webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Al sur


 


Relato: Al sur

  

Como quien llega a su casa, apenas abrió la puerta mi
sobrino, me escabullí; pero al preguntar ¿dónde está tu mamá?, la respuesta
asomó por la puerta del baño: qué tetas tan chulas, y el culo, lo alcancé a ver
antes de que se tapara con la toalla.



En aquel cuarto de cuatro por cuatro que hacía de
departamento no había dónde esconderse, y después de pensarlo un segundo, volvió
por donde había salido.



Mi sobrino, bastante pequeño para entender nada, me jalaba ya
del pantalón pidiendo unos pesos para ir a comprar, y se los di.



Lo seguí hasta la puerta, y mecánicamente puse el seguro, aún
a sabiendas que no llevaba llave.



Mi cuñada volvió a salir, esta vez a medio vestir y
cometiendo un error fatal:



Venía descalza.



A mí, como dice un poeta en alguna película, me importa todo
casi un pito, lo único que jamás perdono es que una mujer no tenga hermosos los
pies.



Por eso me había casado con su hermana y, bendita genética,
de mi suegra a la otra cuñada, la menor, son un portento de pie blanco, tres y
medio, dedos dos y tres simétricos, yemas dulces, talones rosados.



Pero ella no lo sabía, por eso mismo, encabronada me dijo el
clásico "para la otra me avisas a qué hora vienes".



Y yo le recordé que esa mi hora de comida, y la única para
llegar.



-No le vayas a contar.



-Ni que fuera la gran cosa.



-¿Qué de malo tienen mis chichis?



- Nada



-¿Y?



- Y ya.



Pero yo ya me había cambiado de lugar para tener un mejor
panorama de sus diez delicias.



-No me vas a saludar –dijo ella-.



Y me acerqué a plantarle un beso. En eso de los saludos
siempre hemos sido muy cariñosos, y ella algo desfachatada, así que me pegó sus
tetas y yo le dije sonriente:



-Si ibas a salir vestida hubieras empezado por el brasier.



Y ya instalados en el descaro volvió a las preguntas.



-¿Qué, crees que están muy caídas?



No pensé cuando dije (o a lo mejor pensé muy bien): Las
tienes divinas.



Ella se apretó otra vez para agradecer el halago, y sin
querer me puso en un gesto casi infantil el pie derecho sobre el mío. La postal
era de ensueño, sus cinco dedos derramándose sobre mi tosco calzado, el
sonrojado del bombeo de su sangre bajo su piel blanquísima. Tragué grueso y le
pregunté si sabía lo que estaba haciendo, y ante su no, yo muy mamón y docto le
dije que si estuviéramos en la India, yo le respondería que sí.



-¿Que sí qué?



Y como dejara abierta la boca al final de la pregunta, le
metí un beso de esos cabrones, exploradores, y la sentí temblar tanto como ella
a mí.



Tampoco traía bragas.



Pero ya con permiso no iba a detenerme. La eché sobre la cama
baja de su litera, y para su sorpresa lo primero que hice era lo único que
ocupaba mi mente en ese momento.



Nada que ver sus pies con los de su hermana. Eran menos
dulces, un poco más resistentes y de inmediato supe que más sudorosos. Pero
también eran descaradamente receptivos, flexibles para abrirse. En perspectiva,
desde mi sitio, comprobé que alguna mágica conexión había entre la contracciones
de los dedos y las de su vagina.



Tendí una de mis manos y, en agradecimiento a su respuesta,
se la dejé como instrumento, pero a decir verdad no sentí más allá que humedad:
mi gusto estaba más al sur.



Y la tuve cuanto quise así, tendida, entregada, plantas
arriba, mientras ella se bastaba sola con mi mano para atender su concha abierta
y rezumante. Le embarré de sus propios jugos, le mordí los talones y antes de
que me hartara en repasarla, ella vino por más, y me dejé hacer… Si estaba
conciente o no, lo cierto es que lloraba cuando bañé sus pies.



Pero me negué a tomar mi semen de ahí.



Qué boca tan maravillosa fue la que después vino a llevarse
las últimas gotas, y qué adecuado gesto fue el pedirme que le pusiera las
medias.



Pero me negué y le dije que caminaría descalza hasta mi auto
para que la llevara a la oficina. Me besó hasta que los toquidos lo quisieron.



Mi sobrino entró y encontró a su madre lista para despedirse.



-¿Se te olvidaron los zapatos mami?



-Tu tío los lleva…



De los que nos vieron, algunos bajaban la mirada, pero los
dos que se quedaron fijos en su desnudez parcial seguramente aprobaron la
belleza.



Y no tuve que pedirle que me echara encima los pies mientras
conducía. Estaba radiante y yo encantado. La acaricié, la mordí, la olí, la
obligué a que los subiera al tablero y cuando algún conductor volvía para verla,
ella abría los dedos descaradamente.



Le besé de nuevo los pies a unos metros de la sucursal
bancaria en la que habría de perderse las siguientes horas y entonces le tendí
el dinero que había ido a llevarle.



Me miró profundamente. Con los ojos llenos de lágrimas lo
rechazó y dijo:



-Pasa por mí cuando salgas… si lo tomo ahorita voy a creer
que me pagas algo… aunque no sea cierto, así voy a sentirme…



Esa tarde faltamos ambos al trabajo y yo le regalé un par de
sandalias. No lo voy a negar, me vienen algunos celos cuado me cuenta que en la
oficina se las saca para descansar.


 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: Al sur
Leida: 20753veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis
Cocinar Recetas
porno
Curso Doblaje
It developer
mobil porno
porno italiano 3G gratis
bahis siteleri
erotische geschichten
online bahis siteleri
wso shell
yerli porno
izmit escort



Webcams Chicas de Misrelatosporno.com
 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .