webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La profesora en el viaje de fin de curso


 


Relato: La profesora en el viaje de fin de curso

  

Tengo 23 años ahora, pero la historia que os voy a contar
sucedio cuando yo tenia 15.


El curso estaba acabando e iba a ser la ultima vez que nos
veriamos muchos compañeros, por lo que el colegio solia organizar un viaje de
fin de curso, que solia durar entre 4 y 7 dias. Este año el viaje iba a ser a
las islas canarias e ibamos a estar una semana entera. En total viajariamos unos
35 chavales ansiosos de fiesta y libertad, la cual no disfrutabamos con nuestros
padres cerca.


 


El calor de Mayo se hacia sentir el dia q estabamos en
Barajas (aeropuerto de Madrid) esperando con todos nuestros padres el embarque.
Llego la hora de despedirse de ellos, nos avisaban por megafonia. Les perdimos
de vista al subirnos al avion.... eramos libres!!! Pero no, se nos olvidaban las
medidas de "seguridad" que el colegio habia adoptado a peticion paterna: 5
profesores y 2 padres dispuestos a controlarnos a toda costa.


Los padres eran dos señores de cuarenta y tantos años y su
mayor preocupación era controlar a sus respectivos hijos. De los cinco
profesores dos me habian dado clase este año, el de matemáticas, tipico señor
con gafas, bigote y raya a un lado, de esos de los que ven en las matemáticas
una diversión excitante. La otra profesora era la de música, Penélope, que asi
se llama, es una mujer realmente guapa, de unos treinta y pocos años. Era alta,
pelo castaño, unas pechos no demasiado grandes ni tampoco muy pequeños, y unas
piernas de escandalo que acababan en un culo casi perfecto. Nos habia vuelto
locos a lo largo del curso con su manera de vestir, pantalones vaqueros
ajustados, camisetas elasticas casi transparentes, escotes enormes....


A los otros 3 profesores solo los conocia de vista, excepto
al de Educación Física que habia dado clase con él el año pasado. El de
educación física era un chaval joven, de 29 o 30 años, del que estaban
enamoradas todas las jovencitas del colegio. Las otras dos profesoras no
llamaban demasiado la atención, aunque habia una de 40 años que resultaba
atractiva a primera vista.


Las casi 3 horas de vuelo fueron euforicas, nos haciamos
gamberradas unos a otros, abusábamos de la amabilidad de las azafatas, ( y del
resto de viajeros), e incluso de la paciencia de otros compañeros más
tranquilos. Los profesores no nos recriminaron en exceso, sabian que teniamos
que desfogarnos. Yo me sente con mi amigo Eduardo y estuvimos buena parte del
vuelo hablando de dos chicas de nuestra clase (iban en el viaje) que nos traian
locos. Hicimos unos planes exquisitos, según llegaramos al hotel las
invitaríamos a ir a nuestra habitación. (como si fueran a querer) Nuestro plan
era sencillo y efectivo, o por lo menos nos lo parecia.


Al llegar al aeropuerto y estar más de una hora recogiendo
todas las maletas y bolsas de viaje salimos a la calle y habia un autobús
esperándonos en la puerta. Cargamos las maletas en el maletero y subimos. El
autobús nos llevo directamente al Hotel. El hotel no era especialmente bueno y
por supuesto no era malo, ya que en España y en Canarias ni la minima calidad es
mala. El hotel contaba con piscina climatizada y al aire libre, sala de juegos,
discoteca y sauna, y ademas estaba situado a escasos 30 metros de la playa.


Entramos los 35 jovenes en el hall del hotel, esperando la
asignación de habitaciones, en ningun momento se nos paso por la cabeza que no
estariamos en la misma habitación mi amigo yo, y mucho menos que no tendríamos
opciones de perder la virginidad en la habitación con las dos chicas de clase.


Con una sonrisa en la cara el profesor de gimnasia saco una
lista y se dispuso a hablar en alto:


-Como sabeis, otros años se han montado autenticas fiestas en
las habitaciones del hotel.


Mi amigo y yo nos miramos pensando ya en lo que hariamos esa
tarde noche con ese par de bellezas.


-Por lo tanto, para que no se repitan los indeseables sucesos
de años anteriores (al parecer una chica quedo embarazada hace dos años y el año
pasado 2 chicos sufrieron un coma etílico) vuestros padres nos han sugerido un
buen sistema para controlaros.


Empece a temerme algo malo.....


-Hemos asignado nosotros mismos los compañeros de
habitación..... Continuo el profesor


 


Se nos estaba jodiendo el plan, pero aun podiamos
"trapichear" las habitaciones e intercambiarnos


 


-Y para....prosiguió el de gimnasia intentando hacerse oir
ante el bullicio....y para controlaros mejor aún los alumnos que hemos
considerado mas problemáticos compartiran habitación con profesores o padres.
Ademas las habitaciones que en ellas no haya un profesor estaran intercaladas
con las que si lo haya.


Todo el mundo empezó a hablar y a protestar, estábamos
jodidos!!! Ibamos a estar mas controlados incluso que en nuestras casas.


El profesor empezó a gritar los nombres y los números de
habitación. A mi amigo le toco con padre cuarentón y a mi, a mi con la Penélope.
En un principio no pensé en lo que eso suponía, solo pensaba en como y cuando
podría intentar seducir a la chica de mi clase que me traía loco, que ingenuo
estaba siendo......


Me dijo mi amigo Eduardo: "que suerte tienes cabronazo,
encima te toca con la profesora que esta buenísima, la veras salir de la ducha
casi sin ropa, en cambio a mi me toca con en el viejo este que tiene pinta
gilipollas"


Le conteste: "de que me sirve mirar sino puedo hacer nada,
además el padre ese seguro que te vigila menos que la profesora a mi, esto es
una puta mierda, si lo llego a saber no vengo...."


 


Mi amigo y yo no éramos malos estudiantes, sacábamos buenas
notas, pero en clase hablábamos mucho y molestábamos bastante, cosas de la edad.


 


En esto me cogió Penélope por detrás y me dijo:


"Vamos Oscar, que tampoco es el fin del mundo, además yo no
ronco, date prisa o te quedaras con la peor cama"


Sonreí tímidamente, no sabia si había escuchado todo lo que
había dicho, pero me daba en la nariz que algo si había escuchado.


Subimos a la habitación y la deje a ella escoger la cama, a
mi ya me daba casi todo igual. Me quite los zapatos y me tumbe en la cama, sin
deshacer el equipaje. Ella si que lo hizo, y lo empezó a colocar en el armario.
La verdad es que estaba realmente buena, pero era un sueño imposible. Entre la
ropa que fue dejando en el armario vi toda la ropa interior que saco de la
maleta. Esto me produjo una erección monumental, me gire para que no se diera
cuenta.


Ella acabó de colocar la ropa y se fue al servicio a ponerse
el bañador.


"Vamos Oscar, cámbiate y vente a la playa, que para estar
tumbado en la cama mejor estabas en tu casa"


La hice caso, mientras ella estuvo en el baño yo me puse el
bañador y justo vino Eduardo a buscarme para ir a la playa y hacer unos cambios
estratégicos para conseguir a ese par de chicas. Me despedí de Penélope, aunque
nos veríamos dentro de poco en la playa y me fui con Eduardo.


El ya lo había pensado, seguramente el padre que le toco en
su habitación saldría a tomar copas por la noche y el se quedaría con la llave
de la habitación, por lo que tendríamos por lo menos 2 horas para estar con esas
preciosidades. Ahora solo faltaba que ellas quisieran.


Empezamos el plan acoso, nos sentamos a su lado en la arena y
forzamos la conversación. No habíamos hablado mucho durante el año y había que
compensarlo en tan solo unas horas.


No se nos dio muy mal, las chicas además de guapas eran
simpáticas y además nosotros no éramos feos, y si que éramos simpáticos cuando
queríamos.


A los 15 minutos de estar allí llego ella, Penélope,
espectacular con un bikini ajustado al máximo y tapando lo mínimo. Se podía ver
con todo esplendor la longitud de sus piernas y lo suaves y bonitas que eran.
Pero iba acompañada del tonto del profesor de Gimnasia, estaba seguro que lo de
separarnos en las habitaciones había sido idea de ese cabronazo.


Me di cuenta que a las dos chicas con las que estábamos
sentados (Miriam y Gema) se les caía la baba con el tonto de gimnasia. Otro
problema......


 


 


A la hora de la cena quedamos con Miriam y Gema para cenar
juntos en una mesa de cuatro del hotel, la verdad que tenia gracia ver a 4
muchachos de 15 años cenando como si fueran adultos, apartados del resto.


Parecía que las cosas estaban yendo bien excepto cuando
aparecía el payaso del profesor de Educación Física, que entonces las dos
féminas le miraban ansiosa y descaradamente.


Ya en los postres nos lanzamos a invitarlas a la habitación
de Eduardo. Dudaron un poco pero aceptaron.


Nos despedimos, aunque nos volveríamos a ver en exactamente
un hora. Estuve un rato en la sala de juegos con otros amigos, y a la hora de
subir oí unos sonidos raros, unos golpes. Me acerque a la habitación de la que
salían y oí los gritos de una chica en pleno acto sexual. Me excite, estuve
esperando a que acabaran con la oreja pegada a la puerta. Oí que alguien iba a
salir de la habitación y me oculte en una esquina del pasillo. Se abrió la
puerta y salió Penélope, que al ver que no había nadie se despidió con un beso
en la boca del Profesor de gimnasia. ¡que cabrones! No nos dejaban hacer nada a
nosotros y fíjate en ellos......


Penélope se fue a nuestra habitación, yo me quede oculto en
la oscuridad un rato mas simplemente pensando , cuando el de Gimnasia llamo a la
puerta de al lado y salió .. ¡Miriam!


El profesor le dijo: "ya se ha ido pasa"


Me acerque rápidamente sin hacer ruido a la puerta otra vez y
pegue la oreja, ¡estaban follando!


Ese maldito pederasta se estaba beneficiando a la chica que
me estaba trabajando yo!


No se oían los gritos muy altos, seguramente le tapaba la
boca con la mano, pero aun así se oía algo.


No pude soportarlo y me fui a mi habitación, con un gran
sofocón. Allí estaba Penélope, tumbada en la cama.


Llevaba puestos unos vaqueros ajustados y un top que enseñaba
su vientre perfectamente plano. Me pregunto que me pasaba y dude si
decírselo....


Pero lo hice, se lo conté, no se lo creyó por lo que salió
corriendo a la habitación del profesor, volvió a las 2 minutos llorando. Se
tumbo en la cama boca abajo y se fue tranquilizando


Me senté en la cama con ella y le pase la mano por la
espalda, diciéndola que ese profesor no la merecía, que ella era guapísima y que
podia tener a quien quisiera. Me contó entonces que ella estaba casada, y que
estaba teniendo una aventura con el Profesor.


Tras contarme esto me abrazó, note sus pechos contra mi, y el
olor de su pelo a champú. Nos quedamos así 5 minutos. Cuando nos separamos lo
hicimos lentamente mirándonos a los ojos, no se que me paso que me lance a su
boca y empecé a besarla. Ella no hacia nada, solo se dejaba besar sin mover ni
los labios. Me intento apartar diciendo con la boca pequeña que eso no estaba
bien pero me tire sobre ella y caímos sobre la cama, ella debajo, yo encima, la
seguía besando y acariciando su cara. Ella se empezó a animar y me empezó a
besar con furia, que bien besaba.... No me lo podía creer, estaba enrollándome
con la profesora..... Empecé a restregar mi paquete sobre sus partes , aun
metidas en el pantalón... Ella separo su boca de la mía y empezó a gemir
lascivamente, por lo que apoye mis manos en la parte baja de la espalada y
apreté mas fuerte contra ella. Empezaba a chillar mucho asi que la volví a
besar. Meti mi lengua en su boca y la explore completamente. Tras besarla un par
de minutos apoye mis manos en sus tetas y moverlas en circulos por encima de la
ropa. Ella apoyó sus manos en mis glúteos y empezó a marcar el ritmo. Parecía
que estábamos haciendo el amor pero con ropa. Mi bulto estaba que se salía del
pantalón, y ella lo notaba y se excitaba mas, hasta que empezó a mojarse. Se
puso roja y se quedo un poco parada.


La quite el pantalón vaquero, me costo, estaba muy ajustado,
y pude ver como efectivamente la habia excitado. La mire con deseo y la dije:


-Te he puesto cachonda eh?


-Vamos niñato! Follame de una vez!


Me asuste un poco, y me quede un poco parado, por lo que ella
se incorporo y se lanzo con la cabeza a mi entrepierna. Me bajo los pantalones y
empezó a chuparme la polla con los calzoncillos puestos, estaba que se
salia..... La agarre de la cabeza y la sujete con fuerza, entonces me bajo los
calzones y se la metio en la boca.


Me agarro los muslos a la vez que mamaba como una loca, yo la
marcaba el ritmo con fuerza, tenia sujeta su cabeza por eso precioso y largo
pelo, me estaba follando su boca.


No pasaron ni dos minutos cuando la aprete con fuerza contra
mi y me corri en su boca. Ella parecio que queria quitarse, pero no la deje, con
la boca llena se fue al baño corriendo, me quede como nunca.


Me sente en la cama y descanse un poco, mientras la oia
lavarse la boca.


Pasaron 5 minutos y volvi a poner cachondo, por lo que me
quite la camiseta y fui al servicio.


Allí estaba ella, un poco inclinada sobre el lavabo
limpiándose la boca, estaba en bragas y con la camiseta aun puesta. Me situe
detrás de ella y le baje las bragas rapidamente. No se resistio, sino que siguió
a lo suyo.


Era la primera vez que iba a penetrar a una chica y estaba un
poco nervioso buscando como hacerlo así que ella se inclino mas aun hacia
delante y se la pude meter bien. Sentia su culo en mi ingle, estaba blandito
pero firme. Empece a moverla en circulos lo que parecio que le gustaba ya que
arqueo la espalda y se pego a mi. Era tan alta como yo, aunque a mi aun me
quedaba por crecer un poco (1’75 medía).


La agarre por las tetas y las masagee mientras la embestia
desde atrás con fuerza. Volvio a gritar, tras varios mete y saca en ese
calentito y humedo sitio se la clave hasta el fondo y me la lleve como pude
hasta la cama.


La tire en ella y callo boca arriba con las piernas abiertas,
me puse sobre ella y empece a moverme.


Mete, saca, mete , saca, los muelles chirriaban al ritmo. De
repente me acorde y pare:


-¿No deberíamos usar condon?


-Sigue!!! No pares!!! Tomo la píldora!!! Follame!!!


Esta vez sus suplicas me excitaron más y la empece a follar
con cierta violencia, le gustaba, chillaba como una loca,: mi pene entrando y
saliendo de ella, de mi profesora de música,


-Siiii me corro me corro, dame más!!


 


Nos corrimos a la vez. Eran las 12 de la noche y nos quedamos
dormidos juntos, ella apoyaba su cabeza contra mi pecho, yo desnudo
completamente, ella aun con el top ajustado. Era el chico mas feliz del mundo, y
ella parecia haber disfrutado mas aun que con el profesor de gimnasia.


 


Por la mañana, en torno a las 6 volvimos a echar un polvazo,
y nos volvimos a quedar dormidos.


 


Lo que pasó al dia siguiente lo contare en la segunda
parte...........


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 66
Media de votos: 8.70





Relato: La profesora en el viaje de fin de curso
Leida: 21401veces
Tiempo de lectura: 10minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis