webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: El culo de mamá (II: Enseñandole la polla a mamá)


 


Relato: El culo de mamá (II: Enseñandole la polla a mamá)

  

Aquella mañana me levanté
más tarde lo normal, eran casi las 12 del mediodía y estaba
agotado, los recuerdos de la noche anterior me habían dejado atónito
y más cansado de lo normal, las pajas que me había hecho
también tenían algo que ver con mi cansancio. No me atrevía
a salir fuera de mi dormitorio por miedo a ver a mi madre, la cosa me impactó
más de lo que jamás hubiese creído y estaba convencido
de que ya no miraría a mi madre con los mismos ojos. Mi madre era
ahora una mujer normal y corriente, una mujer preciosa y con una sexualidad
desbordante, ya no la veía como a mi madre, aunque lo fuese. Salí
de mi habitación y mamá acababa de llegar de la compra, vestía
una falda larga de esas muy finas con llevan colores estampados típicos
del verano, la tela era realmente fina, se le transparentaban todas las
piernas al trasluz y cuando se agachaba se le marcaban las braguitas, unas
bragas que no le cubrían todas las nalgas, el borde de la prenda
íntima se dibujaba perfectamente en su cuerpo y daban ganas de arremeter
contra ella, aunque fuese mi propia madre. Mi madre estaba muy contenta,
supongo que satisfecha sexualmente después de las aventuras nocturnas
con sus dedos, se le veía alegre y muy viva, las tetas se le movían
más de lo normal o es que yo ya me fijaba en ellas de antemano,
me pasé el día mirándola y observándola con
detenimiento, su cintura, su trasero bien puesto, sus tetas, su boca y
todo su cuerpo, no se me escapaba detalle, se cambió en su dormitorio
varias veces durante el día y siempre que podía me acercaba
para poder pillar algo, en mi casa nunca hemos tenido la costumbre de cerrar
las puertas si nos cambiamos de ropa de calle por la de estar en casa,
así que la vi varias veces en bragas y sujetador, su culo bien apretado
a unas braguitas blancas finitas y sus tetazas bien colocadas dentro del
sujetador, mamá suele ponerse un pantaloncito corto y aquí
es donde marca de verdad su impresionante figura, con sus piernas al descubierto
y con una blusa de considerable escote, que te deja ver todo el canal de
entre sus pechos, mi madre está buenísima y parece que cada
día lo está más, que suerte tiene mi padre joder.
Estuvimos casi todo el día en casa haciendo labores típicas
de limpieza, mamá empinaba su culo a menudo para agacharse o enderezarse,
sus tetas se colgaron y se balancearon ante mis ojos más veces que
de costumbre, mi polla permaneció en un estado de erección
casi las 24 horas del día, al principio me daba corte e intentaba
disimularlo pero al final de la tarde ya me daba igual y lucía mi
paquete por casa como sí tal cosa, sin preocuparme de nada, de todas
maneras mamá también se lucía ante mí y no
se cortaba un pelo en sentarse en el sofá y quedarse con las piernas
abiertas, aún llevando el pantaloncillo corto, así pues pasó
el sábado y llegó la noche del mismo, yo le dije a mi madre
que no tenía pensado salir porque no me encontraba muy bien y porque
últimamente siempre íbamos al mismo sitio, así que
propuse acercarme al video-club para coger una película y verla
los dos, después nos acostaríamos y yo esperaría a
ver si mi madre volvía a masturbarse como la noche anterior.



Cenamos como de costumbre, y puse
la película, mamá no dejaba de levantarse para hacer esto
y lo otro, el simple hecho de ver su culo cómo se despegaba del
sofá ya me la ponía gorda, así que podéis imaginaros
cómo tenía yo la polla a ciertas horas de la noche, parecía
que me iba a estallar dentro de mi pantalones cortos.



Mamá se sentó por
fin junto a mí, dejando un hueco entre los dos, hay que señalar
que el sofá es bastante amplio, y sin contarse un pelo me dijo -¿te
pasa algo hijo?- No nada por qué lo dices mamá-¡ no
lo sé cariño pero me tienes preocupadallevas todo el día
en un estado que no parece normal!- me dijo esto último señalando
mi paquete. Yo me puse nervioso y colorado, me miré a mi entrepierna
y sonreí intentando excusarme -¡ Lo siento mamá, pero
es que no sé que me pasa, llevo todo el día así y!-
mamá me cortó y me preguntó -¿es esa la razón
por la que no sales esta noche?, ¿hay alguna chica que te trae de
cabeza?, cariño es normal que a tu edad tengas tanta energíavenga
cuéntame ¿cómo es ella?- yo me quedé perplejo
y no sabía qué decirle -¡no si el problema no es una
chica, es que!-¿no tomarás drogas verdad nene?, como yo
me entere que tomas algo te la cargas para el resto de tu vida-¡no
de verdad mamá!, no digas tonteriasqué voy a tomar drogasademás
¿conoces alguna droga que tenga estos efectos? - mi madre se calmó
un poco y me sonrió..-¡ venga pues entonces cuéntame
como es ellatiene que ser muy bonita para que te tenga así todo
el díavenga cariño cuentamelo!- mamá me picaba como
juguetona ante la conversación -¡bueno la verdad es que hay
una mujer que me trae loco y no sé cómo decirlepues eso
que me gusta mucho!- ¡pues hijo ves al grano y díseloparece
mentira con los tiempos que corren y tu vas a ir de cortadoánimo
cariñosí yo estuviera en tu piel se lo diría y ya
verás que cuando te vea cómo estás se le quitan todas
las dudas!- mi madre me estaba aconsejando de cómo entrarle a una
mujer, me estaba aconsejando de cómo entrarle a ella misma sin que
ella lo supiera-¡ además cariñopor lo que puedo percibir
no estas nada mal dotadoya me entiendes!- yo le seguí el juego
entonces a mamá -¡pues no te entiendo mamá, explícamelo
mejor!- mi madre se quedó mirándome con cara de extrañada
por mi repentina respuesta-¡pues nada hijo que a una mujer le atraen
las cosas grandes y tu pareces que la tienes bastante grandecita y eso
a cualquier chica le va a gustar!- mamá se sonrojó un poco,
pensé que era hora del ataque-¿ tu crees mamá que
la tengo grande, cómo puedes saberlo sí no me la has visto?-
-¡pues porque se nota cariñose nota que tienes una buena!-
-¿una buena polla, quieres decir que parece que tengo una buena
polla?- le dije yo, mamá se quedó un poco cortada ante mi
directa y al ver que no reaccionaba le dije -¿te gustaría
verla al descubierto y así afirmas sí tengo una buena polla,
te gustaría verme la polla mamá?- mi madre se giró
a mi y me dijo- ¡pero que te has creído que soy una cualquiera,
que soy tu madre y no cualquier chica de discoteca! ¿cómo
te atreves a decirme eso?-¡ yo sólo pregunto joder!, como
dices que te parece que la tengo grande pues yo te propongo que sí
quieras verla para poder decir sí la tengo grande o no de verdady
ya está¡hostia!- me hice un poco el enfadado y el ofendido
ante mamá, mi madre se sintió un poco culpable y me dijo-¡
Bueno cariño no te enfadesque igual tu te has explicado mal y yo
lo he entendido peora ver hijosí me la vas a enseñarsácatela
ahora antes de que me arrepienta!- ¿de verdad quieres vérmela
, de verdad quieres que te enseñe la polla mamá?- le dije
yo un poco serio siguiendo con el medio enfado -¡sí cariño
quiero verte la cosavenga sácatela y a ver sí es tan grande
como parece!- mamá ya se estaba poniendo un poco impaciente , así
que aproveché el último cartucho y le pregunté -¡mamá
no quiero que lo hagas porque yo me vaya a sentir mejor, o para que a mí
se me pase el enfado, sí te la enseño es porque tú
quieres verla, porque tú deseas vérmela tiesa¿vale?..!-
mi madre se incorporó hacía mí y me dijo mirándome
a los ojos- ¡ahora mismo me vas a enseñar la polla que tienes
porque yo quiero ver sí es tan grande como parece o no, y no te
preocupes porque estoy deseando pegarle un vistazo a esa cosota tan gorda
que escondes ahí!- yo nunca había oído decir a mamá
palabras como "polla" y eso me dejó alucinado, yo tenía
el miembro que me iba a estallar de lo tiesa y gorda que lo tenía
y entonces algo nervioso y muy decidido me cogí la goma de los pantalones
cortos y empecé a bajármelos, mostrando los calzoncillos
, los calzoncillos era tipo slip y estaban totalmente levantados debido
a mi erección, mamá soltó una exclamación al
ver el paquete cada vez más grande y cada vez más cerca.
Mi madre se levantó y me dijo -¡espera un momento!- y corrió
las cortinas del balcón para que nadie pudiese ver nada, su culo
se movió como nunca, creo que lo hizo a propósito para encenderme
más aún, se volvió a sentar y clavó sus ojos
en mi paquete -¡venga sácate la polla de una vez!-, esas palabras
me la pusieron más gorda aún y me bajé lentamente
los slip, dejando al aire mi polla de 18,5 cm, repleta de venas y con un
capullo que ni yo mismo me lo había visto así de grande y
brillante, mamá cuando me la vio toda tiesa ya que mi polla salió
disparada hacia fuera como sí de un muelle balancín se tratase,
totalmente tiesa y dura, pegó un grito y se echó las manos
a la boca, se levantó sin quitar los ojos de mi polla y se encaminó
hacia el pasillo dándome la espalda después se giró
con las manos en la boca aún y sin pestañear me miraba a
la cara y a mi polla -¡madre mía!hijo míope¿pero
tú te has visto?¿tú te has visto cómo estas?-
mi madre se sentó de nuevo mirándome con verdadera devoción
- ¡pero hijo míoqué polla más grande que tieneses
preciosa mi vidaqué gorda la tienes y qué grandeayDios
míoqué cosota tienes y cómo se te poneno me lo puedo
creer mi vidano me lo puedo creer!- yo no sabía qué decir,
estaba tan alucinado ante la reacción de mi madre que no sabía
qué hacer-¡anda que tu amiga estará contentacon esa
pedazo de herramienta se lo va a pasar pero que muy bien!¿y ella
qué dice de esto?, me refiero a lo grande que la tienes- - a ella
le pasa lo que a ti mamáse quedó alucinada, ¿te gusta
mamá? ¿ te gusta cómo se me pone?- ¿qué
sí me gusta?cariño, pero sí tienes algo que muchos
hombres ya desearían tener y ya no te digo a las mujeresmadre míalas
puedes volver locas, mi vida, pero locas de verdad-



Estuve unos minutos más con
la polla al aire y mamá no acababa de creerse que su hijo calzara
semejante tamaño de nabo, finalmente mamá se mandó
que me la guardara y acabamos de ver la película, aunque a partir
de ese momento ya nada sería igual, mamá me preguntaba una
y otra vez cosas como sí siempre se me ponía así de
grande, sí me dolía cuando empalmaba así, sí
me molestaba bajo la ropa, sí quería que me comprara ropa
interior distinta para mayor comodidad, cosas asíantes de acostarnos,
ya la película acabada y sin apenas prestarle atención ,
me pidió que se la enseñara de nuevo, pero esta vez no estaba
empalmado, se la enseñé flácida, pero al sacarla y
de sólo pensar que era mi madre la que estaba delante empecé
a empalmar de nuevo y mi polla comenzó a crecer ante sus ojos, cosa
que mamá celebró gritando y no dando crédito a sus
ojos- ¡uhhhhhhhpero hijo míose te pone grande al enseñármelano
me digas que yo!- ¡joderrrr mamá eres una mujer y no suelo
enseñar mi polla así porque así, pues claro que se
me pone tiesa al enseñártela, es más se me pone como
nunca!- mi madre se dio la vuelta negando con la cabeza -¡no me lo
creo Joséno me lo creocómo se te pone tan grande y cómo
se te levanta con tanta facilidad, acabas de sacártela y era normalita
y ahora miraes enormey solo al enseñármelano quiero ni
pensar sí!- ¿sí qué mamá?-¡nada,
nada cariñovete a dormir, que yo me voy a la cama ahora mismo!-



Nos fuimos cada uno a nuestras habitaciones,
yo salí a los diez minutos cuando todo estaba a oscuras y de puntillas
me acerqué a la puerta de la habitación de mis padres, antes
de llegar ya escuchaba los crujidos de la cama y los ayes de mamá,
mamá se estaba masturbando de nuevo y esta vez más fuerte
que la noche anterior, mi polla la había puesto cachondona , sus
gemidos eran escandalosos y por lo que crujía la cama tendía
que estar dando unos botes impresionantes sobre ella, mamá se corrió
gritando al otro lado de la puerta y yo me corrí justo en su puerta.
Estuve tentado en entrar varias veces pero tenía miedo ante una
negativa o por el circo que mi madre pudiera montarme, quería estar
seguro que sí entraba ella acabaría metiéndome en
su cama y gozando conmigo, pero era demasiado arriesgado, supongo que habría
más ocasiones para ello, así que pensé en intentarlo
en otra ocasión, mi madre ya me había visto la polla así
que no me sería difícil mostrársela otra vez, quería
darle a entender que era ella la causante de semejante erección
y supongo que al final sería ella misma la que haría algo
al respecto, o me la follaba o me mandaba a paseo, apuesto por lo primerocomo
así fue.



Seguirá


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 12
Media de votos: 7.92





Relato: El culo de mamá (II: Enseñandole la polla a mamá)
Leida: 19485veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis