relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi mama la profesora


 


Relato: Mi mama la profesora

  

Mi mama la profesora



Tengo 16 años, mi madre, es una mujer realmente hermosa, la descripción que
hacen de ella mis compañeros, es de una mujer alta, 1.75cm, piernas largas,
buenas tetas bien grandes y paradas, un culito firme, de buenas nalgas, como
pelota, y unos ojos azules que combinan perfectamente con su pelo rojo, perfecta
para sus 44 años. Nuestra relación es, o había sido de la mas normal, bueno para
un hijo de padres divorciados, que vive con su madre y son mantenidos por una
muy, muy buena pensión.


El inicio de los acontecimientos, se debieron a que mi
profesor de biología renunció al colegio, porque según sus propias palabras
éramos un grupo de bestias, y claro como nos la pasábamos jugándole bromas al
muy cojudo, se hartó y se fue. Sucede que mi madre, siempre había querido ser
profesora de mi colegio, y esta era la oportunidad, pues había estudiado
biología, y ya que la paga es muy buena, la aprovecho aunque no la necesita por
el dinero de mi padre, supongo que le gustaba la idea de eliminar las horas
muertas que pasaba en casa.


Ahora bien, yo sabía que mi madre había logrado ser aceptada
en el colegio, y que no sería muy placentero, pues mis amigos la conocían y
conocían su mal carácter, debo decirles que tengo tres buenos amigos, dos de mi
curso: Francisco y Mateo, yo me llamo Julio y mi primo de 13 Carlos, que aunque
mas pequeño siempre nos acompaña en las aventuras, sobre todo en mi casa.
Siempre mis amigos me habían dicho lo buena que esta mi mamá, he incluso me
habían pedido fotos y cosas así, pero delante de ella siempre se portaban con
mucho respeto y jamás me molestó, incluso  yo hacía bromas pues les
molestaba por el culazo de doñas y tetas caídas, que tenían las mamás de ellos.


Pero la cosa quedaba ahí. Las primeras clases, fueron una
lata, pues se me hacía raro tener que alzar la mano, y preguntar ¿ mamá el
núcleo de la célula ...u otra bobada, portarme bien y toda la lata, e igual para
mis amigos aunque con menos bochorno. Las cosas se pusieron serias, cuando
precisamente mi madre nos vino a enseñar educación sexual, con una minifalda
negra y blusa blanca ajustadísimas, que dejaban nada a la imaginación, pues se
marcaban los pezones a través, y hasta creo que la aureola inmensa, ya que no
usaba ningún sostén.


Enseguida me di cuenta que casi todo el curso, la tenía
parada, justamente mi mamá se ponía explicar sobre las glándulas mamarias y su
función erógena, creo que hasta se paso un poco en las clases, pues estaba muy
didáctica, pues cuando decía senos mostraba el dibujo en el panelógrafo y muy
inocentemente eso lo reconozco, señaló con su índice uno de sus pechos, por lo
que la tensión subió de grado tal, que a las caras sonrojadas de todos se unió
la de mi madre. Pero la clase pasó y fue la novedad el resto de las horas, que
dos o tres chicos se habían ido al baño a cascarse una paja. Yo, mientras tanto
estaba furioso, pues lo supe al último y no me gustó la idea, pero me hice el
pendejo.


Ya en casa fui, con Francisco y Mateo para justamente hacer
la tarea de mi madre, cuando apareció mi primo Carlos de 13 años. Que también
estaba en el colegio, y vino con la novedad, que una maestra se había desnudado
en el colegio, para enseñar las tetas en clase de biología. Le grité al muy
cojudo, que esa era su tía, mi madre, y que jamas hizo tal cosa. Pero despertó
la siguiente conversación.


Mateo: Oye Julio, pero si se señalo la teta, con la mano.


- si, y que era para enseñar.


- Pero tiene bien grandes las tetas.


- Y tu mama las tiene caídas hasta el ombligo.


- Peor pues bruto, por mi mama nadie se jala una paja. Por lo
que me disguste mucho, con Mateo, y le empece a insultar, de hijo de tal y demás
cosas,.. que respétame y demás, y hasta me salieron las lagrimas, y me lance a
pegarlo, a lo que justo entro mi mamá, que enseguida se dio cuenta que no era
juego. Hizo que me disculpe con Mateo, y este también lo hizo, como somos buenos
amigos la cosa fue inmediata, pero mi madre quiso saber porque fue la pelea, a
lo que todos nos quedamos callados. Finalmente, sin alzar la voz, les pidió que
se fueran. Como el trabajo no era para el día siguiente, se fueron sin
protestar.


Una vez más, Mateo se disculpo conmigo y se fue.



Una vez solos mi mamá me pido que le contase, y tras insistir
un poco y romper cierta timidez lo hice, claro en tono de reclamo.



- Lo que pasa es que no tienes que mostrar las tetas para
enseñar.


- pero si yo no he mostrado nada.


- Claro te señalaste con el dedo.


- Eso.. ustedes los hombres si son bobos, y mas cuando son de
tu edad, lo hice inconscientemente, y por eso peleaban.


- Lo que pasa es que todos mis compañeros estaban excitados,
en tu clase.


- Y? No debe ser la primera vez.


- Y se.. dos chicos fueron a masturbarse en el baño después
de tu clase, y se quienes fueron.


- No me importa, ya les dije que masturbarse es normal. Y
qué? fue Mateo y te dijo, y por eso le pegabas.


- No, sino el me lo repitió, y dijo que nadie se masturba por
su madre, en cambio por la mía si.


- Pues que pena para la señora. No pasa nada hijo, estas mas
tranquilo.


- si


- Oye y tú?.. también te excitaste con mi clase.


- ..sí.


- se te paró?


- Si mamá.


- Y supongo que te masturbaste.


- No mamá.


- Pues deberías hacerlo, nada es peor que frustrarse. Será
mejor que lo hagas.



Me quede frío, no me imaginé, que me lo dijera, a lo que le
respondía que las ganas se me fueron, y ella me dijo, que me acuerde de la clase
y con una sonrisa y un guiño se señalo la teta de la misma manera que en la
mañana. Yo mientras tanto no pude evitar ensimismarme por un momento con sus
senos.


- te gustan.


- Sí.


- Y te excitan.


- Si


- Entonces porque no te masturbas.?


- Lo que pasa es que... no se me ha parado, y cuando se me
pare lo voy a hacer. ( le dije tratando de darle largas pues estaba muy
abochornado).


- apuesto a que me estas mintiendo, a ver muéstrame, de
seguro que si la tienes parada. Yo me quede cortado. Y ella sin esperar mi
replica, me bajo el pantalón de deporte y mi verga quedó ahí flácida.


- No me mentías, pero se arregla con unos besos. ( a lo que
la cogió por la punta y le dio unos besos y unas lamidas rápidas.)- viste, como
te crece, y me dio un beso en la boca


Pues ya esta. Inquirió- dale. Jálate una paja.


Yo como me quede petrificado. Ella me hizo el favor de
masturbarme y me pregunto mientras lo hacía muy suave, si había estado ya con
una mujer a lo que le dije que no.


Sacó de bolso un preservativo. Y me lo puso. Se desnudo y me
acosté sobre ella.


- Bésame las tetas.


Lo cual hice, el manoseo fue por todos lados, a cada momento
quería tocarle todo, el culo las tetas, besarla en la boca, ella me besaba el
cuello, y me acariciaba el culo, cuando de repente guió con su mano mi verga
hacia su vagina y sentí esa humedad. Yo empecé mis embestidas, mientras ella me
contenía de las caderas para que no lo hiciera muy fuerte, y rápido, gritaba
literalmente entre gemidos, que verga mas grande, dame mas, muérdeme aquí. Ay,
hijito, dale mas rápido, y gemía, y de repente con varios espamos me guió en mi
primer orgasmo y me abrazó con las piernas mientras gemía completamente, como en
las películas porno.



Lo hicimos una vez mas en la noche, y me explicó un plan,
para que mis amigos no me molestaran y aunque en principio estuve en contra, me
lo exigió al final, como condición para seguirme acostando con ella. Esa fue la
primera noche en que dormí con ella.



Al día siguiente sabía que hacer, y antes de ir a mi casa,
pase con mis amigos alquilando una película porno y unos preservativos, les dije
que mi mamá no iba estar en casa, y que para mandarnos los pajazos sin manchar
nada, tendríamos que ponernos los condones. También invite a Carlos mi primo, ya
que mi mama lo exigió, ya que le conté lo que el me había dicho.



Ya en la casa, mi madre esperaba escondida en un rincón de la
sala, puse a todo volumen la película en el DVD, y subí el volumen, los
tranquilicé diciendo que mi mamá vendría muy tarde y que la casa es nuestra.



La película claro, sin ningún argumento alguno, comenzaba con
tres tipos tirándose a una mujer.



Al poco tiempo nos sacamos las pollas y suavemente, nos
pajeábamos con los condones puestos. Mi verga era la segunda mas grande, pues
Francisco, quizás el mas tímido de todos la tenía bien grande, y Mateo, quizás
un poquito mas pequeña que la mía, la de mi primo Carlos estaba grande para su
edad, aunque claro era la mas chica.


Yo inicie la segunda parte del plan de mi madre.



- La verdad es que mi mama si esta bien buena.


- Disculpa lo de ayer.


- No hay problema, pero si esta buena mi mama. Si dijeron los
tres en coro.


- Le dije simulando sorpresa con Carlos, Qué? Te tiraras a tu
tía.


- Sí. A lo cual nos reímos.


- Y Francisco y Mateo completaron, viendo mi buen humor: yo
también.


Fue ahí que mi madre, salió de su escondite simulando haber
llegado, nos agarró a todos con la mano en la polla.



-¡¿ Que pasa?!. Todos se quedaron helados. Que hacen.


Mateo. Que estabas diciendo.


- Disculpe señora, estabamos viendo la película


...Usted nos dijo que masturbarse no es malo.


- Y qué?, en conjunto, qué?, son maricones.


- NO, señora, no.


- Y vos Carlos,..


- No tía, a mi obligaron. ( yo pensaba lo mentiroso


que era el mocoso).


- Ahora me van a decir la verdad o sino les avisare a sus
padres.


- Que estaban diciendo, y me lo dirán.


Yo dije, con frialdad.


- Decían que querían tirar contigo.


- A que bonito, pero cómo? si las pollas se les están
bajando, ah?, que no se les para...


Francisco recién hablo y dijo una cosa, que parecía la mar de
estúpido, pero fue suficiente


- No señora es por el susto.


- Ven acá Francisco.



A vos y a mi hijo les voy a premiar por ser sinceros, me
llamo a mi también, y mientras yo la desnudaba. Ella besaba en la boca a
Francisco y le acariciaba la verga. Después con otra mano hizo lo mismo conmigo.



Los otros dos quedaron fríos. Y Carlos dijo: no, tía no me
obligaron, a lo que ella lo llamo.



Y le permitió que le besara las tetas inmensas y duras.


Ella ya estaba teniendo un orgasmo cuando, llamo a


Mateo que estaba como loco viendo todo. Yo se la metí en la
vagina, y ella pidió que Francisco se la metiera por el culo, y aunque difícil,
lo hicimos.


- Que verga mas grande francisco, rompeme el culo.


- no te masturbes Carlos, no te toques.


- Van aprender un par cosas.


Decía a intervalos de sus gemidos guiándonos.



Mientras terminábamos los tres. Llamo a Mateo y Carlos que
hicieran lo mismo, mientras nosotros descansábamos y nos sacamos el
preservativo, ellos ya habían logrado adoptar la misma posición. Fue mi primo
por la vía normal, y Mateo por el culito.


Y nos mandaba a hacer los mismos ruidos que los hombres en la
película porno, y aunque en el caso de Francisco y mío, no teníamos ninguna
estimulación, la escena de la película, la escena en la sala y el coro de todos
gimiendo y de mi madre gritando, que se la metieran mas fuerte, nos excitó aún
mas porque nuestras vergas se paraban de nuevo.


Enseguida en este climax ellos y madre terminaron. A lo que
ella mando a que nos sentemos en el sillón. Y los cuatro apenas entrábamos.


Empezó a darme una mamada animal, me dijo que no fuera tímido
delante de mis amigos.


Lo cual hice, la tome de la cabeza como había visto en las
películas y mande el ritmo que quería, y se tragó toda mi leche, lo mismo hizo
con Francisco, Mateo y Carlos, con este último antes me mamársela le advirtió
con el mismo tono maternal de siempre que no es bueno mentir ni inventar y le
hizo prometer, que jamás lo haría. Lo cual el hizo, y se la mamo también. Nos
hizo levantar y nos llevó a su cuarto.


- Ahora si chicos, Mateo arrodíllate y cógele la polla a
Francisco.


A lo que él se negó.


- Claro me tiras, pero no heces nada por mí. ( yo sabía donde
iba la cosa, así que me reía para mis adentros)


- Háganlo, no van hacer ninguna mariconada, tranquilos,
además si quieren volverme a coger tienen que hacerlo. Les dio una nueva
lenguetada en el glande y un beso enorme en la boca y les dijo:


- por mí háganlo.


Mateo, muy sonrojado lo hizo. Y mi madre cogió a Carlos le
puso en el medio de ellos y le pido que empiece a Maturbarse.


A lo que mi madre sacó una cámara de fotos que tenía
preparada y les tomó una foto. Era una escena por demás homosexual.


- Ya esta, si alguna vez, escucho que han hablado con alguien
de esto, todo el mundo sabrá que son bien maricones. Pero no pasara nada sino
dicen nada, de acuerdo.


- Si señora. Dijeron en coro. Bien arrodíllense todos. Lo que
hicimos, éramos sus juguetes, y me puso frente a mi cara su vagina pelirroja,
que aún tenía el sabor del látex por tanta tirada, pero que en el fondo tenía un
aroma delicioso que impregnó todo el cuarto.


- Carlos ahora vos.


Y Carlos hizo lo mismo. En cada lengüetada mía, ella temblaba
y gemía, además sudaba por la emoción, y lo mismo paso con Carlos, al cual
acariciaba en la cabeza, y se agachaba un poco para que este pudiera lamer ( por
ser mas chico) donde debía, además así abría las piernas.


- Eres igualito a tu madre. Le dijo antes de pasar con Mateo,
lo que a mí en ese entonces me extraño. Con mateo se dejo hacer, y le dijo al
oído según pude escuchar.


- yo también quería acostarme con vos.


Y finalmente Francisco que recibió una vagina por demás
mojada, de flujos y saliva, al finalizar con un tremendo grito de placer le
dijo, también al oído.


- Me encanta que me la metas por el Culo.



Después mientras nos daba un beso a cada uno nos pidió que
nos metiésemos en la Cama. A mi me pidió que me echara en su cama y también a
francisco. A los otros dos, les dijo que saquen dos sacos de dormir, y los
pusieran en la alfombra al pie. Se acostaron y ella Se acostó en medio de
nosotros.


- Estoy agotada. Y si quieren una despedida parecida, van a
dormir hasta que yo me despierte. Antes de dormir. Acercó mi verga y la puso
cerca de sus piernas, y me dijo, fuertemente para que todos oigan: que me ama y
que soy el mejor amante de todos estos ñiñitos. Así mientras yo quedaba a la
altura de sus senos, hizo que Francisco, la abrazara por detrás.


- Pueden acariciarme lo que quieran, pero no muy fuerte, por
que quiero dormir.


Lo que hicimos, yo la lamía las tetas, y Francisco, simulaba
sin penetrarla suavemente tirarla por detrás. Ella para dormir se tomo unas
pastillas, por lo que a pesar del magreo pudo hacerlo.



Mientras ella dormía. Comentábamos en susurros lo rico que
fue, y como la continuaríamos tirando, yo les dije, que teníamos mujer para
mucho tiempo, y que mi mamá me había dicho que nos iba a presentar a sus amigas
para ser sus amantes.



Cuando ella despertó, ya era muy noche, como las diez así que
mi mama llamo a los padres de todos y dijo que mandaría los chicos en taxi.
Antes de irse, les hizo prometer, mientras aún estabamos desnudos que jamas le
diríamos a nadie.


- Juran prometer, que jamas, le dirán a nadie, si es que
quieren volver a acostarse conmigo.


- Si.


- Que trataran a mi hijo con respeto, y le pedirán permiso
para poder estar conmigo.


- Si


- Y que siempre que estén conmigo mi hijo tendrá que estar
presente


- Si.


- Juran siempre usar un preservativo.


- Si


- Y esto se acaba cuando yo diga.


- si


- Juran que solo hablaran de esto en mi casa.


- si


Esta bien, váyanse pero antes quiero que se pajeen sobre mi y
voten su leche en mi cara y en mis labios, ese será el sello de vuestra promesa.



Se sentó en el piso, y mientras mas o menos nos la mamaba en
conjunto iba recibiendo de quien acababa la leche en la cara, en los senos y en
el pelo. Quedando al final con colgajos de leche por todos lados.



Se despidió, sin limpiarse, pero lamiéndose bien los labios
antes de dar un beso en la boca a todos, menos a mí.


- hasta mañana chicos nos vemos en clase. Vamos Julio tienes
que bañarme para limpiarme esta leche.



 


Y así, manteniendo la promesa, por increíble que parezca
estamos. Yo me tiro a la potra de mi madre cuando quiero.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 23
Media de votos: 9.13





Relato: Mi mama la profesora
Leida: 21758veces
Tiempo de lectura: 11minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis