webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La carcel (1)


 


Relato: La carcel (1)

  

Esta historia no es real, pero acontece mas seguido de lo que uno se imagina.
El lugar, un país imaginario , la zona, donde el lector crea que se pueden dar
estas condiciones.


I


Marcela se crió en la pobreza , su infancia fue muy dura y al
tener padres alcohólicos tubo que salir a mendigar de muy pequeña, todo esto,
mas que sus padres nunca se preocuparon por mandarla, contribuyo para que
prácticamente no concurriera a la escuela.


Por todas estas razones cuando cumplió los 15 , se escapo con
un chico que conoció en una estación de trenes, juntos comenzaron a realizar
algunos robos menores, ( arrebatos y descuidismos), todo aun no muy pesado, así
fueron sobreviviendo, hasta que cuando tenia 18 ya cumplidos, el novio le pidió
hacer algo mas " Jugado", como era el asalto a mano armada a una joyería , como
era chica, llena de coraje y estaba enamorada no lo dudo y se dispuso a hacerlo.


Pero todo salio realmente mal, la joyería tenia un
sofisticado sistema de alarma, a demás de un guardia armado, cuando entraron
haciéndose pasar por clientes, el muchacho extrajo el arma y rindió a los
empleados, Marcela mientras tanto con una pequeña arma, se quedaba cerca de la
puerta, en un descuido uno de los empleados activo la alarma silenciosa que
conectaba con la policía, al mismo tiempo el guardia salía de la trastienda con
un café en la mano, pero al ver a los atracadores intento sacar su arma, la
pareja de Marcela no lo vio por estar de espalda, fue esta la que disparo y mato
al pobre trabajador, en ese momento se hace presente la policía, cuando están
escapando con algunas pocas cosas, dan la vos de alto pero el muchacho responde
a los tiros, y la policía la abate con tres certeros disparos, y Marcela es
atrapada.


18 meses es lo que tarda en salir la condena de Marcela, la
misma es de 19 años y 6 meses, por el estelionato ( robo seguido de muerte ) y
resistencia a la autoridad. La pena se cumplirá en la cárcel para mujeres en el
interior del país.


Marcela ve al llegar donde será su " hogar" por lo próximos
años, todo es realmente deprimente, muros altos y viejos, alambradas de púa y
portones de rejas oxidados, un par de perros acompañaban a un guardia armado que
caminaba cansino en el perímetro exterior, al entrar, una gran garita vidriada
cobijaba a dos guardianes que al llegar en la camioneta color blanco, salen a
recibirla, el chofer entrega los papeles y estos constatan que sea ella, cuando
esta todo chequeado, la hacen pasar a la garita y por medio de un teléfono
interno se comunican con la dirección del establecimiento, en pocos minutos dos
Celadoras, se hacen cargo de ella y la conducen hacia el que será su pabellón,
ahí la recibe la directora, mujer de no mas de 40 años, de gestos duros y
modales marciales, las preguntas son de rutina y como para hablar algo, ya que
en su ficha están todos los datos que necesitan, nombre, edad, delito,
enfermedades y condena.








-¿ Como te llamas? -Pregunta la directora sin
levantar los ojos del expediente



-Marcela- responde esta con un hilo de vos



-Bueno desde ahora serás Marcela 19, o 19 a secas,
como tu prefieras, como te darás cuenta, aquí hay mas de una Marcela,
así que en cuanto las demás internas te pongan un apodo, serás la 19-

concluyo la directora con una leve sonrisa



- Bueno, que se bañe y cambie, luego desígneles su
cama en el sector H
- les dijo a las celadoras que estaban en el
despacho







Fue llevada al sector de depósitos, ahí le entregaron una
toalla y jabón, ropa de cama y un uniforme ( usado) color canela, que a simple
vista era dos talles mayor que ella , luego de bañarse se cambio y conoció cual
seria su camastro, el mismo estaba en una celda colectiva, con mas de 10
internas, de todas las edades, cuando se fueron las celadoras, la mas antigua se
le acerco, y le comento las reglas, estas eran realmente simples, como venia de
" afuera" tendría que entregar los cigarrillos y el dinero, ya que se hacían
colectas para sobornar a la celadora y que les compren " Cosas " en la ciudad,
segundo que tendría que ganarse el lugar para comer, si no lo haría en las
letrinas y tercero que en algún momento haría un "servicio" en beneficio del
sector, pero que esto se lo aclararían mas adelante, que ahora, era mejor que
descanse y duerma, ya habría mucho tiempo para hablar.


 



II




Pararon así los meses, las cosas en un primer momento no eran
tan difíciles, ya estaba acostumbrada a no recibir visitas, sus hermanos no la
querían, su padre había muerto de cirrosis y su madre para poder conseguir
bebidas se había casi prostituido con el que le vendía las bebidas, y estaba
todo el tiempo con el.


Pero las cosas cambiaron, no solo en la prisión , si no en
todo el país, un golpe militar había derrocado a un gobierno civil legalmente
constituido , pero muy corrupto, todos los edificios públicos fueron absorbidos
por los militares, inclusive hospitales y prisiones,, al principio todos creían
que las cosas mejorarían, pero tras algunos meses se dieron cuenta, que no seria
así.


Los cambios se notaron en la prisión al tercer mes del golpe,
un Coronel se hizo cargo de todo el establecimiento, inclusive la directora
quedo bajo sus ordenes, las celadoras ( en total 36) fueron adoctrinadas para
trabajar en conjunto con oficiales del ejercito, tendrían que acostumbrarse a
trabajar con hombres y darles las novedades a ellos.


El coronel de apellido Martínez, se reunió con la directora y
las oficiales celadoras de cada turno, estaba acompañado por tres oficiales ,
que eran su mano derecha, un capitán y dos tenientes, que se harían cargo de
todos los internos, porque desde ese día, parte de las instalaciones serian
ocupado por prisioneros políticos, de los 6 pabellones dos fueron predispuestos
para los hombres, todas estas novedades fueron habladas en la reunión, en total
en la oficina estaban a de mas de los cuatro oficiales, la directora y cinco
celadoras, el comandante les dijo con vos firme,








- Muy bien Sras. A partir de este momento las cosas
han cambiado en el país, y sobre todo en esta prisión, como se darán
cuenta, he asumido el mando y la doctrina carcelara a variado un poco,
por razones de " Estado" manejare como me plazca o me parezca oportuno
esta prisión, para comenzar, desde este momento cualquier cosa que
suceda, quiero ser informado-


Con respecto a sus trabajos, quiero que sepan que
siempre se necesitaran mujeres para manejar mujeres, pero eso no
quiere decir que sean Udes. Las que queden, ha no ser que cumplan con
algunos requisitos, que pasare a detallar , primero, la que no quiera
hacer algunas cosas extra profesional , se puede retirar ahora, por
consiguiente perderá el trabajo y la pensión, pero las que se queden
obtendrán mejoras salariales y alguna que otra "compensación", tienen
dos minutos para pensarlo-
Acto seguido se retiro del despacho con
sus oficiales, cuando volvió a los 5 minutos, en la oficina quedaban
la directora y 4 celadoras, solo una se había marchado.



Bueno, sabiendo que están dispuestas les diré lo
que se hará de aquí en adelante, primero Sra. directora Ud. me dará
algunos detalles operacionales mientras mis oficiales " entrevistan" a
sus celadoras, ellos saben que preguntar, nosotros haremos un tours
por los pabellones y me hará saber cuales son las internas mas
peligrosas y las que mas tiempo tienen de condena, luego, pasaremos a
sus "obligaciones", que comenzara a realizar mañana
.-







Ambos salieron de la oficina, dos soldados acompañaron el
recorrido, en algunas celdas la directora se paraba y le señalaba al oficial,
las reas mas problemáticas, luego seguían caminando , en total tardaron casi
hora y media en recorrer todo el penal, el nuevo comandante conoció cada rincón,
inclusive las cocinas y los depósitos, pero lo que mas le llamo la atención
fueron los " solitarios", lugar de castigo de las detenida mas problemáticas o
con dificultad de adaptación.


Cuando llegaron a la oficina, ( en el área de recepción)
vieron como en ese momento uno de los oficiales acababa un gran chorro de leche
en la boca de una celadora, las otras tres se encontraban desnuda, dos sentadas
y la tercera con las rodillas en el sillón y los brazos en el respaldo, quieta
,mientras los otros oficiales las penetraban , ¡!Que es esto? Grito la
directora mirando al coronel, -Esto ,mi querida amiga ,es lo que harán todos
los días ellas y Ud. o cuando mis oficiales tengan ganas, y ahora sígame por
favor al despacho privado-,
, la directora no sabia como reaccionar, no
esperaba nada semejante, por lo menos no ese día, sabia en su interior que en
algún momento terminaría cogida por ese oficial, pero no en ese momento, es mas,
creía que ella lo llevaría a la cama, pues aun con cuarenta años, tenia un
cuerpo muy deseable y gracias a el. Llego a ocupar tan alto puesto en la
jerarquía carcelaria, pero esto la estaba superando, este hombre tenia el poder
de hacer de deshacer, como en todo gobierno de facto , no había forma de
quejarse, y ella lo sabia bien, no sabia tampoco cuanto tiempo duraría el golpe,
y ella era una sobreviviente y estaba dispuesta a no perder los privilegios, que
tanto le habían costado.


En el despacho, el coronel le dijo que se siente y le ofrece
un trago de ginebra, -Dígame , hace cuanto que no coge?-, esta
pregunta la tomo por sorpresa y quiso amagar un enojo, pero el oficial se largo
a reír con ganas, -Pero escucha mujer, tu desde este instante serás mi
concha, tu culo me pertenece y tu boca chupara mi pija todo los días, si no, ya
sabes, puedes salir y no
volver-, estas palabras eran la que no
quería escuchar la directora, y sumisamente le pregunto que era lo que quería de
ella, -Lo primero que quiero es que te subas la falda, para ver como estas de
cuerpo, ya que esa ropa de vieja que usas no da para notarlo, y luego si me
calienta lo que veo, me chuparas la verga hasta sacar toda la leche, estamos de

acuerdo?-, si señor respondió a la vez que lentamente se levantaba la
pollera, debajo usaba un calzón grande y antiguo, pero sus piernas eran firmes y
sin celulitis, pocas o casi nada de varices, a pesar que pasaba muchas horas
parada o caminando, eso no la habían afectado en nada, todo lo contrario,
conservaba las curvas , y el paso de los años lograron acentuar una belleza
innata, como descendiente de europeos ( su padre Polaco y su madre Latina), sus
facciones eran realmente atrayentes.


El le pidió que se saque la ropa interior pero que se quede
con la pollera, y luego que se disponga sacar el "jugo" con la boca, esta hizo
un gesto como de asco y pensó para si misma, que nadie, nunca, la habían tratado
tan mal e irrespetuosamente, a El no le gusto su actitud y le grito que se vaya
y no vuelva, ella asustada le pidió perdón, que no lo volvería hacer, esta
sumisión lo tranquilizo, y se saco el pantalón, el miembro estaba semi rígido y
ya mostraba un tamaño respetable, esto la asusto, es decir mas que asustarla ,le
parecía que no podría ponerla toda en la boca, pero lo intentaría.


 


Mientras tanto en el despacho de la secretaria, los oficiales
se habían calentado con la menor de las celadoras, que no tenia mas de 23 años,
así los tres la estaban cogiendo tan fuerte que ya parecía una violación en vez
de un acto " consentido" , una doble penetración hacían que la joven celadora
aullara de dolor y placer, mientras el tercero se masturbaba con increíble
velocidad , hasta acabar en la boca de la mujer.


Al final de la tarde, las oficiales celadoras habían sido
"instruidas" para el nuevo cargo que ejercerían , su única obligación diaria era
la de atender a los 4 oficiales todas las mañanas, y si era requerido, por el
atardecer antes de regresar a su hogar.


 



III



Pasaron dos meses, hasta que algunas "novedades" llegaron a
los pabellones, estas eran "patrullas" que sacaban algunas prisioneras , a altas
horas de la noche y que eran devueltas pocos minutos antes del toque de diana,
la hora de levantarse.


Marcela ya estaba acostumbrada al ritmo de la cárcel,
inclusive, era casi la mano derecha de la " jefa del sector ‘ pues
periódicamente le realizaba un "servis" vaginal, lo que la vieja agradecía con
algunas prerrogativas.


Una de las compañeras de Marcela tenia 26 años, pelirroja muy
exuberante, que estaba ahí por haber asesinado a un cliente, era prostituta y
nunca se avergonzaba de ello, todo lo contrario, ya que con su cuerpo había
logrado muchas cosas, inclusive el comprar su departamento y un auto, modesto
pero suyo, nunca acepto un cafiolo o " manager" para sus negocios, fue muy
independiente siempre.


Pero una noche, como alrededor de las 11:30 un par de
soldados junto con una celadora la llevaron al sector de solitarios, que se
encontraba en el primer subsuelo del pabellón, ahí la sentaron en una silla con
arneses y la esposaron, luego la interrogaron, casi una hora estuvo escuchando
preguntas, de cómo conseguían las drogas y quienes se las facilitaban, ella
negaba que supiera algo, pero decían que no le creían, no la golpeaban pero su
mirada la atemorizaban, después de dos horas el coronel se hizo presente, y le
dijo que estaba reclutando " Voluntarias" para atender a gente importante , que
si aceptaba tendría varios favores y derechos, que El sabia que era puta y que
lo que tenia que hacer era ejercer su profesión, ella se dijo para si, que si
eso la hacia salir de ahí por un tiempo aceptaría cualquier propuesta.


Después de llegar a un acuerdo, el coronel les dice a los dos
soldados que la desaten , y que traigan comida y cerveza, -Así selláremos el
acuerdo mi querida amiga-
le dijo al oído cuando comían, - Primero
llenamos los estómagos con comida y bebida, y luego llenaremos
tus
orificios, para tu placer y el nuestro –
después la violaron durante toda la
noche , mientras le estaba largando la leche en el culo, le dijo que era la
primera que era usada después del acuerdo, -A las otras hay que violarlas
toda la noche para que acepten-,
le dijo con una sonrisa.


Marcela dormía tranquilamente cuando sintió en su nuca algo
duro y metálico, era el arma del soldado, que la despertaba para el recorrido
nocturno, como ella dormía con un camisón corto de lino, esto excito sobremanera
al cabo que la custodiaba, el soldado le pidió al compañero que pusiera la
pistola en la cabeza de Marcela, para que no se moviera ni gritara y así la
violo en el camastro en menos de cinco minutos,- esto-, le dijo, -es
para que te vayas preparando, la noche será larga para ti, pero no para
nosotros-......


 


Continuara...



 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0





Relato: La carcel (1)
Leida: 5594veces
Tiempo de lectura: 10minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis