webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Novita y Shishuka, los amantes (2: Final)


 


Relato: Novita y Shishuka, los amantes (2: Final)

  

De regreso a casa, Novita iba pensando qué podría hacer.
Debía decírselo a Doraemon, obviamente, pero, ¿qué iba a pensar este? Y lo que
es más importante, ¿podría solucionarlo?


Entró en su casa del mismo modo en que había salido, por la
ventana. Se quitó el gorro-coptero, puso la lupa agrandadora en la estantería,
mezclada con sus libros y demás cosas, y se sentó en el suelo a esperar a que
regresara Doraemon, pues aún no había vuelto. Justo en esa momento entró su
madre por la puerta y le invitó a que bajara a merendar. Novita aceptó, pues
estaba hambriento. Había estado toda la tarde con Shishuka (y recordemos que
habían detenido el tiempo, luego para él era más tarde de lo que en realidad
era)


Su madre había comprado una sandía, que en aquellos días
próximos al fin de curso y por lo tanto, al verano, era tradición comer en su
casa.


-"Es curioso (pensaba Novita), esta sandía parece pequeña en
comparación con los melones de Shishuka"


La sandia no era demasiado grande, pero los pechos actuales
de Shishuka bien podrían igualarla en tamaño.


Termino de merendar y regresó a su cuarto. Se sentó en el
suelo y esperó.


Mientras tanto, Shishuka se había quedado sola en su cuarto.
Novita la había agrandado el tamaño de sus pechos con un aparato de Doraemon
pero cuando quiso devolverlos a su estado normal, no pudo por que rompió la lupa
mágica.


La chica cerró su cuarto con llave, para que nadie entrara.


Estaba aun desnuda por la parte de arriba. Ninguna de sus
camisas le quedaba bien, todas la oprimían el pecho. Se puso una camiseta que,
al ser la tela más elástica que una camisa, le quedaba bien.


¿Qué haría si Doraemon no tenía solución? Pensar en eso la
asustaba...


-"¡Pero cómo puedo pensar en estas cosas! (se decía a si
misma, dándose golpes en la cara, intentando reaccionar), Doraemon tendrá algo,
seguro..."


No podía parar quieta. Tenía las manos en la espalda, para
que la hicieran de contrapeso, mientras daba vueltas en círculos por la
habitación.


En una pared tenía un espejo lo bastante grande como para
poder verse entera. Se acercó a este. El movimiento que sus pechos producían al
andar la gustaba, y llegó incluso a excitarse al ver su reflejo, pues era una
niña, después de todo, pero con unas tetas que serían la envidia de todas sus
amigas.


Entonces pensó: -"Quizás debiera quedarme así algún tiempo"


Se puso de perfil, se toco con una mano las tetas,
elevándolas, y después acarició sus pezones. Estos se pusieron duros,
sobresaliendo ligeramente.


-"La verdad es que así estoy muy bien"


Las curvas que dibujaba su cuerpo eran espectaculares;
abultamientos arriba, cintura delgada pero firme, y un trasero que no había que
retocar. Si, estaba increíble...


Entre tanto, en la habitación de Novita, se abrió el cajón
del escritorio. Era Doraemon, que había ido al futuro, a los grandes almacenes,
para reparar la puerta mágica, que se había estropeado.


Encontró a Novita sentado, con brazos y piernas cruzados, los
ojos cerrados, y una expresión poco tranquilizadora en el rostro.


-"¡Hola, Novita! ¿En qué piensas?¿Ha ocurrido algo malo?¿Has
vuelto a suspender?"


-"Hola Doraemon. No, no es eso, veras..."


-"¿Qué...?"


Novita le contó lo que había ocurrido; que se decidió a
follar con Shishuka pero como no sabía si ella se iba a dejar, le cogió el reloj
mágico y las lupas agrandadora y reductora, para jugar con el tamaño de las
cosas, y que cuando quiso devolverlo todo a la normalidad, la lupa verde se le
rompió, y que Shishuka ahora era una chica tetona.


-"¡¡¿¿QUÉ HAS HECHO QUÉÉÉÉÉÉÉ!!??"


-"¿Y qué podemos hacer, Doraemon, podremos destetonar a
Shishuka?"


Doraemon se cruzó de brazos, cerró los ojos, y se puso a
pensar en voz alta:


-"Está claro que tengo que intervenir. Esta situación solo
podría resolverla uno de mis aparatos, ... , ¡Ya sé!"


-"¡Si!, ¿y qué vas a sacar?"


-"¡INSTRUCCIONES DE USO!"


Novita se sorprendió tanto que se cayó de espaldas al suelo.


-"¡Pero cómo se te ocurre sacar eso!, ¡no se supone que
deberías saber usar tus aparatos perfectamente!"


-"Y sé usarlos, pero esta situación es una emergencia, y
quizás venga algo aquí que nos ayude"


Estuvo mirando las instrucciones un rato, cuando dio un grito
y las soltó de golpe.


-"¿Pero qué pasa?"


A Doraemon le temblaba la voz y estaba pálido:


-"Pone que estas lupas se complementan la una a la otra, y
que ningún otro aparato podrá alterar el tamaño de lo que ellas cambien"


-"Entonces,¡¿Shishuka se va a quedar así para siempre?!"


-"Eso me temo"


Un rayo le recorrió la espalda. Shishuka ya no le hablaría
nunca, y posiblemente estaría enfada ahora mismo...


Se puso a llorar a mares cuando Doraemon le dijo:


-"Quizás no podamos devolver a tu amiga a su estado normal,
pero sí hay algo que podemos hacer. Vamos a su casa. Te lo explicaré allí."


Ambos se pusieron sendos gorro-copteros y salieron volando,
rumbo a casa de Shishuka.


Mientras ocurría esto, ella estaba gozando con su nuevo
cuerpo. Le gustaban demasiado sus tetas. No podía deshacerse de ellas.


Se había vuelto a quitar la camiseta y jugueteaba con sus
pezones. La excitación la producía pequeños orgasmos que no podía, mejor dicho,
no quería evitar. Se metía un dedito en su coño, toqueteaba su clítoris, y
teniendo las tetas tan grandes, se las podía llevar a la boca. Chupaba uno de
sus pezones, y lo hacía con tanta gracia y salero, que de estos brotó leche.
Estaba merendando su propia leche...


Pero el placer no podría durar siempre. Tarde o temprano
llegarían Novita y Doraemon con algo para devolverla a su estado normal. Debía
pensar en una buena excusa, para que la dejaran seguir así. Pero Doraemon no
sería fácil de convencer; Novita era el responsable de que ella se encontrara
así, pues fue idea suya, él no podría oponerse; ninguno de sus compañeros de
colegio se opondría a convivir con una chica así, y ella sería la envidia de
todas sus compañeras. Pero Doraemon era un robot. A él no podría "chantajearle"
usando sus nuevos encantos, pues Doraemon no podría tener relaciones sexuales
con ella. ¿Qué hacer?


Se volvió a colocar la camiseta y se sentó de espaldas a la
ventana, pensando en una manera de convencer a Doraemon.


En eso que oyó la voz de Novita que gritaba desde fuera.


Entró primero Novita, seguido de Doraemon. Shishuka se dio la
vuelta para saludarles. El bamboleo de sus pechos al moverse y menear el brazo
para saludar consiguió levantarle la polla a Novita. Doraemon no cabía en sí.
Aunque un robot, era chico, y estaba programado para sentir como un chico. Se le
puso una cara digna de ver. Los ojos miraban pícaramente a las tetas de la niña
y algo salió de entre sus diminutas piernas.


-"¡Doraemon! (dijo Shishuka) ¿Tu también tienes polla?"


-"No, no es eso. Es una extensión de mi cuerpo a la que van a
parar mis sistemas nerviosos artificiales, y de verte a ti, la sobrecarga de
datos a provocado algo parecido a una erección.


Shishuka no sabía si sentirse halagada u ofendida, pues se
estaba convirtiendo en una puta.


El "instrumento" de Doraemon era increíblemente parecido a
una polla humana. Era un tubo con un capuchón al final, de un color rojizo. Ahí
residía el sistema nervioso de Doraemon, y el más leve roce, le excitaba.


Doraemon se acercó a Shishuka. La agarró por detrás y la miró
a los ojos diciéndola:


-"¿A si que quisiste follar con Novita? ¿y yo qué? Sabes de
sobra que siempre que hemos podido él y yo te espiábamos. ¡Él y YO! ¡Yo también
quiero sentirme dentro de ti."


-"Doraemon, haberlo dicho"


Se quitó la ropa y completamente desnuda, se tumbó en la
cama. Ahí se abrió de piernas y le dijo a Doraemon:


-"Y a qué esperas, entonces?"


-"¡No os olvidéis de mi! dijo Novita, quien se había quitado
también la ropa y se acercaba a la cama.


Iban a formar un trío. Doraemon se la follaría por delante y
Novita, tal como le había prometido antes a Shishuka, se la tiraría por detrás.


Doraemon guió se miembro con la mano hasta la puerta del
tesoro escondido de Shishuka. Una vez en ese punto, empezó a introducirla en el
coño de la chica lentamente, para que no sufriera.


-"¡¡Umhh!! ¡¡Doraemon!! ¡¡Qué maravilloso es esto!! ¿¿Cómo
nunca antes nos habíamos enterado de que tenias ese maravilloso pene??"


-"¡¡Lo escondía, me daba vergüenza enseñarlo!! ¡¡Aggh!!"


Doraemon aceleraba poco a poco el ritmo de sus embestidas,
hasta que no se contuvo más y estalló. Llenó a Shishuka de unos líquidos
Blancuzcos de aspecto aceitoso. La chiquilla le correspondió con un orgasmo.


-"Tranquila, es solo aceite que se me a escapado, pero con un
poco de agua se te irá fácilmente"


En eso que Shishuka se puso de pie, cuando sintió don manos
que la acariciaban los pechos. Era Novita, que se había puesto detrás de ella.


Se disponía a meterle la polla por detrás. Con tanto
toquetear las tetas de Shishuka, esta notó venir otro orgasmo y tuvo que
arrodillarse, en una postura ideal para ser empalada por el culo.


-"Despacio, por favor. No olvides que mi culo es aún virgen"


-"No te preocupes. Iré con cuidado."


Puso la punta de su pene en el ano de Shishuka y apretó
lentamente. Casi no entraba. Estaba demasiado duro.


-"Doraemon, ayúdame, no consigo que entre"


Doraemon se puso detrás de él y le dio tal empujón, que la
verga del chico entró de lleno en Shishuka. La niña sentía una mezcla de dolor
por la violencia de la cogida, con un placer intenso. Recordemos que Novita se
había agrandado también su polla, y que a la hora de reducirla, se encontró con
el mismo problema.


Novita permaneció así un rato, dando por culo a su amiga.


Cuando ya no aguantó más, llenó el culito de Shishuka con su
semen pringoso. La polla salió con un pequeño hilito de sangre, pero ella estaba
bien.


Shishuka estaba exhausta, pero su amante parecía no haber
tenido bastante.


Novita tumbó a Shishuka en la cama y colocó su polla entre
las tetas de ella. Y así, en esa postura, estuvieron un buen rato, hasta que
Novita se corrió de nuevo. Lo hizo de tal manera que todo el chorro de semen
entró en la boca de Shishuka, el cual ella se tragó, disfrutándolo, como quien
disfruta un helado un día de verano.


Cuando por fin se tranquilizaron, Shishuka dijo:


-"Doraemon, he disfrutado mucho con mis pechos y no deseo que
me los reduzcas. Ya sé que no estarás de acuerdo, pero si queréis, podéis
pasaros por aquí todas las tardes y nos montamos un trío tan maravilloso como el
de hoy..."


A lo que Doraemon contestó:


-"Veras Shishuka, en realidad no puedo devolver tu pecho a su
tamaño. Pero tras lo de ahora, aunque pudiera no lo hubiera hecho."


-"Pero, ¿y que voy a hacer yo?¿Qué le digo a mi madre?"


-"Tengo una solución para el problema. A ver qué os
parece..."


Se metió las manos en el bolsillo mágico y sacó un frasco con
unos polvos de color rosáceo.


-"Veréis, si se les dice algo a estos polvos, y luego se
esparcen por el aire, todas personas creerán lo que se les ha dicho a los
polvos, aún cuando esto sea mentira. Podemos decirles que tu pecho sigue siendo
el de siempre, y así nadie reparará en el tamaño de tus tetas."


Ambos jóvenes asintieron. La solución les parecía buena.
Shishuka seguiría con sus enormes tetas y todo el mundo pensaría que siguen
siendo igual de pequeñas que siempre.


-"El problema es que si hiciéramos eso, nosotros tres también
pensaríamos así. Pero no os preocupéis, tengo estas cápsulas que una vez
ingeridas, nos harán inmunes a los efectos de este aparato"


Y así lo hicieron. Se tomaron las cápsulas y esparcieron los
polvos mágicos por todo el Japón gracias a otro aparato de Doraemon.


Pero tenían que comprobar si había funcionado. La madre de
Shishuka aún no había regresado de la compra. En cuanto entró, bajaron y rezaron
para que hubiera funcionado.


La madre saludó a Novita y a Doraemon, besó a su hija y no
mostró ningún síntoma de haberse percatado del cambio en su hija. Los polvos
habían funcionado.


Subieron de nuevo a la habitación de Shishuka y Doraemon la
prestó un invento con el que podría adaptar el tamaño de todas sus prendas al de
sus tetas, para que la ropa le pudiera valer otra vez.


Se despidieron, y Shishuka le dio un beso con lengua a
Novita. Pronto volvería con su amada para follar de nuevo...


Desde entonces, todos los días, Novita y Shishuka hacen el
amor al acabar las clases. Shishuka conservó sus grandes tetas y nadie lo supo
jamás.


FIN


Espero que les hubiera gustado el relato, y una vez más les
doy las gracias por leerlo.


Prometo escribir otros textos sobre otros personajes manga,
pues me encanta el dibujo japonés. Prometo escribir algo sobre Do-Re-Mi y quizás
sobre Ranma, y ya les informo de antemano que me encanta alterar el tamaño
natural de las cosas (ya me entienden) ;-)


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 86
Media de votos: 8.71





Relato: Novita y Shishuka, los amantes (2: Final)
Leida: 26227veces
Tiempo de lectura: 9minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis