webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Dos inocencias interrumpidas


 


Relato: Dos inocencias interrumpidas

  

Melo y yo , éramos dos chiquillas inocentes, que ya por los
17 andábamos bien desarrolladas. Melo era alta, morena de pelo largo; buenas
curvas y delgadita. Yo era castaña clara, delgada y de curvas pronunciadas.
Habíamos pasado nuestra infancia juntas, ambas estábamos muy unidas, pero aún
nos faltaba mucho por conocer. Apenas habíamos salido del pueblecito de la
sierra en el que nos habíamos criado, y nuestras tardes juntas no pasaban de
juegos inocentes y refrescos en la cafetería de mi padre. Ninguna de las dos
habíamos tenido aún contacto con chicos, y ni siquiera nos atraían. Lo curioso
es que nosotras atraíamos bastante al género masculino, no pasaba un día sin
recibir insultos y piropos obscenos.


Una tarde de Julio, en época de fiestas, fuimos como todos
los años a la feria. Y había un divertimento en especial para nosotras, y ese no
era otro que montarnos en "el pulpo" una atracción de sube y baja. Me monté con
Melo en uno de los brazos del pulpito feroz, y detrás nuestra dos macarras de
turno, de unos veintitantos, ambos con piercing en la oreja. Desde un primer
momento escuchamos sus risitas y comentarios, pero no le dimos importancia. Eran
dos pavos como otros cualquiera. La verdad es que bastante feos los dos, a pesar
de sus veintitantos eran dos críos con acné.




Eh, putitas! Zorras hambrientas!!


Seguro que no habéis probado polla todavía!




Melo y yo empezamos a sentirnos incómodas. Pasaba de la
gracia a la incomodidad.




Estais para haceros un favor!!


Sí, unos cuantos!




El viaje por suerte no se prolongó mucho, y nada más bajar
hicimos amago de irnos, pero los dos macarras nos siguieron. El miedo empezaba a
apoderarse de mi, y Melo tenía cara de angustia.




Venga, dejarnos en paz


Sí, meteros con las de vuestra edad




Ambos se reían escandalosamente, tenían cara de viciosos
depravados. Había demasiada gente, pero también demasiado ruido. Entre la
multitud logramos acercarnos a la caseta de tiro. Parecía que se habían olvidado
de nosotras. Pero cuando me dispuse a disparar al globo, note algo tremendamente
duro en mi culo. Y alguien me susurró:




Hola puta sin estrenar, quiero que me dejes enseñarte a
follar




Yo me estremecí, apenas sabía lo que era un hombre. El otro
estaba a espaldas de Melo. Las dos nos miramos, e intentamos huir de allí. Los
dos macarras salidos nos siguieron, y al salir de la multitud nos agarraron del
brazo. Había un parque cerca, oscuro y solitario, tan solo alumbrado por la luz
de la luna. Nuestros secuestradores no paraban de reirse, era evidente que
además de salidos estaban borrachos. Me tiraron contra un árbol, y quedé de
espaldas agarrada al tronco.




Mira que culito tiene la zorra... está para hincarla bien


Ufff... y mira esta que patitas, que polvazo tenéis las
dos me cago en la ostia!




Melo estaba arrodillada en el suelo, suplicando a su agresor
que no la hiciera daño. Uno de ellos se acercó a mi, y empezó a sobarme el culo
por debajo del vestido de flores que llevaba; primero por encima de las
braguitas y después sin estas. Me las quitó y después de olerlas se las pasó a
su compañero para que hiciera lo mismo.




Hueles a puta...a calentorra...a ver como está ese coñito
de húmedo




Apoyando su entrepierna en mi culo, pasó una mano por mi
vientre y la otra la dirigió a mi cuevita. Deslizó su dedo por toda mi raja, a
lo que yo respondí con un gemido muy placentero. Por primera vez en la vida
sentía un placer hasta ahora desconocido. Siguió deslizando el dedo y lo
introdujo en mi coño empapado, producto de la situación. Casi sin darme cuenta
empecé a disfrutarlo.




Ahhhh...que gusto,


Te está gustando verdad puta! Verás cuando pruebes mi
polla...te vas a retorcer de placer




El otro estaba concentrado en mi amiga. Estaba tirada en el
suelo, con las bragas a un lado y chupando la polla enorme que a su agresor le
salía del pantalón.




Chupa pequeña zorra...uffff como me pones condenada niña!




De repente noté un placer y un cosquilleo inmenso que me
sacudió el cuerpo. Mi agresor, o compañero en este juego tan perverso se
desbrochó el pantalón y después de quedarse con ellos por la rodilla vi el
inmenso aparato que tenía entre las piernas.




Espero que te guste nena, porque la vas a tener todita...




Me apoyó de nuevo contra el árbol y acercó su polla a mi
culo, el cual chorreaba líquidos...todos ellos emanaban de mi fuente de placer.
Estaba fuera de mi, disfrutando como una verdadera puta. Pasó su polla por toda
mi raja entre gemidos e insultos que me encendían cada vez más. La metió de un
solo golpe, y el dolor que sentí fue indescriptible, me partió en dos. Ahí
empezó a envestirme con fuerza, metiéndola una y otra vez en mi coñito dolorido
y lubricado.




Sí! Tómala puta! Trágala entera!!! Ahhhh...!!!


Hmmmm....argggg, me duele, pero dame más...así!!!!




Entre los gemidos de Melo y su agresor y los de aquel salido
que tenía detrás follándome sin parar, estallé en otro orgasmo que contrajo cada
uno de los músculos de mi cuerpo. Segundos después Melo y su compañero
comenzaban a gemir, y se oían sus gritos desesperados, ahogados por el espasmo
que al igual que a mi nos devoraban el cuerpo. Sentí entonces una cantidad
monumental de lache ardiendo que me quemaba por dentro, y las manos de él
clavadas en mi culo.




Ahhhhhh!!!!! Siiiiii, trágate mi leche, engúllela,
toma!!! Ahhhh




5 minutos después, los cuatro yacíamos en el suelo, casi sin
aliento. Recuerdo la sonrisa pícara de Melo cuando nos miramos entre los jadeos
de nuestros secuestradores...agresores...o profesores del placer.


 


No volvimos a ver a aquellos dos macarras nunca más, pero
desde aquel día Melo y yo estamos hechas unas verdaderas zorritas. De los juegos
infantiles pasamos a jugar a otro juego, infinitamente más...mucho más
placentero.


 


 


Espero vuestras críticas.


 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 3
Media de votos: 6.00


Relato: Dos inocencias interrumpidas
Leida: 1860veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis



 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .