webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La Marquesa


 


Relato: La Marquesa

  

La Marquesa


por DOMINICA


Ese día te veías tan bien que me provocabas deseos muy locos
cuando íbamos en el carro, llevabas puesto el pantalón que te regale y la camisa
negra que tanto me gustaba, olías delicioso, pero mejor aun, estabas algo
bronceadito… Yo traía puesta la minifalda que tanto te gustaba…


Llegamos a la Marquesa (Bosque de México) y hicimos lo usual,
que era rentar motos y caballos para pasar el día, estuvimos hasta muy tarde, ya
la gente se estaba retirando y nosotros seguíamos sobre el cofre del carro
viendo al cielo y platicando como nunca lo habíamos hecho, entre palabra y
palabra me acercaba para darte besos y sentir tus labios en los míos…


Te levantaste y me besaste la oreja, diciéndome: "Ya no
aguanto más" te bajaste del cofre del carro, y me cargaste entre tus brazos y me
pediste que agarrara el tapete sobre el que estábamos, luego me llevaste
cargando hacia donde estaban los árboles en ese bosque oscuro que estaba detrás
de nosotros que solo era iluminado por la luna.


Te agachaste para que pudiera poner el tapete aun en tus
brazos y después me dejaste lentamente sobre el tapete que recargué sobre un
árbol, tu mirada era algo diferente, mas fuerte que de costumbre… te hiciste
hacia atrás y la luz de la luna caía sobre tu cuerpo, mientras desabotonabas la
camisa; me mordí los labios, sabias que eso lo hacia cuando algo me excitaba,
entonces te quitaste por completo la camisa, y me hizo sentirme mas caliente
aun; me hice para atrás aun con las piernas cerradas y de lado, a ti parecía
gustarte mucho lo que veías porque tratabas de quitarte el cinturón
desesperadamente, cada vez que movía mis piernas; así que te empecé a ver
cachondamente y movía mis piernas al mismo tiempo, las rozaba entre si…. Cuando
te quitaste el cinturón y el pantalón abrí mis piernas por completo, subí un
poco mi falda y me quite la tanga mientras tú me veías con una cara que aun
recordándola vagamente me pone calientita… me mirabas mientras me desabotonaba
la blusa, mi cabello que llegaba hasta el nivel de mis senos… brilloso, ondulado
y súper lindo.


Te hice una señal con mi dedo de que te acercaras y no
tardaste ni un segundo, te acercaste y te sentaste frente a mi, me besaste con
mucho deseo y pasión como si me fuera a ir, tus labios me comían por completo
mientras jugueteabas con tus manos tocando mis senos y con tus dedos rozabas mis
pezones sobre el bra….


Te acercaste mas hacia mi, y abrí mis piernas para sentirte
mejor, podía sentir la dureza de tu pene a través de tu bóxer en mi vagina
desnuda, estaba muy húmeda, tanto que pudiste sentirlo en tu pene, aun con el
bóxer puesto, empezaste a mover tu cuerpo hacia arriba como si me estuvieras
penetrando y me besabas al mismo tiempo, yo solo me sostenía de los músculos de
tus brazos tan duros…Me preguntaste…


 


Tu crees que sea tiempo?


No, sabes que hasta el matrimonio, y si tu no vas a ser mi
esposo entonces no… te conformaras con sexo oral OK? -Dije


Estaba demasiado caliente, quería sentirte dentro pero no
podíamos y quería sentir tu pene en mi boca, no podía contener el deseo de
sentir tu pene caliente entrando y saliendo de mi boca, por lo que te detuve y
te hice hacia atrás, quitándote el bóxer con desesperación; oliendo tu pene
primero y luego besándolo con los ojos cerrados, sentía como la sangre corría
mas rápido por mi cuerpo, y como mis pezones se paraban mas, era un deseo
incontrolable de darle placer al hombre que amaba… con los ojos aun cerrados le
di lenguetazos a tu pene y lo introduje en mi boca muy despacio primero
calentándolo con mi propio calor y luego lentamente lo rodeaba con mi lengua,
disfrutando cada parte de tu pene en mi boca….


Mientras te chupaba el pene, masajeaba tus bolas lentamente,
jalándolas un poco como sabia que te encantaba…. Cambiando la chupada de tu pene
a la parte de en medio de tus bolas y tu ano, donde te volvías loco… subía
chupando tus bolas y deslizaba mi lengua desde tus bolas hasta la cabeza de tu
pene… para seguir chapándolo por completo otra vez jalándolo al mismo ritmo.


Me pediste que me cambiara para hacer 69 y yo encantada, me
volteé abriendo mis piernas enfrente de tu cara bajando lentamente mi vagina
hacia tus labios, desesperado buscaste mi "conejito" y lo comiste como loco…
mientras yo seguía entretenida con tu cosota!; aprovechando que estábamos así,
te chupaste un dedo, y lo metiste en mi ano sin preguntarme…. No dije nada, yo
seguía entretenida con tu mounstro… metías y sacabas cada vez mas rápido tu dedo
de mi ano, y me quitaste y dijiste no puedo mas… "Quiero cojerte por el culo"
-dijiste!. Parándome de la mano…


Estas loco? Pero, me va a doler –Te dije


Solo poco, parate, aparte no te estaría quitando la
virginidad, si no nos casamos nadie se dará cuenta que hiciste eso –Dijiste
jalándome hacia a ti, y besándome mientras que con tu dedo masajeabas mi ano
preparándome para lo que seguía…


Ahh ahh –Tu dedo se sentía tan bien en mi ano, pero un poco
doloroso


Realmente me va a doler mucho, no quiero –Te dije, negándome
al placer que sentía y entregándome al dolor.


Tu solo relájate, OK? –Me dijiste mientras seguías con un
dedo en mi ano, y besabas mis labios de la manera mas rica y caliente que jamás
lo habías echo…


NOO! Espera eso me dolió mucho –Los besos eran ricos pero el
dolor que sentí en ese momento fue muy fuerte… me jalaste hacia a ti otra vez
besándome aun mejor, mientras metías mas fuerte tu dedo, pero esta vez no
importo tanto porque era mas el placer que el dolor…


Lista? –Me preguntaste…


OK… - Dije -Voltéate de perrito como en las películas
–Dijiste…


Me voltee de "perrito" haciendo mi cabeza hacia atrás,
dejando que mi cabello volara hacia mi espalda, tambaleando mis piernas
esperando tu pene dentro de mi, el hecho me excitaba muchísimo, era algo nuevo
para mi, no sabia que sentir, pero la excitación era muy grande, volteo a verte,
haciendo mi cabello a un lado y veo como estas masturbándote con lubricante, de
una forma tan rica que hace que me muerda los labios, esperando deseosamente me
cojas en ese momento, sintiendo mi virgen vagina como súper húmeda.


Me jalaste hacia a ti de la cintura con tus manos grandes y
blancas; abriste un poco mis nalgas poniendo tu pene lleno de lubricante sobre
mi ano, metiste lenta pero muy lentamente la cabeza de tu pene; fue doloroso,
pero muy cachondo a la vez, algo súper nuevo, mil sensaciones diferentes en mi
mente, en mi cuerpo, sentí como desgarraste mi ano… me preguntaste si estaba
bien, pero no respondí, por lo que tu te empujaste mas adentro, haciendo el
dolor aun mas fuerte, al punto de llorar, pero al mismo tiempo la lujuria
recorría mi mente… no era tanto mi placer sexual si no el placer de complacerte,
aunque estuvieras desgarrándome por dentro…


Seguías, cada vez mas rápido y mas profundo, el dolor empezó
a cambiar a placer, muy lentamente, te inclinabas hacia mi besando mi cuello y
tocando mi pechos, eso me encantaba, era lo que me hacia seguir, el oír tu
respiración acelerada, y sentir tu cuerpo caliente me hacia olvidar el dolor que
sentía, y de cierta forma la culpa, porque aun no estaba casada, y estaba
teniendo sexo, y que sexo!!! Súper cachondo, no tan placentero como me decían
que se sentía, talvez porque no era por la vagina…


Mientras me cojiias; con tus manos manoseabas mi clítoris y
tratabas de meter un dedo en mi vagina, lo cual no aceptaba y me movía para que
no lo hicieras…


Me empezaste a apretar mas fuerte de la cintura, y me cofias
mas fuerte, el dolor se hacia mas grande, pero tu lo hacías mas rápido, gemías
mas fuerte, sabia que estabas cerca, quise ayudar y me moví hacia ti, para que
fuera aun mas fuerte la penetración, dolía muchísimo, pero a ti te encantaba, y
yo te amaba demasiando como para detenerte… sentí un cosquilleo en mi ano, algo
súper inusual, tu pene se ensancho, el semen salía por mi ano pareciendo no
importarle que tu pene estuviera dentro aun, salía por los lados, escurriéndose
hacia mi vagina, tu gemías de placer, yo sentía algo súper raro dentro de mi, te
tiraste de un lado, en donde no había tapete que te cubriera, yo adolorida me
acosté sobre el tapete, toda llena de tu semen en mi ano, y parte de mi vagina,
no sabia que hacer, me dolía mucho y tu no parecías inmutarte…


Y pensé… Al menos cuando me case seguiré siendo virgen…
mirando a mi novio tirado en el bosque totalmente satisfecho… eso me lleno de
alegría…


Escrito por Dominica


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 5
Media de votos: 4.40





Relato: La Marquesa
Leida: 17387veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis