webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Las colegialas


 


Relato: Las colegialas

  

Casi frente al edificio donde vivo con mi esposa hay una
escuela con secundaria y preparatoria particular, lo cual es bastante molesto
para mi, pues como trabajo desde mi casa cuando regreso no tengo un lugar para
estacionar mi coche debido a las señoras que van por sus hijos. Sin embargo
hemos aprendido a vivir con ello.


Un miércoles como a las 12 y media fui a la cocina a servirme
un café - mi departamento está en la planta baja, por lo que puedo ver por la
ventana prinicpal y la de la cocina hacia la calle - escuché entonces unos
ruidos en el estacionamiento donde paro mi coche y fui rápido a asomarme por la
ventana principal por si fuera un ladrón de espejos o algún malintencionado.
Abrí muy poco la ventana y me asomé sin hacer ruido. Eran dos chiquillas
sentadas detrás de mi coche, aparentemente viendo una revista o algo asi. Deben
haber sido del primer año de preparatoria, porque se veían apenas desarrolladas
pero aun vestían el uniforme que las de segundo año hacia arriba ya no vestían.
Una de ellas - la que sostenía la revista - estaba dando el frente hacia la
ventana, sentada con la piernas abiertas un poco arqueadas de las rodillas, por
lo que pude ver claramente sus nalguitas vírgenes cubiertas por un calzoncito
holgado color blanco. Las chicas se sonrojaban cuando cambiaban de página y la
chica que estaba de espaldas a mi metía su mano entre las piernas ante los
reclamos de la otra que le decía que no hiciera eso delante de ella. Estuve
viendo el espectáculo de las niñas que despertaban a su sexualidad por unos
minutos, lo cual logró ponerme bastante caliente. Mi esposa tiene 30 años al
igual que yo, asi que ver un par de chiquitas de esa edad descubriéndose a si
mismas logró excitarme demasiado.


No soporté más aquel espectáculo y decidí hacer algo al
respecto - como acababa de llegar me había despojado de la ropa y llevaba
solamente un shorts de ejercicio - fui hasta mi recámara, me puse una playera y
me dirigí a la puerta. - abrí un poco antes la ventana para ver si seguían ahi,
y me di cuenta que las cosas estaban aun mejor, pues la que sostenía la revista
había cesado en su afán de detener a la otra y ahora ambas niñas se tocaban
entre sus piernas - Moví sigilosamente el cerrojo de la puerta para no hacer
ruido, y luego la abrí de golpe para mostrarme frente a las niñas. Apenas me
vieron salir y su primer reacción fue cerrar las piernas y esconder la revista
detrás de sus espaldas. Les mostré una cara de enojo y les pregunté en voz baja
pero fuerte: ¿Qué demonios hacen aquí? ¿ Qué estaban haciendole a mi coche? -
Las chiquillas contestaron que nada, que solo estaban estudiando, a lo cual
contesté que nadie se escondía entre un coche y una pared para estudiar y que en
ese momento tendría que acusarlas con la directora del colegio - Una de ellas me
contestó que por favor no lo hiciera, que nunca más se repetiría, mientras la
otra no dijo nada y mostrando una cara de sorpresa dirigió su mirada hacia mi
región púbica. - No me había percatado que estaba vistiendo solo un short semi
ajustado y mientras las veía había tenido una erección, asi que mi pene seguía
con un tamaño y una dureza mediana, pero se notaba mucho en el short - Me asusté
y tuve miedo de que las niñas me delataran con sus madres o con las maestras,
sin embargo recordé que ellas estaban cometiendo algo malo también, asi que
decidí tomar el sartén por el mango.-


La chiquilla que me estaba viendo el pene levantó la mirada y
me dijo: por favor, solo estabamos estudiando. Asi que respondí que me mostraran
el libro del cual estudiaban. Ellas se miraron una a otra y cuando se pusieron
de pie me entregaron en la mano la revista. No era más que una revista
pornográfica, enfocada a las mujeres, ya que la mayoría de las fotografías eran
acercamientos de penes erectos y contactos sexuales. Asi que pornografía eh?, -
les dije a las chiquillas. Ellas me respondieron que era la primera vez que
veían una, que se las habían prestado. Asi que decidí hacer mi movimiento de una
manera sutil. Les dije que yo a su edad también solía ver revistas pornográficas
- eso las tranquilizó un poco - y luego cerré diciendoles que era normal que
sintieran curiosidad, pero que eso nunca se compararía a ver algo en vivo, y en
ese momento metí la mano en la bolsa de mi short para que al apretarse se notara
mi miembro nuevamente. Mientras hacía eso me puse a mirar la revista para que
ellas pudieran verme sin miedo a que yo me diera cuenta, y de reojo pude ver que
asi fue. Movía mi mano en la bolsa tocandome el pene para que volviera a tomar
forma mientras leía el artículo de la revista y unos cuantos segundos fueron
suficientes para encender de nuevo el juvenil libido de las chiquillas.


La chica que había visto tocándose primero me preguntó en voz
muy bajita y con cierta timidez: Señor, ¿En la vida real son asi como en la
revista?. La otra le lanzó una mirada que la quizo matar, sin embargo no le dijo
nada. Yo la miré con una sonrisa y le contesté que porqué me hacía la pregunta,
a lo cual respondió inmediatamente que le daba mucha curiosidad ver una en vivo.
La otra chiquilla la miró de nuevo, luego me miró a mi y regresando la mirada
con su amiguita le dijo en voz baja: Estás loca, nos puede violar. - yo escuché
claramente lo que le dijo - Me reí y le dije que no las violaría, que yo tenía a
mi esposa y de diario hacía con ella lo que ellas habian visto en la revista.
Eso pareció calentarlas mucho más, asi que se miraron nuevamente entre ellas y
después la misma que no estaba de acuerdo me dijo: Nos lo enseñaría? - no me
dejó ni contestar - y luego dijo, nadamás 2 segundos, y cerró con una sonrisa
bastante pícara. Yo les dije que no, que me podrían acusar por eso si alguien se
enteraba. Y ella me contestó: si nosotros dijeramos algo, usted podría decir lo
de la revista, y no queremos que nos explusen del colegio. Miré para los dos
lados de la calle para ver que nadie nos viera y luego les dije que se pasaran
rápido.


Las dos chiquitas entraron aprisa a la casa y se sentaron en
el sillón del recibidor, yo me metí trás de ellas y cerré rápidamente la puerta.
Me puse frente a ellas y las dos miraban con gran curiosidad mi bulto mientras
se secreteaban cosas entre ellas. No llevaba ropa interior asi que al primer
contacto de mi mano con el bulto mi pene comenzó a despertar y a crecer de
tamaño notándose nuevamente en la tela del short azul que llevaba puesto. - Las
niñas abrieron más sus ojos y la misma niña que afuera se estaba tocando puso su
mano entre las piernas a la altura de los muslos y luego apretó los músculos
cerrando fuerte las piernas. Comencé suavemente a bajarme el short mostrando mis
vellos púbicos a las chiquillas - ellas no se movían ni hablaba, tan solo
mantenían la mirada fija - de pronto y de un solo golpe bajé el short hasta
media pierna y mi pene campaneó de arriba a abajo por el movimiento del
pantalón. La chica de la revista se quedó tan solo con la boca abierta mirando
mi cosa, mientras la que tenía la mano entre las piernas dejó escapar un: wow,
muy bajito de su boca. Tomé mi pene de la base y comencé a moverlo de un lado a
otro golpeándolo contra mis piernas y contra mis testículos, eso hizo que la
sangre corriera y creciera de tamaño y grosor, mientras las niñas comenzaban a
sonreírse una a la otra viendo el espectáculo.


Me dirigí a la chica de la mano entre las piernas - era la
más desenvuelta y caliente - y le dije que no se quedara con las ganas, que lo
tocara. La otra estaba dispuesta a descirle que no, pero no tuvo la oportunidad
para cuando la niña ya estaba de pie estirando su mano hacia mi pene. Lo miraba
como un pirata que recién había encontrado un tesoro, y su mano temblaba un poco
mientras se decidía si tocarlo o no. De pronto la niña tomó valor y acercandose
más a mi puso su manita en la cabeza de mi pene. - lanzó un tremendo suspiro
cuando lo agarró - Tócalo todo, le dije, y ella comenzó más libremente a tomarlo
con toda su mano mientras mi pene crecía hasta alcanzar su máximo tamaño y
dureza. La niña me miró por primera vez a los ojos y me dijo: se puso muy duro.
Le sonreí y le dije, ahora juega con él, agítalo, jalalo hacia ti. Ella me
interrumpió y me dijo: Yo se como, lo he visto en películas. Sin mucho pensarlo
la chiquilla comenzo a jalarmelo fuertemente con movimientos muy torpes, asi que
la detuve y le dije que lo hiciera más despacio, que lo disfrutara. La niña
comenzó a jalarmelo suavecito, su mano apenas abarcaba la mitad de mi pene y
comenzó a difrutarlo tal como se lo pedí.


La chica siguió masturbandome por un par de minutos, yo
jadeaba y de vez en cuando le acariciaba el cabello, mientras la otra se puso de
pie y se acercó a nosotros como queriendo participar, cosa que su amiga no la
dejó hacer. La otra chica se acercó a mi por detrás y comenzó a apretujarme las
nalgas fuertemente y a tallar sus pechos contra mi espalda, de vez en cuando
hacía un intento por pasar la mano al frente y tocar mi pene también sin éxito,
hasta que en una oportunidad yo mismo giré mi cuerpo para quedar de frente a la
otra niña. La que me lo estaba jalando se molestó por lo que hice, mientras su
amiga de un solo golpe lo tomó con su mano derecha y comenzó a jalarlo siguiendo
los pasos de su amiguita. La otra chiquilla se sentó en el sillón y sin pena
alguna comenzó a masturbarse con su mano por debajo de las panties blancas
holgadas viendo como su amiga estaba a punto de bañarse de leche. La chica que
me masturbaba fue poco a poco hincandose en el suelo para tenerlo frente a su
cara y también bajó su mano izquerida para tocarse ella sola. Yo estaba haciéndo
un gran esfuerzo por no tirar a esa niña en el suelo y quitarle su inocencia en
ese momento, pero si hubiera sido un problema para mi, asi que decidí dejar
tiempo solo para que las chiquillas tuvieran un orgasmo y después eyacular.


Pronto la chica que estaba en el sillón comenzó a pegar de
pequeños gritos de placer y a cerrar sus piernitas en señal de que estaba
teniendo un orgasmo, la otra no se quizo quedar atrás y jalandomela más duro
comenzó a apretarse entre las piernas hasta que llegó un momento que del espasmo
me la soltó y tuvo un orgasmo unos segundos después de su amiga. Yo ya me estaba
aguantando mi orgasmo, asi que apenas me soltó la niña para venirse yo mismo
tomé mi pene y terminé con el trabajo de las chiquillas tirandole la leche en la
cara a la chica que estaba frente a mi. La chica aguantó los disparos con los
ojos cerrados y después comenzó a probarlos con su lengua, haciendo muecas de
que aun le había quedado algo de calentura y quería más. La otra chica vio lo
que su amiga hacía y se abalanzó sobre ella comenzando a lamerle la cara hasta
que entre las dos la dejaron completamente limpia.


Cuando terminaron se levantaron del piso, me pidieron de
regreso la revista y con una sonrisa en la boca las dos me dieron las gracias y
me dijeron que había sido la mejor experiencia de su vida. Yo les recordé que
nadie debería saber nada de esto y ellas me contestaron que lejos de decírselo a
alguien, sería secreto entre nosotros tres. Y después la chica que se masturbaba
primero se acercó a mi y me dijo al oído: cuando esté lista para ser mujer
vendré contigo para que me ayudes, me dio un beso en la mejilla y ambas salieron
de mi casa caminando hacia la parada del camión.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 121
Media de votos: 8.07





Relato: Las colegialas
Leida: 83997veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis