webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Loli (1)


 


Relato: Loli (1)

  

Loli I


Hola, mi nombre es Loli, tengo 17 años, y les voy a contar
como descubrí mi preferencia hacia mí mismo sexo.


Todo comenzó cuando tenia 10 años, en mi casa se había armado
un gran alboroto, cuando se descubrió que mi hermana mayor, Dayana, era
lesbiana, al descubrirla en la cama de mis padres con una amiga del colegio,
ella era una hermosa chica de 19 años, 1,67 de altura, pelo largo castaño, con
unas caderas muy anchas y unos pechos de muy buen tamaño. Tenia un cuerpo
hermoso, el cual provocaba que más de un hombre se hiciera los ratones y le
gritaran cantidad de cosas, algunos eran piropos muy elaborados y algunos otros
solo guarangadas y cosas por el estilo.


Luego de la dura discusión que tubo con nuestros padres,
termino por irse a vivir a la casa de nuestros abuelos, yo me puse muy triste,
era mi única hermana y yo la quería mucho.


Cuando le pregunte de porque se iba de la casa ella me
contesto que nuestros padres no la comprendían y ya no la querían, que pensaban
que era una mala influencia para mí, con mucha tristeza y dudas, no podía
entender como una chica tan linda como a mi hermana le podían gustar las mujeres
y no los hombres.


Luego de eso ella solo me venia a visitar para mis cumpleaños
y algún que otro día festivo, para mí cuando cumplí 15 años, como regalo me
llevo a playa, donde pasaríamos 4 días en una casa que alquilaba junto con otras
dos amiga.


Para esa entonces mi cuerpo había cambiado notablemente, ya
tenia el cuerpo de toda una mujer, tal como el de ella, quien ya tenia unos 24
años.


Cuando llegue me recibieron con mucha alegría y entusiasmo,
eran muy amables con migo. Las tres me trataban como una reina, cuando me
llevaron a la playa, me dijeron que era una playa algo especial que era algo mas
privado, era una playa nudista, me dijeron que no me asuste que hay no hay por
que tener vergüenza, que iban hay para tener un mejor bronceado.


Cuando llegamos, a eso de las 2 de la tarde, estaba llena de
personas asoleándose desnudas y de parejas del mismo sexo, caminamos hasta un
lugar mas reservado, donde no había tanta gente, y nos recostamos a tomar sol,
las chicas comenzaron a quitarse los trajes de baño, dejando sus cuerpos
desnudos a mi vista. Pude ver los enormes pechos de mi hermana al descubierto,
por primera ves, y su conchita con unos pocos pelos pubicos, en cambio sus
amigas tenían cuerpos muy distintos, melina era rubia, muy blanquita, era muy
hermosa, sus pechos no eran muy grandes mas bien eran normales y tenia su
conchita completamente depilada, y Ester, que era muy flaquita, de pelo corto,
sus pechos eran mas bien pequeños, pero no dejaba de ser atractiva, y tenia toda
su conchita cubierta por una espesa selva.


Las trascurrían normalmente, y con el pasar de las horas,
tome mas confianza y me anime a quitarme la parte de arriba del bikini, dejando
al descubierto mis grandes pechos. Las horas siguieron pasando entre charla y
mates, pero al levantar la vista, vi a dos muchachos muy atractivos, que pararon
no muy lejos de nosotros, pero entre la charla y todo me olvide de que ellos
estaban hay, incluso no me importaba el cubrir mi desnudes, la cual me preocupe
por cubrir cuando los vi acercarse.


Cuando volví a levantar la mirada, vi un espectáculo que me
marcaría de por vida, uno de ellos estaba en cuatro patas como un perro mientras
que el otro le introducía él pené en el ano, me calenté al ver la verga del
chico que se encontraba recibiendo, la cual estaba bien parada y dura, serian
como unos 19 cm, el chico con una mano se masturbaba con furia. De repente este
deja escapar un grito de placer con el cual termina por eyacular, mientras que
el otro le sacaba la verga del ano, dejando ver una hermosa verga de unos 22 cm
mas o menos y acaba arrojando abundantes y espesos chorros de semen sobre la
espalda del otro.


Esta imagen logro que comenzara a mojarme, no aguantaba las
ganas de tocarme. Las chicas lo notaron y mi hermana dice: -vieron lo calentona
que es mi hermanita, seguro que ya se la abra culiado hasta mi viejo. Mientras
las otras reían, mi hermana se me acerca y me dice: -si té querés tocar, áselo,
a nosotras no nos importa. –no, es que..... no pude terminar de decirle cuando
me interrumpió. – o es que sola no podes? Queres que te ayude?


No alcance a responder, cuando siento la mano de Dayana
dentro de mi bikini, acariciando mis labios vaginales. Lo hacia tan bien, que,
aunque hubiera querido, no pude oponer resistencia alguna, solo me deje llevar
por la paja que me propinaba mi hermana, termine acabando 3 o 4 veces, algo que
nunca había logrado en mis muchas pajas en mi casa, cuando mi Dayana termino con
migo quede totalmente exhausta, por lo cual decidimos volver a la casa.


Cuando llegamos me tire sobre el sillón de la sala, pero no
pude descansa, Dayana hundió su cara en mi conchita, sacándome la mini y el
bikini que traía puesta, y comenzó a lamer toda mi conchita y a tomar todos los
jugos que salían de ella. Pero la cosa no termino hay, las chicas, esta ves, no
querían quedarse sin participar, así que Ester me levanto las piernas, dejando
mi anito a la entera disposición de mi hermana, mientras que Melina lamía mi
conchita, fue una sensación maravillosa sentir como era penetrada por esas dos
lenguas por mis dos agujeritos, mientras que Ester ahora se dedicaba a morder y
chupar mis pezones. Acabe varias veces hasta quedar totalmente agotada y
terminar por dormirme, no quería dormirme, quería que eso siguiera y no quería
perderme detalle de lo que las chicas hacían, quería seguir viendo, como melina
pellizcaba los pezones de mi hermana, mientras que mi hermana le introducía un
consolador a Ester en el ano, y como se masturbaban unas a las otras, lo ultimo
que recuerdo fue ver a Chopper, el pastor alemán de Ester, acercarse para lamer
la colita de su dueña.


Me desperté al cabo de unas horas, me encontraba en el mismo
sofá donde había transcurrido todo lo anterior. Lo primero que note, es que me
encontraba completamente sola, mi hermana y sus amigas habían desaparecido, me
dirigí al segundo piso donde se encontraban las habitaciones, al pasar por la
puerta de la habitación de mi hermana, logro escuchar unos gemidos y gritos
ahogados.


En ese momento, puse en duda todo lo que había ocurrido, no
estaba segura si se trataba de un sueño, unos de mis muchos sueños eróticos, que
provocaban que tuviera que masturbarme muchas mañanas, razón por la cual, a
pesar de que la escuela quedaba a la vuelta de mi casa, siempre llegaba tarde.


No podía darme cuenta si todo ello era producto de mi
imaginación o que, mi cuerpo y mi mente no podían armonizarse.


Sin importar mas, me di cuenta que la única forma de
averiguarlo era seguir adelante, lentamente abrí la puerta, mi sorpresa al ver
como mi hermana era penetrada por Melina, quien tenia puesto un extraño cinturón
con un enorme pené de goma en el frente.


Mi hermana gritaba, como una gata en celo, y Melina la
penetraba cada ves rápido y duro, saliéndose por completo de su ano y
volviéndoselo a meter de un solo envión. Las enormes tetas de mí hermana se
bamboleaban de un la, al otro.


En ese momento me di cuenta de que todo era realidad y el
deseo y la calentura pudieron mas que cualquier estúpida regla de moralidad.


Me acerque a ellas y comencé a acariciar las tetas de Melina,
lujuriosa y apasionadamente comencé a besarla, mientras pellizcaba, mientras
ella me tocaba la cola tratando de introducir un de sus dedos en mi estrecho
anito.


Dejo a mi hermana tirada a un costado de la cama, y me
recosté al lado de ella. -levanta un poquito las piernas. Me ordeno Melina. Te
gustaría ver como le deje el culito a tu hermanita?


Entonces, Dayana se sienta en mi cara, dejando el ano a la
altura de mis ojos, y pude ver que su ano estaba completamente abierto, me
calentó mucho y comencé a producir cantidad de jugos que melina tomaba
directamente de mi conchita mientras la penetraba con su otra mano.


-ahora vas a tener que chuparlo también. Me dijo Dayana. Y
movió sus caderas, de modo tal que su ano quedo al alcase de mi boca. Y comencé
a lamerlo y chuparlo. Sabia a un poco de sudor mezclado con sus jugos y el
lubricante que se había aplicado. Le introduje mi lengua dentro de su ano, sabia
un poco a caca, le metía la lengua dentro y la movía alrededor de las paredes de
su ano, mientras sus jugos caían sobre mi mentón y caían por mi cuello. Mi
hermana no aguanto mas y comenzó a acariciarse y pellizcarse el clítoris,
mientras con la otra mano acariciaba sus pechos, en ese momento me moría por
tener una de esas tetas en mi boca y morderla hasta hacer que sus pezones
sangren y que el dolor se mezcle con el placer.


Melina no se quedo en un costado mientras le lamía el ano a
mi hermana, al contrario mientras yo hacia lo mío, ella se dedico a masturbarme
por mis dos agujeritos, debido a la cantidad de jugos que producía no fue
difícil que me metiera sus cuatro dedos en la conchita, pero en cambio con mi
anillito, fue metiendo de a un dedo y, una ves adentro, comenzó a moverlo en
círculos, y cuando este estaba lo suficientemente dilatado, metía otro, así
hasta que logro meterme cuatro dedos. Saco los dedos de mi conchita y me dijo.


-ahora vas a aprender a ser tan puta como tu hermana y vas a
gritar como si te estuvieran violando. Melina se saco el cinturón y se lo
alcanzo a mi hermana, quien se lo coloco y se acostó en la cama, de modo que él
pené de goma quedaba apuntando al techo, en realidad era tan largo como el del
chico de la playa, pero mucho más grueso.


-veni putita, sentate encima. Me dijo mi hermana. No dude en
obedecerla, me senté sobre él y lo iba metiendo poco a poco, pero ella pego un
fuerte envión y me lo metió completo, rompiendo mi himen y robándome la
virginidad.


Me dolió mucho y quise salirme pero ella no me lo permitía,
se movía cada ves mas violentamente, lastimándome mas y más. Mientras Melina se
dedicaba a mi ano.


Cuando ya tenia sus cuatro dedos metidos a mas no poder,
comencé a sentir una gran presión, trataba de meterme todo su puño.


Sentía aun más dolor que en mi conchita y le pedía por favor
que se detuviera.


-cállate puta de mierda, que te voy a poner un poco de
lubricante. Dijo melina


-cálmate un poco ya, no me voy a mover tan fuerte. Dijo
Dayana. Y dejo de moverse, pero presionaba mis caderas contra ella, de modo que
siguiera penetrada hasta el fondo.


Melina comenzó a meterme lubricante en el ano. Una ves que
termino de colocarlo en mi ano, se coloco un poco en todo el brazo. Y intento
meter su puño nuevamente.


Con un poco de trabajo y dolor de mi parte lo logro. Lo dejo
quieto unos minutos y luego comenzó a moverlo, despacio y luego iba aumentando
la velocidad, hasta el punto que metía su mano hasta un poco antes de llegara al
codo con la rapidez que entraría una verga, mientras mi hermana empezó a moverse
de nuevo al mismo ritmo que el brazo de melina.


Termine teniendo como unos seis orgasmos, de los cuales los
primeros estuvieron acompañados por el dolor, pero luego solo sentía placer.


Melina saco su puño de mi ano, haciendo un sonido como
descorchando una botella, cubierto por mi caca. Mi hermana también se salió de
mí y ambas comenzaron a lamer mis agujeritos recién desvirgados, fue un poco
sucio, pero me gusto como melina y mi hermana lamían la sangre de mi conchita y
la caca de mi ano.


Nos quedamos tiradas en la cama, cuando llega Ester, nos dijo
que nos bañemos y luego descansemos hasta mañana, ella se metió a la ducha con
nosotras y hay tuve otros cuatro orgasmos.


Dormimos las cuatro juntas, abrazadas. Por la mañana, nos
quedamos en la cama desnudas, ninguna se quería levantar, pero me tuve que
levantar para ir al baño, sino me aria encima.


Nos vestimos y nos dirigimos a la playa, nuevamente, nos
tiramos a tomar sol, en el mismo lugar que la otra ves, con la diferencia que
esta ves no tuve vergüenza de quitarme la ropa, después de todo era una playa
nudista.


Me calentó mucho el ver como Ester jugaba con los pelos de su
conchita, enredaba uno de sus dedos en ellos y los jalaba, así que no aguante
mas, y me tire sobre ella haciendo un 69. me encanto el aroma que despedía su
peluda conchita, y comencé a lamerla con desesperación, metiendo mi lengua entre
sus pelos, hasta llegar a sus labios y penetrarlos. Mientras mi hermana y melina
nos decían que éramos unas putas, y que yo era una calentona de mierda, pero
después de vernos un buen tiempo, ellas siguieron nuestro ejemplo.


Cuando ya había acabado como dos beses, por nuestro lado, veo
pasar a unos muchachos, que tendrían mi misma edad, entre 15 y 16 años, al
verlos note que sus pijas estaban duras en toda su extensión, eran unas hermosas
vergas de 18 y 15 cm, no paraban de vernos, entonces Ester deja de lamerme y los
invita a participar, cosa que a mi hermana y a melina no le callo muy bien, por
lo cual Ester termino por irse a otro lado con los muchachos, no quería perderme
eso, así que la acompañe, luego me contarían que mi hermana y melina eran
estrictamente lesbianas y además eran pareja desde hace 3 años y que entre ellas
no era todo sexo, sino que también se trataba de amor. (Leer próximo relato:
Dayana. Bootleg J )


Los muchachos nos acabaron dos beses en cada agujero a cada
una, ellos nos dijeron que eran primos y que vinieron a pasar las vacaciones de
verano con un par de amigos mas, luego Ester les dijo que si querían continuar,
primero debían penetrarse unos a los otros, los chicos se asustaron un poco y se
fueron tras las puteadas de Ester, que según ella había quedado re caliente.
Luego de saciarnos con nuestras lenguas y dedos, Ester dijo.


-no hay nada como una buena pija de verdad, pero tu hermana y
melina no lo entienden y se conforman con una verga de goma que no sirve para
nada. Ester, a diferencia de mi hermana y melina era bisexual. – para lo único
que me gusta la verga de goma es para penetrar a otro hombre o a alguna putita
como vos. Queres probar una verga de un macho de verdad? – si, claro me muero de
ganas. Nos dirigimos a la casa de nuevo.


En el camino, me contó la historia de cómo fue desvirgada a
los 10 años, junto a una amiga suya llamada Jazmín, por su hermano de 16 y los
dos hermanos de su amiga de 14 y 16 años, y como los tres se turnaban para
acabar dentro de las dos pequeñas niñas, como ese día las desvirgaron por todos
su agujeritos, y que para acabar las hicieron colocarse una encima de la otra y
jazmín se acostó arriba de uno de sus hermanos quien la penetro por el culito,
mientras que el hermano de Ester le hacia lo mismo pero desde arriba, y como
ellas dos estaban cara con cara, el otro hermano puso su verga entre las
boquitas de ambas. (Leer próximo relato: Jazmín, jugando al doctor. Bootleg
J )


Al llegar a la casa, nos recibió Chopper, el pastor alemán de
Ester. Ester comenzó a desvestirse mientras el perro corría alrededor de ella,
entusiasmado, no entendí bien en ese momento que es lo que se proponía.


Ester se agacho y comenzó a lamer él pené del perro, mientras
el perro de dejaba hacer, al poco tiempo Ester dejo de chupar y pude ver la
inmensa verga del perro.


- que es lo que estas esperando? No te morías por tener la
verga de un verdadero macho él tus manos?. Me desvestí y me arrodille a un
costado del perro y comencé a meterme esa venosa y jugosa verga en la boca.
Ester me acompaño en mi tarea, y ambas lamíamos la verga de aquel animal. El
perro acaba abundantemente y Ester sostuvo la verga del perro haciendo que
acabara directamente sobre mi cara, trague todo lo que pude, pero gran parte
callo al suelo.


El perro se tiro a un costado a limpiarse, lamiendo su verga.
– queres esa verga adentro, no? –si, me muero por sentirla toda dentro. – para
eso tenes que estar bien lubricada, sino te va a lastimar. Ester se dispuso a
lamer mi rajita, aunque ya se encontraba totalmente mojada, le aplico un poco de
vaselina. –ahora pone en cuatro patas, que Chopper se va a subir arriba tullo.
Me puse en la posición indicada y de inmediato el perro se coloca por encima de
mí espalda. Ester tomo su verga la guío hasta la entrada de mi conchita y el
perro comenzó a moverse, desenfrenadamente, a una velocidad increíble, mientras
me apretaba, con sus patas delanteras, de la cintura, para que no me saliera.


-ahahahahahahahhaha......... siiiiiiii papito..............
soy tu perrita......... si cojéeme como a una perra.......... siiiiii siiii, más
rápido. No paraba de gritar y gemir como una loca.


-aaahahahhahahahhah........... grito cuando el perro acaba
dentro de mí.


El perro se da la vuelta, de modo que quedamos cola con cola,
y empiezo a masturbarme, sintiendo las bolas del perro contra mí y los tirones
que daba el perro, para intentar salirse.


- te gusto puta, quédate hay que ahora viene lo mejor. Ester
apoya su cola sobre mi espalda y comienza a frotarse. Luego le levanta la cola
al perro y le mete uno de sus dedos en el culo. El perro se desespera y intenta
salirse de mí, causándome un gran dolor. Cuando lo logra, caigo rendida al
suelo.


De mi vagina salía todo el semen que el perro había
derramado, Ester se tira sobre mí y comienza a lamerlo y a tragarlo. Una ves que
lo trago todo comenzó a morderme los irritados labios vaginales, lastimándome, y
introduce su puño en mi dilatada vagina.


Tuve varios orgasmos mezclados entre el dolor y el placer.
Por esa noche las chicas me dejaron descansar, debido a que sentía dolor en mi
vagina.


Se acercaba el día de mi partida y para despedirme las chicas
me armaron una fiesta, donde bebimos mas de las cuenta, y la fiesta se
transformo en una orgía, que duro toda la noche, donde abre acabado como 10
veces, no lleve la cuenta.


Al otro día, me costo levantarme, por el horrible dolor de
cabeza que tenia, las chicas me acompañaron a la terminal donde tomaría el
micro, nos despedimos con mucha tristeza, y llanto de parte mi hermana, y hice
la promesa que nos volveríamos a ver las tres.


Una ves en buenos aires, pondría en practica todo lo que
había aprendido, esas vacaciones, con mis compañeras de escuela. Pero eso es
otra historia.


(leer: loli II. bootleg J
)


para cualquier comentario o sugerencia escriban a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO



Nota del autor: de esta historia se desprenden
otras historias, los relatos de los demas participantes, algunos se conectan
entre sí y otros no.


Los relatos serán publicados en esta pagina, al mismo tiempo,
así que si quieren seguir bien afondo esta historia, lo único que tienen que
hacer en que buscar por el nombre, los relatos no serán publicados todos en las
mismas categorías.


De mas esta pedirles que tengan paciencia en esperar la
continuación de este relato, comprenda que también debo escribir las historias
que se conectan.


Gracias. bootleg J


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 5
Media de votos: 8.80





Relato: Loli (1)
Leida: 7756veces
Tiempo de lectura: 12minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis