webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Me tiré a la hija de mi mejor amigo


 


Relato: Me tiré a la hija de mi mejor amigo

  

Me tire a la hija de mi mejor amigo



Roberto es mi gran amigo desde la infancia, hemos asistido al
mismo colegio y la misma universidad, aunque seguimos distintas carreras.


Yo termine viajando al interior para trabajar en una compañía
muy importante, deje a mi gran amigo que se caso con una linda mujer y al año
que me fui tuvieron una preciosa hija. Pasaron 18 años hasta que por fin me fue
posible regresar a la capital. Apenas llegue me fui directamente a la casa de mi
amigo. Solo nos habíamos comunicado por intermedio de cartas y llamadas
telefónicas.


Llegue a la puerta de su casa, los recuerdos se me agolparon,
toque el timbre y una preciosura de mujer me abrió la puerta, me miro
tiernamente preguntándome a quien buscaba, me quede callado por unos minutos
hasta que pude responderle entre palabras cortadas:




Hola soy Carlos, el amigo de Roberto… vengo del interior


Hola mucho gusto señor, pase mi padre lo esta esperando.




Pasamos a la casa, cuando la muchacha se dio vuelta, no pude
sacar la mirada de ese gran trasero que se manejaba y que se amoldaba muy bien
al pantalón de licra negra que llevaba puesto. Y que puedo decir de la delantera
llevaba un polito que le llegaba al ombligo, muy ceñido por lo que hacia notar
sus grandes senos muy formaditos. El rostro era de una muñeca, con unos ojos
verdes muy bellos




¿Tú debes de ser Natalia la hija de Roberto?


Así es señor


Tu padre tenía mucha razón, eres una chica muy hermosa.


Gracias por el cumplido; me respondió sonrojada.




Nos quedamos mirando, hasta que bajo mi amigo, recibiéndome
con un fuerte abrazo. Las horas siguientes nos la pasamos conversando,
recordando los tiempos pasados, le dije que su hija era muy hermosa.


Nos subimos a la azotea a brindar por el recuentro, para mi
sorpresa Natalia estaba echada en una hamaca tomando el Sol, llevaba puesto tan
sólo un bikini negro muy pequeño. Ver ese cuerpo tan hermoso hizo que me ponga
al palo, quería subirme encima de la muchacha y cacharla en el acto, pero tenía
que guardar respeto por mi amigo.


Roberto bajó a traer unas cervezas aproveché para decirle a
Natalia que no se quede mucho tiempo en el Sol porque le podía hacer daño, ella
sacó un pomo de bronceador y me pidió que se lo aplique en la espalda. Al darse
vuelta su culito blanco quedó al alcance de mi vista, tan solo llevaba puesto un
tapa rabo.


Le eche el bronceador por toda la espalda, me salteé hasta
sus muslos que eran muy duritos, mis ojos no se podían apartar de ese rabito, no
lo pensé dos veces y me anime a echarle bronceador por esas impresionantes
curvas, pero antes tanteé un poco para ver si se molestaba. Menos mal no me dijo
nada, al contrario levantó un poco su colita para que mi mano corriera con mayor
facilidad, quería bajarle la prenda y clavarla en el momento.


Estaba al palo, ella miro con disimulo mi erección, soltando
una sonrisa picara, se echo el bronceador por los brazos y por encima de sus
pechos de una manera tan sensual como si quisiera provocarme. Justo se apareció
Roberto trayendo una docena de cervezas bien heladas, necesitaba algo helado
para enfriar mi excitación.


Tomamos por varias horas conversando amenamente sin embargo
no podía dejar de comerme a su hija con la mirada, estaba lista para cacharla,
nunca una mujer me había excitado tanto tan solo con mirar. Ya entre tragos mi
amigo me invita a que me quede a dormir en su casa porque era demasiado tarde,
saco unas sabanas limpias y me instalo en la habitación de la empleada y a ella
la mando a otra habitación más pequeña.


Natalia ya se había ido a dormir desde temprano, porque al
día siguiente tenia que levantarse a primera hora para ir a recoger a su mamá al
aeropuerto. Me eche en la amplia cama, no podía dormir por el excesivo calor, me
levante para abrir la cortina, aun me sentía excitado por la hija de mi amigo,
trate de pensar en otra cosa y no pude. En el cuarto donde estaba había otra
puerta al costado del baño, me levante para saber lo que había, al abrirla mis
ojos se me salieron no podía creer lo que estaba viendo, esa puerta daba a la
habitación de Natalia, y ella estaba echada en su cama destapada vestida con una
ropa interior de encajes color blanco. Se encontraba durmiendo profundamente, me
acerque a su costado, admire por un buen rato su bello cuerpo, me saque mi pené
y me la comencé a correr a su lado alimentando mi morbo con tan solo mirarla.


Ella se voltea boca abajo, su enorme y bien firmado culo
quedo al aire, causando que disparara mi semen fuertemente, lo cual hizo que
unas cuantas gotas cayeran en sus nalgas. Temí lo peor, pensé que en ese momento
se despertaría y llamaría a su papá horrorizada por lo sucedido. Menos mal
siguió profundamente dormida, aproveche para limpiar con cuidado las gotitas de
leche que se notaban brillosos con la escasa luz que había en la habitación,
productote un poste que estaba en la calle.


Volver a acariciar ese bello culo hizo que mi pené de nuevo
se pusiera duro, ya no me importaba nada, lo acariciaba con suavidad evitando
que no se despertara. En ese momento cambió de posición, se puso de costado
brindándome sus bellas nalgas, estaba dispuesto a todo, ya no me importaba lo
que podría pasar. Me eche a su lado con el pene al palo y comencé a hundirsela
por el culo encima de su ropa interior, ella ni se movía encima daba pequeños
ronquidos que me daban la seguridad que estaba en un estado de sueño profundo.


Empujaba mi pene lo más que podía, con una mano acariciaba su
culazo, pero no me complacía mucho, quería ir a más entonces decidí bajarle
suavemente su trusa blanca, poco a poco se la comencé a bajar hasta dejársela a
la altura de las caderas. Agarre mi miembro y lo apunté suavemente, primero lo
roce para ver si había alguna reacción por parte de ella, pero ni señal de
alerta.


Puse mi tronco en su raya, sobándole y empujándolo despacito
solo por encima, era un rico culo, blanquito como a mi me gustan. Una vez más me
sentí insatisfecho, eche un poco de saliva en la parte superior de mí pené y se
lo volví a poner, pero esta vez se lo iba a meter despacio. Me acomode un poco
mejor, apunte justo en su huequito y se lo empecé a meter suavemente. Ella hizo
un pequeño movimiento pensé que se iba a despertar, me quede quieto esperando
que pasaran unos segundos, menos mal que no paso nada. Con ese movimiento que
hizo causo que su culo se acomodara mejor, listo para metérsela, empecé a meter
mi tronco poco a poco, por cada centímetro que entraba me detenía unos segundos
y con la mano derecha agarraba una nalga levantándosela un poco para que entrara
mejor. Ya había entrado la cabeza de mí pené y ella seguía profundamente
dormida, inclusive sus leves ronquidos se hicieron más sonoros, entonces empujé
con más confianza hasta meter la mitad de mí pené.


Era una sensación muy rica, pero no podía moverme sino la
despertaría de golpe, así que me quedé en esa posición acariciando su culo y
moviéndome apenas alguito. Mi excitación estaba en su punto más alto, y de nuevo
me vacíe afuera, manchando mi mano, le subí el calzón y me fui a mi habitación a
darme un baño, el remordimiento por lo que había sucedido se apoderó de mi ser,
me había tirado a la hija de mi mejor amigo. Al terminar de bañarme, pensé en
dormir justo cuando iba a echarme veo una nota en la cama que decía: ¨¿No te has
olvidado de algo, estoy deseosa para que continúes? ¨. Entre de nuevo al
dormitorio de Natalia, me sorprendió que este despierta y con una sonrisa a flor
de labios, me llamo con un dedo hasta su lado y me abrazó dándome un beso en los
labios, se agachó y me saco el pené diciéndome que era la primera vez que se la
culeaban, y que le había gustado bastante sobre todo hacerse la dormida fue lo
más excitante.


Me la comenzó a chupar suavemente, no sabía hacerlo bien,
pero ver a esa mujer tan hermosa agarrando mi miembro entre sus labios era un
momento único. Termino de chuparmela y sin perder tiempo bajé hasta su rosadita
conchita que estaba mojadita, lamí y lamí por varios minutos arrancándole varios
gemidos de placer. Ya no aguantaba más, la puse en cuatro y la caché a mi
regalado antojo, su culo quedaba a mi vista, era impresionante en esa posición,
ella se mordía el brazo tratando de no gemir, la caché por varios minutos
haciéndole que logre hasta dos orgasmos. Cuando se iba a tender rendida en la
cama, la agarré fuertemente de las caderas y puse mi pené en su ano, la metí
suavemente, haciendo que gima. Esta vez estaba entrando todo, mis huevos
colgaban chocando con su conchita. Natalia gemía con cada metida y sacada, gemía
fuerte porque su pequeño agujero se abría al máximo con cada empujada.


Mientras la cachaba tocaron la puerta de su habitación, era
su papá preguntando que le pasaba, ella respondió que se había golpeado con el
filo de la cama a la altura de la canilla, pero que no era nada de importancia,
yo seguía moviéndome, mientras su papá, le daba indicaciones detrás de la puerta
para que no se olvide de levantarse temprano. Mi pené se inflamo a tal punto que
ya no pude aguantarme y termine vaciándome en el interior de su culo. Nos
quedamos rendidos en la cama, al final dormimos juntos.


Al día siguiente Natalia se había ido al aeropuerto a recoger
a su mamá, Yo me despedí de mi amigo con un poco de remordimiento y me fui a
visitar a unos familiares y ya no volví a ver a la preciosura de mujer.


Pasado un año, me llega una carta con una invitación, la rica
jovencita se casaba y quería que sea nada menos su padrino de bodas cosa que
acepte gustoso.


Caliche


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 18
Media de votos: 8.44





Relato: Me tiré a la hija de mi mejor amigo
Leida: 16338veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis