webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Embarazada por su hermano


 


Relato: Embarazada por su hermano

  

Hola, soy yo de nuevo. Quizá me recuerden de relatos como
"Chica increíble con su padre" o "Mi madre, que mujer". La historia de hoy,
crean o no, es tan real como lo fueron las anteriores. Esta me la envió una
amiga que vive en Santa Fe (Argentina) y que me dijo que ella no sabia que yo
estaba publicando las vivencias de mis amigos, y me contó que ella tuvo una
historia con su hermano, a quien yo había conocido hace unos 3 o 4 años.


En fin, la protagonista de esta historia es mi amiga Roxy
(Roxana) y, aunque el relato es estrictamente de su propiedad, debo admitir que
le he añadido unos toques narrativos personales que ayudan a la dramatización
exacta de los sucesos descriptos en la historia:


Hola, soy Roxy y tengo 18 años. Espero que les guste la
historia que le he enviado a Pablo para que me la publique.


Todo sucedió hace dos años, al poco tiempo de haber cumplido
yo los 16. Andrés es mi hermano que tiene 22 años, pero en ese entonces tenia
20. Desde que tengo memoria con Andrés nunca nos hemos llevado mal, aunque
tampoco nos llevábamos muy bien. Teníamos una relación de hermanos muy típica y
muy común, digna de unos hermanos con 4 años de diferencia. Si tengo que hacer
una descripción física de Andrés solo puedo decir que es un chico muy común, de
estatura media, un físico bien formadito (juega al fútbol desde los 7 años)
tiene ojos oscuros y pelo castaño oscuro, como yo. En realidad es en eso en lo
único que me parezco a Andrés, en eso y en la cara, que tenemos facciones muy
similares. Pero en el resto no, ya que yo soy mas baja que él, mas delgada y,
obviamente, con un cuerpo menos deportivo y mucho más femenino.


Una mañana de verano, como dije al poco tiempo de haber
cumplido los 16, yo me levante de la cama cerca de las 11 de la mañana. Estaba
un poco enfadada, ya que hacía unos días me había peleado con mi novio, mejor
dicho, habíamos terminado. Hacía mucho calor y no tenia ganas de vestirme. No me
puse sostén, sólo me puse una camisa que tenia a mano y un pantaloncito corto,
también si ropa interior debajo.


Noto enseguida la ausencia de mis padres, pero escucho la
tele encendida en el comedor. En el mismo estaba mi hermano Andrés desayunando y
viendo tele.




¿Y papá y mamá? – pregunto.


Se fueron a lo de los tíos, van a pasar el día con ellos.
– responde Andrés que




estaba sentado en la mesa comiendo leche con cereales. Sólo
vestía un pantalón corto, que es el que usa para jugar al fútbol. Pero no
llevaba nada más, estaba en cuero y descalzo, comprensible considerando el calor
que hacía.




Pero ¿por qué no me avisaron? – digo con tono prepotente.


No querían despertarte, a parte, me quedé yo para
cuidarte.


Ja! Yo no necesito que nadie me cuide, ya soy bien
grandecita.




Entonces el efectúa una inspección de mi cuerpo con su
mirada, observándome de arriba a bajo.




Eso es verdad.- dijo sonriendo.




En principio yo me mostré enfadada por su atrevimiento, de
mirarme de ese modo. Pero en el fondo sentí un no sé que... pero me di cuenta
que... me había gustado lo que hizo, y mucho.


Me senté en el asiento que estaba junto a él y me puse yo
también a mirara la tele. No daban nada interesante, de todas maneras, no era la
tele lo que me interesaba en ese momento. Coloqué las piernas sobre la mesa,
diciendo "Puf, que calor".


Noté que él comenzó a mirarme las piernas de reojo, aunque
cada vez mas detenidamente. Y no pude evitar mirar hacia sus pantalones. Y ahí
vi exactamente lo que esperaba: de su pantalón sobresalía notablemente el bulto
producido por su verga que se había puesto tiesa como una roca.


Debo reconocer que eso me hizo excitar un poco. Y por lo
visto a él también. Así que decidí seguir con ese juego.


- Uf, que calor! – dije y relevante de la silla para
dirigirme hacia la nevera.


No pudo disimular seguirme con la vista y yo, al notar eso,
comencé a caminar un poquito más provocativa. Lo miré a la cara y vi como me
miraba el culo, parecía hipnotizado. Eso me dio un poco de risa.


Llegué a la nevera y sequé de dentro un botella con agua
fría. Comencé a beber agua directamente del pico de la botella, dejando adrede
que cayera agua por los costados de mi boca y se deslizara por la camisa, de
esta manera, la camisa se mojaría y se transparentaría, dejando en evidencia mis
frescas tetitas. Exactamente eso fue lo que sucedió.


Dejé la botella en la nevera y giré para quedar frente a mi
hermano otorgándole todo el paisaje que le había preparado. Andrés pareció
ponerse un poco nervioso al verme así. Parecía no decidirse si mirarme a mí o
mirar la tele, porque los ojos le iban y venían.


Yo no pude evitar sonreír y le pregunté:



¿Qué pasa Andrés? ¿hay algo que te molesta?- sus nervios
no parecieron cesar.


¡Roxy! ¡Que pregunta! Mirate un poco como estas. Soy tu
hermano pero no soy de hierro, y lo que estas haciendo provoca a cualquiera!


Que ¿hay algo en mi que te moleste?- una pregunta tonta,
ya lo se, pero me gustaba ese jueguito.



Que me moleste no. Pero como vos misma dijiste antes: ya
no sos una nena y, con ese cuerpito, cualquiera te desearía, cualquiera te
tendría ganas.



Eso no me lo esperaba, pensé que Andrés iba a ser mas sutil
con lo que decía. Pero no es que me haya molestado, al contrario, me
enloqueció.


Marque una pequeña sonrisita en mi cara, me senté a su lado
cruzando las piernas, y le pregunte:



Así que me deseas, así que vos me tenes ganas. No lo
sabía...


No te hagas la inocente. Vestidita así, moviéndote como
te movés calentarías hasta a papá.


¿A papá? No lo había pensado... pero no es mala idea...–
abrió los ojos muy grandes y se quedó con la boca abierta, pero luego sonrió
y me dijo:


¿Qué dijiste?


Lo que escuchaste.


Roxy... te estas comportando como una putita. - eso me
excitó al punto de que me entraran unas ganas inaguantables de coger con
Andrés, unas ganas que no había sentido nunca, ni con mi novio.


¿Si? No me digas.... y eso... ¿también te molesta? ¿o
estas dispuesto a no dejar pasar la oportunidad?



Después de decir eso acerqué mi boca a la suya y ambas se
fundieron en un beso apasionado en donde nuestras lenguas se enredaron a más
no poder.


Yo sin poder evitar la tentación le agarré su verga la
cual, al bajarle los pantalones a Andrés, salió brutalmente endurecida.
Comencé a chapársela mientras mi hermano colocaba una mano en mi cabeza
apretándome contra su verga, y con su otra mano intentaba llegar hasta mi
culo. Lo consiguió, me metió la mano dentro del pantaloncito y con toda su
fuerza introdujo un dedo en mi culo. Debo reconocer que eso me dolió un poco
al principio, pero estaba tan excitada que el dolor comenzó a convertirse en
placer.


Yo me acariciaba mis tetas por sobre mi camisa mojada y ya
transparente del todo mientras el dedo de Andrés pasaba del agujero del pulo a
introducirse en mi conchita que ya estaba mojadita de antemano.


Entonces mi hermano me agarra de los pelos y tira de ellos
separándome de su sabrosa pinchila y me dice:



Vayamos a donde estemos más cómodos...



Se levanta de la silla y me agarra de la mano, llevándome
con mucha prisa. La verdad es que yo también tenía prisa, ya que ese momento
de placer era único y no pensaba dejarlo pasar.


Yo pensé que íbamos a su habitación o a la mía, pero en vez
de eso me fue llevando hasta la habitación de nuestros padres. Creo que eso
nos excitaba todavía más, coger sobre la cama de mamá y papá.


En efecto. Subimos a la cama matrimonial de nuestros
padres, nos arrodillamos uno frente a otro y continuamos besándonos mientras
yo le manoseaba la verga, que no se había ablandado para nada. Entonces Andrés
me arranca la camisa destrozando los botones para así poder chuparme las
tetas. Mis pezones estaban paraditos y muy duros desde el chorro de agua fría.


Andrés estaba como loco y gritaba:



¡Puta! ¡que linda puta que tengo!


Si mi amor, soy tuda tuya hermanito. – fue lo primero que
se me ocurrió pero a mi hermano le gustó.



Entonces no aguantó más, me giró dejándome a espaldas a él
y poniéndome en cuatro, me bajó los pantaloncitos con la misma furia con que
me rompió la camisa, y así, por detrás, me metió su matracón hasta el fondo.
Yo gemí de placer.


Esa bestialidad de verga entraba y salía sin darme respiro
alguno.



Mi hermanita ¡que putona! Qué ganas tenía de cogerte,
hija de puta.


¿Si mi amor? Aprovecha, rompeme la concha.



Entonces ocurrió... en pleno orgasmo mío, él derrama su
caliente leche dentro mío. Parecía como un litro. Fue hermoso.


Se recostó a mi lado con la verga hacia arriba y yo
aproveché para chuparle las últimas gotitas de semen que posaban sobre ella.


Cuando termino esto, lo miro sonriente y le digo:



Bueno hermanito, fue espectacular, cuando quieras lo
repetimos.



Él parecía preocupado, y a la vez se lo veía cansado,
agitado. Pero sonrió y me dijo:



Cuando vos digas, hermanita.



Creo que no pasó ni un día para que lo volvamos a hacer.
Desde entonces aprovechábamos cuanta oportunidad se nos presentara: nuestros
padres de viaje; o nos encerrábamos en el baño; nos juntábamos en la casa de
algún amigo (Pablo, entre ellos); nos cruzábamos de habitación en plena noche
cuando todos dormían; en fin, cada vez que podíamos, cogíamos.


El problema vino unos meses después, al enterarme que había
quedado embarazada de mi hermano, pero eso es otra historia que contaré en
otra ocasión. La parte buena de la historia, ya la conocen.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 14
Media de votos: 6.71





Relato: Embarazada por su hermano
Leida: 10508veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis