relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Carlos y Marta, padre e hija (1)


 


Relato: Carlos y Marta, padre e hija (1)

  

CARLOS Y MARTA, PADRE E HIJA (1)



Descubrir la sexualidad de mi hija adolescente fue toda una
aventura para mí.



Me llamó Carlos y tengo 40 años. Soy empresario de Barcelona,
España, y llevo casado 17 años con Marta, una mujer de 38, médica. Ambos tenemos
buen aspecto, pues hacemos gimnasia y cuidamos nuestra dieta. Tenemos una hija,
Sara, que acaba de cumplir 15 años, y es la verdadera protagonista de esta
historia. Se trata de una chica alta y flaca, con los pechos muy crecidos,
erguidos, morena, con el cabello largo y rizado. Hace unos meses se puso un
pendiente en el ombligo y suele llevar ropa muy ajustada, dejando gran parte de
su piel al descubierto. Desde hace algún tiempo, su madre y yo creemos que está
viéndose con alguien, pues hemos encontrado, sin querer, unos condones en su
cuarto.



Algunas veces, en los últimos meses, me he sorprendido
mirándola, casi embobado, sobre todo ahora que estamos en verano, y en Barcelona
suele hacer mucho calor. Mi historia, o nuestra historia, empieza hace unas 5
semanas, una mañana que subí a la azotea del edificio que vivimos, en el barrio
de Sants. Junto a la puerta de acceso a la terraza, hay un pequeño cuarto, que
el portero utiliza para guardar sus bártulos, y que casi siempre está cerrado.
Al pasar por la puerta pude escuchar unos gemidos, y vi que estaba entornada.
Por pura curiosidad, me asomé sin hacer ruido. Lo que observé me dejó de piedra.
Allí estaba mi hija, totalmente desnuda y de rodillas, con el pene del señor
Masip, un vecino del portal, de 60 años, en la boca. El señor Masip estaba
desnudo de rodillas para abajo, con la mirada perdida en el techo, al borde del
orgasmo. No dejaba de gemir. Mi hija le estaba haciendo una felación de
campeonato, como una verdadera maestra. Me excité muchísimo. Por una lado estaba
enfadado, al ver a un viejo, con mujer e hijos mayores, vecino y conocido mío,
con su polla en la boca de mi hija, pero también me sentía muy excitado y
sorprendido de la abierta sexualidad de mi hija. Pero lo que me sorprendió fue
que, cada vez que el señor Masip intentaba acariciarla el pecho, o el cabello,
ella le daba un manotazo en la mano. Con un gemido, él se corrió, y mi hija se
bebió toda la leche, sin dejar caer una sola gota. Al acabar, y tras vestirse,
ella alargo sus manos, recibiendo un billete de 20 euros.


-Cuando cobre la semana que viene no me dirás que no a nada
de lo que te pida, maldita zorra...


-Ya conoces los precios y las normas... Por 20 euros una
mamada desnuda, pero nada de tocamientos....



Mi hija se estaba prostituyendo. Era increíble. Nosotros le
dábamos todo el dinero que quería. No comprendí los motivos. Tuve que correr
hacia la terraza, para que no me sorprendieran ninguno de los dos.


Pasé todo el día despistado, repitiendo en mi cabeza esa
escena. Por la noche hice el amor a mi mujer de forma salvaje. Ella estaba
encantada, aunque no creo que se le pasase por la cabeza imaginar que estaba
fantaseando con Sara, nuestra hija. La verdad es que nuestra niña tenía un
cuerpo maravilloso. No podía pensar en otra cosa.



Pasé los siguiente días mirando de reojo a Sara, excitado, y
no tarde de volver a sorprenderla. Fue una noche, que dijo irse a dormir a casa
de una amiga del colegio. Decidí seguirla. Pero no tuve que hacerlo durante
mucho rato, pues ni siquiera salió del edificio. Entró en uno de los pisos de la
tercera planta, la casa de un vecino que vivía solo, el señor Ramírez, también
de edad. Hombre huraño que apenas tenía relación con el resto del vecindario....
Y mi hija iba a pasar la noche con él!!!! No pude pegar ojo en toda la noche,
imaginando a Sara follando con aquel hombre. A la mañana siguiente, cuando llegó
de casa, miré entre su ropa sucia... Pude ver que se había puesto tanga.. y ésta
olía a semen que apestaba... También pude ver que tenía un billete de 50 euros,
nuevo, en su billetero.... Así que mi hija cobraba 50 euros por noche completa.
Era poco para una chica así. Yo sacaría mucho más...



Pensé que si se estaban "beneficiando" de mi hija una serie
de viejos, por unos euros, lo justo sería que su padre, que durante años la
había cuidado desinteresadamente, también pudiera disfrutar de ella. Así que
decidí que Sara se convertiría en mi amante, costase lo que costase.



El viernes siguiente mi mujer tuvo que marcharse un fin de
semana, a un seminario médico en otra ciudad, por lo que Sara y yo pasaríamos
unos días totalmente solos. Decidí ir al videoclub y alquilar algunas películas
porno sobre incesto, que dejé a la vista, junto al aparato de DVD. Mi hija
pareció comprender el mensaje al instante, pues esa noche vino al sofá del
cuarto de estar con una bragas y una camiseta corta, sin sujetador, marcando los
pezones. –Podemos poner alguna de esas películas que has traído, ¿no crees
papá?. En unos minutos ya le estaba quitando la camiseta y lamiendo sus pechos.
Mientras me decía que me había visto el día del señor Masip, en la terraza,
mirándoles, y sabía que le había seguido la otra noche, que pasó en casa del
vecino. Mientras me hablaba no dejaba de pajearme. Siempre he tenido ganas de
hacer esto pá- me susurró. Bastaron estas palabras para que me corriese
abundantemente en su mano, salpicando por todos lados.


-Joder, cómo he puesto el sofá.. Como se entere tu madre...


-¿Qué pasa papá, que mamá no sabe complacerte?.... Si llego a
saber que estabas tan cargado te habría dejado que te corrieses en mi boca...
Vamos a mi cuarto, que no quiero que mamá sospeche nada.... Allí podrás correte
a gusto...


Era increíble, mi hija dirigiendo toda la situación, diciendo
dónde teníamos que follar para no despertar sospechas.


Fuimos a su cuarto. Allí nos desnudamos totalmente y
comenzamos a hacer un 69. Estaba totalmente rasurada, como un bebé. Ella limpió
los restos de esperma del glande, mientras comenzaba a gemir, suplicándome que
la penetrase de una vez. La coloqué boca arriba, puse sus piernas sobre mis
hombros y la penetré de un solo golpe. La visión del mi hija, de esta forma, me
puso a mil y estuve a punto de volver a correrme.


-Eres una putita... Follando con los vecinos por dinero....
¡Qué vergüenza!... Espero que te gustase, por lo menos...


-Ufffff.. papá.... sigue..... no pares...... UHF..... me
corro....


Ver a mi hija experimentando un orgasmo fue lo que necesitaba
para correrme. Aumenté el ritmo de mis caderas. Pensé en eyacular entre sus
tetas, por miedo a dejarla embarazada, pero Sara también parecía pensar en lo
mismo.


-No te preocupes... échame dentro toda la leche que
quieras.... Uhhhhh.... Acabo de tener la regla..... No pasará nada....Córrete
papá..... Uhhhh....


En unos segundos, el esperma que le había dado la vida hacía
15 años, inundó su vagina. Tres o cuatro descargas, que le tuvieron que llegar
hasta la tripa. Caí casi desmayado sobre ella.


-Se acabó el follar con vecinos por esa miseria.... A partir
de ahora vas a ser mi putita.... Además, conozco a gente que estaría dispuesta a
follar contigo por mucho más que 50 euros....


-Como quieras papá....


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 122
Media de votos: 8.06





Relato: Carlos y Marta, padre e hija (1)
Leida: 58615veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis