webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Espiando a mi esposa


 


Relato: Espiando a mi esposa

  

Somos un matrimonio estable
radicado en Aguascalientes México, al inicio de casados, Elena mi esposa
y yo fuimos salvajemente celosos, a tal grado que estos sentimientos hicieron
que peligrara nuestro matrimonio, sin embargo la madurez y la seguridad lo rescataron.


Años mas tarde en Zacatecas México, conocimos a una pareja de
recién casados en una disco, terminamos los cuatro en nuestra habitación
del hotel y sin pensar las cosas nos hicimos el amor cada cual con su pareja,
sin embargo la experiencia de ver y ser vistos nos provoco una excitación
y gran curiosidad por avanzar en esos juegos.

Tiempo después Elena
conoció a Arturo, un amigo que de verdad la ayudo con consejos en una etapa
en que nuestro matrimonio tenia problemas, con la amistad llego el gusto por ambos
y por ende el deseo.

Cuando Elena me confeso que de verdad le gustaba
Arturo como hombre, yo me sorprendí que me excitara esa situación,
por tal motivo y sobre todo por amor a ella, y por verla totalmente feliz, la
apoye condicionalmente e inclusive atreviéndome a aconsejarla para decirle
como coquetear con el y como provocarlo, en ese tiempo desconocíamos que
algunas parejas tuvieran este tipo de relaciones y menos que tuvieran un nombre:
"swinger"

De esta manera Elena, con mi conocimiento, empezó
una relación muy ardiente y tierna (así lo considera ella) con Arturo,
en esa época yo viajaba constantemente a la ciudad de México y eran
los días que ellos aprovechaban para tener sus encuentros cachondos y eróticos
en el hotel o en el departamento de Arturo, estos no llegaron a ser en mas de
cuatro ocasiones.

Cuando regresaba de mis viajes, Elena me contaba con
lujos de detalles esos encuentros, estos relatos mejoraron por mucho nuestra vida
amorosa y sexual, descubriendo con ellos nuevas formas de preámbulos y
nuevos juegos eróticos.

Siendo Elena una mujer excepcionalmente
guapa, sexy, con una figura y cara de latina cachonda, que llama la atención
de todos los hombres, me imaginaba como Arturo la gozaba, de tal manera que le
empecé a rogar a Elena que me dejara observar como le hacían el
amor, "esto no se va a poder" me contesto "pues Arturo tiene una
mentalidad mas cerrada y nunca lo podría aceptar" (el creía
que Elena me ponía los cuernos)

Para poder lograr mi objetivo le
propuse a Elena que invitara a Arturo a la casa con el pretexto de que yo estaba
en la ciudad de México, pusimos en marcha nuestro plan y entonces paso
uno de los días más memorables para los dos.

De todas las
opciones para el lugar del encuentro escogimos al bar que tenemos en la planta
baja de nuestra casa, este bar da a su vez a una terraza y a un jardín,
por la noche si la terraza esta apagada desde el bar no se ve mas que oscuridad
y al contrario si uno esta en la terraza y el bar esta prendido uno parece estar
viendo cine ya que el amplio ventanal permite ver todo con claridad.

Llego
la noche esperada y yo me fui a sentar a la terraza preparado con unas cubas y
un paquete de cigarros, a la hora señalada llego Arturo y se acomodo junto
con Elena en los taburetes altos del bar, después de 2 horas interminables
de cubas, platicas, risas y coqueteos empezó a realizarse mi fantasía,
en un momento Elena que se veía guapísima con una minifalda negra
muy corta se paro de su banco para que Arturo le prendiera fuego a su cigarro,
el siguió sentado y dejo que se acercara, en ese momento el aprovecho para
tomar su nuca y lentamente la empezó a besar, al principio eran besos sin
prisas y hasta tiernos como le gustan a Elena, mientras esto pasaba la sujeto
por la cintura y se la pego al que seguía Sentado, en esa posición
y con las piernas de Arturo abiertas y Elena parada en medio de ellas empezaron
lentamente a restregarse y a besarse con lujuria, claramente vi como empezó
a sobarle los muslos por las partes exteriores y también note como Elena
perdía poco a poco la razón, al estar de perfil los dos hacia mí,
note como le crecía el bulto a Arturo y como entonces empezó a bajar
el cierre de la blusa tipo chamarra de Elena, debajo de esa blusa no traía
nada, eso facilito para que Arturo empezara a acariciar con ardor sus pechos y
sus pezones, pezones que estaban totalmente duros y parados, signo inequívoco
de la excitación de Elena, cuando Arturo se atrevió a chuparle y
besarle los senos hermosos de Elena, ella empezó a gemir y a suspirar con
una intensidad que casi me provocan una eyaculacion ahí mismo aun cuando
no me estaba masturbando, pensando que ya no podía existir algo mas allá
de lo erótico, Arturo metió las manos por debajo de la faldita y
empezó a apretar las preciosas nalgas de mi esposa, al borde de la excitación
Elena empezó a masturbar a Arturo por arriba del pantalón, él
en correspondencia paso una de sus manos al frente y haciendo a un lado su tanguita
empezó a frotarle su clítoris y casi de manera inmediata bajo su
dedo y se lo enterró hasta el fondo, Elena empezó a moverse como
poseída y empezaron a simular que hacían el amor, los gritos, gemidos
y los ruidos de los besos que expresaba Elena fueron una grata y erótica
sorpresa para mi, pues tal vez También conmigo los hacia pero por los momentos
nunca llegue a oírlos y gozarlos con tal claridad, quiero imaginar con
todo esto que Elena tuvo uno o varios orgasmos en esa masturbada que le daban
y en el éxtasis total le saco él pené a Arturo y lo empezó
a masturbar como solo ella lo sabe hacer, con esta técnica es obvio que
Arturo no tardo mucho en venirse, cuando lo hizo derramo su leche en los pechos
descubiertos de mi esposa, en ese momento no pude mas y bajándome la bragueta
explote con una eyaculacion de antología y que aun la recuerdo cuando me
masturbo.

Cuando creí que había pasado lo máximo
y deseando que Arturo se fuera para hacerle como loco el amor a mi mujer, resulto
que Elena se retiro al baño para limpiarse la leche de Arturo que le quedaba
aun en los senos, el también hizo lo mismo pero en el baño del bar,
cuando regreso Elena, Arturo ya estaba sentado y ella con una sonrisa de picara
y de satisfacción le ofreció una copa, el acepto y cuando Elena
se inclino en la barra para tomar algunos hielos el llego por atrás y la
empezó a besar en el cuello, Elena respondió levantado y repegando
aun mas su hermoso trasero al pené de Arturo, el a su vez le volteo solamente
la cabeza y se empezaron a besar con desesperación como si fuera la ultima
vez, yo veía claramente como se querían comer la lengua mutuamente,
en eso vino lo mejor, Arturo a espaldas de ella le subió lo poco que quedaba
de falda haciendo a un lado el hilo dental de la tanga, Elena se dio cuenta de
sus intenciones y quiso poner resistencia pues no lo quería hacer en la
casa, sin embargo pudo mas la fortaleza del y la excitación de ambos, y
como fotografía recuerdo como se saco la verga Arturo colocándose
de inmediato un condón y de un golpe se la dejo ir a Elena, se empezaron
a mover como locos y ella nuevamente soltó gemidos y gritos que aun retumban
en mi cerebro, no duraron mucho pues Elena se separo y volteándose le retiro
el condón e inclinándose para darle una rica mamada (es una experta),
Arturo no pudo aguantar mas y se empezó a venir dentro de la boquita de
Elena, ella sorprendida por esta acción puso una cara de satisfacción
y de lujuria por haberle provocado nuevamente y con su boca otra rica eyaculacion,
esto fue suficiente para mí ya que tuve en ese momento mi segunda eyaculacion.

A
partir de ese momento otro sacrificio iniciaba, pues no fue hasta media hora después
que Arturo se retiro, media hora que se me hicieron días ya que me quería
comer viva a mi mujer, apenas Elena cerraba la puerta principal detrás
de él, cuando ya estaba tragándomela a besos, nos empezamos a restregar
y no tarde en tocar su tanguita, esta, estaba totalmente empapada por sus jugos,
la cantidad de ellos y su viscosidad me marearon de lujuria, sentir que así
estaba mi esposa por culpa de otro hombre me hizo perder totalmente la razón,
la lleve nuevamente hasta el bar y sentada sobre una de las sillas altas le levante
su pierna derecha, dándome Elena un súper espectáculo ya
que me mostró lo esplendoroso de sus muslos y al final su tanguita brillando
por culpa de sus líquidos, no pudiéndome aguantar mas me incline
y tomando su tobillo a la altura de mi hombro empecé a limpiar con mi lengua
todo él liquido que traspasaba su tanguita, Elena seguía gritando
y gimiendo como poseída y entre ellos me decía como había
gozado y como Arturo la volvía loca, con mi lengua hice a un lado la tira
de tela de la tanguita, dejando al descubierto su enorme e inflamado clítoris,
el cual chupe y mordí suavemente a la vez que introduje uno de mis dedos
en su empapada vagina, esto fue suficiente para que Elena tuviera un orgasmo que
cualquier película porno de calidad hubiera envidiado, no pudiéndome
contener mas me saque la verga y tomando su otro tobillo levante su pierna izquierda
acomodando sus dos tobillos sobre mis hombros y sin tocarme él pené
lo apunte a su rajita y con la tanga puesta pero a un lado de sus preciosos labios
vaginales se la deje ir hasta el fondo, empecé a bombear con una fuerza
y con una intensidad como si fuera a ser mi ultimo acto en este mundo, para aumentar
y multiplicar nuestra calentura le preguntaba en que grado y en que momentos había
gozado mas su revolcada con Arturo, entre sus gritos y gemidos me contó
como le regalo a Arturo tres orgasmos y que por culpa de la calentura permitió
por un rato que se la encajara en el bar, la manera en que me lo platicaba, sus
jadeos y revivir esas imágenes me provocaron mi tercera eyaculacion de
la noche y la inunde totalmente mientras le chupaba un pezón erecto y duro
por la excitación.

Nos subimos
a nuestra recamara y mientras Elena se metió a bañar me acosté
en la cama, volviendo a recordar todo nuevamente y como un niño de 14 años
tuve con eso para tener otra erección de inmediato, cuando salió
Elena se me quedo viendo y por su expresión supe que era correspondida
mi lujuria, se hinco sobre la cama y haciéndose a un lado la toalla me
empezó a besar suavemente la verga y los huevos, por unos minutos aplico
esa técnica para después succionar y morder con suavidad todo mi
miembro hasta el momento en que se la quería tragar toda, mientras yo la
tomaba por la nuca y realizaba movimientos para encajársela hasta la garganta,
cuando sintió que estaba a punto de soltar mi leche dejo de chupar y se
monto sobre ella y de frente a mi volvió a decirme todas las calenturas
que había experimentado hacia unos momentos con Arturo, aprovechando la
ocasión le pregunte si deseaba que en ese momento Arturo estuviera detrás
de ella y le hiciera el sexo anal, una cuestión que anteriormente le había
platicado y que Elena lo rechazaba, diciendo que eso ya pasaba los limites de
su moral, pero en ese momento a Elena la encendió mi pregunta y me contestaba
de una manera caliente que deseaba el pené de Arturo en su ano, para hacerlo
mas placentero mientras me cabalgaba le empecé a tocar, acariciar y a presionar
su riquísimo orificio, imaginándonos que Arturo estaba ahí
detrás de ella, así y por esa noche Elena tuvo su ultimo orgasmo
y yo mi ultima eyaculacion, pasaban de las 5 de la mañana y Elena aun desnuda
se acostó pegada a mí, la abrace y sentí en ese momento que
la amaba mas que a mi vida, ella pensó lo mismo y besándome me dijo
"te amo", después, nos quedamos totalmente dormidos.

Como
esta experiencia Elena y yo tenemos otras de igual o mayor intensidad, espero
tener la oportunidad y el tiempo necesario para poderlas compartirlas con quienes
asisten a este sitio.

Es importante señalar que es la primera vez
que escribo una experiencia y nos excitaría a Elena y a mí verla
en la red, así mismo recibir los comentarios y experiencias que les causen
a los lectores.

Su amigo Manuel POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 15
Media de votos: 7.73





Relato: Espiando a mi esposa
Leida: 13777veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis