webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La ventana indiscreta


 


Relato: La ventana indiscreta

  

Clara había acompañado a Patricia a su casa, necesitaba unos
apuntes de filosofía y de paso aprovechaba para recoger algo de ropa que tenía
en casa de su intima amiga.


Patricia era francesa, del sur, sus carnes estaban bañadas
por el mediterráneo, pero aún así, su piel era pálida como pálido es el semen, y
algunas pecas salpicaban graciosamente su rostro. Sus pechos eran normales, tal
vez algo caídos y en profundo contraste con su perfecto culo, el mismo que no se
molestaba en moldear y el que muchos chicos habían sobado ya y el que otros
deseaban. Era una chica fácil, tanto como programar un video o hacer una maleta,
unas veces sale bien, otras veces sale fatal, le iba lo de reírse de la gente, y
aunque testaruda podía cautivar con su voz. En cambio Clara, mucho mas morena no
conseguía el azabache de su amiga y se conformaba con un intenso castaño, rizado
hasta la medula. Su 95, aparentaba una 100 o incluso una 105, aunque ninguno de
sus novios la había deseado por sus pechos, algo incomprensible incluso para mí,
aunque tal vez fuera una mentira masculina más, pero sí es cierto, que todos sus
novios y sus rollos le habían deseado por sus labios, para algunos tal vez
demasiado carnosos y rojos, para otros perfectos, en su jugo.


Al entrar a la habitación de Patricia, tiraron sus cosas al
suelo, la cama estaba desecha y los restos de la noche anterior aún permanecían
allí, la sucia ropa interior y el pueril pijama de Patricia. Clara puso música
en la radio mientras Patricia buscaba los apuntes de filosofía que no eran otra
cosa que una hoja arrugada y cuatro anotaciones al tum tum.


Clara cogió sus mallas negras, sus deportivas volaron y sus
vaqueros también, dejando al descubierto el echo de que no estaba depilada y su
minúsculo tanga rosa. Patricia abrió la ventana de su habitación, la que se
encontraba frente a su cama, y subió la persiana, allí, en una obra cercana,
unos mongolos del instituto estaban bebiendo y diciendo chorradas. Clara tiro
entonces sus mallas y subiéndose encima de la cama empezó a hacer el tonto para
intentar llamar la atención de los chicos, no le importo no tener las piernas
depiladas ni que conocía perfectamente a los chicos que bebían cerveza y otros
alcoholes en botellas de Fanta limón. Paco López, "Tudela", "Richard", Samuel y
Rodrigo. Todos eran mierda, excepto Paco y "Tudela". Paco tenía un culo que
muchos gays desearían, desean y desearan, y con el que yo misma he fantaseado en
mas de una ocasión, aunque en mis fantasías, yo llevaba una porra de policía y
se la introducía directamente por el culo, sin ninguna contemplación, y
"Tudela", era una cara bonita, un trofeo que muchas chicas deseaban.


En un primer momento Patricia se quedo flipando, no sabía sé
bajar la persiana corriendo y esconderse o subirse la camiseta y enseñar las
tetas. Tras unos comentarios de Clara, decidió subirse la camiseta y enseñar las
tetas, por que, estaban lejos, bebidos y ni siquiera se estaban dando cuenta y
eso que tenían la ventana abierta y estaban chillando como desesperadas. Uno de
los cinco, jamás se sabrá quien, levanto la vista de su botella y vio a las
chicas pegando botes, saltando y gritando como monas en celo, sonrió y se lo
dijo a sus amigos que acto seguido, se comportaron exactamente igual que las
chicas, dando botes, saltando y gritando como monos en celo. Uno de ellos
fumaba, y se quemo en la rodilla al hacer como que se masturbaba.


Los chicos les gritaban cosas como "Venid para aca que os
vamos a enseñar lo que es bueno" o "¿cómo os llamáis? Dadnos vuestros móviles".
A lo que las chicas aceptaron de buen grado, en un cartón escribieron el
teléfono de Patricia: 6669##### y lo pusieron en la ventana.


<Patricia, no lo van a ver, no ves que son idiotas> Le chilló
Clara, a lo que Patricia respondió tirando el cartón a la obra.


Los chicos llamaron inmediatamente al teléfono de Patricia y
después de intentar sacarles su verdadera identidad, decidieron seguir jugando
con ellas.


<¿Por qué no os quitáis los pantalones?> Pregunto Paco. A lo
que Patricia respondió bajándose los pantalones.


<¿Por qué no os quitáis las camisetas?> Las chicas se miraron
y con amplias sonrisas en sus rostros se quitaron las camisetas y quedaron en
ropa interior. En la obra los chicos excitados aguantaban como podían sus
erecciones.


<¿Por qué no jugáis entre vosotras?> Esta vez las tías
dudaron, pero eran amigas y querían divertirse, empezaron a besarse en la
mejilla y poco a poco fueron acercándose a sus bocas, a sus labios, se besaban y
se lamían, sacaban sus lenguas y se quedaban mirando a la ventana. Clara deslizo
sus dedos por la espalda de su amiga y le arrebato el sostén que cayó al suelo.
Clara había sido una chica mala, así que le dio la espalda a su amiga y esta
comenzó a azotarle con los apuntes de filosofía.


Algunos de los chicos, sacaron sus pollas y comenzaron a
masturbarse. No sé quien fue, ni cuanto tipo, ni cuantas veces, pero al final la
cerveza acabo teniendo mucha espuma.


<¿Queréis que os echemos una mano?


<Bueno, si vienes tu sí> respondieron las chicas.


En ese instante, todo el mundo dudo. Las chicas pensaban que
Paco tenía novia, lo habían visto más de una vez con ella, y les extrañaba que
hubieran roto por que se llevaban muy bien, además, solo estaban jugando y no
les apetecía tener nada con ninguno de los chicos, a lo más un rollo, pero no
había ganas. Por su lado Paco, pensaba en su novia, Cristina. Cristina solo le
hacía pajas y nunca podían hacer nada más, era demasiado santurrona, demasiado
boba para él y no pensaba desaprovechar una posible mamada o algo más.


Patricia desapareció por un instante de la habitación y Clara
comenzó a contonearse y pegar saltitos en la cama, sus tetas rebotaban hacía
arriba y hacía abajo y a petición de los chicos se quito el sujetador. Paco
salió de la obra a toda prisa y se dirigió hacía la ventana de Patricia. Cuando
estaba debajo de ella, ambas chicas se asomaron por la ventana.


<Hola >dijeron con sus melosas voces. <¿A dónde vas guapo?


<Vengo a jugar con vosotras, ¿me dejáis?


<Nosotras te vamos a desnudar y tumbar en la cama, te vamos a
lamer y besar todo el cuerpo. ¿Tu que vas a hacer?


<Os voy a penetrar con todas mis fuerzas.


<¿Podrás tu solo?


<Por supuesto.


<¿Y que más vas a hacer?


<Os voy a dejar sin respiración y también, os voy a comer el
coño a las dos.


<Pues antes, comete esto, ¡so cabron!> y las chicas le
tiraron dos huevos a la cabeza y le dieron de lleno.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0





Relato: La ventana indiscreta
Leida: 1600veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis