webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Niñas en el internado


 


Relato: Niñas en el internado

  

Esta historia la conocí de segunda mano, me la platicó una
amiga a quien a su ves se la platico una chica mexicana que estuvo en este
internado, como siempre cambio nombres, lugares y situaciones y en esta ocasión
pongo una buena parte de mi cosecha e imaginación.


Hace ya algunos años en algún lugar de Norte América existía
una escuela internado para señoritas de alta sociedad en donde eran inscritas
chicas cuyos padres no tenían tiempo de educarlas por sus múltiples ocupaciones,
entre ellos magnates petroleros, artistas de cine y televisión, dueños de
cadenas de hoteles y de comunicaciones, nobles europeos y árabes, se dice que
hasta hijos bastardos de lideres en la computación y de narcotraficantes. Era
una escuela sumamente exclusiva, el profesorado de la más alta calidad y
reconocimiento mundial, la directora era Miss Lilia Rotertree quien se
distinguía por ser sumamente exigente y disciplinada tanto en su persona como
con el staff académico y por supuesto con el alumnado, mujer cincuentona de
modales educados, alta y robusta, solo de verla una siente el rigor de su
autoridad.


El resto del personal académico también era conformado por
mujeres a excepción de dos maestros el de Lenguas Latinas y el de Ética ambos
octogenarios e ilustres literatos que han dedicado su vida a la enseñanza a
demás de ser maestros fundadores de dicho Instituto.


La escuela se erguía a unos kilómetros de una montaña de las
Rocallosas junto a un hermoso lago artificial creado específicamente para
adornar la construcción de la Academia, amplios jardines y áreas deportivas
donde sobresale un campo de fútbol y una piscina olímpica, nada falta en el
conjunto para ser catalogado como uno de los mas lujosos y distinguidos
internados en el mundo.


El alumnado va desde niñas de siete hasta señoritas de diez y
seis años, en total ciento sesenta alumnas en los diferentes grupos, ubicadas en
dormitorios que se asignaban según la cuota que se pagara, los más caros para
dos chicas y lo más económica para seis, solo existían veinte habitaciones
dobles por lo que eran sumamente codiciadas y siempre escasas, estas se las
proporcionaban a las niñas con padres mas influyentes y adinerados, luego venían
las habitaciones para cuatro de las que se contaban quince, por último diez
cuartos de seis. El colegio siempre estaba lleno al máximo y existía una larga
lista de espera.


Nuestra historia narra la estancia en dicha institución de
Abril, una niña de 11 años muy agradable y con una belleza sin igual, hija de un
jaque Bahaji de Mequínez Marruecos primo del rey Hassan II. Sus padres
decidieron mandarla al extranjero muy a su pesar y dolor ya que no querían que
fuera educada con la rigurosa discriminación hacia la mujer propia de la
religión musulmana, su belleza más que física radicaba en su gran amor hacia
todos, siempre dispuesta a dar la mano a quien lo solicitara, cariñosa,
simpática y servicial siempre fue la consentida de compañeros y maestros, en
particular de la rígida directora quien le tenía un cariño muy especial esto a
pesar del siempre presente racismo Norteamericano.


Abril era bajita, delgada, morena, ojos café oscuro y pelo
aun más oscuro que sus ojos, su figura infantil comenzaba a dar paso a la
pubertad de una manera esplendida. Llegó a la Academia a los ocho años y ya
desde entonces dominaba el idioma ingles pues en su hogar la hicieron escucharlo
y aprenderlo a manera de segunda lengua, con institutrices inglesas, desde el
día que nació. Abril tenía un habitación compartida con otras cinco compañeras,
y no por no poder pagar una de dos o de cuatro sino que por su forma de ser le
gustaba estar más acompañada a demás por su sencillez, desprendimiento y cariño
a su directora prefirió ceder su anterior cuarto a otra compañera.


En su recamara compartía con cuatro chicas estadounidenses y
una mexicana todas casi de la misma edad y en el mismo proceso físico
adolescente, dos de las gringas eran las únicas becadas de la institución,
Lupita, la mexicana una niña nada agraciada, llenita por no decir gorda, aunque
también de muy buen corazón, las malas lenguas comentaban que Lupita era hija de
un narcotraficante jefe de el cartel de Juárez pero a nadie le constaba y por
supuesto nadie tocaba el tema con ella, las otras dos eran primas y pasaban
totalmente inapercibidas tanto en el colegio como en esta historia.


Un año antes, cuando Abril apenas cumplía sus diez primaveras
tuvo que mudarse de su recamara doble para dejar el lugar a una chica nueva que
llegó de Australia y puso en aprietos a la directora pues sus padres exigieron
habitación doble amenazando con llegar a las mas altas autoridades para
lograrlo, ya que al parecer el padre era un acaudalado e influyente político al
que trasladaron a Vancouver en Canadá como agregado comercial. Miss Rotertree
pidió a Abril, como un gran favor, ceder temporalmente su lugar, y ella gustosa
lo hizo, esto forjó aun más un fuerte lazo entre directora y alumna.


El único inconveniente que había, aunque nuestra niña nunca
lo comentó, fue que Valery, su compañera de cuarto y ella eran entrañables
amigas, jamás se separaban fueran donde fueran estaban juntas, tomaban todas las
clases juntas y practicaban los mismos deportes, al separarse ambas sufrieron
mucho, pero Valery más ya que no era tan sociable como Abril, a parte que su
nueva compañera presumida e insoportable. Valery niña Irlandesa hija del
embajador de ese país en los Estados Unidos, de la misma edad que Abril pero
completamente diferente tanto de carácter como físicamente, ella era pelirroja,
pecosa, de ojos color gris, atlética y alta, de carácter poco fácil ya que era
agresiva y algo hombruna, nadie podía entender porque eran tan amigas siendo
completamente distintas.


Aun con el cambio de cuartos seguían juntas en todas las
actividades, después de la cena cada una se retiraba a la sección de la casa
donde les tocaba dormir ya que estaban en diferentes alas, las habitaciones
dobles tenían sus propios baños dentro y las de cuatro y seis tenían baños y
vestidores comunes.


Algunas noches de fin de semana se ponían de acuerdo para
verse en los jardines o en el comedor para poder platicar, muchas de las
compañeras salían los viernes en la tarde y regresaban los domingos por la
noche, para Abril esto era imposible ya que no tenía en Norteamérica a donde ir
y muy rara ves sus padres o algún familiar iban por ella para pasear o
distraerse, los padres de Valery siempre estaban ocupados o de viaje y tampoco
se ocupaban de ella pero por fortuna para ellas la niña Australiana salía casi
todos los fines de semana y nuestras amigas lo aprovechaban para dormir
acompañadas y pasar largas horas charlando.


Uno de esos fines de semana Abril leyó en un periódico sobre
un atentado fallido en Rabat contra el rey Hassan II que dejó varios muertos
entre ellos un primo de su padre que acompañaba al rey, esto causó un fuerte
impacto en la niña ya que aunque el tío no era muy cercano el hecho de estos
ataque a su familia eran cada ves mas recurrentes por los grupos islámicos
fundamentalistas que buscaban derrocar a su tío.


Esa noche se fue al cuarto de Valery a llorar y buscar
consuelo, platicaron largo rato, a la hora dormir Abril comenzó a sollozar
silenciosamente para no despertar a su amiga pero ella la escucho y se pasó a su
cama a confortarla, la acostó en su regazo diciéndole que estuviera tranquila
que lamentablemente el mundo estaba cada día mas loco que en su país el ERI
aterrorizaba a todos y que ella también temía por la seguridad de su familia,
esto más que consolarla la hizo llorar con amargo dolor, contagiando a su amiga,
a los pocos minutos las dos adolescentes lloraban abrazadas, Valery comenzó a
besar la frente y las mejillas de Abril llegando aparentemente sin intención
hasta su boca, Abril se aparto discretamente y coloco su cara sobre el hombro de
su amiga, Valery la tomó de la barbilla y la besó nuevamente en la boca de una
forma suave después se apartaron y se vieron a los ojos pero sin decir palabras
se volvieron a besar mas largamente pero con la misma suavidad que el ósculo
anterior Abril se apartó poco a poco y le dijo a su compañera que eso no estaba
bien, Valery le respondió que nada de malo tenía que eran amigas que se querían
mucho y que las personas que se quieren mucho pueden besarse, la niña no tuvo
mayor argumento, asintió con los ojos acercándose a besar nuevamente a la
irlandesa quien respondió gustosa a los lindos labios de Abril, pasaron un largo
rato besándose sin decidirse a nada más pero como siempre Valery tomo la
iniciativa y rodeo con los brazos a su amiga aumento la calidez de sus besos
introduciendo por primera ves la lengua en la boca de Abril quien respondió
atacando con pequeños mordiscos al invasor, decidieron recostarse para continuar
con esa nueva experiencia y ya sin palabras Abril comenzó a acariciar el rojo
cabello de su compañera bajando lenta y cariñosamente sus manos hacia la
espalda, Valery hacia lo mismo sin dejar de besarse cada ves mas
apasionadamente, en un momento se separaron y se sentaron frente a frente en la
cama como para reflexionar lo que pasaba, así frente a frente Valery estiró su
mano y la posó en el pecho sobre el pijama de Abril quien al contacto cerro los
ojos dejando a su amiga reposar la mano sin ninguna queja, al darse cuenta que
no había rechazo abrió un botón de la prenda e introdujo sus dedos hasta tocar
su busto, ya de un buen tamaño a pesar de la edad acercándose al pezón que
pellizcó suavemente, Valery no dejaba de ver a los ojos a la niña para saber su
reacción y descubrir que tanto podía continuar. Desde que era muy chica Valery
ha mostrado cierta atracción hacia su mismo sexo, pero nunca había tenido ningún
contacto físico con nadie, Abril siempre la había agradado en forma especial y
muchas veces la veía desnuda pues desde los ocho años compartían habitación con
baño y vestidor pero el único contacto que tuvieron hasta entonces fue solo
visual. Abril continuaba con los ojos cerrados sin emitir sonido alguno ni hacer
movimientos de aceptación pero tampoco de rechazo, esto animo a Valery a
desbotonar más la blusa de la pijamas de la niña y acariciar firmemente los
pechos desnudos de su amiga, al fin Abril emitió un pequeño sonido de placer,
Valery terminó de soltar la blusa abriéndola de par en par dejando libres ambos
pechos hermosos y bien formados los que contempló con gran placer, la hija del
embajador acercó su boca a uno de los rozados pezones que era rodeado por un
seno de un moreno divino, con una mano lo sostenía para morderlo mientras con la
otra terminaba de quitarle la prenda, Abril no se opuso, siguió disfrutando
mientras se mordía los labios, sin decir más se fue recargando hasta quedar
tumbada en las almohadas con Valery junto sin soltar el seno ni dejarlo de
besar, Abril al fin reaccionó y ya sin mucho control tomo de la cabeza a su
nueva amante presionándole la cara contra el pecho, acariciaba su espalda
bajando a sus nalgas rígidas y musculosas metió la mano bajo el resorte del
pantaloncillo del pijamas, Abril había perdido por completo el control jamás se
hubiera imaginado en esta situación pero se sentía tan triste y sola lejos de
los suyos que al sentir ese cariño tan especial no pudo rehusarlo además de que
ya se estaba convirtiendo en mujer, en ese momento no se puso a pensar que
estaba en la cama besando, acariciando y semidesnuda con su mejor amiga y en el
Internado, de improviso Valery dejo de besar las tetas de la musulmana para
volver a besarla en la boca, tomo las manos morenas y las puso sobre su pecho,
Abril lo acarició un momento alzándole la blusa, ya que no tenía botones, se la
quito dejando al descubierto unos senos en desarrollo firmes y estupendamente
pecosos, los contempló extasiada pues aunque ya los había visto nunca los había
contemplado de esa manera, ahora Abril acercó su boca para besarlos y morderlos,
primero uno después el otro tocando con la punta de la lengua una a una su
interminable caminito de pecas así durante unos minutos mientras Valery
disfrutaba y acariciaba la cabellera de Abril, así las dos desnudas de la
cintura hacia arriba se dieron vuelta quedando la cabeza de la una hacia los
pies de la otra, e instintivamente clavaron sus cabezas en el sexo de su
compañera por sobre las pijamas, mordisqueando ya acariciando piernas y muslos,
las dos comenzaron a sentir un hormiguero de placer que recorría todo su cuerpo
sintiendo que algo mojaba su ropa interior, rápidamente se soltaron asombradas y
viéndose a los ojos se rieron nerviosamente pero en lugar de detenerse y en
forma apresurada se despojaron de su pantaloncillo y bombachas quedando ahora sí
totalmente desnudas una frente a la otra, se contemplaron fijamente regresando a
la cama a la misma posición anterior, Abril acercó su cara al rojo pelambre que
crecía entre las piernas de la irlandesa percibiendo un rancio aunque agradable
olor que la provocó besar los labios vaginales y poco a poco introducir la
lengua cuando sintió algo extraño en su sexo que la hizo dar un salto acompañado
de un grito, Valery se asusto un poco con el grito, Abril le dijo que continuara
que lo que sintió fue un delicioso dolor si es que esto es posible, nuevamente
acomodaron sus cuerpos, así encontrados besaron, lamieron, mordieron sus
respectivos sexos ambas gemían y de ves ves emitían gritos de placer sin dejar
de acariciarse piernas, nalgas lo que sus manos alcanzaban sin dejar de comer el
fruto que enfrente tenían, poco a poco aumentaba la fuerza de sus gemidos y la
pasión de sus besos hasta que casi al mismo tiempo llegaron a un fuerte orgasmo
que hizo que sus espaldas se arquearan si dejar de hacer su trabajo corriéndose
ambas en la boca de su amante. Se separaron y regresaron a abrazarse y besarse
tiernamente sin estar seguras que es lo que había sucedido, pero convencidas de
que esa no sería la última vez que lo harían, de ese día en adelante no se
volverían a sentir solas ya que buscarían cualquier momento para estar solas.


Entre semana por las noches se encontraban en el gimnasio o
en la alberca y nadando se besaban y acariciaban, otras noches cálidas de verano
se perdían en el jardín y se hacían el amor a la orilla del lago.


Hasta que en una ocasión en que se encontraron en los
vestidores comunes, Miss Susana Lee una de las prefecta y también maestra de
educación física, fue a ver que sucedía debido al grito que Valery dio al
alcanzar un fuerte orgasmo provocado cuando Abril acariciaba el clítoris de su
amante al llegar vio a la ardiente pareja desnudas besándose y acariciando sus
sexos, tan metidas estaban que no se dieron cuenta del peligro, la prefecta
prefirió no interrumpir ya que no sabía como afrontar a las niñas.


Al día siguiente y por la mañana fueron llamadas a la oficina
de la directora quien les incriminó por lo sucedido la noche anterior y como las
habían descubierto, por supuesto que las niñas negaron toda acusación, la
maestra que las vio no es ni mentirosa ni exagerada así que quiero que me digan
la verdad ya que si no lo hacen tendré que mandar traer a sus padres para que se
las lleven, les dijo muy molesta la maestra, tu Abril siempre has sido, tu lo
sabes, mi alumna consentida además que si tu padre se entera de lo sucedido será
una gran deshonra para él y para tu familia agregó cada ves mas furiosa la
preceptora, y a ti Valery te cambiaran al internado de monjas en tu país al que
te iban a mandar antes de llegar a este Internado, si ustedes me muestran que
pasó podré poner un castigo aquí y será olvidado, espero su respuesta, concluyo.


Las niñas muy nerviosas se voltearon a ver sin saber que
decir, a que se refería con eso de que me muestran que hacían y que todo será
olvidado. ¡Si! Dijo en vos casi inaudible Valery y Abril la volteo a ver
incrédula, perdón Abril pero no puedo ir a ese internado, no sabes lo terrible
que es, vamos a decirle la verdad y así no le dirá a nuestros padres, Abril
comprendió el miedo de su amiga y sintió el suyo propio aceptando confesar y
recibir el castigo que se les tenía preparado. ¡Si! Lo hicimos dijo en esta
ocasión Abril, recibiremos nuestro castigo, no es tan sencillo imputó la
directora, abriendo la puerta hizo entrar a la prefecta que las descubrió, ahora
quiero que me digan que estaban haciendo y como lo estaban haciendo, las
adolescentes se voltearon a mirar dudosas e incrédulas, que era lo que ellas
querían que les dijeran. Adelante díganos que pasó dijo Miss Susana Lee, una
mujer de aproximadamente treinta y cinco años de estatura mediana y sin ser
bonita tenía un cuerpo atlético nada envidiable, junto a Miss Rotertree se veía
bajita por la altura de la directora. ¿Se besaron? La morena afirmó con la
cabeza, enséñenos cómo lo hacían dijo la directora, nuevamente las jóvenes se
voltearon a ver, adelante dijo con brusquedad o prefieren que vengan sus padres,
¡No! Por favor saltó Valery y nerviosa besó los labios de Abril quien también
con miedo correspondió el beso y se separó de inmediato. ¿Así fue de fugaz?
Pregunto la cuidadora yo no lo creo, se volvieron a besar más apasionadamente
refugiando sus miedos en sus bocas.


Que mas hicieron, inculpó la directora ¿se acariciaron? Dijo
con vos entrecortada, ¡Si! Contestó una de las niñas, ¡pues adelante! dijo Miss
Rotertree, Abril comenzó a acariciar a su compañera por sobre la ropa,
extrañamente comenzó a excitarse ante la mirada de las dos maestras sintiendo en
la entrepierna un delicioso calor, al parecer Valery estaba igual pues respondía
apasionada a las caricias, entre tanto se acercó la directora y sorpresivamente
acaricio con una mano las nalgas de Abril mientras con la otra subió la falda
del uniforme de Valery, ninguna de las dos se detuvo, Miss Lee también se acercó
a acariciar las piernas de Valery cuando su jefa subía la falda, las dos niñas
dejaron de besarse para ver como las educadoras las acariciaban, ya casi
metiendo la cabeza cada una en cada niña quienes ya tenían las faldas cubriendo
a las maestras, al ver que no podían verlas continuaron con sus besos y caricias
a cada momento mas ardientes en eso sintieron como bajaban sus bombachas de
algodón unas expertas manos, las niñas se quitaron respectivamente las blancas
blusas para poder seguir con sus caricias, en eso la directora separó un poco
las piernas de Abril e introdujo la cabeza entre los muslos, mordisqueando y
lamiendo hacia arriba hasta que llegó al final donde se encuentra con el rizado
pelambre que cubre su botón introduciendo la lengua, la niña deja escapar un
gemido largo haciendo que su espalda se curve de placer, a ese momento Valery
muerde uno de sus pezones, esa era una nueva sensación para la musulmana que
comienza acariciar la espalda de su maestra, quien al darse cuenta de ello, la
detiene de la dorso para recostarla sobre la alfombra de la oficina, Abril se
acuesta sin vacilar y Valery la sigue sin que Miss Susana despegue la boca de
sus piernas, en unos segundos las cuatro están en el suelo, la prefecta aun con
la cabeza cubierta por la falda y la directora ya liberada de ella al sacarla
por las piernas de Abril quien se encuentra totalmente desnuda y a merced de la
directora en su coño y de su amiga succionando sus pechos al tiempo que recibe
la lengua de la prefecta en el propio.


La escena era impresionante, cuatro mujeres tiradas en el
suelo, dos niñas besándose mientras dos maestras les comían el coño, Valery
comenzó a correrse soltando sus jugos en la boca de la prefecta al momento en
que ahora Abril mordía sus pezones, a continuación Abril se corría en la boca de
Miss Lilia Rotertree mientras Valery acaricia sus senos, después de un
momento las dos maestras dejan a las niñas e hincadas se acercan una a la otra a
besarse y compartir los sabores de las párvulas quienes se separan a contemplar
la escena inesperada pero apasionante que les presentan las catedráticas, la
Directora al tiempo que acariciaba a la maestra desabotonó la blusa dejando al
descubierto sus firmes senos permitiendo a su ves que le suelten la suya, los
senos de Miss Rotertree son enormes rosados, con un pezón oscuro y grande pero
duros ya que no caen con el peso sino que se mantienen rígidos, las pequeñas
manos de la maestra de educación física se ven aun más pequeñas al acariciar
aquellos grandes pechos y su cara se perdía al mamar sus grandes botones marrón,
así comenzaron a desprenderse de su vestido y pantaletas, a pesar de la
diferencia de tamaños entre las dos educadoras una muy grande la otra menuda las
educandas estaban ensimismadas y estimuladas no sabían si por el hecho de que
son sus maestras o por lo apasionante de la escena que por la practica de ambas
era obvio que no es la primera ves que sucede, Miss Lee después de besar los
grandes senos se comienza a perder en el vientre y luego en el abundante
pelambre de el sexo de Lilia a pesar de ser grande y robusta no es obesa, es más
bien como un gran leñador de las montañas, eso daba la impresión de que la
pareja era de hombre con mujer, ya que la directora trataba muy delicadamente a
su subordinada que se mostraba sumisa y tierna al besar y morder el sexo de su
hembra quien ordeno a las niñas se acercaran a ellas, tímidamente se aproximaron
Lilia tomó de la mano a Abril y la arrimo diciéndole dulcemente que desde hace
varios años la amaba sobre manera pero que no se había atrevido a seducirla por
temor a rechazo, la besó dulcemente sin dejar de gemir gracias el trabajo que
recibía en su clítoris por la experta lengua de Susana, acarició suavemente el
moreno pecho de la Marroquí en el momento en que un fuerte golpe de placer
corrió por su enorme humanidad haciendo que soltara a la niña y tomar con fuerza
la cabeza de Miss Lee corriéndose tremendamente en la boca de su amante, Valery
excitada por el espectáculo y mas desinhibida aprovecho para ahora ella
acariciar las fornidas piernas de su maestra y besar las nalgas poco a poco
introduciendo la lengua en el diminuto orificio bajando poco a poco hasta el
lugar en que se confunde con el pelo vaginal, ahora fue el turno de Miss Lee de
correrse fuertemente, amabas maestras se soltaron y decidieron atender a las dos
niñas, Susana con la pecosa Valery y Lilia con la morena Abril, las dos niñas
fueron tendidas en el suelo, La directora acarició cada rincón de el bello
cuerpo moro, besó su cuello y poco a poco deslizó la lengua hasta encontrar el
busto y detenerse en la fresa que adorna erecta la cúspide, se detiene un
momento y pasa de un botón al otro ocasionando en Abril un placer que Valery
jamás le había procurado, Miss Rotertree después de un rato continuó bajando
hacia el ombligo en donde metió su dura lengua incesante por el camino hacia el
lugar más calido en el que hacía unos momentos se había deleitado, pero ahora
con mas calma separó sus labios hasta encontrar un pequeño y rojo clítoris al
que mordió suavemente para no hacer daño , sus manos no dejaron de acariciar las
nalgas y muslos de la pequeña mientras ella retenía la enorme cabeza de Lilia en
su vagina, a los pocos segundos no pudo mas y uno tras otro fuertes convulsiones
la invadieron haciéndola perder el control gritando frenéticamente de placer,
una y otra ves seguía el deleite de los mordiscos expertos de la nueva amante.


Valery corría la misma suerte que su amiga pues Susana era
tan buena como Lila y en un instante las dos niñas chillaban de placer.


Al terminar las cuatro se vistieron y la Directora retomando
su postura les dijo que podían estar tranquilas, que nada de lo sucedido saldría
de ese despacho que no quería que nadie más se enterara del secreto que a partir
de ese momento las cuatro guardarían.


Después de ese día todas buscaban el momento de encontrarse,
algunas veces las cuatro otras en pareja o en tríos, la directora encontró la
manera de que las niñas compartieran una habitación encontrando una un tanto
apartada de las demás y mas lujosa, en ella se reunían con mucha frecuencia,
también les pidió que fueran mas discretas y que no se hallaran en lugares
públicos ya que habían tenido suerte que Miss Lee fuera la que las encontrara.
Así pasaron varios años hasta que las niñas se fueron a la Universidad pero como
las dos estudiaron en Norteamérica pudieron reunirse en algunas ocasiones.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 35
Media de votos: 8.46





Relato: Niñas en el internado
Leida: 46949veces
Tiempo de lectura: 15minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis