webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Hospital psiquiatrico (1)


 


Relato: Hospital psiquiatrico (1)

  

HOSPITAL SIQUIATRICO - I PARTE -




Luego de muchos esfuerzos, tanto físico como económicos,
bueno, no tanto económico, ya que mi padre estaba muy bien posesionado
económicamente, al fin estaba llegando a término mi carrera. Muchos fueron las
noches que pasé en vela estudiando para los exámenes, me perdí de fiestas y
carretes con mis amigos, pero al fin todos esos esfuerzos estaban dando fruto.
Ya casi estaba egresado, de la carrera de Sicología, de la prestigiosa
Universidad Chile.



Tan solo faltaba hacer mi práctica profesional y preparar mi
Tesis, para poder recibirme.



Un amigo de mi familia, que trabajaba en un hospital para
enfermos mentales en un pueblo de la quinta región, me consiguió hacer la
práctica en dicho establecimiento, y con un buen sueldo, mas encima. Sin
pensarlo dos veces, accedí y quedé de acuerdo con él, que mientras tanto,
viviría en su casa durante los dos mese que duraría mi práctica.



Llegué a la ciudad de San Felipe, el amigo de mis padres me
esperaba en la terminal. El vivía en esa ciudad. Llegamos a su casa, me presentó
con su familia y luego de charlar hasta tarde, nos fuimos a acostar, por que al
otro día muy temprano nos iríamos a trabajar.



Amaneció, tomamos un buen desayuno, y partimos a una
localidad llamada Putaendo, un pueblo cerca de San Felipe, como aproximadamente
20 minutos. Todo el trayecto era muy tranquilo, lejos de la contaminación y
tacos, de mi querida ciudad natal Santiago.


El paisaje era muy hermoso, todo verde, todo campo. Luego
llegamos a Putaendo. A mi al principio me daba mucha risa su nombre, pero con el
tiempo me fui acostumbrando.



Llegamos al mencionado pueblo; sus calles angostas y casas
altas, parecían del tiempo de la colonia, un pueblo super tranquilo y con muy
pocos habitantes. Continuamos nuestro recorrido y encontramos el primer letrero
que apuntaba al Hospital Siquiatrico de Putaendo. Tomamos un camino de tierra y
luego de alejarnos un poco del pueblo, nos encontramos de frente con el
mencionado local.



Me llamó mucho la atención, que la persona que abría la
puerta era uno de los mismos pacientes. Entramos al jardín del hospital, muy
grande y espacioso. Todos los pacientes con un grado de locura leve y no
agresivos se encontraban ahí.



Cuando bajamos, muchos se acercaron a saludar a mi compañero
y otros a mi.



Entramos a las dependencias y luego de presentarme a todos
mis colegas, me dieron una inducción rápida y comencé a trabajar.



Ya había pasado una semana y yo estaba muy ambientado,
parecía como si llevara años trabajando en ese lugar.



Es increíble la cantidad de cosas que uno ve en ese lugar.
Hay que estar ahí para que me crean las cosas que les contaré. Gritos, risas,
pacientes botados en los jardines, que uno no sabia si estaban vivos o muertos,
hombre paseándose con sus genitales al descubierto, una enfermera vistiendo a
una loca que se había empelotado; un edificio viejo, de color blanco , con
barrotes en las ventanas. La verdad no creí nunca acostumbrarme.



Una de las que más me llamó la atención, era la cantidad de
pastillas anticonceptivas que se les daba a diario a las pacientes, ya que
muchos de los locos tenían relaciones sexuales entre ellos, en cualquier lugar.
Un día, me asomo por la ventana de mi oficina, del segundo piso, y veo a un loco
que tenía arrodillada a sus pies a una loca, haciéndole la mejor de las mamadas,
¡ a las 9 de la mañana en el pasto, bajo mi ventana y en presencia de todos!.



Era normal ver a alguno con sus genitales expuesto o alguna
loca que se sacara la ropa por ahí.



Debo confesar que siempre he sido un hombre muy .... como
podríamos decirlo, "excitable fácilmente", para que se lea bonito, por no decir
"Calentón". Era increíble como pasaba con la verga dura, viendo a todas esas
mujeres que fácilmente podrían ser víctimas de mi lujuria.



Por lo general las mujeres del recinto no eran modelos, mas
del 50% eran muy, pero muy feas; el 40% gordas, debido a la cantidad de hormonas
que traían todos los remedios y calmantes que se les daban, pero un 10%
......... se salvaban, incluso había una por ahí, estupendas.



Un día, me encontraba fumando un cigarrillo, junto a uno de
los hombres que hacen el aseo en el hospital, su nombre era José, ( como de 35,
muy delgado y chico ). Conversábamos de cualquier cosa, cuando de repente el
hizo un comentario sobre el físico de una de las pacientes, que en ese momento
se encontraban en el jardín. Era una mujer ya madura, digamos uno 45 años, de
cara normal, es decir ni fea ni bonita, pero con cara de loca ), de cabello
rubio, ojos verdes, alta, con un muy abultado trasero y unos pechos
espectaculares, y dentro del lote, se veía bastante cuerda




Mire doc, esa pinturita de ahí


La verdad esta harto buena la tonta


Mmmm esta para hacerle de todo ¿ o no?


Seguro que si


Y Ud. con esa pinta, de seguro podría hacerle algo ¿no
Doc.?


Ja ja, en una de esas


Es cosa que se lo proponga. Acá muchos de los doctores se
acuestan con estas locas


Me estas gueviando


¡No!, ¡ la dura!, incluso yo, tengo un par de locas que
siempre me las afilo o me hacen un mamón y nadie se entera


Verdad?


No le digo! , aparte que acá hay tanto lugar donde uno se
puede meter con una de estas locas a pegarse una buena cacha


Ja ja ja


Oiga doc. si Ud. quiere yo le puedo concertar una cita, con
una loca ......que se va acordar de mi


En serio


La dura. Una morena, con un cuero, que se lo encargo. La
gueona esta acá , como hace tres meses, y se cree Madona la tonta , es super,
pero super caliente. No se va a arrepentir. Hace lo que usted quiera, solo
tiene que pedir y se le consederá.


Ja ja ja , ¿ En serio?


Oiga es cosa que usted cuando usted este solo con ella, le
pregunta si es verdad todo eso que dice la prensa de lo liberal que es con su
cuerpo, y el resto es puro pasarlo bien. Tiene que puro seguirle la corriente.


Me está agarrando para el gueveo compadre?


No Doc, , se lo juro , ¡por mi mamita que esta en el
cielo!, esta gueona esta mas loca que una cabra, y después si lo ve, ni se
acuerda de usted.


Ja ja ja


Y que me dice?, se la estoy ofreciendo en bandeja de plata,
usted me dice, y yo mismo se la llevo a una de las bodegas de atrás, donde
solo yo voy para esos lados


Te imaginas que me pillen


No pasa na, ......... ¡ Mire , esa es la loca que le digo!


¿Cuál?


La que está alla junto a rosas


Esa es la mina?


¡Si po!, ¿ que le parece? .... no ve que está rica la tonta
, y ¡Guena pal invento!, se lo aseguro......de verdad, si quiere se lo doy
hasta firmado Doc.



 



Me fijo en una morena delgadita que estaba cerca de las rosas
allá abajo, no era muy alta, pelo negro y largo, con una mirada un poco extraña.
Se notaba que tenia poco busto, sin embargo, lo que le faltaba de busto, lo
reemplazaba con su generoso trasero y unas hermosas piernas. Usaba una minifalda
de jeans, botas ( con el calor que hacía), y una blusa color rosa, además de una
pañoleta en la cabeza. La verdad me excitó pensar en lo que José, el del aseo,
me proponía, pero igual me daba un poco de miedo de que alguien me fuera a
descubrir. Le agradecí su propuesta y le dije que lo pensaría y que si me
decidía, le avisaría.



Volví a mi despacho a continuar mis labores, sin embargo, la
idea de cometer esa locura, me estuvo dando vueltas en la cabeza todo el día.



Después de almorzar, salí nuevamente a un pasillo que queda
en el segundo piso a fumar un cigarrillo, mirando al jardín ( que es tremendo )
, haber si encontraba a "Madona".



No me costó mucho encontrarla, aun con tanta gente que estaba
en ese lugar. Ella conversaba con otra paciente, sentadas en una de las bancas.



En eso llega una colega a consultarme algo. Luego de eso, le
consulto si había visto por casualidad a José. Me dijo que se encontraba en la
lavandería. Me acerque a ese lugar, y encuentro a José pasado un trapero en el
piso de la lavandería. Me percaté de que nadie estuviera cerca y me acerco a
preguntándole si aun estaba vigente su propuesta.



El, muy servicial, me dice, que por supuesto. Dejando lo que
estaba haciendo, me pide que lo acompañe a su escondite secreto, pasamos por
unos pasillos muy estrecho que se encontraban al fondo del hospital, luego por
un patio chico, donde solo había árboles secos y maleza, luego por una parte el
hospital que estaba un poco destruido, avanzamos otro poco y llegamos a una
puerta cerrada con un candado. Realmente era un laberinto. José tenía la llave
de ese candado. Al abrir la pieza era un montón de cachureos, escritorios,
estantes, cajas, camillas en mal estado, colchones, veladores de metal etc. Y
detrás de ese cerro de camillas un pasillo conducía a una pieza chica, que
alguna vez en su vida fue un baño, pero ahora sin ningún artefactos, y en ella,
una camilla buena con colchón bastante bueno.



Felicité a José por su escondite. La verdad era imposible que
alguien diera con ese lugar. Me dijo que lo esperará aca y que en 10 minutos, me
traía lo prometido y se retiró rápidamente.



Me quedé solo en ese lugar. Comencé a recorrer la gran
bodega, encendí un cigarrillo, y miraba por una pequeña ventana, que daba hacia
el viejo patio, pero nada. Ya habían pasado como 20 minutos y me empezaba a
desesperar.



Estaba a punto de irme, cuando veo que aparece José con la
"Madona". Entraron a la bodega, y el me la presenta. Me dice al oído, que
disculpe la demora, pero no la ubicaba, me dijo también que cuando termine, le
haga sonar su celular y que el venía corriendo a llevarse a la loca, y que
después de 5 minutos, yo me fuera y dejara cerrado con candado nuevamente. Me
pasa un papel con su número de celular y se va, cerrando la puerta de la bodega.



Me dio un poco de miedo quedarme solo con esta chica, ya que
uno nunca sabe como pueden reaccionar.




Como te llamas


Francisco, le dije ( mintiendo en mi nombre obviamente ) ,
y tu?


Yo me llamo Madona


Madona, que bonito, eres cantante?


Si, soy cantante


De verdad?


No has visto mis videos en la tele? ( ja ja ja )


Si los he visto, te ves super bien en ellos


Gracias


Te sigue mucho la prensa, verdad?


Si, aveces me cargan, ostigan mucho por las entrevistas. Tu
eres periodista?


Ehhhh si, mas o menos


Y tu camara?


La dejé en mi auto. Después la voy a buscar para tomarte
unas fotgrafias, ¿te parece?


Si, me encantan que me tomen fotografias


( era increible, como la loca se creía realmente
Madona!!!!! ) y que es lo que te gusta hacer Madona


Me encanta cantar, dar entrevistas, que me hagan
fotografías, vestirme así, hacer el amor......


Te gusta hacer el amor?


Si, me encanta . ¿ A ti no?


No, , digo, si, me encanta hacer el amor


Tu quieres hacer el amor conmigo?


La verdad , me gustaría mucho


Ok, entonces vamos, soy muy buena en la cama.




Quedé con la boca abierta. Me tomo de la mano, y me llevó a
la pieza donde estaba la camilla. Se notaba que ya mas de una vez había estado
en ese lugar con José. Al entrar, sin pensarlo dos veces, se sacó la blusa y los
sostenes. Yo no podía creer lo que estaba viviendo..



Te gustan mis pechos?


Si, son muy preciosos


Te parece que tengo bonito cuerpo


Ya lo creo, muy bonito, me encanta lo que veo


Espera que me saco todo




Se comenzó a sacar toda la ropa y quedó completamente
desnuda. Ante mis ojos se encontraba una muchacha completamente desnuda y a mi
disposición. Morena, ojos grandes, pelo negro y largo, con unos pechos muy
pequeños, pero con unos pezones muy alargados. Su cintura muy denotada, y un
culo, como echo a mano. Moviendo su pelo hacia los lados, y como modelando, se
paseaba por la pequeña habitación. Me dijo que me desnudara. En un minuto, me
desnudé completamente y me acosté en la cama.




Te gusta que te la chupen?


Oh, si me encanta


Yo se hacerlo muy bien , mirá ...........




Diciendo esto, me toma con sus manos, llenas de anillos de
plástico, la verga y sin previo aviso, comienza a darme una chupada
espectacular.


Yo le decía que lo hacia muy bien, y que como me gustaba que
lo hiciera, mas rápido, mas suave, mas fuerte etc, ella me hacía caso en todo.



Debe haber estado chupándome la verga como 20 minutos.



Luego la separé de mi verga, y colocándola de espaldas en la
cama, le abrí sus pierna y comencé a besarle su coño, y dejársela bien mojada,
lueho me puse entre sus piernas, y se lo metí hasta el fondo. Ella no se si
realmente lo estaba disfrutando o se lo creía, pero gemía y gritaba como lo que
realmente era, una loca. Gracias a Dios que estabamos en un lugar, donde nadie
nos podía escuchar.



¡ Siento mucho placer ¡ , gemía , ¡ me gusta sentirte
dentro! .. ¡ hazme el amor ¡ y una cantidad de cosas por el estilo.




Luego le dije que la quería en cuatro patas y se dio vuelta
inmediatamente, como si lo que yo digiera fuese una orden. Volví a penetrarla.



Preferí que nos bajaramos de la camilla, aprovechando lo alta
que era la camilla, la puse en 90° y aferrandome a su cintura, la volví hacer
mía.



Tenerla así, en 90|, yo de pie al lado de la camilla, ella
tendida sobre la cama, pero con sus pies en el suelo, con su estrecha cintura
entre mis manos, y su culito a mi vista, me dieron ganas locas de acabar.



Pero ya que estaba dispuesta a todo, quise ver hasta donde me
permitía. Sacando mi verga de su conchita, apunté a la entrada de su culo. No
fue fácil, pero logre introducirle mi verga en su culo, pero luego de muchos
esfuerzos, logre introducir parte de ella. Ella me gritó que le dolía un poco,
pero que lo hiciera lentamente, pero justo en ese instante, comencé a llenarle
el culo con mi semen, facilitando aun más la entrada y enterrársela hasta el
fondo. Ella comenzó a quejarse que le dolía un poco, pero no se la saqué hasta
que mi verga, por si sola, se salió de ese hueco, flácida y ya sin fuerzas.



Ella se sentó en la cama y se quedó un rato con las piernas
abiertas, tocándose delante mío, mostrándome su conchita, preguntándome si la
encontraba linda. Yo ya me había relajado completamente, pero si seguía
mostrándose a sí, volvería a despertar mi instinto animal, además me estaba
poniendo un poco nervioso con la hora. Decidí dejar eso para una nueva sesión,
en la cual podría traer hasta una cámara y tomarle unas fotos, incluso hasta
hacerle un video.



Tomé el celular y llamé a José. A los 5 minutos, entró José a
la bodega. Me dijó que yo me fuera y que el se encargaría de Madona. No se si
iba a esperar que se vistiera para ir a dejarla, o a lo mejor, seguiría en lo
que yo estaba, pero no me quedé a averiguarlo.



Volví a mi trabajo. Como mi trabajo no es solo de oficina,
nadie se dio cuenta de mi desaparición. Más tarde ubique a José y dándole las
gracias, le pase un billete por los servicios prestados. El me lo agradeció
mucho mas a mi, me dijo que siempre andaba corto de dinero. También me dijo que
cuando se me ofreciera, el me conseguía , otras locas mas.



Las cosas iban viento en popa. Se vislumbraban una serie de
aventuras mas en ese hospital, que no desaprovecharía, durante los dos meses que
me quedaban. El fin de semana viaje a Santiago nuevamente a............ ¿visitar
a mis padres? ........ no, a buscar mi cámara y la videocamara, de mi hermano,
que las necesitaría para hacer ........mi " Tesís."



Fin 1° parte.



Esta es la primera parte de todo lo que me paso en ese
Hospital.


Agradecería sus comentarios a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 4
Media de votos: 10.00





Relato: Hospital psiquiatrico (1)
Leida: 4905veces
Tiempo de lectura: 11minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis