webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: De la prepa


 


Relato: De la prepa

  

"Mi vecina de la prepa"



Hace algunos días estaba en el porche de mi casa cuando me
percate de la presencia de la hija de uno de mis vecinos a quien tenia tiempo de
no ver. Como son las cosas, Cinthya tiene ahora 16 años, a decir verdad siempre
me pareció una niña muy mona, pero nunca me había pasado por la cabeza la idea
de que se llegaría a poner así de hermosa. Con su 1.70 de estatura, y el color
apiñonado de su piel es normal ver a los chavitos del barrio como se le quedan
viendo con la calenturienta idea de poseer ese divino cuerpecito que tiene. En
lo particular, pocas veces una chiquilla de esa edad me distrae el pensamiento,
pero a tanto ir y venir frente a mi casa, contoneándose con algo que sé hacia
cada vez más evidente mi manera de pensar y verla cambiaron por completo.



Para alguien de mi edad no es fácil empatarse con una nenita
así, mucho menos cuando conoces a sus padres de toda la vida y la haz visto
crecer casi al parejo de tus hijos. Pero, como lo decía antes, las cosas
ocasionalmente cambian y vaya de que manera lo hacen. Estando solo esa ocasión,
paso Cinthya y saludo con su vocecilla fresa contoneándose como casi siempre lo
hacia al pasar frente a mi casa, antes la he visto caminar sin q ue ella lo note
y definitivamente me estaba dando cuenta que su caminar ante mí era el de una
completa y descarada coquetería. Le respondí el saludo cortésmente mientras me
devolvía una sonrisa pícara echando una mirada rápida hacia su cuerpo en
dirección a sus pies.



-Cinthya, ¿a donde vas?


-¿Adonde? Pues a mi casa -dijo riendo en tono simplón-


-Claro, pero ¿esta ahí tu papa?


-No


-¿Y tu mamá?


-Tampoco Don Fernando, los dos salieron y no regresaran hasta
tarde –respondió llevándose el dedo índice a la boca y mordiéndose la punta de
la uña de manera quizás inconsciente pero con cachondería- creo que tienen una
cena en casa de mis tíos.


-Ok, ¿y sabes? Por favor no me digas "Don", puedes decirme
solamente Fernando, esta bien que sea mayor que tu, pero... creo que no es para
tanto, al fin, solo tengo 32 años


-Ok Fer - nan - do ¿Por qué preguntas por mis papas?
-Contestó con su risilla


-Solo por curiosidad


-Ah! Y sabes? No están mis hermanos tampoco, ¿Qué padre no?
Pero también me da algo de miedito


-¿Porque?


-Porque a veces me da miedo quedarme solita.


-Si te sientes sola, te puedes quedar conmigo –dije
atrevidamente-


-Esta bien voy por mi bolsa y vengo ¿No se enoja tu esposa?


-No te preocupes por ella, también salió y no regresa hasta
dentro de dos días, así que, te puedo cuidar yo solito... a ti solita –dije
guiñándole un ojo ya con la calenturienta idea de por lo menos pegarle una buena
calentada.



Sin Tardar mucho, regresó a mi porche donde seguía parado
esperándola y la hice pasar. Habitualmente a esa hora hay algunos vecinos
platicando fuera de sus casas pero curiosamente para mi buena fortuna ese día
era uno de esos extraños días en que las cosas se prestan para cualquier locura
que se te ocurra. La invite a que escogiera que quería hacer, leer, ver TV,
jugar en mi xbox, oír música, a lo que ella respondió que lo que fuera mientras
no la dejara sola. Nunca dejaba de mirarme y yo intuía que esa niña estaba
queriendo pelea pero no me atrevía a dar el primer paso de manera abierta, de
esta manera y ante la insistencia de su mirada le caí de sorpresa con una
pregunta.



-¿Haz hecho el amor con tu novio Cinthya?


-¿¿Qué?? Respondió casi espantada, si ni sé que es eso, ni
novio tengo


-Por favor Cinthya, eres una chica muy linda y ya estas en
preparatoria, no me quieras hacer creer que no sabes que es hacer el amor y
mucho menos que a tu edad no hayas tenido novio –dije mientras me preparaba un
pequeño vaso con tequila y le preparaba una limonada a ella.


-Bueno, si me ha besado un chavo de la escuela pero nada mas
–me espetó un tanto ruborizada, y continuó- pero si tu me enseñas...



Al decir esto se me pego por completo quitándome los dos
vasos y poniéndolos en la mesa de al lado al tiempo queme repegaba sus firmes
tetas al pecho, lindas tetas, creo yo que es algo así como 34 D, con las que
claramente pude sentir su excitación por la dureza de sus pezones que se
dibujaban en la playera delgada que llevaba y me volvió a insistir con la
pregunta:



-¿Me enseñas?



Sin decir mas la empecé a besar y sentí como sus manos
rodearon mi cuello al mismo tiempo que la veía cerrar sus ojitos aceitunados
para besarme. No podía ocultar su estado su respirar era agitado y el movimiento
de su cuerpo contra el mío al besarnos era mas que evidente. Mis manos estaban
por su cintura y nalgas. Solo se despegaba de mi boca para decir balbuceos que
apenas entendía y para irse a besar mi cuello. Le saque la playera y ahí mismo
quedaron al descubierto dos hermosos melones morenitos con unos pezones que
invitaban a mordisquear. Para ese rato sus manos ya estaban en mis mejillas
repegandome a sus tetas mientras echaba atrás su cabeza a cada caricia que le
propinaba con mi boca.



-¿Sabes? –me dijo agitada- no fui por la bolsa a la casa,
solo fui a quitarme el bra, me moría porque me hicieras esto, te tengo muchas
ganas... no sé de que pero quiero que tu me hagas todo lo que debes de saber
hacer... ahhhh!!!! Que rico besas!!!! Y ¿sabes otra cosa?



-¿Qué? -Le contesté sin dejar de mamarle sus globitos y
acariciar sus nalguitas y sintiendo que mi verga casi estallaba por salir de la
prisión de mi bóxer y pantalón.



-Mira –dijo levantándose la faldita escocesa de prepa que
llevaba- también me quite la tanga.



El espectáculo de su panochita con unos pelitos finitos que
apenas si se percibían me puso mas que hirviendo. No pude contener el impulso y
me fui directo a su fina pelambre y le empecé a besar así, sin quitarle la
falda. Me quiso preguntar algo y no pudo porque la pregunta se ahogo en un
gemido al sentir el contacto de mis labios en su monte venus y luego entre los
labios mayores de su cosita ya húmeda para ese momento.



-¿Qué haaaaa- cess??? Ahhh!!!!


-Te beso chiquita, ¿No te gusta?


-Sigueeeee!!!!! Así, sigue!!!!!



Su cadera tomo un ritmo de acercarse y levemente alejarse de
mi boca al grado de que de pronto solo la sentía pegarse mas y mas a mi boca
para disfrutar del contacto de mi lengua contra su clítoris en tanto que mis
manos estaban en sus nalgas haciendo que el movimiento que ella ponía solo era
mas animado por mis manos.



La lleve a mi sofá, poco a poco, y la senté en el, aun sin
quitarle la faldita y continué mamandole la pepita que se escurría cada vez más.
Acariciaba sus piernas y a ratos abría sus labios mayores para llegar a su
agujerito mojado y poder meter en el mi lengua y a cada movimiento que hacia de
entrar y salir de su vagina podía sentir como iba clavando sus uñas al mismo
ritmo en que mi lengua entraba y salía de ella. Sus gemidos llenaban la sala y
de la misma manera el sonido de mi boca en su puchita se mezclaba para hacer un
concierto caliente que me ponía a reventar la verga que muy a mi pesar
permanecía dentro de mis ropas. A ratos pasaba mis dedos mojados con sus propios
jugos por entre la raja de sus nalgas y claramente podía tocar su apretado
culito que respondía a mis toques con un leve brinquito de su cuerpo como si la
caricia le incomodara al tiempo que profería un leve quejidito.



-Mas!!!! Mas!!!! No te detengas Fer!!!! No te detengas me
vuelves loca con lo que haces!!!! Nunca imagine que podría hacerse así....
¡¡¡Que ricooooo!!!!!!!



De pronto sentí como empezaba a ponerse rígida y a ahogar un
gemido al que siguió un grito igual ahogado bañándome la cara con ese liquido
tan rico de su venida. La sentía aflojar el cuerpo en medio de temblores que le
hacían dar grititos con cada espasmo orgásmico.Me pidió que la abrazara y antes
que hacerlo me quite el pantalón y el bóxer liberando por fin mi garrote de la
incomoda presión en que lo tenía. Apenas me acosté y me vio la verga se asusto.



-E e es - tas grande, me dejas tocarlo? Dijo componiendo la
respiración y con mucha curiosidad.


-Tócalo amor –le respondí- con esto te voy a enseñar lo que
quieras aprender.



Nos recostamos como pudimos en el sofá mientras ella me
acariciaba con torpeza y curiosidad mi verga. Le dije como ir haciéndolo y de un
momento ya la tenia haciéndome una rica puñetita con sus manos adolescentes
suavecitas.



-Que dura esta.


-A poco tu novio no te hizo agarrarsela?


-No, pero lo podía sentir cuando me besaba, duro, se me
repegaba y como no me sabia calentar, me sentía incomoda me sentía como
lastimada –comento con cierto aire de tristeza.


-¿Y como te sientes conmigo?


-Me pones loca Fer, nunca creí que me pondría así. A veces me
he tocado pero, me daba miedo seguir porque sentía raro y no sabia en que
terminaría, tu sabes, no entendía en que terminaría mi reacción y como
normalmente lo hacia en mi cuarto me daba miedo que mi mama me escuchara
quejarme.


-O sea que te haz masturbado sin terminar


-Si, ¿así se dice? ¿Terminar?


-Pues... si eso es un orgasmo y este que acabas de tener
estuvo como pocos he disfrutado en mi vida de hecho creo que ni mi esposa me ha
hecho algo como lo que tu acabas de darme.


-¿Me va a doler? –preguntó temerosa-.


-¿Entonces si sabes lo que haremos verdad?


-Si, lo supongo, dos de mis amigas comentan que lo han hecho
con sus novios y dicen que la primera vez duele muchísimo y sangran mucho.


-No siempre y no todas lo sufren –le comente en tono
tranquilizador- por la manera en que te mojas, creo que no te dolerá demasiado,
además no es tan grande mi verga para que te asustes. Solo son 19 cm, hay unas
mas grandes y mas gruesas, así que no es poquito pero tampoco es mucho.



Sin dejar de acariciarme lentamente me preguntó que como se
mamaba, que una de sus amigas también le contó que su novio le pedía eso a cada
rato y que por eso lo había terminado. Me pregunto que si no me daba asco
haberle mamado la puchita y solo le respondí que si le había gustado. Riéndose
me dijo que si, que mucho



-Entonces, ¿Tu crees que es para dar asco algo que le
proporciona placer a tu pareja? Solo es piel, es como si te chuparas un dedo.
Puedes empezar besándolo. ¿Quieres?


-S si si


-Así empecé contigo lo recuer – d – asss???!!!! –dije al
sentir que lo metía todo de golpe en su boca apretándolo con sus labios- Despa –
cio!!! Metelo y sácalo lento sin dejar de chupar... cuidado con tus dientes
ahhh!!!!


-¿Así? -Lo saco de su boca solo para preguntar


-Ssssiiiii!!!!!!! Assssiiii mamitaa!!!! Rico!!! ¿¿¿Si lo haz
hecho verdad???


-Nooo, pero un día vi a mi mami haciéndoselo a mi papá
jijiji, y hacia así como tu



Mi verga entraba y salía de su boca y lo hacia con cierta
torpeza pero la caricia no dejaba de ser placentera.



-¿Sabes en que termina esto? -Le pregunte, y ella sin dejar
de verme y sin dejar de mamar solo dijo q no con la cabeza- Así como tu
terminaste y te viniste con "agüita"... ahhh!!!! Sigue!!!! Así me voy a venir...


Se saco la verga de la boca y me miro y me preguntó



-Me como lo que salga? O como? O que?


-Notas diferente el sabor de mi verga ahorita? -Le dije


-Si, un poco dulzon jijiji –rió cachonda


-Ya empezó a salir, así que si no te desagrada esto lo demás
tampocooo!!! Aahhh!!! Si mamita mamale mas!!!!



No resistí mucho tiempo mas y me vine en su boquita, mi leche
empezó a rebasar la comisura de sus labios pero claramente sentí como se habían
ido a su garganta los dos primeros chorros de leche que le lance. Se limpio los
labios con la cara opuesta de la mano y se la llevo a la boca para tragar los
mecos que quedaban en ella al tanto que decía que no sabían mal.



-¿Te gustó? –Le pregunté


-Si te hice sentir bien haciéndolo, claro que me gustó
–contestó alegre-



Nos quedamos así recostados en el sofá por un rato
besándonos, jugueteando yo con sus pezones ella con mis huevos y mi verga que
poco a poco recuperó su erección y se mantuvo masturbándome mientras nos
besábamos. Después de una ligera platiquita trivial, su escuela su poca
experiencia en las cosas del sexo, y de continuarnos acariciando, le saque la
faldita escocesa en cuadros rojos y líneas cremas q a esas alturas ya era un
verdadero estorbo. Se me quedo viendo directamente a los ojos mientras le abría
al máximo sus piernas y con mi erección al máximo, le empezaba a acariciar entre
sus labios vaginales con la pura cabecita. Prácticamente no necesité hace mucho
para sentir su humedad y lo agitado de su respirar reacciones que acompañaba de
un pase cachondo de sus dedos índices por sus labios y lengua.



-¿Te gusta verme así abierta?


-Si chiquita, me encanta, puedo disfrutar el espectáculo de
tu puchita así abierta esperando mi verga -le respondí-



Paseaba de arriba abajo mi falo entre sus labios y a ratitos
daba ligeros golpes con mi cabecita sobre su clítoris cosa que la ponía a gemir
con mas intensidad, y claro veía correr entre sus nalgas un hilillo de humedad
que le llegaba hasta su anito. Tome mis verga y la dirigí a su puchita con la
firme decisión de reventarle de una vez por todas su virginidad. Dejé ir los
primeros centímetros de la cabecita y claro pude sentir la tensión de su himen y
haciendo un ligero gesto de dolor cerro los ojos.



-Aaaahhh!!!! Gimió levemente


-Siénteme muñeca, siente como te reviento la puchita mi niña.


-Siiii!!!! Mételaaaa!!!! Toda ya, todaaaaaaaaa!!!!!!!



Se la deje ir poco a poquito y cuando sentí que había entrado
toda me detuve por un instante. Me recosté sobre ella para besarla y sentir la
dureza de sus pezones en mi pecho. Asi estuve unos cuantos segundos hasta que
ella sola inició un movimiento con su cadera.



-Muévelo Fer... Por favor... muévelo dentro de mi!!!!



Mis labios trabajaban en sus melones, haciendo ligeros
pellizcos en los pezones erectos. Mis movimientos de entrada y salida eran
acompañados por un movimiento adelante atrás y como en subida y bajada de su
cadera que hacía sentir como que me exprimía la cabecita con la parte frontal de
su vagina. Sus manos estaban en mi espalda luego iban a mis nalgas empujándome
con fuerza como pidiéndome que entrara mas en su puchita. Poco a poco empezamos
a acelerar nuestros movimientos hasta que se empezó a convulsionar con los
movimientos que anteceden al orgasmo para terminar encajando sus uñas en mi
espalda mientras le daba mis últimos embates y le lanzaba un abundante chorro de
mecos. Me descanse ligeramente sobre ella con mi verga todavía erecta dentro de
su panochita entrando y saliendo mas despacio cada vez hasta que me detuve
sintiendo lo cálido de su por demás lubricada vagina. Mis manos pasaron a jugar
entre sus tetas y mi boca con su lengua. Me salí de su vagina y me recosté por
un lado de ella y con la misma humedad de su puchita con mi mano derecha, con mi
dedo medio, bajándolo lo mas que podía empecé a acariciar su ano, así estuve un
buen rato, yendo y viniendo de su puchita mojada a su culito en lo que
recuperaba mi erección y le seguía besando su boquita y sus firmes tetas.



-¿Que haces? -Pregunto con cierto temor


-Shht – al momento que la ponía de perrito en el sofá, para
meterle nuevamente mi palo en su cosita desde atrás acariciando con mi mano
derecha su clítoris.



No era mucho rato de tenerla así cuando de pronto se vino de
manera mas abundante aun bañándome los huevos con su venida cosa que aproveche
para mojar mis dedos y empezar a trabajarle el culito. No me podía permitir
perderme de desquintarle también el trasero. Seguía con mi mete y saca en su
vagina y para mí era increíble, era la primer vez que me topaba con una mujer
multiorgasmica. Fueron 4 o 5 seguiditos que se aventó con mi reata adentro y
podía sentir la presión de sus contracciones en mi leño. Mi dedo medio derecho
logro entrar en su culito y lo empecé a mover para luego meter uno mas



-Aaaajhhhhhhh!!!! Sigue Fer sigue!!!!!! Que ricooooo me lo
haceessss!!!!!!


-¿Te gusta mi amor?


-Siiiii!!!!!!! Metelo mas massssss



Poco después de meter el segundo dedo en su culito sentí como
aflojo el esfínter y le saque mi verga mojada de su panochita y le dejé ir la
cabecita muy despacio y ahí si respetó mi ritmo... se le hacia mucho instrumento
para su ano. Grito al grado que tuve que taparle la boca mientras le preguntaba
si le dolía mucho para sacársela solo movía la cabeza diciendo que no. Le
destape la boca y me dijo



-Te suplico.... ahhh.... ahhhh.... metemela todaaaaa
yaaaaaaa!!!!! De golpe yaaaaaa!!!!!! Dijo empujándose hacia atrás y dejándose ir
lo único que pudo admitir su culo... los 19 cm...


-Muévete mueveteeee papito muévete!!!! Que ricos tus huevos
pegando en mi culo... en mi puchaaaa!!!! Ahhh papi rico!!!!!


Mis movimientos de mete y saca eran acompañados de caricias
directas a su clítoris y a ratos a sus durísimos pezones.



Se vino una vez mas y yo no pude resistir mas. Le deje ir mi
carga de leche en su ano. Me tumbé sobre su espalda mientras componíamos
respiración y mi verga se iba saliendo poco a poco de su culito arrastrando con
ella una buena parte de mi leche. Nos quedamos así por un momento. Me acosté
luego y ella sobre mi pecho.



-¿Sabes? –dijo- Me gusta. Tu me gustas. A decir verdad no se
me antojaba hacer esto con alguien de mi edad... no creo que me hubiera ido
igual, además que hacia mucho se me antojaba por lo menos robarte un beso Fer...
Como que muy dentro de mi sabia que tu me ibas a romper... lo que no imaginé..
fue que también me lo harías por el trasero...



-¿No te gusto? –dije


-Si, no será lo mismo para mí después de hacerlo contigo, es
decir, no creo que alguien mas me lo vaya a hacer así, o sea se que tu seguirás
tu vida y yo la mía, pero... podremos seguir viéndonos?


-Claro, tenemos por lo menos estos dos días que estaré solo.


-No, me refiero a después.


-Si, Claro, pero... Tenemos que pensar en cuidarte, no crees?


-Si... no quiero salir con mi payasada. Como haré después de
hoy?


-No te preocupes Cinthya –dije levantándome- aquí tengo una
pastilla... esta te la tomas mañana y no pasara nada.


Nos vestimos y me asome por la calle a ver si no estaba
ninguno de los vecinos. La acompañe hasta su casa y entre con ella a la sala.
Ahí la besé y le volví a tocar su puchita a manera de despedida. No quería que
olvidara ese momento. Le metí un dedo en la vagina, me lo lleve a la boca y lo
lamí y se lo di a lamer a ella.



-Házmelo aquí Fer –Me pidió


-No muñequita, aquí no, vengo por ti mañana y nos vamos a un
lugar a un hotel... ¿quieres?


De un movimiento rápido se puso de rodillas y bajo mi cierre
y empezó a mamarme la verga como una loca hasta que me hizo venirme en su boca
sin desperdiciar una sola gota de leche.



Pasando el trago me dijo



-Ok Fer... Mañana te espero...


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 9
Media de votos: 9.44





Relato: De la prepa
Leida: 3977veces
Tiempo de lectura: 13minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis