webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Desvirginada por el chofer de la escuela


 


Relato: Desvirginada por el chofer de la escuela

  

Desvirginada por el chofer del colegio



Cuando encontré esta página y comencé a leer algunas de las
historias que ahí se plasmaban, me puse a recordar algunas cosas que de niña me
sucedieron, al principio me sentía mal pero luego empecé a asumirlas como
acciones que de alguna manera formaron y forjaron parte de mi personalidad.


La historia que les contare, me sucedió cuando tenía aún 14
años. Mi madre, una mujer muy conservadora y restrictiva,solia cuidarme
demasiado desde muy pequeña, y siempre me decía que yo no debería tomar
autobuses para ir a la escuela, porque en ellos solían estar hombres mañosos que
suben sólo para tocar y manosear a las niñitas, es por esto que contrató los
servicios de una movilidad particular que el colegio proporcionaba.


Ahí conocí a Miguel, un niño de 15 años. Miguel era un niño
muy guapo, pero algo retraído, creo que eso es lo que me atraía de él además de
su carita de niño estudioso, con grandes anteojos y que no participaba en los
juegos que se desenvolvían durante el trayecto del colegio a nuestras casas,
siempre estaba con un libro en la mano.


Después de un tiempo me hice su amiga, ya que éramos los
últimos niños del recorrido de regreso, él se bajaba antes que yo; poco a poco
adquirimos confianza, se acercaba a mi oído y me hablaba bajito, eso me gustaba,
era una niña, hasta que un día sin dejar de mirarme a los ojos, puso sus manitas
debajo de mi falda, yo me decía en silencio: "Eso no esta bien" pero me gustaba
sentir sus manos frías acariciando mis piernas suavemente, hasta que llego a mis
braguitas, y yo a pesar de mi corta edad, ya estaba toda húmeda, y cuando estaba
a punto de meter sus dedos dentro de mi braguita en dirección a mi rajita, Mateo
frenó y le dijo: "Eh niño, llegamos a tu casa". Yo me puse roja de la vergüenza
mientras Mateo no dejaba de mirarme por el espejo retrovisor. Miguel cogió sus
cuadernos y me dió un beso, diciéndome muy quedito al oído: "Mañana seguimos",
para luego abrir la puerta y bajar en dirección a su casa.


Una vez que Miguel desapareció, Mateo dió marcha a la
camioneta, y a unas pocas cuadras de la casa de mi amigo Miguel me dijo: "Te
gustó lo que te estaba haciendo ese niño". Yo hasta ese momento no me había
percatado de ese chofer, era un hombre de unos 31 años, muy guapo, alto, moreno,
de cuerpo atlético y ojos pícaros que no dejaban de verme por el espejo. Yo no
le respondía, no sé si por vergüenza o por temor a que pudiera contarle a mis
padres lo que había visto; hasta que me arme de valor y le respondí: "Creo que
eso es algo que a Ud. no le interesa Señor". Y él me respondió: "Veo que tienes
carácter eso me gusta en las niñas"


"Yo no soy ninguna niña" le dije, "Ya voy a cumplir los 15"


"Muy bien, pues conversaremos señorita" y detuvo la camioneta
raudamente.


Pensé que iba a venir con el mismo sermón que les he oído a
mi madre, acerca de lo bueno y lo malo que uno debe y no debe permitir, pero me
sorprendió, sacó un cigarro, lo encendió y me preguntó: "Quiénes están en tu
casa?"


"Nadie, mis padres trabajan hasta tarde y mi hermano llega a
la noche del instituto" le respondí.


"Bien, pues iremos a tu casa a conversar más tranquilos" me
dijo.


Llegamos muy pronto a mi casa, me pareció extraño ya que
antes solía demorarse mucho mas tiempo en llegar a mi casa. Bajamos de la
camioneta no sin antes percatarse que ningún vecino mío se encontrase en los
alrededores, una vez verificado esto, tiró la colilla del cigarro e ingresó
rápidamente detrás de mí, me preguntó por dónde quedaba mi dormitorio ya que
quería conocer el dormitorio de una "señorita". A mi me gustaba que me llamara
así, mis padres y hermano me tomaban como una niña y eso me disgustaba, así que
lo llevé, entró y se sentó en el borde de mi cama, estiró su mano como
pidiéndome que me acercara, y así lo hice, me tomó de la cintura, acercándome a
su pecho y con la otra mano acariciaba mi rostro, pudiendo yo sentir su
respiración y su aliento con restos de olor del tabaco tan cerca de mi carita.


"Alguna vez alguien te ha besado?" me pregunto, quería
decirle que si, pero no pude y con la cabeza hice un gesto de negación.


"Bien mi niña, pues ahora sabrás lo que es un beso" y pegó
sus labios a los míos, hasta que sentí su lengua dentro de mi boca, a lo cual yo
me aparté y me dijo: "A eso señorita se le conoce como el beso francés, vamos
inténtalo, mete tu lengua en mi boca".


Acerco nuevamente sus labios, metió su lengua y yo hice lo
mismo, podía sentir como su lengua quería entrelazarse con la mía y luego a ver
quien llegaba hasta lo mas profundo de la garganta, como Uds. supondrán mi
lengua era pequeña aún, así que él ganó.


Lentamente bajó el cierre de mi falda del colegio y me la fue
llevando hacia abajo hasta que me quede sólo en blusa y braguitas, me dió un
giro y con una sonrisa en los labios me dijo: "Eres muy bella pequeña, cuando
seas mayor volverás locos a los hombres".


Luego me sentó en la cama y me echó hacia atrás, se arrodilló
frente a mi y empezó a acariciarme las piernas, sus manos eran grandes y fuertes
sabia bien lo que estaba haciendo, en nada se comparaba a las tontas y
temblorosas manos de mi amigo Miguel, fue subiendo lentamente y llegó a mis
muslos, yo estaba con muchas preguntas en mi cabeza pero sobretodo muy húmeda y
no sabía si eso era bueno o malo, cuando bajo mi braguita sentí nuevamente esa
respiración caliente cerca de mi chochito, para luego darme unos besitos
pequeños en él.


Se levanto apresurado me saco la blusa y el sujetador que
recién había empezado a usar, para que formara mis pequeños senos, y ya
completamente desnuda, empezó a quitarse él la ropa hasta quedar en boxers
ajustados y tuve cerca de mi cara un bulto enorme que ya de por si se veía
grande. Me tomó las manos, e hizo que le bajara los boxers, en eso vi su polla,
era grande, estaba muy gruesa que me sorprendió tanto ya que era la primera vez
que lo veía uno tan de cerca, yo ya se la había visto a mi padre en alguna
ocación, y estaba toda flácida y pequeñita, ésta no, parecía un cañón y a punto
de disparar.


Mateo se dio cuenta de mi sorpresa y me decía: "Eso esta así,
porque tú lo provocaste, tú y ese chochito virgen aun, vamos, tómalo y dale
besitos que eso lo va a poner muy contento y luego te hará muy feliz, ahora
mételo en tu boca y empieza a chuparlo con mucho cuidado y cariño mi niña, como
si fuera tu chupetín, metelo y sácalo pero no tan deprisa, vamos juega con él".


Aunque para mí era la primera vez que hacia algo así, puse en
práctica algunas escenas vistas a escondidas de las películas pornos de mi
hermano, tanto así que Mateo empezó a dar muestras del placer que le producía
cada vez que mi lengua iba de arriba hacia abajo, y más aun cuando llegaba a la
puntita, de la que ya estaba brotando un liquido que para mí ya era algo
delicioso.


"Mete tu lenguita en la puntita" me dijo, y yo obediente
hacia lo que me pedia.


Me levantó y me echó sobre la cama y nos pusimos en la
posición del 69, yo seguía chupándole la polla, que seguía dura, mientras
acariciaba su culo y aunque mi boca era pequeña, ya parecía conocer al milimetro
cada punto sensible de su miembro viril, él por su parte ya había separado mis
piernas y metía su lengua en mi vagina y yo me sentía desfallecer, jugaba con mi
clítoris, mordía mis labios vaginales hasta que di un grito corto cuando hizo
ingresar uno de sus dedos, lo metía y lo sacaba rápidamente y yo me quejaba cada
vez mas del placer que me daban, metió uno, metió dos, y luego tres de sus
dedos, y me decía: "Asi no te va a doler cuando te penetre con mi polla en tu
conejito princesa".


"Ahora mi niña, veraz lo que es bueno" y diciendo se puso de
pie, recogió su camisa que estaba tirada en el suelo y lo puso justo debajo de
mi vagina, "Así no mancharemos tu cama" me dijo, en ese momento no lo entendí ya
que yo estaba excitada pensando en lo que iba a pasar. Se volvió a echar sobre
mí y ya frente a frente me empezó a dar besos por toda la cara, por el cuello,
su boca tenia el olor de mi vagina y la mía el olor de su polla y de sus huevos,
que aunque él no me lo había pedido ya los había metido en la boca, eran enormes
esos huevos suyos.


Me dijo: "Ahora mírame bien princesa, ya que dejarás de ser
una niña, y te convertirás en toda una mujer, serás mi mujer, sólo mía, yo desde
ahora soy tu dueño y tú eres sólo para mí, ok?


Y ni bien terminó de decir esa frase, con mis piernas ya
separadas me pidió que las cruzara por detrás de su cabeza, a lo cual sin
preguntar el por qué accedí, para luego sentir el placer absoluto que me
generaba el ingreso de esa verga enorme y dura dentro de mi aun estrecho
chochito y fue tanto así que en cada embestida que me daba con furia yo gritaba,
me dolía mucho, sentía que me estaba haciendo daño, pero sin saber la razón algo
dentro de mi me decía que era lo máximo, que era maravilloso, cada vez con mas
fuerza, con mas rapidez y poco a poco empecé a recordar esas escenas de las
películas para adultos, y empecé a decirle:


"Sigue papi, no te detengas, soy solo tuyaaaaaaaaaaaa"


"Dame, dame más mi amoooooooor"


uhhhhhhhh uuuuuuuuhhhhhhhhhhhhh
aaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh mmmmmmmmmmmmmmmmmmm , sigue,sigue, no pares por
favoooooooorrrrrrrrr.


Y Mateo, me decía: "Eres una putita, eres mi puta, mi zorra,
mi perra en celo, y yo soy tu hombre, el único que te hará feliz en tus días de
celo puta, dime que quieres mas duro,dímelo, así que no quiero verte con ese
niño, solo yo puedo tocarte, solo yo", y ante todo lo que me decía yo solo
respondía:


"siiiiiiiiiiiiiii, si mi amor, solo tuuuuuuuuu, vamos no
pares papiiiiiii,dame,dame,damelo todo,sigue,vamos sigue"


"Vamos zorra, grita, pídeme que te lo de mas fuerte, pídeme
que te rompa el chochito, dime que así es como te gusta, esto es lo que te
gusta, verdad?" "Vamos muévete, muévete mas, así, así, lo haces bien cariño,
sigue moviéndote así, así, veo que aprendes rápido puta.


Y diciendo esto me clavaba cada vez mas fuerte esa polla
suya, parecía que nunca se cansaría, mientras yo sentía mi cuerpo y el suyo,
lleno de sudor, tan fogosos , pero pensaba que si él no se cansaba entonces yo
tampoco debería hacerlo y así seguíamos, moviéndonos a un mismo ritmo. Hasta que
de golpe se detuvo, y mirándome serio me preguntó: "Tu ya menstruas?"


"No,aun no" le dije "Es importante que lo haga?"


"No" respondió "sólo queria saberlo para saber donde debo
venirme"


"Hoy lo haré dentro tuyo y la próxima vez lo terminaré en tu
boca, ¿te va a gustar mucho tomar la leche de tu papi, verdad?"


"Si, me va a gustar mucho" le dije ya que recordaba que eso
también lo había visto en las películas y las chicas se veían felices cuando lo
hacían, así que le dije que si me iba a gustar.


Siguió nuevamente con la marcha, seguía metiendo y sacando su
pene, yo sentía que me perforaba las entrañas, era mas que un cañón, y yo seguía
gritando y acariciando uno de mis senos, mientras él besaba y mordía el pezón
del otro, hasta que empecé a dar gritos cada vez mas fuertes y que él apagó con
besos de lengua, para evitar que mis vecinos me oyeran hasta que me dijo: "Ya
sale, ya saaaaleeeeee mi amor, estate atenta, que ya me vas a hacer venir putita
mia", "me voy a correr dentro tuyo mi reynaaaaaaaaaaa" y diciendo esto me sentí
bañada por dentro por aquellos chorros abundantes de semen que se mezclaban con
mis flujos productos de los orgamos que había tenido aun sin yo saber que era
eso de orgasmos, ya que nunca nadie me lo había explicado, la lechita que
emanaba de la polla de Mateo era tibia que sentí como empezaba a salir por fuera
de mi vagina y manchaba mis piernas, parecía que nunca iba a terminar, el muy
cabrón seguía eyaculando, seguía corriéndose dentro mío, debía ser porque lo
tenia acumulado en esos huevos enormes es por esa la razón de lo enormes y
redondos que eran, y yo me sentía en la gloria. Una vez que terminó el cuerpo de
Mateo cayó sobre el mío, diciéndome que hoy lo había hecho trabajar mas de la
cuenta, y que eso lo hacia sentirse tan satisfecho, que ninguna puta lo había
hecho venirse tanto y que era cuestión de tiempo y práctica convertirme en toda
una zorra experta capaz de hacer gozar y correrse a todo tipo de hombres. Y yo
por dentro me decía: "Eso júralo Mateo, le pondré muchas ganas para aprender con
rapidez".


A pesar de que yo habia oído hablar a mi padre mal de las
putas, a mí me gustaba como me lo decía Mateo, era tan excitante, sentirme su
"putita especial, su perra en celo", dispuesta a darle placer y cumplir con
todos sus caprichos.


Luego se puso de pie tomó mi braguita del suelo y empezó a
limpiar su semen de mi cuerpo, y yo con ganas de degustar el líquido lechoso que
recorría su miembro, tomé su polla y la quise llevar a mi boca, pero noté
pequeños rastros de sangre en ella y Mateo con una sonrisa picaresca,
adelantándose a lo que le iba a preguntar, de si era mía o suya esa sangre, me
dijo que esa sangre era mía y que era muestra de que ya me había convertido en
toda una mujer; que ya no era una virgencita y que él me había hecho su mujer,
su putita. Igual, yo sin asco porque era mi sangre, llevé su polla a mi boca y
empecé a lamérsela, sabia bien, entre dulce y amargo pero él me dijo que lo
dejara que ya habría tiempo de probarla toda y sin sangre, a menos que lo
hiciéramos cuando este menstruando, que él no tendría reparos en hacerlo durante
mi periodo, pero que por hoy no sea tan ansiosa, dicho esto me llevó a la ducha
y nos bañamos los dos con agua tibia; creo yo que es el mejor baño que he
tenido, me gustaba mucho que me enjabonara el cuerpo y que cuando pasaba una de
sus manos con el jabón por mi cuerpo me decía: "Muy pronto tendrás unas tetas
envidiables y podré poner mi polla en el canalillo que se forme entre ellas y
ese culito tuyo, se convertirá en un culazo que muy pronto será estrenado por mi
verga", y mientras decía eso, con la otra mano metía uno de sus dedos en mi ano,
lo cual a pesar del pequeño dolorcillo me causó excitación, aunque luego llevo
sus manos a mi coñito y yo empecé a sentír de nuevo las ganas de tener su polla
dentro, y creo que él también se sentía excitado porque su pene poco a poco se
iba levantando.


Así que cerró la llave del agua y me dijo que ya no teníamos
tiempo de hacer nada mas, que muy pronto se haría de noche y mis padres y
hermano no tardarían en regresar a casa, y diciendo esto se dirigió a mi closet,
se puso a escoger la ropa y la braguita que debería usar y empezó a vestirme
como si fuera una muñequita.


Se vistió con prisa y noté que su camisa tenia también
pequeños rastros de mi sangre, lo cual lo cubrió con su saco, en ese momento di
gracias a Dios que lo puso en la cama justo antes de penetrarme, sino como se lo
podría explicar a mi madre si se llegaba a dar cuenta al día siguiente, asi fue
que bajamos a la sala, lo llevé a la puerta que daba a la calle, me acercó
nuevamente su carita y me dió otro beso en los labios, lástima que ya no podía
sentir el olor de mi vagina en su boca, pero el beso me gustó igual, y antes de
abrir la puerta me dijo: "Cuando empieces a menstruar me debes avisar, para que
te compre pastillas y así evitar que corras el riesgo de quedar embarazada, aun
eres muy niña princesita y yo quiero seguir enseñándote algunas cositas ricas
que te van a gustar, esta bien?"


"Esta bien" le dije, me dió otro beso en la boca, puso su
mano en el bolsillo de su saco, y me dijo:"Me llevaré tu braguita - que estaba
llena de su semen - y mañana sin falta te la devolveré ya limpiecita, así tus
padres no se darán cuenta de lo que paso hoy aquí, este será nuestro secreto mi
amor, y no lo olvides ahora no dejaras que nadie te toque, sólo yo, entendido?".


"Entendido" le respondí.


"Así me gusta, ahora toma un esto por la buena tarde que me
has hecho pasar hoy, gástalo en lo que mas te guste, pero no en ropa ni en
braguitas, de eso me encargo de comprártelos yo".


Sonriendo tomé el dinero, lo puse en mi bolsillo, abrí la
puerta y dejé que se marchara.


Subí a mi cuarto, vi que era mucho mas de lo recibía
semanalmente de propina, y me puse a bailar como una loca de contenta.


Al día siguiente me levanté muy temprano y aunque mis padres
se sorprendieron porque suelo ser dormilona, se pusieron muy alegres porque al
era la primera vez que no les hacia la guerra cuando de ir al colegio se
trataba.


Así a un cuarto para las ocho de la mañana, estaba ya en el
portal esperando a la camioneta de Mateo, la cual llegó con el sonido
característico de su bocina, y con su sonrisa característica me hizo subir a
ella.


Bien, por hoy creo que ha sido suficiente ya otro día les
contaré alguna otra aventura mía con Mateo y con otros chicos y no tan chicos
que fui conociendo en mis años de escuela.


Bueno, espero que les haya gustado mi aventura, y espero
también escribirles nuevamente.


Bye bye.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 290
Media de votos: 8.42





Relato: Desvirginada por el chofer de la escuela
Leida: 119086veces
Tiempo de lectura: 11minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis