webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi fogosa cuñada


 


Relato: Mi fogosa cuñada

  

Este relato es verdadero y comienza hace unos cuatro años
atrás. Yo estoy casado con una hermosa mujer hace nueve años, en ese entonces mi
cuñada tenía tan solo 10 años, pero ya se le notaba que sería muy bonita cuando
creciera.


A los dos años de matrimonio, ella se vino a vivir un tiempo
con nosotros, demostrando siempre tener un carácter juguetón, de tal manera que
solía hacerle cosquillas aprovechando para acariciarle sus tetitas que ya
crecían y para sobarle en mis piernas, a veces me subía sobre ella, sintiendo
erecciones mayúsculas de mi mimbro, los cuales saciaba con el frote de mi pene
por encima de su pequeña rajita, claro que ambos vestidos, con lo cual calmaba
mis ansias por poseerla.


Por razones de trabajo, sus padres tuvieron que irse a vivir
a otra ciudad, motivo por el cual ya no pude verla por muchos años, hasta que
también por razones de trabajo, me traslade a la misma ciudad. En este sentido,
y como luego del reencuentro y como habíamos sido amigos anteriormente,
frecuentábamos salir a tomar unos tragos de día, eso sí, sin que lo supiera
nadie, excepto nuestros más íntimos amigos. Para entonces ella ya había crecido
muchísimo, ya se había vuelto toda una mujer, no tenía muy grande el culo, pero
si tenía unas tetas enormes, sumamente duras, lo que hizo reflorecer el deseo
prohibido que sentía por ella. Me comentaron que salí con varios enamorados lo
que me hizo presumir que había perdido la virginidad hacia mucho tiempo.


Es en esta situación, mientras mi esposa se encontraba de
viaje, que decidimos salir a tomar unos tragos, pues ella también estaba de
vacaciones debido a que terminaba sus estudios de secundaria.


Nos fuimos a tomar cervezas a un lugar donde existía el happy
hour, es decir donde se vende cerveza ilimitada por un monto fijo de dinero, así
aproveche para embriagarla al máximo.


Continuamos bebiendo hasta eso de las cuatro de la mañana,
había salido de su casa con el pretexto de que viajaba y por lo tanto ya no
podía volver a su domicilio, que por otra parte quedaba muy lejos. Así que la
convencí para que nos quedáramos en un cuarto de hotel, asintiendo la misma con
que así ocurriese.


Llegamos al cuarto, estábamos bastante ebrios, pero yo seguía
con la idea fija de poder poseerla esa misma noche, nos pusimos en ropa interior
y nos acostamos para dormir.


Ya teniéndola cerca mío, empecé a acariciarla y a ponerme muy
excitado, finamente ella se dio vuelta y se saca sus bragas, no lo podía creer,
me subí sobre ella, pero era tanta mi excitación que acabe rápidamente dentro de
ella, quien solo atino a reírse y me dijo: "eso es todo…"…, nos dormimos un rato
y la lleve al aeropuerto pues, el avión salía muy temprano, casi no hablamos
hasta que se fue.


Al poco tiempo, cuando nos volvimos a encontrar, fuimos a
tomar unos tragos, y ella llorando me decía que no debíamos de haber hecho lo
que hicimos, yo trataba de consolarla diciéndole que la quería y que no estaba
arrepentido de nada, y que más bien tenía muchas ganas de poseerla otra vez.
Salimos del local y una vez en el auto la bese y la acaricie, pensé que era el
momento justo para poseerla nuevamente y rápidamente la lleve a un motel
cercano, la pieza era pequeña y habían luces rojas, la desvestí frenéticamente y
me saque la ropa como pude.


La hice recostarse y le dije: "o sabes cuanto tiempo he
esperado por esto…"…, la bese y mientras le mordía la oreja la penetre una y
otra vez, en la posición del misionero, luego la levante por las piernas y le
hice el amor de parado, le puse de cuatro patas y le empecé a mover mi pene en
círculos hasta que no pude más y con movimientos rápidos termine dentro de ella,
mientras ella se echaba de boca totalmente exhausta…


Estuvimos besándonos un rato, hasta que nos dimos cuenta de
que era bastante tarde por lo que tuve que llevarla cerca de su casa, donde nos
despedimos besandonos apasionadamente.


A partir de ahí, se convirtió en mi amante, pero esa es otra
historia, que les contare en partes, como preámbulo quiero decirles que
empezamos a conocer uno tras otro todos los moteles de la ciudad…


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 2
Media de votos: 4.00





Relato: Mi fogosa cuñada
Leida: 6375veces
Tiempo de lectura: 3minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis