webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La madre de mi esposa y yo


 


Relato: La madre de mi esposa y yo

  

La madre de mi esposa y yo



Mi nombre es Roberto, tengo 34 años, he estado casado con
Patricia durante 12 años, ella tiene 32 años. Su madre Carmen es 28 años mayor
que yo. Sin embargo se mantiene en excelente condición física, pues se cuida
mucho, tiene el pelo rizado por los hombros, teñido de un color café claro, su
cuerpo se adivina firme y voluptuoso, aun bajo las conservadoras prendas que
usa.



He deseado secretamente a mi suegra, desde el primer momento
en que la conocí, esto hace 12 años, justo cuando yo tenía 22 años y ella 50.
Nunca comente a nadie sobre la fuerte atracción que sentía por ella, era mi
secreto y pensaba mantenerlo solo para mí. En muchas ocasiones mi suegra era la
principal protagonista de mis fantasías sexuales, los deseos mas ardientes y las
posiciones sexuales mas excitantes eran parte de estas, aunque debo admitir que
después de satisfacerme con estas, la culpa y el remordimiento me embargaban,
como era posible que tuviera esos sucios y perversos pensamientos con la madre
de mi esposa, una dama mucho mayor conservadora y recatada.



Siempre que visitábamos a mi suegra, buscaría cualquier
excusa y acabaría inevitablemente en uno de los cuartos de baño de su casa,
masturbándome pensando en ella con las fantasías más sensuales, eróticas y
apasionadas en las que teníamos sexo en forma desenfrenada.



En algunas ocasiones era tan afortunado al encontrarme con
alguno de los conjuntos de ropa interior que recientemente había usado mi
suegra. Esto me ponía salvajemente excitado, la lujuria, la pasión y la
necesidad de poseerla en esos momentos era completamente mayor a cualquier otro
sentimiento.



El dulce aroma de sus prendas me llenaba, sus secos jugos
impresos en la prenda me excitaban, probaba su sabor deslizando mi lengua sobre
la parte donde debía estar situada su raja, lo chuparía sintiendo el atractivo y
erótico sabor de su vagina y el dulce y excitante olor que su raja había dejado
sobre la tela… para mi, era lo que fantaseaba, que los dejaba justo para que yo
los gozara.



Terminaría mis panty-sesiones con la ropa interior de mi
suegra envuelta alrededor de mi tiesa virilidad, pensando en ella, solo en ella,
y en lo que daría por tenerla. Sin embargo, nunca llegue a disparar mi carga en
las prendas, por temor a dejar evidencia que pudiera comprometerme con mi suegra
y mi esposa. Siempre esperaba hasta el último momento, cuando sentía que mis
bolas estaban listas para disparar mi abundante carga y retiraba sus medias
húmedas con mi líquido preseminal, antes de disparar mi espeso y ardiente
esperma fuera.



Este pequeño habito fue lo que hizo que finalmente mi suegra
me sorprendiera "in fraganti" durante una de mis visitas.



Fue una soleada mañana de Sábado hace dos años que todo
empezó. Esa mañana mi esposa y yo nos levantamos tempranos y después de
desayunar tuvimos una larga y caliente sesión de sexo, antes de las diez de la
mañana. Ese día mi esposa iba a asistir a una reunión en la casa de una de sus
amigas. En cuanto a mi, no tenia nada planeado, sin embargo todo cambio
alrededor de las diez treinta cuando el teléfono sonó:



"Ah hola mama!, si voy para la casa de mi amiga Melisa a una
reunión de amigas, usted sabe que las chicas y yo acostumbramos reunirnos cada
cierto tiempo... Oh gracias, cuídese también,… Si El esta aquí, espere un
segundo!"



Mi esposa me entrego el teléfono mientras mi cuchicheaba.
"Creo que ya tendrá algo de que ocuparse hoy... parece que mi mama necesita que
le instale una cañería"



Las palabras de mi esposa, no me hacían feliz, sin embargo el
deber familiar me llamaba.



"Hola Suegra, como le va?"



"Mas o menos Roberto,…, por favor dígame que no esta ocupado
hoy, es que necesito su ayuda" hablo mi suegra



"Ayuda con que señora?, en que le puedo servir a mi suegra…
favorita!" respondí



"NO sea chistoso Roberto!, es que tengo un grave problema con
las cañerías del cuarto de baño principal, parece que los grifos necesitan ser
reemplazados, usted sabe como hacerlo verdad?" continuo mi suegra



"Claro que si señora!" respondí



"Podría venir al mediodía, yo le preparare almuerzo y después
usted me ayudara con las cañerías, que le parece yerno?" pregunto



"Bien, tengo mucha hambre, pero estoy seguro de que después
de que sea bien alimentado tendré la suficiente energía para reparar su cuarto
de baño" respondí



Ambos reímos y después de despedirnos colgamos. Entonces me
duche y me cambie, para dirigirme a casa de mi suegra.



Después del almuerzo y de ir hasta el almacén a conseguir las
herramientas que necesitaba, me dispuse a trabajar. Mi suegra iba y venia,
averiguando esporádicamente mi progreso. Después de algún rato, dejo de chequear
los progresos en el trabajo, dijo que miraría algo de televisión en la planta
baja.



En ese instante me volví completamente loco de la emoción, en
el momento en que había entrado al cuarto de baño de mi suegra había observado
un par de sus medias sobre el secador, sentí el fuerte impulso de jugar… de
jugar conmigo mismo y con sus medias.



Confiado de que mi suegra estaba en la planta baja, sin
cerrar la puerta, me acerque al secador y levante la ropa interior de encaje,
mirándola me pregunte hacia cuanto las abría usado. Bien, mi excitación siguió
creciendo, acercando la prenda a mi cara la empecé a oler, lamiendo y chupando
las calientes bragas de mi suegra, perdiendo de vista el tiempo.



Fue hasta que escuchando un ruido regrese a la realidad,
Maldición!, había sido sorprendido por mi suegra!



"Que diablos hace?, Que clase de pervertido es usted?, espere
que mi hija se entere de lo que su marido hace!, usted es un enfermo!, un
pervertido con una mente perversa que se excita oliendo la ropa interior de la
madre de su esposa!, usted es un depravado!" grito mi suegra



"Pero señora, es que ,…. Oh señora me siento tan
arrepentido,… que vergüenza me siento tan mal... creo que mejor me voy" trate de
responder nerviosamente



"De ninguna manera!, usted no va a huir tan fácilmente de
esto!" continuo mi suegra



"Pero, yo…" trate de hablar



"Callase!" grito mi suegra



"Que?, que es… lo que…? quiere usted que termine… la... la…
instalación de cañerías?" pregunte completamente avergonzado



"NO!, lo que quiero es que usted me muestre la clase de
perverso con el que se caso mi hija!, quiero que me diga exactamente que era lo
que estaba haciendo con mis medias usadas, cuales eran sus intenciones si yo no
hubiese entrado!" hablo firme y autoritariamente mi suegra



"Pe…pero señora… que puedo decir… lo siento mucho…pienso que
usted tiene razón, soy un pervertido, creo que es mejor que me vaya señora, por
favor no le diga nada a mi esposa, por favor señora" suplique



"Vamos muéstreme ahora!, Inmediatamente, hable!, quiero saber
exactamente lo que tengo que decirle a mi hija!, así que empiece!" ordeno de
nuevo



Trate de tranquilizarme un poco, respire profundamente. Todo
esto me tenía muy mal, además no estaba en posición de discutir con mi suegra.



"Vamos hable Roberto!" volvió a indicar



"Bueno, yo… yo.. lo que sucede es que… yo vi sus medias allí
y las encontré atractivas… así que quise verlas mas de cerca… usted sabe… sentí
un inmenso impulso, quería saber como se sentían, quise saber si eran su…
suyas…suegra!"



"Hable mas fuerte y mas lento!", así que quiso saber si eran
mías… y para eso tenia usted que olerlas?, vamos yerno, dígame la verdad!" hablo
mi suegra.


"Bien lo que quería... era saber como olían sus partes
intimas suegra" agregue



"Eso esta mejor, continué, quiero escucharlo todo" dijo mi
suegra



"Bien, cuando mire las prendas, me llamo la atención lo
atractivas que eran y pensar que usted las había usado…, pues bien quise saber
como olían, sentí un fuerte deseo de saber como olían, y me deje llevar por ….,
entonces las tome, y fue cuando usted entro y me descubrió" hable avergonzado



"Se dejo llevar por que?, por mi aroma?, se excito inhalando
los olores genitales de su suegra en la ropa interior?, es eso?, dígame yerno,
quiero saber lo que usted pensaba, lo que iba a hacer, lo que sentía, quiero
saberlo todo?," dijo mi suegra



 


"Bien, pues si, me deje llevar por su aroma, y por las….
Marcas que dejo su … vagina sobre la prenda, realmente desee sentir su olor,
esto me excito mucho, el saber que usted los había usado me excito muchísimo
señora, pensaba en lo excitante que debería ser poder sentir el lugar donde
había estado la prenda" Había hablado, estaba ahora en la situación mas
comprometedora que hubiese estado nunca, la madre de mi esposa, preguntaba por
mis acciones, mis pensamientos eran sobre como podría sobrevivir al enfado y
cólera de mi esposa, después de que mi suegra le contase lo que había sucedido.



"Roberto, no se detenga ahora, continué quiero y necesito
saber cada detalle de esto, dígame cuanto lo excito, dígame lo que usted pensó
cuando usted olio mi ropa interior usada, dígamelo yerno…"



"Bien, lo que pensaba y deseaba en ese momento era en el
inmenso deseo que sentía de poder hacer el amor con usted suegra,… eso me excito
mucho, perdóneme señora, se que eso no es correcto, se que esto eso no esta
bien... pero."



No podía creer lo que sucedía, mi suegra empezó a reír
fuerte, ridiculizándome.



"Alto Yerno, se hacia donde va esto, y le puedo asegurar en
que cierta parte me siento muy desilusionada de usted, por otra parte me siento
halagada del hecho de que tenga tal efecto en usted. Es tan chistoso que usted
piense que soy atractiva, yo que pensaba que usted era un hombre totalmente
satisfecho con mi hija y ahora me doy cuenta de que una vieja como yo, la madre
de su esposa, puede excitarlo de esa forma, ahora se disculpara de mi, después
usted me hará lo que pensaba, si yerno, usted le hará a la madre de su esposa,
lo que fantaseaba, ese es su castigo, hacerme lo que pensaba, eso es lo que
usted deseaba y es lo que quiero, la verdad yerno, estoy muy complacida con todo
esto, y no le diré nada…" hablo mi suegra.



"Quiere decir que usted no le dirá nada de esto a mi esposa,
señora?" pregunte



"No yerno, de ninguna manera, la verdad es que he querido
tenerlo desde hace mucho tiempo, y ahora, aquí, en momento ha llegado, quiero
sentirlo dentro de mi Roberto, yo…"



"Habla en serio suegra?, usted no esta molesta ni trata de
meterme en un problema mayor?" pregunte incrédulo, aun no podía creer lo que
escuchaba, la mujer que tanto había deseado también sentía atracción por mi.



"No yerno, se que usted ha estado haciendo esto desde hace
mucho tiempo… pensando en mi, por lo que decidí ponerle esto como una trampa,
los deje ahí para ver si usted se excitaría lo suficiente para…" hablo



Entonces aproximándome a ella, acerque mi cara a sus pechos,
los acaricie, mordisqueándolos sobre la tela de su vestido, luego continué
besando su cuello, fue ahí donde todo empezó.



Mi suegra y yo empezamos a besarnos profunda y
apasionadamente, nuestras lenguas se juntaron, mi suegra coloco su mano sobre la
erección frente a mis pantalones, yo estaba tan excitado, mi verga estaba tan
dura como una roca, mas dura de lo que hubiese estado jamás. Mientras nos
besábamos nos acariciábamos y gemíamos, empezábamos a desnudarnos salvajemente,
la ropa empezó a caer al piso, mientras nuestros gemidos y caricias se hacían
cada vez mas intensos, no lo podía creer, MI fantasía estaba realizándose!, mi
suegra y yo…. Mi atractiva y caliente madre de mi esposa y yo íbamos a hacer el
sexo más ardiente y excitante que hubiésemos tenido jamás.



"Roberto, "jadeo ella, "Yerno sea bueno y hágamelo ahora,
cojame lo deseo tanto, cojase a su suegra… hágame todas las cosas sucias que
quiera, soy toda suya yerno"



"Oh suegra, la deseo tanto, quiero sentirla toda, probarla
por todas partes, cada pulgada de su excitante cuerpo" jadee



"Oh si yerno, cómame toda, cojase este cuerpo de 62 años que
necesita mucho de usted," gimió mi suegra



La lleve hasta la cama, girándola de espaldas, me incline, su
enorme trasero quedo frente a mi cara, separe lentamente sus nalgas y encontré
su fruncido capullo rosa, el mas hermoso que hubiese visto jamás, sin perder
tiempo empecé a besar su esfínter, deslizando mi lengua sobre este, empecé a
hundir profundo mi lengua dentro de la cavidad anal de mi suegra, estaba tan
sabrosa, sentía que estaba en el cielo, me mantuve haciendo esto al menos 20
minutos mientras ella…



"Oh si yerno, cómase mis nalgas, adoro como chupa mi culo, oh
si no se detenga continué, ah, se siente tan bien, su caliente lengua ahhh, no
se detenga, se que le gusta" gemía mi suegra



"Oh su suegra, adoro meter me lengua en su ardiente trasero,
ahora quiero comerme su vagina, esa vieja y caliente raja suegra, quiero mamarla
toda, que inunde mi boca con sus jugos" gemí



Entonces girándose en la cama se pudo boca arriba.



"Ahora cómame la raja hasta que suelte todos mis jugos en su
boca yerno, chupeme la raja hasta que mis jugos salgan a chorros calientes por
todas partes" suplico mis suegra completamente excitada.



Obedecí felizmente, esto era más de lo que hubiese imaginado
en mis fantasías más salvajes, esta mujer era muy ardiente y le gustaba hablar
suciamente. Chupe su caliente y húmeda raja con todas las ansias acumuladas en
mi interior, la chupe y mame atascando mi lengua completamente en su caliente
raja, después de algunos minutos, su cuerpo empezó a tiritar,



"Oh si ahhhhh, ohh siiiii ahhhhh, me estoy regando para usted
yernito ahhhh, si así pruébelo, pruebe mis jugos ahhhhh, quiero que pruebe los
jugos de la madre de su esposa ahhhh, ahhhhh" mi suegra llego a su orgasmo,
mientras su cuerpo se convulsionaba y gemía de placer



Mi suegra inundo totalmente mi cara con sus jugos, yo estaba
en el cielo, era y es el mejor sabor que he probado jamás, quería penetrarla con
todas mis fuerzas, penetrar su raja con mi verga tan fuerte hasta que no pudiera
respirar ni andar, que gozara mi verga como jamás había gozado de alguna.



Levantándome, me arrodille frente a su raja, abrí
completamente sus piernas, levantándolas supe sus rodillas sobre mis hombros, la
mire, me sentía lleno de lujuria y deseo, ella me miro, su mirada era de anhelo
y gozo, sus labios gemían de placer, no podía esperar mas, respirando
profundamente, me empuje mis caderas hacia delante, la penetre hasta el fondo en
el primer empuje. MI suegra gimió fuertemente, mientras empezó a emitir una
seria de calientes frases mientras yo penetraba profundamente, duro y rápido su
húmeda y apretada raja.



Mi suegra sacudía la cabeza desenfrenadamente, gimiendo y
gozando, mientras jadeaba cuanto gozaba de la cogida que le estaba dando, sabia
que ante tan ardiente situación ninguno de los resistiríamos mucho tiempo.



"Oh si es verdad, es real, mi yerno me esta cogiendo fuerte,
profundo, mejor de lo que nunca nadie me lo ha hecho, gozo de la enorme y
deliciosa verga de mi yerno dentro, ahhh, siga así, dígame yerno le gusta como
se siente mi raja, es mejor que la de mi hija, dígame cuanto le gusta, ahhh"



"Oh si suegra, usted es mejor, es el mejor sexo que he tenido
jamás, la deseo mas que a su hija, la disfruto mas, usted es mucho mejor ahhh,
adoro su raja, es tan caliente y estrecha, usted es la mejor, quiero darle toda
mi leche suegra, usted me va a hacer regarme señora, voy a llenar su deliciosa
raja con mi abundante carga" gemí



"Si eso es lo que quiero, su caliente esperma, inúndeme con
su leche, quiero sentirla toda dentro de mi raja, que llegue hasta mi matriz,
quiero que se riegue conmigo mas de lo que lo hace con mi hija, si un poco mas,
quiero que me de el mas grande y placentero disparo de semen que ha dado jamás,
démelo yerno, quiero que se riegue conmigo como nunca lo ha hecho con mi hija,
lléneme con el abundante, caliente y pegajoso esperma que usted le da
generalmente a mi hija, démelo todo, no deje nada dentro" gemía extasiada mi
suegra.



El escuchar sus palabras me excitaba aun más, no me podía
detener, estaba a punto de estallar…



"OH si yerno, démelo, démelo todo"



"OH si suegra, usted me da el placer que nunca jamás me ha
dado otra mujer, me voy a regar tan fuerte e intensamente con usted como nunca
antes lo he hecho, le voy a llenar su raja con mas semen del que jamás el
disparado en la raja de su hija, quiero que usted lo tenga todo, quiero llenarla
completamente con mi leche, la leche que disparare solo para usted ahhhh oh si,
si aquí viene ahhhh, ahhhhhh tómelo todo suegra, tome todo lo que era una vez de
su hija, ahhhhhhhh, que placer tan intenso me estoy regando tan fuerte ahhhhhh,
así cogiendomela suegra, ahhhh, tome toda mi abundante carga que es solo para
usted suegra, solo para usted, no para mi esposa, sino para su caliente madre"



Dispare un chorro tras otro, mi verga disparaba gruesas
cantidades de esperma fuera, mientras gozaba del mayor placer como nunca,
continuaba arrojando todo mi esperma en el interior de la raja de mi suegra,
sentía como los disparos iban profundo en su interior, dispare en ese momento
mas esperma del que jamás expulse en un día entero de sexo, su raja era tan
caliente y apretada, quería que eso durara para siempre. La raja de mi suegra
estaba completamente inundada con mi semen, casi me desmayo cuando finalmente
pare de disparar, jadeaba, mi corazón mi golpeaba en el pecho, era el sexo mas
caliente e intenso que había tenido en toda mi vida.



"OH yerno, esto es lo mejor que he sentido jamás, estoy
inundada con su esperma, nunca nadie me había dado tanto placer como el que he
recibido de usted el marido de mi hija" gimió mi suegra "Oh yerno de ahora en
adelante quiero que usted me coja siempre que pueda, que le de a la madre de su
esposa todo el esperma que puedan tener esas ricas bolas, quiero que cada vez
que yo vaya a su casa, usted antes me haya llenado tanto como pueda con su
abundante y caliente esperma, quiero estar en casa de mi hija sabiendo que tengo
dentro de mi, todo el esperma de su marido y que ella solo tiene las sobras,
hará eso por mi?" hablo mi suegra



"Si señora!, eso es lo que mas deseo, es mi mas grande
ilusión en la vida, darle la mayor cantidad de esperma que pueda a usted y no ha
su hija" conteste



"Usted es un hombre muy bueno y el mejor yerno que hubiera
podido tener, ahora su esperma es mío" respondió mi suegra


Descansamos unos minutos, y después empezamos de nuevo a
acariciarnos… no lo podía creer, era el hombre mas afortunado del mundo.



Comentarios y sugerencias
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 11
Media de votos: 7.36


Relato: La madre de mi esposa y yo
Leida: 14620veces
Tiempo de lectura: 13minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis



 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .