webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Novita y Shishuka, los amantes


 


Relato: Novita y Shishuka, los amantes

  

Novita regreso a casa tarde ese día, ya que le habían
castigado después de las clases (como de costumbre) por no haber traído hechos
los deberes del día anterior.


En cuanto entró, dejó los zapatos en una esquina y tras
pedirle a su madre varias veces la merienda, sin obtener respuesta por parte de
esta, comprobó que estaba solo, pues Doraemon le había dejado una nota en la que
ponía que regresaría tarde, que tenía que ir a los grandes almacenes del futuro
a arreglar la puerta mágica, que se había estropeado.


Subió a su cuarto y se tumbó en el suelo, recordando lo que
le pasó antes, en la escuela:


Estaban en el patio, y su amiga Shihuka tropezó y se cayó.
Llevaba puesta una falda corta, y al caer, esta se le levantó, dejando al
descubierto el generoso trasero de la chica. Novita estaba en ese momento justo
detrás de ella, con la mirada perdida en el horizonte, sin pensar en nada
especial, pero el grito que dio Shishuka bastó para sacarle de su emparramiento.
Al ver ese pandero majestuoso, la polla del chico reaccionó, poniéndose dura al
instante. Novita fue a socorrer a su amiga, disimulando como difícilmente pudo
su erección.


Shi: Gracias Novita, tropecé con esa piedra y me caí.


Nov: ¡Pero Shishuka, si te has hecho una herida en la
rodilla!


Shi: No es nada, de verdad.


Nov: Será mejor que te lleve a la enfermería, no sea que se
te infecte.


Shi: Pero...


Antes de que la chica se diera cuenta, Novita la agarró en
brazos, sacando la fuerza de a saber donde, y la llevó a la enfermería.


Novita estaba que no se aguantaba. Su polla rozaba
constantemente el culito de Shishuka, y eso hacía que se pusiera nervioso, no
fuera que ella se diera cuenta y se enfadara (menuda es esta chiquilla cuando se
enfada); y por otro lado, crecía en Novita un deseo antes desconocido de
desnudarla ahí mismo y poseerla sin compasión.


Finalmente llegaron a la enfermería. La dejó en el suelo y
salió corriendo, diciendo que necesitaba ir al servicio, a hacer pis.


Y así fue, pero lo que Novita hizo fue hacerse una paja de
esas que hacen historia; estuvo los 30 minutos que quedaban de recreo
estrujándosela.


Al recordar estos hechos, su verga se puso tiesa otra vez.
Estaba deseando pajearse de nuevo, pero entonces pensó: ¿Por qué voy a pajearme,
teniendo el motivo de mi excitación tan cerca, manzana abajo?


Si, estaba decidido, debía follarse a Shishuka hoy mismo. El
problema era que ella no se dejaría penetrar tan fácilmente (se imaginó a si
mismo en la puerta de la casa de Shishuka diciendo "hola, quítate la ropa que
voy a follarte" y esa escena le provocó risa y otra erección, porque había algo
de morbo en ella).


Entonces se acordó del bolsillo mágico de repuesto que
Doraemon siempre guarda en el armario, debajo de los edredones. ¿Estaría aún
ahí?


Abrió el armario, rebusco entre la ropa, y, ¡premio! Ahí
estaba el bolsillo. Algo tendría que haber en él que le permitiera follar sin
que ella lo note.


Encontró el reloj mágico, que pulsando un botón, el tiempo se
paralizaba, pero él seguiría consciente.


Ya lo había usado otras veces, para colarse en casa de
Gigante sin ser visto, con la intención de recuperar algún objeto robado. Sabía
que las personas paralizadas no se quedaban totalmente tiesas, pues de haber
sido así, difícilmente hubiera podido tirarse a Shishuka, si se quedaba dura
como un mueble.


Si, con ese aparato bastaría. Pero Novita se quedó mirando el
bolsillo un momento y pensó: ¿Cómo le sentaría a Shishuka tener las tetas más
grandes?


Volvió a buscar en el bolsillo y encontró dos lupas, una con
el mango naranja y la otro verde.


Esas lupas agrandaban (la naranja) y encogían (la verde) el
tamaño de todo aquello que se mirara directamente a través de ellas. Quizás
funcione en su amiga...


Antes de salir, Novita comprobó si las lupas funcionaban. Se
bajó los pantalones y sacó su polla al aire. Esta aún estaba algo erguida, pues
todo lo que estaba pensando hacerle a su amiga le ponía cachondo.


Se miró con la lupa naranja, y sintió un cosquilleo en la
polla, la cual empezó a crecer al instante. Pasó de sus ridículos 11 cm a
convertirse en una magnifica verga de 25 cm. Shishuka iba a gozar, aunque no
tuviera constancia de ello, por estar paralizada por el efecto del reloj.


Ir por la calle así no era práctico, así que sacó la lupa
verde y se miró con ella. Su polla regresó al instante a su tamaño normal.


Se guardó en los bolsillo las lupas y el reloj, sacó su
gorro-coptero y salió por la ventana, derecho a casa de Shishuka.


Al acercarse, miró por la ventana. La chica estaba ante su
mesa, haciendo los deberes, como todo buen estudiante. Entonces Novita sacó el
reloj y apretó el botón.


Todo se congeló al instante. Nada se movía. Un pajarillo que
volaba a su lado se quedo flotando ahí, paralizado. Los transeúntes se
detuvieron al instante. Todos estaban quietos, y él podía hacer lo que quisiera.


Entró por la ventana, movió la silla donde Shishuka estaba
sentada y la tumbó en su cama. Con cuidado, la desabrochó la camisa. La niña no
era totalmente plana, pues tenía dos diminutos bultitos, síntomas de que la
pubertad lo primero que quería cambiar en ella era el tamaño de los pechos.


Sacó las lupas. Agarró la naranja y dejó la otra encima de la
mesa. Entonces miró la teta izquierda, Esta empezó a crecer rápidamente. Después
miró el pezón izquierdo, para que su tamaño fuera proporcional. Repitió la
operación con el otro pecho.


Shishuka era ahora una niña de 11 años con un pecho de talla
110, más o menos.


La polla del chico quería salir de su prisión, pues estaba
que no se aguantaba. Novita la dejó libre y se la miró con la lupa hasta que
tuvo el tamaño de antes.


Lo primero era masajear esas dos montañas que tenía delante.
La sensación que tienen las manos al tocar un pecho de semejante tamaño es
indescriptible. Lugo probó a besar el otro pecho. Chupó el pezón de la misma
manera que lo hace un bebe en busca de leche en el pecho de su madre.


Entonces oyó una voz que le decía:


-¿Te gusta tocarme?


Era Shishuka, que no estaba paralizada. Miró a Novita a los
ojos, pero no con deseos asesinos, si no más bien con los ojos que pone una
amante en el jugueteo previo al acto sexual.


Novita no sabía que decir. ¿Cómo era posible que el reloj
afectara a todo el mundo menos a Shishuka? La respuesta llegó pronto:


Shi: Doraemon me dijo que vendrías y que usarías ese reloj
para paralizarme, pues me dijo que al ir al futuro, tuvo que regresar un
momento, y te vio follándome, estando yo paralizada. Entonces me dio una
pastilla que me haría inmune a los efectos del reloj mágico.


Nov: Shishuka, yo...


Shi: Pero Novita, ¿por qué no me dijiste nada? Yo estaba
deseando que me hicieras sentir mujer desde que sentí el roce en mi culo de esa
polla que tienes, la cual has agrandado...


Novita no sabía donde meterse. La cabeza le daba vueltas,
¡resulta que sí que quería hacer el amor con él!


Shi: Lo que ya no me esperaba es que me agrandaras las tetas.
Ha sido una idea muy buena, viniendo de ti.


Shishuka estaba de pie, al lado de un espejo, contemplando
los pechos que Novita la había regalado. Se los sobaba a la par que decía:


Shi: bueno, ¿a que estas esperando?


Mientras decía eso, se bajó las braguitas, se recostó en la
cama y se abrió de piernas.


Novita se puso un condón que traía en el bolsillo, y movido
más por su polla y por sus instintos primarios, que por su cerebro, se acercó
hasta su compañera y guió su pollón hasta la entrada del coño de Shishuka.


Entonces ambos se fundieron en uno solo, desvirgándose el uno
al otro a la vez, en una cogida espectacular. Shishuka gritaba y gemía, con
mezclas de dolor por ser la primera vez que la penetraban, y placer por el acto
sexual.


Novita agarraba con una mano la cintura de ella, para poder
hacer fuerza mejor, mientras con la otra no soltaba uno de los inmensos pechos
de su amante.


Así estuvieron un buen rato, hasta que Novita no aguantó más
y se vino dentro de ella, pero no había peligro de embarazo, porque se había
puesto un preservativo. Exhausto por ser la primera vez, Novita se tumbó al lado
de su chica, uniéndose ambos en un apasionado beso. Ahí estuvieron un rato hasta
que Novita pensó que ya era hora de regresar.


Nov: Creo que debo irme ya, mi amor. Otro día vuelvo y lo
hacemos por detrás. Y ahora que sé que tu también me deseas, ya no volveré a
usar el reloj mágico.


Shi: Como quieras...


La chica se levantó y se dispuso a vestirse, pero la camisa
no le entraba, pues seguía teniendo unas tetas descomunales.


Shi: Novita, creo que deberías devolver mi pecho a su tamaño,
pues si no todos se van a extrañar un poco...


Nov: ¡Es verdad, qué despiste tengo!


La chica se reía, mientras él buscaba la lupa verde.


Nov: ¿Dónde la habré puesto? ¡-ya recuerdo! Sobre la mesa.


Se acercó a la mesa tan deprisa, que cuando la cogió, tropezó
y en un descuido, la lupa se calló al suelo, partiendose en mil pedazos.


Shi: Pero, y ahora, ¿me tendré que quedar tetona para
siempre?


Nov: Tranquila, hablaré con Doraemon, él tendrá algo con lo
que encogerlas, seguro...


Shi: Eso espero, porque, si no es así, ¿ qué voy a hacer con
estas tetazas?


Mientras decía esto, se las apretó y estrujó un poquito, cosa
que le levantó la polla a Novita otra vez.


Nov: Tranquila, mujer, que algo haremos. Mientras, procura
quedarte aquí, y que nadie te vea...


Shi: Si... Adios...


Entonces se colocó el gorro-coptero , salió por la ventana, y
en el aire, pulso de nuevo el botón del reloj mágico. La vida volvío a la
normalidad y todo el mundo seguía a lo suyo, pese a que Novita y Shishuka habían
estado juntos unas 4 horas...


Continuará...


 


 


Agradezco cualquier comentario o posible idea para futuros
relatos. Dirijanse a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Gracias por haberse molestado en leerlo


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 25
Media de votos: 9.20





Relato: Novita y Shishuka, los amantes
Leida: 9162veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis