webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: De como me desvirgaron y me gustó


 


Relato: De como me desvirgaron y me gustó

  

Sé que era el verano del 76 pues ese día era el referéndum de
la constitución y yo que tenía 9 años había ido al colegio a cuidar las urnas y
ese día tuve mi debut sexual o para ser más exactos homosexual, en uno de los
descansos fui al baño y otro chico pero de secundaria, tendría unos 12 años, fue
tras de mi, yo hice pis y cuando terminé y me viré allí estaba el detrás de mi
con su pito fuera del pantalón, me miró y me dijo señalándoselo:


_ Mira. Y como yo ya se lo estaba mirando, agregó _ Te gusta,
no quieres tocarla.


Yo no respondí me limité a alargar mi mano y cogérsela.
Empecé a sentir un impulso incontrolable por chupársela, no era muy grande pero
si más grande que la mía, así que me agaché y cuando la tuve frente a mi cara le
retrocedí con suavidad el prepucio y empecé a chuparle el rosado glande. El no
me lo impidió, al contrario comenzó a acariciarme la cabeza mientras en su cara
se dibujaba un rictus de placer. Mientras yo estaba poniendo toda mi dedicación
mamándosela, llegó el maestro que estaba ese día de guardia, luego de vernos y
decirle a aquel chico que se marchara, a mí me dijo que fuera a la dirección y
le esperase. Llegó 5 minutos después que yo y entró cerrando la puerta con
llave, se sentó en la silla del director y comenzó a preguntarme si era
conciente de lo que yo había hecho, así que yo rompí a llorar y a suplicarle que
no le dijese nada a mi abuela, el en tono de consuelo me dijo que no me
preocupara que no pesaba contárselo a nadie, que ese sería nuestro secreto, pero
que se había excitado mucho mirando lo que yo le hacía a aquel chico y que tenía
ganas de que yo se lo hiciera a el también, entonces me dijo que si no quería
vérsela y añadió:


_Ya veras como te va a gustar, es muy grande, rica y gorda.


Y acto seguido se la sacó del pantalón. Y es cierto que la
tenía como decía, además olía mucho a pinga y estaba llena de esa pasta blanca
que se acumula debajo del prepucio cuando hace días que no te lavas y que desde
ese día me gustó saborear. Me dijo anda se buenito y dale un besito a mi pinga y
empezó a dirigir mi cabeza con suavidad hacia ella, yo estaba excitadísimo así
que empecé a besarle el rabo frenéticamente desde la cabeza hasta la base y
desde la base nuevamente hasta la cabeza, empecé a chuparle el fresón de la
cabeza que estaba saladito, sucio y muy rico, mientras el me decía:


_ Así mi niñito riquito mama, mámame toda la pinga, que te
voy a llenar esa boquita rica de leche y veras como te gusta tragar leche de
macho y me pidió que mientras chupaba le hiciese un paja con mi manita, yo
miraba a veces hacia arriba y miraba la cara de placer que tenía por lo que yo
le hacía y eso me excitaba aun más, de momento el empezó a gemir la pinga se
contrajo y lanzó un chorro y otro y otro de abundante leche viscosa, amarga y
caliente que yo me tragué. Estuve un ratito con mi cara apoyada en su muslo,
hasta que me pidió que me incorporara y que me sentase en sus piernas, empezó a
acariciarme, a darme besitos en la cara, el cuello y la boquita y a decirme que
yo le gustaba mucho, luego me dijo que ya volveríamos a vernos y que de esto no
le hablaríamos a nadie.


Al siguiente día, lunes, me vio en el colegio y me dijo que
después del almuerzo nos veríamos en su casa, me explicó donde estaba la casa y
que de regreso a la escuela desde el comedor me fugase para allí, que él estaría
esperándome y así fue, cuando llegué el estaba allí totalmente desnudo
esperándome, me hizo pasar y de la manita me llevó directamente al dormitorio,
una vez allí me pidió que me quitase la ropa que quería verme desnudito, se
sentó en la cama y empezó a mirar como me quitaba la ropita, empezó a decirme
que era muy lindo tan rubito y blanquito, me pidió que me virase de espaldas
para verme las nalguitas, y luego me pidió que me las abriese para verme el
huequito del culito, luego me dijo que me pusiese en cuatro patas sobre la cama,
a todas estas el se estaba haciendo un paja mientras me miraba y me acariciaba
con la otra mano el culito, cuando estuvo a punto de correrse se puso detrás de
mi y descargó toda su leche sobre mi culito.


Después se tumbó conmigo y empezó a besarme, a acariciarme
todo y a decirme que me quería mucho. Entonces le dije que sí no me dejaría
chupársela y me respondió con una pregunta _ ¿Tienes ganas de mamar? yo le
respondí que sí, que me gustaba mucho, que su pinga era muy rica, que estaba
enamorado de él y que quería ser su putica. Así que empecé a chupársela aunque
aun no la tenía dura, pero a medida que me la metía y sacaba de la boca le iba
creciendo, hasta que me dio su leche y me la tragué.


Luego me vestí y con el culito todo pringadito me fui, no sin
antes volver a quedar para el miércoles.


En el pasillo del edificio donde vivía Enrique que era como
se llamaba el maestro, cuando salí habían tres chicos mulatos de unos veinte
tantos años y con pinta de delincuentes, que cuando pasé cerca de ellos me
llamaron y uno me empezó a decir_ ¿Que, tu eres el nuevo mariconcito del profe?
Y otro añadió _ ¡Si que hay gente con suerte, en el reformatorio nosotros no
teníamos cositas tan ricas pa’ singar! entonces el tercero dijo _Venga vamos a
meterlo en mi casa, pa’ darle pinga en ese culito rosadito, hasta que se le
ponga como una pomarrosa, que a este se ve que le gusta. Yo traté de salir
corriendo pero me agarraron entre los tres y me metieron dentro de la casa, me
llevaron al dormitorio, me quitaron a la fuerza los pantaloncitos cortos y los
calzoncillos, me tiraron boca abajo en la cama, me taparon la boca metiéndome
dentro los calzoncillo y el primero de ellos mientras los otros dos me sujetaban
porque yo me resistía, me penetró, yo sentí un dolor espantoso que fue
disminuyendo a medida que el la metía y la sacaba de mi culito, hasta que el
dolor fue convirtiéndose en placer y yo poco a poco también dejé de resistirme y
empecé a gemir de gusto, mientras entre ellos se decían:


_ No ven, si al final todos estos blanquitos son maricones.
Miren como goza. Y miren como le gusta que le singuen el culo. Y yo decía _Si,
si, sigue que me gusta, que rico. Gócenme, quiero singar mucho.


El que me estaba trabajando, se contrajo, la clavó con fuerza
hasta el fondo y descargó su leche dentro de mi culo. Entonces otro de ellos, me
viró y puso dos almohadas debajo de mis nalgas, me levanto las piernas y me
metió su rabo y me gozó y luego el tercero, al final cada uno me lo hizo dos
veces. Cuando terminaron me dijeron que como dijera algo de aquello, ellos me
propinarían tal paliza que me desfigurarían todo, así me dijeron que mejor me
olvidaba de todo aquello. Desde luego que hasta hoy yo no conté nada, bueno si
conté, lo que no dije, fue quienes lo habían hecho, pero como iba a olvidar
aquellas tres pingas que estrenaron mi culito.


Quizás sea difícil reconocerlo hoy que estoy casado, y que
realmente no lo voy a negar también me gustan la mujeres, digo también porque
aun hoy cuando veo una pinga o un macho bueno desnudo me pongo muy excitado y me
dan ganas, sobre todo de chupar, es que nunca olvidaré el sabor de las pingas y
de la leche.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 10
Media de votos: 7.80





Relato: De como me desvirgaron y me gustó
Leida: 13936veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis