webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La criada negra


 


Relato: La criada negra

  

Desde que se casó María, tuvimos dificultades para contratar
a una nueva sirvienta. Lo único que podíamos conseguir era mujeres por horas.
Pero, además de ser costoso, no solucionaba nuestros problemas, ya que cuando
queríamos salir alguna noche, no teníamos con quien dejar los niños. Pero
gracias al párroco, conseguimos a Rita. Era una mujer colombiana, de raza negra,
de unos 40 años, muy morena y grandota.


Se había quedado viuda hacia unos años y no le había quedado
ninguna pensión de su difunto esposo. Era una mujer alegre que rápidamente se
adaptó a nuestras costumbres y encajó perfectamente con los niños. Una noche,
fui a la cocina a coger un vaso de agua y al mirar por la ventana del patio vi a
Rita cambiándose.


Había dejado abierto el ventanuco de su cuarto y se veía
perfectamente su silueta. Apague la luz de la cocina para que no me viera y me
quedé mirándola sin hacer ruido. Tenia los pechos grandes y robustos y se la
veía rellenita. Desde aquel día, poseerla fue una obsesión permanente, y no era
raro el día que me hacia una paja pensando en ella. Empecé a ir a menudo a la
cocina, con cualquier pretexto. Unas veces para beber agua, otras buscando
cualquier cosa. Entraba sigilosamente, abriendo el picaporte muy despacito, para
que no me escuchara, para tratar de sorprenderla Una tarde al entrar en la
cocina, la encontré de espaldas lavando los platos en el fregadero. Llevaba un
vestido antiguo de mi mujer, que por la diferencia de tallas, le quedaba un poco
corto y sobretodo, ajustadísimo.


Me quedé quieto contemplando su cuerpo. Tenia un culo
impresionante, redondito y respingón, de esos que parecen decir "cómeme". Me
acerqué silenciosamente y a punto estuve de apretujarle el culo, pero en el
ultimo instante, por miedo, di marcha atrás. Otra tarde me la encontré en
cuclillas, limpiando con un trapo algo, que se había caído al suelo. "¿Que ha
pasado", le pregunté. "Un poco de tomate que se me ha caído", me contestó sin
dejar de mover el trapo.


Allí estaba, a mis pies, con sus dos enormes pechos
moviéndose al unísono. Por la postura de las piernas, contemplaba sus robustos
muslos pero no adivinaba ver mas allá de las entrepiernas. Mi excitación
aumentaba por segundo, pero allí estaba, quieto como una estatua, mirándola
fijamente. Mi timidez era mas fuerte que mi deseo. - "Bueno ya está", dijo. Se
levantó tan fresca y se puso a enjuagar el trapo en el fregadero. Yo, sin
atreverme a nada mas, me di la vuelta y me fui al cuarto de baño. Me masturbe
besando una toalla que estaba colgada detrás de la puerta, pensando que me
estaba follando a Rita.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Una tarde fui a la cocina a coger un refresco. Tomé del
frigorífico una lata fría de Coca-Cola y cuando salía, casi choco en la puerta
con ella. Rita se quedó parada en el umbral, riéndose a carcajadas, mientras
decía "cuidado señorito, cuidado señorito" mirándome fijamente a los ojos y
dejando ver sus blanquísimos dientes.


Me quedé mirando sus gruesos labios, su nariz pequeña y
achatada. Sus ojos, grandes y negros, brillaban de una manera especial, quizás
porque habría tomado alguna copita. Traía un pañuelo rojo en la cabeza,
recogiéndose el pelo y una camisa ajustadísima, seguramente de mi mujer, con los
botones dispuestos a explotar en cualquier momento.


Toda la noche me la pasé pensando en Rita y planeando como me
la podía tirar. Yo sentía que ella me deseaba, pero por mi estúpida timidez, no
me atrevía a dar el primer paso. Al día siguiente, mi mujer me avisó que iba a
ir con los niños a las rebajas del Corte Ingles.


Adrede, llegué antes de lo habitual a la casa. Entré
silenciosamente, sin hacer ningún ruido, me fui a la cocina buscando a Rita,
pero no estaba. Miré en el lavadero, en el jardín y en el garaje, pero tampoco
estaba. Desesperado, crucé de nuevo de puntillas la cocina, hacia su cuarto,
tratándole de darle una sorpresa. La puerta estaba abierta, pero las persianas
estaban echadas y había poca luz. Metí un poco la cabeza para divisar el terreno
y mi sorpresa fue mayúscula. Estaba en la cama con un tío.


Me quedé de piedra. Di media vuelta, volví al salón y
nervioso, encendí el televisor y lo puse a todo volumen. A los pocos segundos,
por la puerta de la cocina que da a un patio trasero, vi salir disparado al
jardinero, con la camisa desabrochada, los zapatos en chanclas y cogiéndose los
pantalones con ambas manos. - ¡Madre mía!, exclamé, tanto tiempo esperando
meterle mano y el jardinero, que tiene mas de sesenta años y está mas estropeado
que la madre Teresa de Calcuta, se la está beneficiando.


Me levanté y me fui cabreado al cuarto de Rita. Ella seguía
en la cama pero se había tapado con una sábana. "Ah, está Vd. aquí. La andaba
buscando. ¿Que le pasa? ¿Está Vd. enferma?". - No, dijo con voz entrecortada -
Como la veo acostada - Es que estoy un poco cansada, dijo con tono poco
convincente Se veía que adivinaba que yo lo sabia. Me senté en el borde de la
cama y le toque la frente. - Fiebre parece que no tiene -con la mano izquierda
empecé a tocarle el cuerpo, simulando que la oscultaba- No parece que tengas
nada.


Ella me miraba sin decir nada. - Por encima de la sábana,
comencé a acariciarle suavemente el coño. Rápidamente se humedeció la sábana. -
Uy, pero si esto está ardiendo. Voy a ponerte el termómetro. Me quite los
pantalones y los zapatos, retiré la sábana y me acosté junto a ella. Se la metí
de un golpe. Ella dio un suspiro profundo y estuvimos follando bastante rato. Al
día siguiente, despedí al jardinero.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 7
Media de votos: 5.29





Relato: La criada negra
Leida: 14369veces
Tiempo de lectura: 3minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis