webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Merit


 


Relato: Merit

  

Hola. Mi nombre es merit, y soy de la ciudad de México. Esta
historia Que contare, me ocurrio cuando solo tenia 14 años y marco mi vida
sexual para siempre.


En esa epoca, yo iba a la en el segundo año de secundaria,
tengo un hermano mayor que yo, Que recien habia entrado a la preparatoria y me
llevaba por solo un año. Viviamos con mi padre, que era un hombre bastante
exitoso y atractivo, mi madre habia muerto varios años atrás, por lo que toda mi
vida estuve rodeada de hombres y todo lo que sabia de sexo, lo habia aprendido
por medio de mis compañeritas de la escuela.


A mis catorce años, aun no habia tenido ningun encuentro
sexual con nadie, aunque habia tenido varios novios, esto gracias a mi cuerpo,
ya que a mis 14 años tenia el cuerpo de una mujer de 18. soy bastante bonita,
pelo castaño claro, piel blanca, ojos cafes y una cara de niña inocente que no
puedo con ella. Mis pechos son bastante grandes para mi edad, (cosa que me ha
dado fama entre los chicos) y tengo una colita muy redonda y paradita.


Hasta esta edad yo siempre me habia vestido como una niña
normal, pero al ver como todas mis compañeras cada ves iban comprando ropa mas
sexy y atrevida para atraer a los chicos, no pude ser menos, y tras poca
insistencia con mi padre , logre que me diera una buena cantidad para cambiar mi
guardaropa.


Asi que en compañía de mis amigas fuie a comprar mi ropa, al
principio no estaba segura de la ropa que ellas me sugerían, ya que eran puras
minifaldas cortitas, pantalones ajustados y blusas escotadas. Pero al verme la
ropa puesta me di cuenta de que se me veia muy bien y que tendría babeando a mas
de uno. Asi que sali de la tienda con ropa nueva y de hecho me habia dejado
puesta una minifalda azul, cielo muy pegadita y una blusa blanca escotada. Solo
que que al ver mi colita en el espejo me di cuenta de que mis calzones se
marcaban mucho en mi faldita, a lo que mis amigas sugirieron cambiar tambien de
ropa interior.


Entramos a una tienda de lencería y me sorprendi al ver que
mucha de la ropa interior era muy pequeñita, mis amigas me escogieron varias
prendas, pero todas eran tangas y brasieres que resaltaban el pecho, me senti un
poco cohibida pero mis amigas me dijeron que era la ropa que estaba de moda,
ademas de que con las tangas ya no se me marcaria el calzon en mi colita.


Asi que salimos de la tienda, no si antes haber cambiado los
calzones que traia puestos por una tanga, al salir de la tienda empece a sentir
las miradas de todos los hombres en mi colita, y me senti extraña y exitada de
cómo se comian mi culito con los ojos.


Al llegar a casa, papa se sorprendio al verme, y a mi hermano
casi se le salen los ojos


Al verme con esa faldita tan corta y mi tanga que se marcaba
en mi colita.


Mi papa solo dijo que ya habia crecido muy rapido y que era
muy bella, a lo que mi hermano solo asintió para después irse a encerrar en su
cuarto.


Asi pasaron los dias, yo me sentia muy bien ya que con mi
nueva ropa todo los hombres se me quedaban viendo, me encantaba lucirme con mis
falditas y mis pantalones pegadísimos en los que se marcaba la tanga, me decian
cosas en la calle, y a mi me gustaba, incluso sacaba un poco mas la colita para
que la admiraran bien y a veces hacia la que me agachaba para que se me marcara
toda la tanguita metida en mi cola atraves de mi falda o bien si traia pantalón,
para que se me saliera la tanga al bajarse un poco el pantalón. a todos los
chicos de mi escuela los traia locos con mi colita y mis tetas. Y no solo a los
chicos ya que mi padre siempre me veia de una forma un tanto extraña, al igual
que mi hermano.


Tiempo después tuve un problema, ya que estaba a punto de
reprobar el año, esto se debia a que ponia mas interes en las fiestas y el
relajo que en mis estudios, por lo que llamaron a mi casa para hablar con mi
padre, pero el no se encontraba y hablaron con mi hemano que se hizo pasar por
mi padre.


Al llegar a casa mi hermano me dijo lo que habia pasado, pero
estaba muy tranquilo y con una sonrisa maliciosa en la cara.


-hablaron de la escuela, y creo que tienes muchos problemas.


-lo se, pero por favor no le digas nada a papa


yo sabia que si le decia a papa me iria muy mal, ademas de
que aun tenia tiempo para pasar, pero si mi papa lo sabia ya no tendría permiso
de hacer nada hasta pasar el año.


-sabes que te castigara hasta que pases el año?


-si, lo se pero aun puedo pasar, y voy a apurarme.


-aun asi tendre que decirle.


Me sentia atrapada, mi hermano era capaz de decircelo y a mi
me arruinaria todo, debia de hacer algo pero no sabia que.



-por favor no le digas a papa hare lo que quieras, pero no le
digas.


-lo que quiera-pregunto mi hermano sorprendido y con cierto
cinismo


-si, lo que quieras.


Mi hermano sonrio y me vio de arriba para abajo admirando mi
cuerpo, ya que ese dia yo llevaba una blusa negra bastante escotada que dejaba
ver mis enormes tetas y un pantalón de likra blanco que marcaba ricamente mi
tanga de color negro bien metida en mi colita.


-que es lo que estas pensando- dije yo, haciendome la
enojada.


-en como podrias pagar mi silencio.


-y como podria hacerlo-le dije coqueta


-la verdad no vas a querer asi que mejor le digo.


-no por favor hare lo que quieras te lo juro.


-no tiene caso mejor le dire.


-no por favor, no le digas hare lo que quieras, por favor


-una chaqueta.


-QUE¡


-una chaqueta, hazme una chaqueta y no le digo nada.


-pero estas loco, si soy tu hermana.


-lo se, pero asi como te vistes tu crees que no te me vas a
antojar, siempre andas con tus falditas y tus pantaloncitos pegados enseñando la
tanguita bien metida en esa colita deliciosa, y con esas blusas que dejan ver
tus tetotas, y la verdad estas riquísima.


No pude evitar ruborizarme por lo que me dijo, pero a la ves
tambien senti como mi tanga se mojaba al escuchar eso de mi propio hermano.


-asi que tu decides-me dijo dándose la vuelta.


-espera-le dije acercándome a el-que quieres que haga.


No se por que me salio eso pero lo dije, la verdad estaba muy
exitada sentia mi tanga muy humeda y mi cuerpo muy caliente, mi hermano se
acerco a mi y ya se notaba su pene bajo su pantalón, sin perder mas tiempo, saco
su verga y me tomo una mano y la puso sobre su verga. Una corriente sacudio mi
cuerpo al contacto con su pene. Nunca habia visto uno, mas que en películas,
pero ahora era real estaba tocando una verga y era la de mi hermano.


Tome su pene por la base y lo rodee con mi mano, sabia lo que
tenia que hacer. Aunque nunca lo habia hecho, mis amigas me habian contado como
se lo hacian a sus novios. empeze a acariciarlo con dulzura y a recorrerlo con
mi manita. El solo veia mis tetas atraves del escote y disfrutaba de mi caricia.
Después le comenze a mover la piel de arriba para abajo suavemente.


-nunca habias hecho esto merit?-me pregunto mi hermano.


-no, nunca habia visto un pene-


-te gusta?-


-no se, se ve grande y duro, creo que si.


-tienes unas manos muy ricas hermanita-


-y tu lo tienes muy duro y grande- dije riendo


mi hermano sonrio y me pregunto si podia sobar mis tetas. Yo
estaba bastante caliente y aunque me hubiera gustado dejar que lo hiciera, le
dije que no. Que el solo habia dicho que le hiciera una chaqueta.


-esta bien dijo solo bajate un poco mas el escote-me dijo


yo solo sonrei, y con mi mano libre baje un poco mi blusa
dejando ver mis tetas hasta donde empieza el brasier. En eso estaba enseñándole
mis tetas cuando me dice:


-arrodillate frente a mi-


-que?, para que?-


-quiero verte la colita desde arriba mientras me la jalas-


no dije nada, solo me agache apoyándome de sus muslos hasta
quedar de rodillas, con su verga a pocos centímetros de mi cara, volvi a tomarla
solo que esta ves con mis dos manos


y segui masturbándolo.


-ohhhhhhhhhhhhhh....siiiiiiiiiiiiiiiiiii...-


dijo mi hermano al verme incada, machaqueandole le verga
frente a mi cara con las tetas casi de fuera, parando mi colita y esnseñandole
mi tanguita atraves de mi pantalón.


Ahí estaba yo con su verga a punto de estallar, masturbándolo
frente a mi cara, admirando su verga, de repente lo mire a los ojos y los tenia
cerrados disfrutando de la chaqueta que le hacia su hermanita, entonces volteo
hacia abajo y me miro. Me vio a los ojos y le sonrei muy coqueta, desvio su
mirada hacia mi colita y sonriéndole aun mas picaramente solte su verga para
tomar mi pantalón de los costados y bajarlo un poco hasta mostrarle mi tanguita
solo hasta donde se pierde en la raja del culo y después volver a tomar su verga
para continuar con mi trabajo.


-que rica colita tienes merit-


-te gusta mi colita?-


-si claro que si-


-te gusta como se me ve mi tanguita-


-siiiiiiiiii...se te ve deliciosa bien metida en tu colita-


-te gusta que me ponga ropa tan pegada y se me marque la
tanga?-


-siiiiiiiiiiiiiiii....me encanta-dijo mi hermano ya jadeando


-y tambien te gustan mis tetas?-pregunte con voz infantil.


-me encantannnnn...ohhhh.. las tienes deliciosas-


la verga de mi hermano se puso mas dura y comenzo a tener
espasmos en mi mano, sabia lo que iba a suceder, pero no supe que hacer solo me
quede ahí, incada con la colita bien parada enseñándole mi tanga y mis tetas.


-ohhhhhhhh...meriiiit.....me....corrooooooo.......no te
quites.....-


fue lo ultimo que dijo antes de que empezara a lanzar todos
sus mecos sobre mi carita, yo solo cerre los ojos y con la boca cerrada comenze
a sentir como todo su esperma caia sobre mi cara, mis ojos, mi frente, mi nariz,
mi boca, mi pelo. Seguia masturbándolo con mis manos sin apartar su verga de mi
rostro. Toda su leche caia sobre mi cara, llenándola completamente de semen.
Sentia la tibieza de sus mecos por toda mi carita y el no dejaba de eyacular, el
semen se empezo a escurrir de mi cara hacia mis tetas, manchando mi blusa e
incluso mi pantalón.


Era una cantidad de semen increíble, tenia la cara totalmente
bañada en mecos y el no paraba. De pronto me quito las manos y senti como apunto
directamene a mis tetas salpicando toda mi ropa.


Parecia haber terminado, yo no podia ni abrir los ojos debido
a que tenia el semen sobre ellos, asi que intente abrirlos, pero casi de
inmediato los tuve que cerrar pues me ardio un poco. Solo alcance a ver que el
seguia masturbándose. de pronto me levanto por los hombros y me volteo
apoyándome frente a un espejo que esta en la sala donde estabamos.


Asi que comenze a limpiarme el semen que tenia en los ojos, y
al abrirlos, pude ver mi cara en el espejo. Tenia la cara totalmente inundada de
mecos, el pelo, la frente, la nariz, en fin todo. Al verme la espejo me senti en
verdad una puta ya que nunca pense que seria capaz de algo asi. El semen ya se
comenzaba a enfriar en mi rostro y me encanto esa sensación.


Mi hermano por su parte seguia masturbándose viendo mi cara
en el espejo y después viendo mi colita. Tenia una cara que nunca le habia
visto. Yo iba a decir algo pero al abrir la boca senti el sabor y la espesura de
su leche entrando a mi boca.y me parecio muy rico. delicioso comencé a relamerme
los labios saboreando esa rica lechita, mientas mi hermano veia fijamente mi
culo con mi tanga de fuera, masturbándose sin parar.


No se que paso por mi cabeza en ese momento, pero al ver la
expresión de mi hermano, que estaba a punto de volver acorrerse, le dije:


-si quieres vente aquí-dije, tomando mi tanga por los
costados y sacándola un poco mas de mi pantalón y parando el culo- sobre mi
colita.


El rapidamente se puso detrás de mi, y apoyo su verga entre
mis nalgas, las agarro apretándolas, estrujando su verga con mi culito, hasta
que se empezo a venir sobre mi tanga, llenendome toda la colita de mecos, su
semen me empapaba todo mi pantalón, mi tanga que estaba fuera del pantalón, mi
cintura, mi espalda, en fin toda mi colita.


Al terminar de echarme le leche en mi colita, de dejarme las
nalgas bañadas en semen, mi hermano cayo al piso deshecho.


Yo con mi cara llena de mecos, me gire, para ver en el espejo
como me habia dejado mi colita.Tenia todas las nalgas llenas de semen, sobre
todo en la parte de mi tanga que sobresalia del pantalón, a partir de ahí,
escurria todo el semen hacia abajo recorriendo mi redondo culito y callendo
hacia el piso, el pantalón se veia mas transparente todavía por la humedad, y
sentia ese liguero frio en le tela al secarse los mecos sobre mi cola.


-espero haya sido suficiente-le dije a mi hermano que se
recuperaba de la inundada que me dio en le cara y sobre mi colita. Y me fui
hacia mi cuarto moviendo mi colita llena de semen.



Continuara...


Merit.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 57
Media de votos: 9.21





Relato: Merit
Leida: 20705veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis