webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Despertar


 


Relato: Despertar

  

Siendo todo un niño de 12 años empezaba a tener ciertas
reacciones hormonales. Yo seguía pareciendo un niño de 8 o 9 años, (siempre he
aparentado poca edad) bajito pero corpulento, sin señales de bigote ni patillas,
pero bastante vello corporal (por aquel entonces solo en mi pubis); pero
empezaba a tener unas erecciones interminables, casi dolorosas. Desde siempre
solía autoestimularme de forma tímida (sin yo saber lo que hacia), me tumbaba
bocabajo en la cama, desnudo, y friccionaba mi pollita con las sabanas, la
almohada y mis propios abdominales mientras pensaba en niñas, en braguitas
blancas y en rajitas. Nunca llegaba a correrme por lo que pasaba largas horas
restregándome contra la cama, en la noche, en la siesta, desesperado en una
erección sin salida. Para postre yo tenia principio de fimosis, es decir, cuando
me empalmaba, la piel no descubría el capullo; afortunadamente el pellejillo, el
jirón de piel que envuelve era muy elástico, era capaz de retraerlo con cierto
dolor, pero el glande estaba tan sensible que nunca lo sacaba por q solo tocarlo
me hacia ver las estrellas, cuando estaba empalmado solo el ojito del glande
asomaba entre los pliegues de piel, brillante y espumoso. Yo sabía por mis
amigos y voces lejanas que había que "machacársela" de arriba a abajo, pero
claro a mi eso me dolía. En esa situación me encontraba cuando fui introducido
en la masturbación.


Ese año en mí grupo de amigos del colegio apareció alguien
nuevo, un repetidor: Marco. Era dos años mayor pero parecía un hombre entre
niños. Un día, después de jugar fútbol, Marcos y un amigo suyo nos dicen, "hey
niños, vamos a hacernos una gayola bajo la grada"; mis amigos parecieron tan
sorprendidos como yo, algunos ya habían probado el acariciarse pero la mayoría
no. Al final accedimos a la parte de abajo de una grada prefabricada los dos
mayores y tres niños contándome a mi, nos acomodamos apoyando la espalda en las
barras, y los chicos mayores empezaron a contar una historia sobre una chica que
"se hizo un dedazo" en el baño de tíos del instituto. Entonces los mayores
empezaron a bajarse los pantalones por las rodillas mientras que nosotros,
tímidos pardillos, nos desabrochamos los botones de los vaqueros. Tras bajar los
calzoncillos, los pesados bultos que ocultaban los calzoncillos de los
repetidores saltaron fuera y empezaron a mirar al cielo, a mi me parecieron
enormes. Marcos estaba circuncidado y se hacia las pajas con violencia, usando
toda la superficie de la mano, mientras que su amigo, usando solo tres dedos;
índice, corazón y pulgar, no retrasaba el pellejo de la tranca para machacarla.
Mis amigos y yo no perdíamos detalle con ojos de plato y las pollitas asomando
por la bragueta, quería aprender a hacer eso. Siguieron relatando supuestas
historias de chicas conocidas del grupo hasta que se pusieron más y más tensos,
se empezaron a arquear y se corrieron, lo que fue MUY rápido, eyacularon sobre
sus manos un liquido blanquecino y denso que yo nunca había visto, no tenia nada
que ver con el liquidillo que me rebosaba por el pellejillo cuando me frotaba.
Ellos exhibían sus corridas entre risas, entonces Marcos olió y pego un lametazo
al semen depositado en su mano... y yo me muria de la curiosidad....le dije a
Marcos "Déjame probarlo" !!!!!!!!¿¿ yo mismo me quede a cuadros, nunca he tenido
atracción por los chicos pero ese secreto me comía, uno de mis amigos se rió
ostentosamente. Estábamos todos levantándonos para volver al vestuario, yo y
Marcos éramos los últimos en abandonar la grada así que acercó su mano, me
acerqué olí el tasto salado y luego lamí un poco con la punta de la lengua, la
primera vez que notaba ese sabor salado y denso, y la única que he probado el
semen ajeno. El chico se quedé un poco chocado, pero yo mas aún, tarde mucho en
entenderlo pero supe que en ese momento estuve a punto de ganar reputación como
gay con 12 años y sin tener ningún interés por los niños, pero eso me daba
igual, quería llegar a casa e intentar masturbarme.


Después de ese día mis días de colchón y almohada se habían
acabado. Habiendo visto al amigo de Marcos pajearse fue pan comido. Esperé a la
noche en mi cama, silencio, oscuridad y tacto. En vez de intentar hacerlo de
arriba abajo descapullando, lo hice cogiendo mi pene desde la base usando solo
tres dedos para acariciar el capullo, más fuerte, más rápido, sentía un gran
placer, y tensión, empecé a separar las piernas y a arquearme hasta tocar el
colchón solo con los tobillos y la cabeza, y después la explosión, mi primer
orgasmo entre gemidos ahogados. Me derrumbo. Paz. Relajación. Tiritones. Líquido
transparente brotando por los pliegues de mi prepucio. Sabor suave de niño
impúber. Preadolescencia.


Tras esa noche perdí tensión e insomnio y empecé a
divertirme. Todos los días, por la noche, en la ducha, antes de que volvieran
mis padres... probaba nuevas formas de masturbarme, de acariciarme, pero nunca
me atrevía a tocarme el capullo, siempre lo estimulaba a través de la piel.
Además empecé a tener reuniones mas o menos organizadas con mis amigos para
masturbarnos, al principio contando historias en parques oscuros, luego con
revistas, después en casa de alguien que estaba solo viendo una peli porno...
siempre he pensado que esto de las pajas con más gente eran cosas cercanas a la
homosexualidad y al tabú, pero todos, al menos por aquel entonces, lo tomábamos
de manera natural. Esas sesiones eran en ocasiones bastante numerosas, en una
llegamos a ser 12 viendo una película, mientras un amigo enseñaba a otro como
masturbarse haciéndole el mismos la paja, quizás eso fue demasiado; el olor, el
sonido húmedo, los gemidos.... yo quería quedarme sólo en casa por una
temporada.


Un día mis padres me anunciaron que se iban de viaje el fin
de semana y tras mucho discutir conseguí quedarme solo con la excusa de preparar
un examen. Por entonces yo tenía un promedio de dos o tres pajas de diarias y un
calentón permanente. Justo dos días antes de quedarme solo, estaba en la cama
pajeándome con la colcha y la sábana apartadas cuando al correrme noté pequeñas
gotas de semen en mi pecho, me estaba corriendo de verdad por primera vez, ya no
era un liquidillo transparente. A esas primeras gotas las siguieron una multitud
de ellas mas pequeñas que se extendían por todo mi pecho mis abdominales y mi
pubis, estaba empapado de mi semen, lo probé, y supe que me lo iba a pasar muy
bien el fin de semana.


Para cuando llegué del cole el viernes mis padres ya habían
desaparecido. Me desnudé completamente, cogí la película porno que le había
comprado a un niño en el cole, unos cigarros robados de mi madre y me dirigí al
salón. Me estuve machacando durante toda la película, escupiéndome (otro truco
aprendido de mis sesiones colectivas) cada media hora o así me corría en el
pecho, estaba tan orgulloso de mi nueva lechecita que en vez de limpiarla me la
restregaba por el pecho y la saboreaba, para al cabo de unos minutos volvía al
tajo, me masturbe en el salón en la cocina, en la cama de mis padres, frente al
espejo..... Al final del viernes estaba pegajoso, el pelo de mi pubis estaba
apelmazado, olía a pescado, y tenía todo el pene de rojo, la parte de glande que
podía ver estaba toda roja y palpitaba, pero yo solo obtenía placer. Ese finde
no paré, incluso me puse un condón por primera vez para masturbarme, lo cual era
bueno por que así podía ser muy bruto sin hacerme daño. Me pajeé viendo la peli,
las revistas, anuncios de la tele.... Tras esa experiencia estuve 3 días sin
masturbarme, todo un record para un chaval de 13 años.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 14
Media de votos: 8.86





Relato: Despertar
Leida: 7315veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis