webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Una niña de 15 años


 


Relato: Una niña de 15 años

  

Son las tres de la mañana, mis ojos están cansados y mis
parpados empiezan a caer, sentado en una silla, solo en mi habitación frente a
la pantalla de mi ordenador. Acababa de despedirme de la chica que hace unas
semanas conocí a través de un chat, y pensaba en ella, en el silencio de la
noche, en sus palabras que poco a poco penetraban en mi mente, y me encontraba
cansado después de excitarnos durante horas a trabes de las palabras y las
imágenes de web-cam. Cerré los ojos y recordaba las curvas de su cuerpo en la
pantalla de mi ordenador, la forma de sus pechos y el color rosado de sus
labios. Lentamente baje la mano por mi cuerpo y la introduje en mi pantalón,
note que mi polla tenia una nueva erección pero me encontraba cansado para
pensar en masturbarme y sin dejar de pensar en ella me dormí.



Me llamo Carlos y vivo en un pueblo pequeño de la provincia
de Segovia, tengo 22 años, soy un chico bastante normal; moreno con los ojos
oscuros, delgado y no muy guapo.


Hace unas semanas, después de leer en una pagina de Internet
que había gente que se enamoraba a través de la red, decidí entrar en una sala
de chat, pensando que simplemente pasaría un rato agradable y podría hablar con
alguna chica simpática, después de varios intentos y encontrarme con gente de
todo tipo, decidí que por hoy era suficiente sesión de chat, así que iba a
desconectar cuando ella apareció en la pantalla, saludándome cortésmente, la
respondí y empezamos una conversación que duro varios horas, me hablo de su
vida, sus amigos e incluso de algún secreto que tenia guardado. Su nombre era
Lorena, era de Madrid y tenia 15 años, esto al principio me asusto un poco,
porque pensé que era un poco cría, pero comprendí que para hablar y pasar el
rato, la edad era indiferente.


Finalmente nos despedimos, pensé que sería la típica
conversación y que nunca más volvería hablar con ella, pero me confundí, al día
siguiente tenia un e-mail en mi buzón, lo abrí y era de Lorena, me contaba que
se lo había pasado muy bien conmigo, que parecía una persona simpática y que la
había caído bien y adjuntaba una fotografía suya, un calor me recorrió por el
cuerpo y la curiosidad hizo que rápidamente abriera su foto y ella apareció en
mi pantalla. Era una niña muy mona, una cara de ángel, con su piel muy blanca y
unos labios rosados que destacaban en su rostro, sus ojos eran negros y lucia
una cabellera larga de color castaño. Respondí a su e-mail enviándola una foto
mía y al día siguiente ella me respondió, diciéndome que era muy guapo y tenia
unos ojos preciosos, además me indicaba que esta noche se conectaría, que
estuviera allí, el resto del día estuve nervioso esperando a que la noche
llegara, una vez hubo llegado, volvimos hablar durante horas. Así pasaron los
días, hablábamos a diario, nos compenetrábamos mucho. Un día empezamos la
conversación como de costumbre, contándonos que tal habíamos pasado el día, y
salio la conversación y me dijo que tenia web-cam, ella sabia que yo también la
tenia y que si quería podíamos vernos, pusimos la cam y allí apareció ella,
preciosa como en la foto, con un pijama de verano que bajaba notar sus pechos,
poco a poco la conversación se fue poniendo un poco más caliente, ella se
levanto la camisa, no llevaba sujetador y pude ver sus pechos, blancos como la
nieve, con unos pezones rosados, muy pequeños, eran los pechos mas hermosos que
había visto. En la conversación me explico que era el primer chico que los veía
puesto que aun era virgen, no pude verla más, porque se hizo tarde y al día
siguiente había que madrugar, nos despedimos y decidimos conocernos en persona,
yo tengo coche por lo que me desplazaría a Madrid y pasaría allí el fin de
semana, la idea la pareció sugerente y dijo que la apetecía mucho conocerme, y
que me enseñaría Madrid, ya que no lo conocía.


Los días pasaron despacio, cada noche hablábamos. Llegó el
día de conocernos, me desplace a Madrid y alquile una habitación en un hotel de
las afueras; pequeña pero muy acogedora, con una cama bastante grande para mi
solo, coloque la ropa en el armario, me duche y me dispuse a llamar por teléfono
a Lorena y quedamos en una plaza cercana al hotel.


Llegue un poco antes a la cita, me senté en un banco, encendí
un cigarro y miraba distante al horizonte hasta que Lorena apareció, se acerco y
antes de poder mediar palabra me dio un sonoro beso en los labios, acto que ha
mí me quedo un poco desconcertado pero que no di mayor importancia. Vestía un
pantalón vaquero ajustado que dejaba mostrar su figura, con un culo respingón y
una camisa azul de manga corta que hacia que sus pequeños pechos se notaran de
manera muy clara, sus cabellos estaban sueltos y lucia unos pendientes con aro,
estaba más bonita que por mi pantalla, a su espalda portaba una mochila no muy
grande que me explico que era la ropa para mañana, que les dijo a sus padres que
pasaría el fin de semana en casa de una amiga, me sorprendió porque no pensaba
que se quedaría conmigo.


Nos acercamos al hotel y dejamos su mochila encima de la cama
y salimos a dar una vuelta por la ciudad, llegamos a un cine, y después de mirar
la cartelera decidimos entrar a ver una película que hace poco que habían
estrenado, el cine estaba bastante vacío, cogimos unas palomitas y nos sentamos
en la fila del final. Observaba detenidamente la pantalla, hasta que sentí como
la mano de Lorena se colocaba en mi rodilla, la mire, mi miró y sonrió y
lentamente empezó a subir su mano, acariciando mi pierna, sentí como un
cosquilleo recorría mi cuerpo y como el calor me sofocaba, Lorena no dejaba de
mirarme, intente hacerme el despistado mirando la pantalla, pero sus manos
seguían su rumbo por encima de mi pantalón, sentía sus caricias en cada
centímetro de mi piel.


De repente sentí que colocaba su mano encima de la bragueta,
mi polla estaba ya erecta y eso pareció encantarla puesto que sus ojos mi
miraron mas abiertos que antes, apretaba con fuerza su mano, recorriéndola toda
ella. Sabia que ya era inevitable que dejara de tocar, ella sabia que me gustaba
y pensaría que si no hubiese querido la hubiese quitado la mano nada más
ponerla, así que intente olvidar su edad y perderme con ella en un mondo de
fantasías, así que puse mi mano en su mejilla, me incorpore y mirándola los ojos
la bese, nuestras calidas lenguas se fundieron en una sola, su saliva era la
mía, su falta de experiencia se hacia patente; intente que aflojara sus labios,
que me cediera su lengua y se dejase llevar, pase mi lengua por sus labios, roce
sus dientes, pude ver en ella su cara; con sus ojos cerrados, aprendiendo a
besar y ser besada, mientras con su mano seguía frotando mi pene, deseosa de
poseerlo.


Lorena se incorporo hacia mi vientre, pude notar como sus
dedos bajaban la bragueta de mi pantalón y como su mano entro dentro del
pantalón para poder sacar así mi polla, su cara cambio, me miro y dijo que no
pensaba que fuese tan grande, volvió a dirigirse hacia mi polla y paso
suavemente la punta de su lengua por mi glande, su saliva ardía en mi miembro,
su mano acariciaba mis huevos y poco a poco fue introduciéndosela en la boca, mi
excitación era evidente, la película ya no podía seguirla, el placer producido
entre mis piernas me evadía del mundo real y solo deseaba poder gemir, perderme
en el tiempo y en el momento. Jugaba con su lengua, bajando y subiendo
rápidamente, haciéndome sentir, pese a su inexperiencia una satisfacción de
placer y dolor debido al roce en ocasiones de sus dientes, pero no la dije nada,
quería que siguiera, que aprendiera a comer una polla y disfrutara del momento.
Note palpitaciones dentro de mi, mis músculos se contrajeron y sentí que me iba
a correrme, agarre a Lorena por sus cabellos y fuertemente la dirigí hacia mí,
metiéndola la polla casi enteramente en la boca, y derramando en su garganta
toda mi leche, que salía a borbotones por la excitación del momento.


Una vez termino y se limpio un poco con un pañuelo, me beso,
me pregunto que si me había gustado a lo cual respondí afirmativamente, se
recostó en mi pecho e intentamos ver el final de la película.


Salimos del cine, me agarro de la mano y quiso que nos
fuéramos al hotel, una vez hubimos llegado, me tumbo en la cama y poco a poco se
fue desnudando para que yo la viese, moviéndose de manera exuberante empezó a
levantar su camisa lentamente, parándose a la altura de los pechos para
posteriormente quitársela completamente, dejando ver su sujetador violeta,
marcándose en el los pequeños pezones. Se desabrochó uno a uno los botones del
pantalón, mirándome de reojo y viéndome en la cama recostado, exhausto por lo
que allí estaba ocurriendo, se quito el pantalón, unas bragas a juego con el
sujetador que tapaban su coño, notándose en el ellas la humedad de su raja y
viéndose a su través el bello que había debajo, bailaba muy sensual, sus
delgadas caderas hacían que mi erección fuese cada vez más pronunciada.


Me desabroche los pantalones y empecer a masturbarme, acto
que izo que Lorena mirara fijamente hacia mi polla, disfrutando con cada
movimiento que mi mano producía, se desabrocho el sujetador, y vi por una vez,
pero esta vez en vivo unos pechos exquisitos, pequeños con unos pezones
colorados dignos de admiración, coloque sus manos en sus bragas y las bajo de
golpe, descubriendo su coño, quedando desnuda y a merced mía, sintiéndome
obligado a hacerla disfrutar como nunca.


Se recostó en la cama, una dulce niña florecía y solo yo
podría desvirgarla, me desvestí por completo y me coloque encima de ella,
lamiendo sus pechos y jugando con sus pezones, bajando suavemente con el fin de
encontrar su coño, una vez llegado, lamí con crudeza, sus gemidos me agudizaban
pero me animaban a seguir comiéndome un coño puro, sensible y suave, utilizando
todas mis técnicas para que sus gritos fueran más pronunciados.


Una vez hube terminado, la mire, su cara de satisfacción me
animo, su sudor en la frente y su jadeo continuado, respirando rápidamente, la
incorpore hacia la almohada, poniéndola de rodillas y metiendo solo la punta de
mi polla por un agujero que nunca había sido explorado, sus gemidos aumentaron,
me dijo que parara que era dolor mas que placer y aun solo tenia metida la
punta, me excitación era enorme y no podría parar en esa situación así que de un
solo golpe la penetre hasta el final sintiendo en mi polla todo su calor, a lo
que ella dio un grito estremecedor y sus lagrimas salieron de sus ojos y
corrieron por sus mejillas, atacaba con nuevas embestidas, dando tan fuerte como
podía, quería que esa puta gimiera para mi, que fuese el mejor polvo que nunca
tendría. Sentí que iba a correrme, la avise, que la sacaría y ella me lo hiciera
fuera, de un golpe salí, Lorena me agarro la polla con su pequeña mano e intento
moverla lo mas rápido que pudo, hasta que toda mi polla reventó de placer y
vertí mi leche en sus pechos.


Lorena se quedo inmóvil en el cama y se durmió hasta el día
siguiente, la lleve a su casa y volví a mi pueblo, pensando que una niña de 15
años había conseguido que me corriera como nunca me había corrido y conseguir
así el mayor orgasmo hasta el momento.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 44
Media de votos: 8.07





Relato: Una niña de 15 años
Leida: 38794veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis