webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: mi equipo de futbol me recordo ser mujer


 


Relato: mi equipo de futbol me recordo ser mujer

  Hola antes que nada quiero agradecer por los comentarios de mi primer relato una orgifiesta no planeada, a todas y todos muchas gracias.
Comenzare por decir que este relato no es mío, es de una amiga que me contacto después de leer mi relato y me pidió que publicara por ella, esto que le sucedió. Mas sin embargo como comentario personal puedo decir que el leerlo me gusto muchísimo y me causo gran placer.
Por cuestiones obvias el nombre real de mi amiga no se dará así como tampoco de ninguno de los que se mencionan en este relato.
Hola a todos quiero relatar una de mis experiencias, una que nunca pensé que pudiera pasarme, la aventura que estoy a punto de relatarles me pasó hace un año.
Soy Gisela, soy una mujer de 36 años con muy buen cuerpo (96-68-103), tengo un hijo de 18 años y desde hace 6 años, mujer soltera, y no porque mi esposo muriera o algo así, si no porque nos abandono a mí y a mi hijo.
A los 17 años aun cuando estábamos estudiando en la preparatoria quede embarazada y me case con Javier, el padre de mi hijo.
A esa edad no pensábamos en lo difícil que sería mantener a un bebé, ni lo costoso que seria, aunque teníamos el apoyo de nuestros padres, las cosas empezaron a ser difíciles cuando descubrimos los gastos que se tenían, a pesar de todos nuestros padres nos ayudaron muchísimo con los gastos y pudimos terminar la preparatoria.
Después de salir de la preparatoria pensar en la universidad era solo un sueño, yo no podía trabajar pues tenía que cuidar al bebé y Javier en ese momento ya mi esposo, trabajaba de lo que podía, vendía todo lo que se le ocurriera para poder sostenernos.
La verdad fueron días muy difíciles con muy poco dinero y sobre todo pocas cosas para nuestro bebé, así pasaron dos años hasta que un día un pariente de mi esposo que trabajaba para la secretaria de educación le ayudo entrar a trabajar a una escuela en un pueblo cercano a donde vivíamos y a mí me consiguió trabajo en una guardería donde además podía llevar a mi bebé y cuidarlo ahí mismo.
Poco tiempo después de entrar a trabajar pudimos rentar una casa cercana a nuestros trabajos y dejar de pagar pasajes y de viajar diario, así pasaron varios años donde todo nos iba mucho mejor, mi esposo llego a ser director de la escuela debido a cambios en toda la zona y por mi parte ya también trabajaba en la misma escuela donde estaba mi esposo y nuestros salarios nos alcanzaron para poder comprar la casa donde vivíamos, casa que aunque un poco pequeña era muy linda y en un lugar muy tranquilo, donde solo pasaban los vecinos pues ya que es una calle cerrada, la verdad eran días más tranquilos en lo económico y nosotros también nos sentíamos muy contentos con lo que habíamos logrado aun siendo muy jóvenes, no nos dábamos lujos pero vivíamos tranquilamente. A los 7 años de mi hijo ya lo dejábamos salir a jugar con sus amiguitos de la cuadra así que nos dejaba un ratito de intimidad que disfrutábamos mucho. La verdad no teníamos mucho más que desear pues todo nos estaba yendo de maravilla.
Un día por cuestión de trabajo mi esposo tenía que ir a la capital a dejar los reportes de fin de cursos y yo no iría pues aun tenia clases por impartir. Después de terminar mí turno pase por mi hijo y nos fuimos a la casa, a esperar a mi esposo. Paso el tiempo hasta dar las 5 de la tarde y no llegaba y ya empezaba a preocuparme, cuando recibo una llamada, era mi esposo, le pregunte si estaba bien y el porqué tardaba tanto, me respondió que le daba mucha pena el tener que decirme eso y no decirlo de frente, pero ya no regresaría mas, se había enamorado de alguien más y nos dejaría a mí y a mi hijo. Me decía que me dejaba suficiente dinero para no sufrir un buen tiempo y que en verdad lo sentía mucho y simplemente colgó.
Fue muy difícil para mí explicarle a mi hijo que su padre no regresaría, llore mucho y le hable a mis padres los cuales me apoyaron mucho nuevamente.
El cargo de director que mi esposo también abandono me lo otorgaron a mí, gracias nuevamente al pariente de mi esposo que muy apenado por lo que me hiso Javier me brindo todo su apoyo.
Pasaron los meses y logre el apoyo de todos los maestros y maestras de la escuela que en un principio no estaban muy contentos con mi nuevo cargo.
Mi hijo aprendió a vivir sin la estancia de su padre y yo intentaba llevarlo de la mejor manera intentando ser madre y padre al mismo tiempo. Le cumplía de vez en cuando uno que otro capricho e incluso hablaba con el de sus amiguitas, de quien le gustaba y claro le daba algo de educación sexual para que no comprometiera su futuro como a mí me paso.
Por mi parte mi vida sentimental y amorosa se detuvo casi por completo e incluso lo sexual dejo de existir, solo me preocupa mi hijo y hacerlo sentir lo mejor posible.
Mi hijo como decía antes salía a jugar con sus amigos, que por cierto eran 12 y formaron su equipo de futbol, cada fin de semana jugaban partidos y me gustaba mucho ir a verlos pues ya que me distraía un rato además de platicar con las mamás de los amigos de mi hijo.
Ya se acercaban vacaciones y al equipo de mi hijo los habían invitado a un partido a un pueblo que esta como a cuatro horas de camino, así que pensamos que después del partido nos quedáramos en una laguna cerca de ese lugar al que hiramos para hacer una comida, simplemente para pasarla bien un rato y regresar antes de oscurecer. Invitamos a los demás papás pero por diferentes motivos nadie acepto, así que mi hijo y sus amigos se decepcionaron un poco. Al ver la negativa de los demás padres les ofrecí a los muchachos y a los demás papás que yo los llevaría, solo que necesitábamos un vehículo grande para poder ir, así que le ofrecí a uno de los padres de los amigos de mi hijo que le dejaba mi auto y él me prestara la camioneta familiar que tenia para que cupiéramos todos. Cosa que acepto sin problemas.
A una semana de nuestro viaje, en el partido de futbol, mi hijo salió lastimado en una jugada con otro chico del otro equipo. En la consulta con el doctor dijo que necesitaría reposo total por lo menos 20 días, por lo que el viaje se cancelaria. Todos sus amigos le dieron su apoyo y decidieron que no iríamos al viaje, pero mi hijo no acepto y pidió que yo los llevara y que él se quedaría el fin de semana con sus abuelos (ósea, con mis padres), este fue un gesto de amistad que me hiso sentir muy orgullosa de mi hijo pues ya que no dejaría que sus amigos se perdieran de ese viaje por su lesión.
Paso la semana y el sábado muy temprano llegaron mis padres para llevar a mi hijo a su casa, mientras yo preparaba junto con mi vecino la camioneta y subíamos las cosas que llevaríamos, mientras llegaban todos los amigos de mi hijo que apenas si formaban el equipo de futbol. Me despedí de mi hijo, él se fue con mis padres y yo subí a la camioneta junto a los chicos para llevarlos al partido.
Cabe decir que al ser días muy calurosos yo llevaba puesto una blusita de tirantes escotada que dejaba ver un poco la forma de mis senos (de 96 cm) y una falda tipo escocesa arribita de las rodillas, los demás chicos ya iban preparados con su uniforme del equipo, la plática en el camino fue de lo más común, y de hecho me limitaba a hacer solamente algunos comentarios a la plática que hacían los muchachos pues ya que son muy divertidos y disfrutaba mas de escuchar las cosas que decían.
Llegamos al lugar, jugaron su partido el cual por desgracia no pudieron ganar y posteriormente nos trasladamos a la laguna donde queríamos hacer la comida. Al llegar al lugar quede maravillada pues estaba muy bello todo, contaban con cabañas rodeadas por el bosque que hacía del lugar algo muy lindo para pasarla con la familia o con la pareja en caso de los novios y yo en mi caso con los muchachos.
Preparamos la comida, y la verdad lo pasábamos bien pero extrañaba a mi hijo, todo transcurrió normal hasta la 6 de la tarde cuando empezaba a oscurecer y decidimos guardar las cosas en la camioneta para ir de regreso
Pero cuál fue nuestra sorpresa que al estar subiendo las cosas uno de los muchachos se dio cuenta que dos de las llantas de la camioneta estaban ponchadas. Rápidamente fui en compañía de dos de ellos a buscar alguien que nos pudiera ayudar pero al estar a 40 minutos de camino al poblado no tendríamos mucha suerte con pedir ayuda, así que fuimos a la casa más cercana para ver que podíamos hacer. El señor que nos atendió dijo que sería imposible conseguir quien arreglara las llantas pues ya que no había nadie cerca que lo hiciera, solo hasta el pueblo y el no tenía ningún vehículo para llevarnos a que repararan las llantas y lo único que podía hacer por nosotros era rentarnos una de las cabañas para quedarnos y al día siguiente cuando amaneciera poder ir al pueblo a pedir ayuda. Cosa que aceptamos y únicamente avanzamos un poco más para obtener señal en los celulares y avisar a las familias de los muchachos y a mi hijo que llegaríamos al día siguiente por el problema con la camioneta e informales que nos queríamos en las cabañas del lugar.
Regresamos con el señor que nos rento la cabaña para que nos vendiera algunos cerillos, algo de café y nos prestara algún recipiente para poder prepararlo. Al regresar con los demás muchachos les informamos que nos quedaríamos en una de las cabañas
Lógicamente no íbamos preparados con mas ropa que la que teníamos puesta, cosa que no era mucho problema pues aun cuando ya no había sol, el calor que aun se sentía era suficiente como para poder estar con la ropa que teníamos sin pasar frio, en ese momento decidimos hacer una fogata y hacer un tipo de lunada aprovechando que ya estábamos ahí y no nos iríamos hasta otro día.
Todo estaba pasando tranquilamente hasta que uno de los muchachos propuso que hiciéramos algún juego como girar la botella o algún otro, y realizar castigos o revelar secretos, la verdad es que les pareció buena idea, al ser la única mujer y además madre de su amigo creyeron que no querría jugar pero al ver que si jugaría se animaron mas y el juego inicio. Al principio eran castigos o confidencias de adolescentes que no molestarían a nadie, poco a poco la vergüenza de jugar conmigo fue desapareciendo, y las preguntas entre ellos empezaron a subir de tono con preguntas como de. ¿A qué edad te masturbaste por primera vez? O de. ¿en quién pensaste cuando te hiciste tu primera chaqueta?, lógicamente en ese momento empecé a verlos realmente ya como hombres en crecimiento y caí en cuenta que a su edad yo ya había tenido a mi hijo, cosa que hasta incluso una par de horas antes ni si quiera, había imaginado pues ya que los veía simplemente como niños. Las preguntas iban y venían entre ellos hasta que me toco el turno, y nadie se animaba a preguntar algo, así que les di confianza y les dije que no se preocuparan, que ya no era una chiquilla y que no me asustaba lo que pudieran preguntar, así que uno de ellos me pregunto qué a qué edad tuve mi primer sueño húmedo y como fue.
Empecé a hacer memoria y les dije que de las primeras veces que soñé algo sexual fue con un cantante muy famoso que había conocido después de su concierto y que tenía algo así como un faje con él, para después acostada el me hacía el amor y con eso tenía para mojarme y mojar mi cama. Ellos se quedaron mudos por un par de segundos y dijeron bueno que bien. Por su reacción yo creo que no pensaron en que realmente respondería o que contestaría que nunca había tenido un sueño así.
Las preguntas continuaron y la risa y los rubores se me subían cada vez más al escuchar las confesiones de los muchachos, cosa que ellos notaban en mi blusa pues mis pezones crecían de tamaño, y se notaban muy fácilmente con la luz y sombra de la fogata. En eso me toco volver a responder y me preguntaron que como había sido mi primera relación sexual. Les conté que cuando tenía 16 años en una fiesta de mi novio, nos mandaron a traer más refresco para las cubas y en ese momento vimos nuestra oportunidad de tener un faje, así que en un terreno que estaban construyendo junto a la casa de mi novio nos escondimos y empezamos con el faje, mi novio me acariciaba mi trasero hasta que metió sus manos por debajo de mi falda y de mi calzoncito y me amasaba las nalgas muy rico y me toco por primera vez mi vagina, y yo respondí besándolo apasionadamente y separando un poco las piernas para que me tocara mejor, y entonces con sus caricias tuve mi primer orgasmo, cosa que me encanto, pero mi novio seguía con su verga dura así que solo me deje llevar por mi instinto, me arrodille y saque su verga del pantalón y torpemente pero le empecé a chupar su verga y sus huevos, recordé que estaba deleitadisima chupándolo y la verdad es que no tardo mucho en eyacular, y cuando estaba a punto de hacerlo me dijo que se correría y se hiso un poco hacia atrás y dirigió su verga a mi cara y empezó a salpicarme mi carita con sus chorros espesos de semen.
En ese momento de mi confidencia estaba ya muy excitada y no solo por recordar y confesar mi primera experiencia sexual si no porque además ya había conocido las experiencias de varios de ellos.
Se hiso un silencio después de eso y note que la mirada de ellos ya no era la de los niños amigos de mi hijo, si no de hombres deseosos de mujer, tenían sus vergas duras, unos se tapaban y otros no hacían nada por disimular su excitación, el juego continuo y alguien propuso, si ya estamos en confianza juguemos de prendas y ya no de confesiones, por lo que dije bueno está bien venga sigamos con el juego.
La verdad es que ya mi raciocinio no estaba del todo bien, solo podía pensar en sus miembros, y no dejaba de mirarlos, la verdad es que ya tenía mucho tiempo sin pensar en sexo y ese momento me había calentado mucho. Poco a poco varios de los muchachos fueron perdiendo sus prendas, algunos solo en calzoncillos quedaban cuando me toco el turno a mí, y yo no tenía mucho que perder solo tenía mi blusa, mi falda y mi ropa interior (que por cierto era de encaje y la tanga era tipo brasileña de las que solo cubren media nalga) así que me quite la blusa y ellos ya no podían disimular su excitación y yo tampoco, al tener a 11 muchachos de 18 y 19 años en frente de mi con poca ropa y con sus instrumentos bien firmes pidiendo hembra que los saciara.
Poco a poco fueron perdiendo las prendas hasta que toco mi turno y me quite la falda, dejándoles ver mi ropa interior y estando de pie me di media vuelta para dejarles ver mi culo a media pompa y me incline para dejar mi falda atrás mi, uno de ellos dijo woow que gran culo señora, cosa que al voltear le agradecí. Y al siguiente turno volví a perder, quitándome en esta ocasión mi brasier dejando al aire mis pechos, notaba las miradas como se comían mis senos, cosa que me excitaba cada vez más, después de algunos turnos ya solo yo tenía mi calzón brasileño y los demás chicos no tenían nada más que perder, por lo que empezaron a pagar haciendo cosas y me toco ponerle castigo a uno de ellos y le dije que tenía que bailarme de frente a mí, cosa que acepto con gusto y empezó a bailar acercándome su verga y su trasero deleitándome con su baile hasta que no pude contenerme más y cuando dio una vuelta quedo con su verga frente a mi cara, y me hice un poco hacia adelante y con ambas manos acaricie su trasero y empecé a besarle despacio su verga dándole pequeñas lambidas, los demás se acercaron para ver de cerca como lo chupaba y poco a poco me fueron acercando sus vergas para que también les diera mi boca de regalo, después, me dijo uno de ellos, valla pensé que mi fantasía nunca se me haría realidad y otro dijo no esto es mil veces mejor que tu fantasía, y reían todos, y les pregunte que fantasía era mientras intercalaba sus vergas para chuparlas, y dijeron que todos ellos deseaban cogerme pero nunca creyeron que pasaría por ser mi hijo su amigo y que además con lo que les había contado de mi primera vez habían deseado ser ellos mi antiguo novio para derramar su semen en mi cara tal como lo conté, y en eso me levantaron y empezaron a manosear por todo mi cuerpo, entre dos de ellos rompieron mi calzón algo bruscamente pues ya deseaban ver mi culo y mi raja desnudos. A mi ya no me importaba nada, solo deseaba ser la hembra de los once muchachos, y poder satisfacerme de sus cuerpos.
Todos me tocaban y me metían los dedos por mi raja y mi culo, era un placer como nunca antes había sentido, con sus uniformes formaron un tipo de colchoneta para acostarme sobre de ella, y hacerme de todo, uno de ellos se acostó y yo me senté sobre su verga mientras se las chupaba a los demás uno por uno, cuando se las chupe a todos alguien me empujo hacia adelante dándole mis pechos en la cara del que montaba y el que estaba atrás chupo mi ano para lubricarlo y hacerme doble penetración, la verdad es que nunca había tenido dos vergas al mismo tiempo y eso me calentó mucho, recordé como mi ex marido me la metía por el culo y como me hacia disfrutar, así que pensé que esto sería mucho mejor, poco a poco fue metiéndome su verga en el culo y lo empecé a disfrutar como loca, y mi primero orgasmo llego como nunca antes, tan fuerte y explosivo que creía que me estaba orinando, yo gemía y pedía más, les pedía que me trataran como puta, que quería todas las vergas, eso los excitaba mucho, y cambiaban de posición y me rolaban entre ellos, y jugaban conmigo, o mejor dicho con mi cuerpo, me metían sus vergas por todos lados, la boca, el ano y mi vagina se llenaban de gozo e incluso un par de ellos jugaban que me la metían por las orejas dándome picotones con sus vergas en mis pobres orejas que de haber podido los habría recibido. Varios orgasmos ya había tenido, unos un poco más intensos que otros pero todos muy placenteros para mi, en un momento uno de los muchachos dijo “creo que ya no tardare en venirme quiero llenarle su gran culo con mi leche”, y otro dijo no espera, corrámonos en su cara, y en ese momento me sacaron sus vergas y me pusieron de rodillas, yo no podía pensar nada, solo deseaba sentir todo ese esperma cayendo en mi rostro, en mi boca, en mi cuerpo, los muchachos me rodearon, y empezaron a bombardearme con sus descargas que caían desde mi pelo pasando por mi cara a mis pachos, varios de ellos con su semen espeso y viscoso seña de que no tenían mucha actividad sexual, pero todos mojándome mi cuerpo y dejándome con los ojos cerrados por la gran cantidad de su semen en mi todo mi rostro, en ese momento quise limpiarme, pero uno de ellos no me dejo diciéndome que deseaba que me quedara cubierta de su semen, solo escuchaba como algunos de ellos se reían me daban las gracias y me pedían que abriera los ojos y me viera en un espejo
Me pidieron que me limpiara solo mis ojos con uno de mis dedos y que me tragara el semen que me había quitado y así lo hice, con su ayuda me acerque a la camioneta y en el espejo del copiloto pude ver como quede, nunca imagine, un día estar tan cubierta de semen como esa ocasión, mi piel dejaba de verse para ser cubierta por el elixir de los muchachos, cuando deje de contemplarme los chicos me pidieron tomarme una foto con ellos así como estaba, y acepte aun con el morbo hasta arriba, ellos deseaban que me quedara toda viscosa con su plasma en mi cara y cuerpo, y la sensación a mi realmente me agradaba, nos metimos a la cabaña y nos acomodamos como pudimos en las tres camas que estaban dentro dormí como nunca había hecho antes, ni siquiera supe que hora era pero dormí como una bebé.
Desperté sintiendo un cosquilleo en mi vagina, era uno de los muchachos que estaba haciéndome sexo oral mientras otro masajeaba mis tetas y pellizcaba mis pezones, poco después empecé a tener gemiditos por que ya estaba a punto de tener otro orgasmo, y eso despertó a los demás muchachos, parándose a tratar de tomar un buen lugar en mi cuerpo, mi orgasmo fue como los de la noche anterior, intenso y explosivo, llenando la cara del chico que estaba en mi vagina, los demás reían de ver su cara y pelo todo pegajosito por mis flujos, y yo en agradecimiento lo bese con mucha pasión sintiendo en su boca aun el sabor de mis jugos, y en ese momento recordé que no me había limpiado y quería hacerlo por si algún extraño estuviera cerca y no me viera en esa situación, pero los muchachos no querían que yo me limpiara, mi cara parecía como si estuviera con alguna crema algo reseca, pero en fin acepte quedarme así, y me pidieron que me pusiera en 4 para que me cogieran por mi ano o mi vagina, ya solo podía obedecer a sus peticiones, mi voluntad había volado con el morbo que tenia, note que los muchachos me cogían por un momento pero no descargaban su semen en mi interior o fuera del, y les pregunte porque no lo hacían, y me dijeron que me querían llenar nuevamente el rostro y pelo con su semen, y en ese momento dijeron bueno hagámoslo ya,,, pero vamos afuera, yo me asuste porque pensé que alguien podría vernos, pero no les importo, me llevaron a fuera y en los escalones de la entrada de la cabaña me sentaron y me rodearon nuevamente, por lo que solo eche mi cara hacia atrás para recibir toda su leche en mi cara.
La sanación era maravillosa, el olor del semen de los muchachos era increíble, ya había olvidado el ese placer pero gracias a los muchachos lo recordaba de gran manera. Me tomaron nuevamente unas fotos con sus celulares pero les pedí que nunca dejaran que esas fotos llegaran a manos de mi hijo, o de alguien más, y todos aceptaron, me dieron su palabra de que nunca nadie más las vería.
Les pedí que me dejaran limpiar pero no me dejaron, creo que esa era su real fantasía, dejarme cubierta por su semen, cosa que a mí me agradaba también, me daba mucho morbo esa situación y el poder ser vista por alguien en ese estado. Nos vestimos y tres de los muchachos quitaron las llantas de la camioneta y las llevaron a reparar, mientras los demás esperábamos en la laguna, momentos que algunos aprovecharon para meterme mano a su antojo debajo de mi falda y disfrutar de mi culo al mismo tiempo que me mantenían con los pechos al aire fuera de mi blusa, todo esto mientras desayunábamos el resto de comida del día anterior, la sensación del fresco que sentía en mi raja y culo era maravillosa pues no tenía más que la falda que cubriera mi culo pues mi calzón lo habían desecho la noche anterior y mi brasier tampoco lo tenía pues alguno de los chicos lo tomo como trofeo y no lo encontré por ningún lado. Después de casi 3 horas regresaron los muchachos con las llantas, las pusieron y nos dirigimos a la casa del señor que nos había rentado la cabaña, cuando llegamos les dije chicos,,,,,, yo no puedo bajar, el señor se dará cuenta de lo que paso por las evidencias en mi rostro, así que les pedí que bajaran ellos a entregar las llaves y el recipiente donde preparamos el café y para pagar por el tiempo extra, pero en ese momento salió una muchacha como de 24 o máximo 25 años para recibir el pago y las llaves y desde la ventana uno de los chicos pregunto por el señor y la muchacha respondió que no estaba y que se tardaría en llegar y que ella recibiría las llaves, en eso el mayor de los muchachos (un verdadero morboso) me dijo,,, baja tu Gisela, queremos ver que hace la muchacha al verte toda espermeada, su propuesta me sorprendió mucho y pensé hasta donde son capaces de llegar estos muchachos, y con algo de pena y risa acepte.
Al bajar de la camioneta el aire me levanto la falda dejándole ver a la muchacha que no tenia ropa interior, y cuando fijo su vista en mi cara sospecho algo, me veía extrañada pero no me dijo nada, solo me pidió las llaves, le pregunte cuánto dinero era más por el tiempo extra en la cabaña y me dijo que en realidad nada mas que ya estaba cubierto, pero aun así, quise darle una propina y le dije bueno okey muchas gracias pero déjame darte algo para ti, me dio las gracias y le dije acompáñame a la camioneta y quedándose junto a mi parada en la puerta los chicos veían su expresión en su cara de woow esta vieja está cubierta de semen, le di $200 para ella, le di las gracias y me despedí de beso de cachete de ella, y eso le extraño un poco y los muchachos solo se reían a sus adentros de la expresión de la muchacha, cerré la puerta ella dio un paso atrás y baje la ventanilla, y le dije que quizá hagamos una fiesta dentro de poco en ese mismo lugar y que si quería la podía invitar a ella también, solo dijo que si con la cabeza y camino por detrás de la camioneta. Arrancamos y tomamos camino a nuestras casas, el calor empezaba a aumentar cada vez más, y sudor que me salía se mezclaba con el semen seco en mi cuerpo haciendo que de mí, emanara un olor como a los blanqueadores, ese olor me hacia humedecerme mientras los muchachos comentaban lo bien que se lo habían pasado conmigo de su juguete, y mencionaban sus momentos preferidos, y eso me calentaba al saber que más le había gustado y sobre todo saber los puntos de vista de ellos con respecto a mí. A medio camino el calor era muy fuerte, y decidimos parar en una gasolinera, aparque la camioneta de modo que el muchacho que atendía no me viera y les di el dinero para que pagaran por el combustible. Y posteriormente fuimos a la tienda que está en el extremo de la gasolinera, cuando me estacione junto a la tienda, les pedí que bajaran por agua o refrescos, pero su morbo volvió a salir a flote y me dijeron anda Gisela baja tu, esta solo el muchacho de la tienda, queremos ver su expresión al verte así de pringosita, me solté a reír de sus ocurrencias y decidí seguir el juego, tome mi bolso y me baje de la camioneta, cuando iba entrando a la tienda vi la mirada atónita del muchacho en mis senos, no apartaba su vista de ellos, eso me agradaba, sentirme deseada por los hombres, cosa que había olvidado desde que mi marido me abandono, pues me dejo muy mal sentimentalmente y con poca autoestima, pero ahora recordaba ese cosquilleo en mi vagina de sentirme deseada, ser el centro de atracción, y no era para menos, mis pezones se marcaban mucho y hasta se alcanzaban a traslucir un poco por encima de mi blusa, en ese momento le pedí al muchacho botellas de agua de sabores, y fue hasta entonces que el muchacho giro su vista a mi rostro quedando petrificado de ver los restos de semen brillosos por el sudor que tenia, le hice una mirada picara, y le dije con voz dulce cariño me podrías dar unas botellas de agua de sabores por favor y unos vasos desechables, y termine por morderme un labio al decir eso, solamente como diversión de ver su cara atónita. El solo me dijo, si y se dio la vuelta para ir por las botellas y vasos que pedí, y a mí se me ocurrió remangarme la falda en mi cintura para hacerla más corta y darle una sorpresita al muchacho, mire al pobre muchacho y estaba muy nervioso, se le cayeron dos de las botellas que llevaba y torpemente las levanto para dármelas y me dijo solo tengo vaso pequeño, los desea, le respondí que si, le pague y le di las gracias con voz muy sensual, tome las botellas y me di la vuelta di tres pasos y deje caer intencionalmente los vasos y un par de botellas para inclinarme y dejarle ver mi culo y mi rajita desnudas, los chicos en la camioneta no podían dejar de reír de ver lo que había hecho, deje todo tirado y le dije ahora vengo por ellas, fui rápido a la camioneta y avente las botellas y regrese y dándole nuevamente la espalda al muchacho de la tienda y me incline mostrándole nuevamente mi culo y mi rajita que estaban caldositos por el morbo que tenia.
Le di las gracias, y me subí a la camioneta arrancando y dejando al muchacho echo piedra, los muchachos en la camioneta no podían dejar de gritar emocionados por lo que había hecho, uno de ellos me dijo ojala podamos hacer esto más seguido, y le dije, en verdad me encantaría.
Entre lo que había hecho y mi comentario de aceptación sus vergas estaban a full de nuevo, y me dijeron para en algún lugar hagámoslo por última vez antes de llegar, les dije que no, pues mi hijo y padres llegarían y no me encontrarían o quizá ya habrían llegado y me verían así, uno de ellos dijo, es que tenemos las vergas durísimas queremos descargarnos, y entonces dije, ok, mastúrbense y echen su semen en un vasito y me lo dan a tomar. Esa idea les encanto, rápidamente tomaron un vasito desechable y empezaron a masturbarse en él, su morbo fue tanto que un solo vasito no fue suficiente y pudieron con la mitad de otro, me sorprendía ver la cantidad de semen que podían producir estos jovencitos, pero era lógico, sus energías y vitalidad están al 1000% aunado a tener una hembra caliente y dispuesta para ser muy guarra y cumplirles sus fantasías. Cuando llenaron el primer vasito, me lo pasaron creyendo que no me lo tomaría, baje la velocidad y busque donde detenerme, encontré un espacio donde podía estacionar la camioneta a unos 5 metros de la carretera donde no corríamos peligro de que otro auto nos golpeara, además de que quería degustar mi vaso de rico semen juvenil, cuando lo comencé a tomar, lo sentí recorrer mi garganta y solo oía las expresiones que tenían los muchachos, cuando acabe de tomarlo me sentí extasiada ante el sabor de ese liquido de los dioses, y me pasaron el otro vaso con el semen, y cuando estaba por tomarlo, alguien dijo no por favor espera, mejor, vacíalos sobre tu cara te ves maravillosa estando con el semen resbalando de tu cara, todos me miraron y quedaron en silencio, les dije oigan chicos ustedes están fascinados viendo su semen en mi rostro verdad, ellos rieron un poco y dijeron que si, es excitante y morbosisimo verte pegajosa de nuestra lechita, además dijeron que en las películas porno una de sus partes favoritas era cuando le llenaban la boca y cara a las chicas con el semen y confesaron que en mi propia casa cuando yo no estaba veían en compañía de mi hijo fotos y videos de chicas con semen en su cara y cuerpo y que algunos de ellos ya habían soñado echármelos a mí. Después de eso pude ver sus miradas lascivas sobre mí, por lo que no me pude negar y empecé a vaciar poco a poco el semen desde mis mejillas pasando por mis labios y escurriendo a mis pechos mojando mi blusa que de por sí ya estaba húmeda y olorosa de mi sudor mezclado con el semen impregnado en mi cuerpo, unos fuertes gritos de aprobación daban los muchachos al verme que no le hacía gestos a su leche, y en ese momento les hice la aclaración, muchachos,,,,,,,, nos la hemos pasado de maravilla, todo a estado genial pero esto termina en cuanto lleguemos a nuestras casas, no se hablara del tema nunca más y no se debe enterar nadie de lo ocurrido, y eso incluye a mi hijo, si en algún momento podemos repetir esta experiencia, créanme que lo hare, pero siempre y cuando esto quede en total secreto, ellos aceptaron y me dieron las gracias por todo lo vivido y me dieron su palabra de que eso allí quedaba y que por mi hijo no me preocupara, el nunca sabría nada, así que arrancamos y nos dirigimos a nuestras casas, de las cuales estábamos a 25 minutos para llegar le marque a mi hijo con mi celular.. Y le pregunte si ya estaba en casa, (para limpiarme antes de llegar a la casa) pero el me dijo que no, y que como estaba yo, le dije que de maravilla, que nos habíamos pasado muy bien pero por el viaje estaba muy cansada, y él me dijo que no me preocupara que él se quedaría con sus abuelos y que yo descansara, él deseaba pasar unos días con sus abuelos, y que yo podía dedicarme en esos días solo para mí. La verdad eso provoco que mi mente volara, y solo sonreí y le di las gracias a mi hijo por ese gesto, le dije que lo amaba me respondió lo mismo y terminamos la llamada, al llegar a nuestras casas, por fortuna ninguno de los papás salió a recibirnos, y le dije al hijo de mi vecino que le dijera a su papá que ya habíamos llegado y que mientras yo iría a limpiarme para entregarle la camioneta, me respondió que no me preocupara, que sus padres habían salido a una fiesta con uno de sus tíos y que el iría con ellos mas tarde y que no me preocupara por la camioneta que él se encargaba de bajar las cosas y que entre él y los demás muchachos la limpiarían. Cosa que agradecí muchísimo, y me despedí de ellos dándoles las gracias y recordándoles su promesa ellos aceptaron y me dieron también las gracias y que harían lo que fuera por mi sin importar que les pidiera. Acepte el gesto y me metí a mi casa, en cuanto entre por el portón y lo cerré me quite la ropa, camine desnuda por el pequeño jardín de entrada que tenemos (que son unos 4 metros) sin preocuparme que alguien me pudiera ver pues ya que las bardas son muy altas, pase por un vaso de agua a la cocina, comí un poco de fruta, calenté un paquete de pizza precocida, me la comí y solo atine a ver la hora, eran las 4:45 de la tarde, me acosté desnuda y toda llena de semen seco en mi cuerpo, y no supe nada de mi hasta otro día que desperté con una gran sensación de calma en mi cuerpo y placer, cuando me vi en el espejo pude ver las evidencias de lo sucedido solo reí y me metí a bañar dándome placer a mi misma recordando lo sucedido y planeando lo que haría en la ausencia de mi hijo…..
Lo que paso en los días que mi hijo no estuvo, lo contare en alguna otra ocasión.
A todos muchas gracias.


anamaria.gh87gmail.com














 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 22
Media de votos: 9.50





Relato: mi equipo de futbol me recordo ser mujer
Leida: 12520veces
Tiempo de lectura: 20minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis