció muy bien, pregunte por la pequeña mina
a lo que Maite contesto que estaba en la alberca y que en ese momento se
disponía a hablarle para comer todos juntos. Cual seria mi sorpresa al ver a
mina vestida solo con un minúsculo bikini bastante atrevido para su edad pero
que la hacia lucir muy bien. Tuve que usar toda mi fuerza de voluntad para
aparentar indiferencia ante semejante espectáculo. Y fue todo un martirio la
comida ya que era casi imposible disimular la mirada y apartarla de ese hermoso
cuerpo.


La comida trascurrió sin ningún incidente grave, de hecho
agradecí que a los pocos minutos empezaran a pasar la bellas brasileñas con sus
minúsculos bikinis ya que atrajeron mi atención y me ayudaron a no mirar la
belleza adolescente que tenia mi lado.. Al finalizar la comida todos fuimos a
descansar al bungaló un rato, yo solo me relaje un momento y me fui a mi cita
con la secretaria, solo diré que tuve una buena sesión de sexo con ella que me
hizo olvidarme por completo de lo que sentía por mina.


Regrese a la habitación como a eso de la 2 de la mañana, mina
estaba viendo la tele y como yo no tenía sueño aun, además no había que hacer
nada en la mañana, me quede acompañándola. Pero el principal motivo ahora que lo
pienso detenidamente fue el de disfrutar la visión que inconscientemente mina me
esta brindando, al esta vestida solo con un pequeño short y una playerita que no
ocultaba casi nada de su joven anatomía. Me senté con ella a ver la tele y como
era lógico después de tanto ajetreo mina no tardó en dormirse, acurrucándose
junto a mí. Cuando note que ella estaba profundamente dormida, mi deseos
lujuriosos hicieron presa de mi y empecé a acariciarle sus hermosas pernas, su
plano y suave vientre y su inexistente pecho, casi por impulso la bese en la
mejilla y sin pensarlo mucho le robe un beso en la boca, parecía que nada iba a
impedir que tocara sus parte intimas cuando escuche en la habitación de Maite
ruido, rápidamente quite mis manos de la nena y la cargue entre mis brazos
dirigiéndome al cuarto de Maite, ella salio en ese momento y medio modorra me
pregunto que pasaba, le explique que mina se había quedado dormida viendo la
televisión y que la llevaba a su cuarto, ella asintió con la cabeza y me dijo
que la acomodara a un lado de la cama, que ella se había parado solo a tomar una
pastilla y que se iría a dormir.


Yo estaba tan nervioso que no le puse atención y tratando de
fingir desandado acomode a la pequeña mina y me dirigí a mi cuarto, Maite entro
al suyo casi después de que yo salí, antes de irme a dormir fui por algo de
beber para calmarme y me di cuenta de que las pastillas que tomo Maite eran para
dormir, renegué del descuidó de Maite y las guarde en un lugar seguro para
evitar accidentes y me fui a dormir.


Me levante como a las 9 de la mañana y al salir de mi cuarto
me encontré con Maite ya arreglada y lista para salir, ya que ella tenia una
junta con unos accionista, mina estaba desayunando solo un vaso con leche, tenia
una cara de enfado por que su mama, no había alcanzado a hacerle de desayunar,
Maite se apresuro a salir por que ya se le había hecho tarde, así que a toda
prisa me pidió que si podía hacerme cargo de su pequeña hija, a lo que yo
respondí que si inmediatamente para que se pudiera ir tranquila.


Fui al comedor y me senté a un lado de la pequeña y le dije
que si en lugar de ese vaso con leche no prefería desayunar en el restauran del
hotel a lo que a toda prisa contesto que si, le dije entonces que se pusiera
bonita, mientras yo me arreglaba. Una vez listos, le dije te tengo una pequeña
sorpresa, mirándome con alegría y inocencia me pregunto que era, le dije que se
llevara su mejor traje de baño que iríamos a un balneario que estaba cerca para
pasar la mañana. La pequeña esbozando una gran sonrisa me dio un beso en la
mejilla y con mucha alegría me dijo que iría a su cuarto por el traje de baño.


Ya en el balneario, después de que mina vio las albercas y
toboganes que tenia, inmediatamente me pidió que fuéramos a los vestidores,
llegamos a la recepción y pregunte donde estaban, hay me indicaron donde estaban
los vestidores de hombres y mujeres, yo la verdad no quería perder de vista a
mina ya que había mucha gente y le pregunte a la recepcioncita que si no tenia
vestidores individuales disponibles, al lo que ella me contesto que si,
señalándome hacia un pequeño edificio en frente. No dirigimos al lugar, que
estaba repleto, el encargado no miro y dijo padre e hija, a lo que yo dije que
si, mina me miro extrañada pero, para mi suerte me siguió la corriente, pasamos
a los vestidores y hay le dije a mina que se cambiara, me dijo, bueno si pero
cierra lo ojos para que no me veas, no era tan inocente después de todo, yo le
dije que si y los cerré, al mismo tiempo que le dije me voy a voltear para que
este mas cómoda, pero mi verdadera intención era verla por un espejo que estaba
atrás de mi. Mina confiada entonces procedió a desvestirse, se quito su blusa, y
me dejo ver un pícaro sostén blanco, procedió a quitarse su pantalón, que me
permitió ver unos pequeños y lindos pantis blancos que inmediatamente
encendieron mi mas bajas pasiones, para mi mala suerte la nena se volteo para
quitarse las pantis, así que solo pude ver su lindo traserito, se puso su bikini
y me dijo inocente, ya puedes voltear y abrir los ojos, yo con toda calma lo
hice, e inmediatamente después ella pregunto, que tal me veo. La abrace, la bese
y le dije te ves muy linda. Ahora tu cierra los ojos, porque me voy a cambiar,
ella dijo que si y los cerro, entones me cambie.


Ya en la alberca, no dude en aprovechar cualquier oportunidad
para tocarla y tenerla cerca, cada que podía tocaba sus pequeños pechos, o sus
suaves nalgas, incluso tuve la oportunidad de acariciar su pequeña vulva, cuando
le estaba enseñando a nadar. Todo eso me mantuvo a mil toda la mañana. Nada
extraordinario sucedió después. Cuando llegamos por la tarde al bungaló, Maite
nos esperaba ya para ir a cenar, pero después de ver nuestro rostro de
cansancio, se tuvo que resignar a que esa noche cenaríamos en la habitación.


Una vez que todos nos retiramos, a nuestras habitaciones para
dormir, repase los sucesos del día y me sentí culpable de lo que había hecho,
toquetear a una niña, como era posible, no comprendía como podía haberlo hecho,
Salí de la habitación a prepararme un trago para olvidar y poder dormir. Eran
como las 3 de la mañana cuando desperté, por que tenia mucho calor, además de
ganas de ir a orinar, por lo que tenia una gran erección, mientras despertaba un
poco para ir al baño, empecé a tomar conciencia que esa erección no era solo
porque quería ir al baño, había estado soñando con la pequeña mina, su cuerpo su
suave piel, como seria poder acariciarla desnuda o que se sentiría penetrarla y
hacerla mía. Todos estos pensamientos causaron en mí una gran sensación de
culpa, pero después de estarlo meditando durante la noche, no me quedo otra cosa
que aceptar que quería tener la oportunidad de acariciar y besar ese pequeño
pero hermoso cuerpo. Pero como lo lograría, sabia que después de este viaje
difícilmente volvería a verla, y aunque ella y yo no llevábamos bien,
definitivamente ella no aceptaría esa clase de acercamientos de mi parte. Al
pensar las cosas me sentí aliviado, por que quizás no podría hacer nada, pero a
la vez estaba frustrado, decidí entonces tomar otro trago y al ir a la cocina,
descubrí fuera de su sitio las pastillas para dormir de Maite, renegué otra vez
por su descuido, pero mientras las guardaba una perversa idea se me vino a la
mente. Porque no dormir a la pequeña mina con las pastillas, así podría hacer
realidad mis sueños sin ningún inconveniente, también dormiría a su madre, para
evitar tener interferencias, me dije a mi mismo, no es tan malo lo que quiero,
total solo deseo tocarla un poco y ya.


Aunque por la mañana yo tenia junta, por la tarde me quedaría
a solas con la pequeña, pero solo seria unas horas, quería estar con ella toda
una noche, así que después de pensarlo un poco decidí que lo mejor seria dormir
a mina antes de que llegara su madre, si preguntaba por que se había dormido
solo le diría que estaba muy cansada de jugar en la alberca, así cenaría con
Maite y me aseguraría de que se tomara su pastilla.


Durante el día estuve muy ansioso, cuando termino la junta me
apresure a ir a la habitación, aunque nervioso procure aparentar normalidad,
sabia que ir a la alberca me ayudaría para distraerme, pero entre un juego y
otro las caricias que le daba a la linda mina solo me calentaron mas. Pasamos la
tarde y una vez en el cuarto procedí a poner en marcha mi plan, con la pequeña
mina todo salio a pedir de boca, cuado llego su madre ella ya estaba bien
dormida. Tuve que hacer uso de toda mi paciencia para cenar con Maite y
asegurarme de que ella había tomado su pastilla, lo minutos que espere para
asegurarme de que el medicamento había hecho efecto en Maite se me hicieron
eternos, pero una vez que transcurrieron, procedí con la segunda parte del plan,
mi corazón latía aceleradamente cuando me encamine a su cuarto para ir por la
pequeña mina.


Cuando entre al cuarto Maite dormía profundamente, nuca
imagine lo bien conservada que estaba, la pequeña bata que llevaba puesta, me
permitió ver unos lindos senos, grandes y redondos, la curiosidad me llevo a
tocarlos, estaban suaves, mire mejor su cuerpo y estaba mas rica de lo que
imaginaba, tenia los bellos de su vulva muy bien recortados, me sorprendió ese
detalle, ya que ella nunca había mostrado ser tan sexy, imagino que los celos de
su marido la hacia comportarse mas recatada de lo que en realidad era, pero
aunque ese cuerpo logro poner mi pene erecto era no ella mi objetivo, si no la
pequeña mina que dormía profundamente a su lado, al correr la sabana que la
cubría, vi con alegría que solo llevaba puestas unos pequeños pantis, imagine,
que su mama le había quitado la piyama para que durmiera mejor ya que hacia
mucho calor. Tome en mis brazos a mina y la lleve a mi cuarto, al depositarla en
mi cama la bese en la boca y al mismo tiempo acaricie su pequeña vulva, después
de ese momento impulsivo, pensé, tranquilo, la vas a tener toda la noche no hay
prisa. Respire Profundamente y procedí a ser realidad mi fantasía acariciar su
hermoso cuerpo, al mismo tiempo que pensaba, tranquilo solo unas caricias y nada
mas, pero fue mas mi morbo de verla desnuda, quería saber como era la vulva de
una adolescente, así que la despoje de sus pantis y procedí a mirar, era una
vulva pequeña y delicada que parecía invitarme a que la tocara, lo cual hice con
suavidad, depuse no pude resistir mas y comencé a besarla, no paso mucho tiempo
antes de que la pequeña mina empezara a emitir unos suaves quejidos, que me
hicieron detenerme, pero al comprobar que solo era un acto inconsciente, volví
otra vez a mi tarea, solo para comprobar lo mojada que estaba ya la nena.


Tan concentrado estaba en lo que hacia que se me olvido
desvestirme, recordé que aun estaba vestido solo porque, en ese momento deseaba
pasar mi pene sobre su pequeña vulva, me desvestí y me acomode entre sus
piernas, pasando mi glande en la rajadita de la pequeña, era tanta mi lujuria
que el solo contacto con su suave piel y su fluidos produjeren en mi un gran
orgasmo, y me vine como nunca antes lo había hecho, llenando con mi semen todo
el coñito de mina y parte de su vientre, no podía mas, me recosté a un lado de
ella y la abrace. Me dije listo, es todo, ya hice realidad mi sueño, descansare
un poco, vestiré a la dulce mina y la devolveré a su cuarto. Pero después de
descansar, otra ves tenia una enorme erección, así que, acomodo a la nena de
lado, yo me recosté atrás de ella, y con cuidado abrí sus piernas y acomode mi
pene en su vulva y comencé a moverlo de arriba a abajo por toda su rajita, cada
que pasaba por la entrada de su vagina podía sentir lo húmeda que estaba, cuando
estuve a punto de correrme instintivamente acomode mi pene en la entrada de su
vagina e introduci solo un poco mi glande y me vine copiosamente de nuevo. Fue
increíble uno de los mejores orgasmos que jamás había tendió.


Descansé un momento y me quede dormido un rato, ya no me
importaba nada en ese momento, estaba completamente poseído por la lujuria,
cuando desperté de nuevo solo tenia un pensamiento, penetrarla. La pequeña mina
ya no estaba tan mojada como al principio, yo no tenia ninguna intención de
lastimarla, seria muy evidente y no quería problemas, así que tome mi tiempo y
bese nuevamente su lindo conejito, el sabor de mi semen y su fluido vaginales se
mezclaron y hacían que esa dulce almejita supiera mas sabrosa. Al mismo tiempo
que atendía su clítoris metí primero mi dedo índice en su pequeña vagina para
dilatarla, a medida que sus flujo lubricaban su cuevita, pude también introducir
mi dedo medio, no paso mucho tiempo para que la pequeña vagina de mina estuviera
lista para ser penetrada. Me acomode en medio de ella, abrí sus piernas y las
levante para ponerlas sobre mis hombros, tome mi miembro y con mucho cuidado
comencé a metérselo, aunque me hubiera gustado que le cupiera todo, solo pude
meterle 2/3 parte, la sensación tan deliciosa que sentía por lo apretado de su
vagina, hizo que no me percatara cuando le rompí su himen. Una vez que me di
cuenta de que por mas esfuerzos que hiciera no podría metérselo mas, espere unos
momentos para que la vagina de mina acomodara dentro de si a mi pene, antes de
empezar a bombear. No me quise venir inmediatamente de nuevo, así que empecé muy
despacio, quería disfrutar al máximo cada memento, así con un ritmo suave
comencé el mete y saca, que a veces aceleraba, para acentuar mas mi placer, no
se cuanto tiempo seria, pero su vagina estaba tan apretada, húmeda y tibia que
no pude evitar venirme adentro de ella. En cuanto me vine, baje sus piernas de
mis hombros, las abrí y me recline sobre ella para abrasarla, lo hice con
cuidado no quería aplastarla. En esa posición dure un buen rato, después se la
saque, para dejarla descansar. Vi mi reloj tenia mucho tiempo aun así que me
recosté a un lado de ella para descansar y volver a gozarla otra vez.


La segunda vez fue mas fácil, mi semen y sus flujos
facilitaron la entrada de mi pene en su vagina, primero estando ella de lado y
yo atrás abrí sus piernas y la volví a penetrar, así estuve un rato, después la
puse boca abajo, cuando estaba a punto de venirme, se la saque, la puse boca
arriba y la penetr4e de nuevo abrazándola muy fuerte antes de venirme nuevamente
adentro de ella. No quería sacársela, pero sabia que en esa poción no podía
estar mucho tiempo, así que se la saque unos instantes, la acomode de lado y
desde atrás se la volví a meter, una vez con mi verga adentro de ella me dormí
de nuevo.


Ya en la madrugada desperté, me sentía satisfecho, así que la
limpie muy bien y la revise por si estaba lastimada, afortunadamente no. Ella ya
se había relajado y una vez que termine de limpiarla no se notaba nada de lo que
había ocurrido esa noche, le puse sus pantis, y la lleve a su cuarto, la acomodé
a un lado de su madre y me fui a dormir.


Por la mañana desayunamos juntos, yo estaba tranquilo pues me
asegure bien de no dejar ningún rastro de mis fechorías, la pequeña mina,
también estaba como si nada, la única consecuencia de lo que le hice fue que se
sentía muy aporreada y le dolía su cintura y no sabia porque, entonces yo le
dije a su mama, que de seguro era porque toda la tarde anterior estuvo nadando
en la alberca, las dos sonrieron y afirmado con la cabeza quedaron conformes con
mi explicación. Mina y su madre se quedaron en la el bungaló para empacar y
hacer unas compras mientras yo fui a una junta para ultimar unos detalles.
Pasaría por ellas a eso de las 3 para irnos al aeropuerto.


Estaba yo tranquilamente en mi junta cuando sonó mi celular,
era Maite y en tono muy serio me dijo que tenia que hablar urgentemente conmigo,
fingiendo naturalidad le pregunte de que quería hablar, ella me contesto que
teníamos que hablar en persona, mi corazón palpito rápidamente, pero yo trate de
actuar normal y le dije que si, ella entonces me respondió que nos veríamos en
el cuarto a las 2 de la tarde.


Al llegar al hotel y dirigirme a la habitación solo podía
imaginarme lo peor, al subir por el elevador, repasaba mentalmente lo que había
hecho la noche anterior haber si había cometido algún descuido y al mismo tiempo
pensaba en alguna excusa. Al llegar a la habitación la escena que me encontré me
hizo pensar lo peor, la pequeña mina estaba llorando en un rincón y Maite estaba
muy enfadada, al verme se dirigió a mi muy seria y me dijo, tenemos un grave
problema, yo tranquilamente le pregunte cual era. Ella me señalo un gran
ventanal que estaba roto y muy enfadada me dijo que mina lo había roto porque
estaba emberrinchada ya que no le compro un vestido que vieron en la tienda del
hotel, Maite cambio su expresión y me dijo ahora preocupada que tendríamos que
pagar los daño o si no, no nos podríamos ir. Yo aliviado le respondí que no
había problema, ella me mostró la factura de los daños y aunque era una gran
cantidad, la verdad yo no quería ver sufriendo a mina, después de lo que había
hecho con ella, mas que castigarla yo quería premiarla, así que volví a
insistirle a Maite que no se preocupara que lo cargaríamos a la empresa como un
gasto mas de comida, que personalmente hablaría yo con la gerencia para que
apareciera así. Voltee a ver a mina y pude ver en su rostro una expresión de
alivio.


Una vez arregladas las cosas partimos al aeropuerto, la dulce
mina fue todo el tiempo abrazándome, ya me sentía feliz y a la vez culpable.
Después de ese viaje solo veía a mina ocasionalmente, yo trataba de evitarla, ya
que sentía mucha culpa por lo que le había hecho, así lo hice durante mucho
tiempo, hasta ahora que ya no pude evitarlo, ya que me eligió como su padrino de
15 años, así que para aliviar un poco mi culpa decidí escribir este relato donde
de manera anónima confieso mi mas oscuro secreto, esperando que esto me de el
valor suficiente para verla de nuevo a la cara y no sentir remordimeitos.





Prologo, los nervios, todo resulto como esperaba. Epilogo y
fin de la hisotoria.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 28
Media de votos: 8.61





Relato: Mi oscuro secreto
Leida: 18653veces
Tiempo de lectura: 15minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis