webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Esposa follada en una fiesta de amigos


 


Relato: Esposa follada en una fiesta de amigos

  Esta es una historia real que ocurrió este verano, cuando fuimos invitados por unos amigos a una fiesta, supuestamente familiar. Tarde descubrí cuál era el verdadero objetivo de esa fiesta.

Era un dia no demasiado caluroso para estar en Malaga en Julio. Mi esposa, María, vestía un top blanco muy ceñido, que no dejaba nada a la imaginación y una falda cortisima negra de la misma guisa. Yo ya le había dicho varias veces que no podía ir así por la vida, porque no todo el mundo era tan inocente como ella.

Me olvidaba. Nos presentamos: María es lo que se puede llamar una hembra de categoría: 32 años. 1,772 de estatura, morena, y unas curvas de vertigo. Yo, Fernando, 33 años, 1,84, moreno también, y, como paso algunas horas a la semana en el ginmasio, ella dice que no estoy nada mal. A lo que vamos. La historia de aquella tarde.

Nuesteos amigos, Ana y Luis, nos invitaron a comer en la casa familiar ese día de verano. Tenían una pequeña piscina, todo ello cerrado a la vista de cualquier vecin, puesto que estaba en la ultima planta de la casa.
Empezamos bien, tomando unos vinos, mientras los hermanos de Ana preparaban una barbacoa. No me acuerdo ni como se llamaban, pero eran dos, de unos veintitantos, con unas jetas de mucho cuidado.
Al cabo de varios vinos, Luis me retó a una partida de billar americano en la planta baja. Yo, con el calentón de los vinos, acepté sin más, olvidando que dejaba sola a María, vestida de eaa guisa.

Empezamos la partida, y yo, con la medio castaña que llevaba, no metía ni una bola. No era problema, puesto que Luis, tampoco acertaba, ni de lejos, ni una bola. Que equivocado estaba en ese momento. Luis lo estaba haciendo aposta. No las metía, porque su idea era meter otra cosa en otro agujero.

Lo que viene a continuación es lo que mi esposa me contó, ttas conseguir reamimarla de una borrachera impresionante.

Resultó que la tal Ana, era una cabrona de cuidado, y mi esposa, muy simple. Empezaron tras un vino ttras otro, mientras los hermanos de Ana cuidaban de la barbacoa. Esto de cocinar los tíos parece ser que es muy erótico para las tías. al menos para María.

Tras unos cuantos vinos, uno de ellos, sugirió ir a la piscina para aliviar el calor. María se disculpó, puesto qeu no ahbía traído el biquini. ´Todo el mundo se rió. "Para que necesiras biquini. Aquí no te va a ver nadie". María se sonrojó, pero no aceptó a la primera. Entonces, uno de los hermanos, la cogió, y sacando su top por arriba sin más miramientos, la arrojó a la piscina. Las carcajadas se oían in todo el pueblo. Las tetas de María, se mostraban en todo su esplendor. El baño, debió de hacer su efecto, pero lejos de ello, hizo que María empezase se a calentarse a marchas forzadas. Los hermanos de Ana, sin, pos supuesto nigún traje de baño, se lanzaron tras ella a la piscina. Ana los siguió, pero manteniendose a distancia prudencial.
Ambos chicos se abalanzaron sobre ella, y sobre sus desnudas tetas. Ella, a estas alturas, iba completamente borracha, y con los sobes de ellos, la calentura subió hasta límites insospechados. Los tocamientos ya no se podían disimular, ni creo que fuera esa su intención. María quedó a su entera disposición, y ambos lo notaron.

Mientras tanto, yo, no menos borracho que María, seguía con esa estúpida partida de billar. Luis, en un determinado momento, se disculpó, puesto que tenía que ir al baño. Iluso de mí. Yo continuaba entrenando para ganarle en la partida, mientras María estaba en la piscina, ahora ya con tres hombres sólo para ella.

Luis se lanzó al agua y le dijo que yo estaba durmiendo, dado qúe había bebido más de la cuenta. Ella, tan ingenua, lo creyó, mientras se aguantaba como podía erguida en el agua. Su descripción en ese moemnto: tetas al aire, y la mini subida hasta la cintura. Sólo un tanga blanco de hilo dental cubriendo algo de ella.
Luis se acercó y cariñosamente, cogiendo su mano, le dijo al oído si se encontraba bien, o si prefería salir del agua e ir a la cama a dormir la siesta también. Mientras tanto, uno de los gamberros hermanos de Ana, andaba sobando el trasero de María, con lo que ella, completamente extasiada, dijo que estaba bien, y que prefería el frescor de la piscina. Luis, al tanto de todo el tema, aprovechó para cogerla de las tetas y sujertarla fuertemente: "cuidado, Vas a caer". María sonríó bobamente, y le dijo: "Estoy bien. No lo ves". Ana ya había desaparecido hace tiempo de aquel entorno.

La falda dwe María no tardó en aparecer sobre el agua. ¿Cómo?. ¿Quién lo sabe?. El caso es que María, mi dulce María, estaba, completamente borracha, en la piscina, con tres faunos alrededor de ella. Pasó lo inevitable.
Luis y los dos hermanos de Ana, comenzaron a sobarla. Primero las tetas. Ella decía: "lo siento, pero, Fernando, tú no puedes imaginarte lo que seis manos a la vez pueden hacer en el cuerpo de una mujer".
Le pellizcaban los pezones, erectos a más no poder. Había un par de manos con varios dedos introducidos en su coño (por cierto, como a mí me gusta: ni un pelo. Completamente afeitado. María sólía tomar el sol en nuestro solarium desnuda, y a mí me gustaba especialmente verle el coño completamente depilado). Y el resto de las manos, pugnaban por introducirse en su caliente culo.

Si yo no hubiera estado tan borracho, habría oído sus gemidos viniendo desde la piscina. Pero allí estaba. Intentado meter las malditas bolas en los malditos agujeros, mientras los agujeros de mi esposa, estaba siendo cubioertos por varias pollas a la vez.

Luis empezó a susurrarle al oído: María, estaba deseando follarte desde que te conocí. Eres la puta más caliente que he conocido. Mi esposa titubeaba, y no era capaz de entender lo que le estaba pasando. Sólo se abandonaba al placer uue le producían los tocamientos a los que era sometida. ¿Estaba siendo violada?. No lo creo por sus comentarios posteriores: estaba disfrutando como una auténtica puta.
Luis, con dos dedos metidos en su coño, moviéndolos adentro y afuera, le estaba provocando un plcer que ella no podía resistir, y finalment se abandonó a la realidad. Entre los tres la sacaron del agua, y la depositaron sobre el cesped. María sólo conservba su minúsculo taga blanco, pero no por mucho tiempo.
Luis continuaba masajeándole el coño, y los dos hermanos, aprovecharon la ocasión para, uno de ellos comerle el coño, mientras el otro, introducía su polla en su angelical boca. A Luis pareció no gustarle que le chupases de tanto en tanto sus dedos, y optó por meterlos en el virginal culo de María. Ella se quejó, pero realmente, no con mucho empeño, por lo que ambos dedos permanecieron socabando su negro agujero.
María estaba siendo violada por todos sus orificios, pero sin protestar lo más mínimo.

"Ya está de que sólo disfrute esta puta", dijo en tono subido uno de los hermanos. Dejó de lamer su dilatado coño, y embistió su polla contra su desnudo coño. María sólo pudo gritar de placer, mientras se retorcía entera. Luis tomó un bote de crema hidratante, y untando toda su polla, se la clavó en el culo, sin más miramientos. En ese momento, María estaba siento ensartada por todos sus orificios: Luis en el culo, y los dos hermanos, uno en el coño, y el otro follandose la boca de mi esposa. Los gemidos de María, se confundían con los gritos de ellos: "Puta, te vamos a follar hasta que te hartes". No me habría imaginado nunca a María disfrutando tanto con una violación. Pero era verdad, Ella estaba como loca. Mamaba la polla en su boca como una posesa, mientras móvía sus caderas freneticamente, sobre todo para no perder la brutal enculadada a la que la estaba sometiendo Luis.
"Sí. Cabrones. Folladme. Hacedeme vuestra puta".
"No te preocupes, dijo Luis, te vamos a tratar como la puta que eres", mientras tiraba fuertemente de su pelo.

Entretanto, yo me había quedado dormido sobre la mesa de billar. Ana me cogió como pudo, y me recostó sobre un sofá, bajándome los pantalones, y agarrando con violencia mi polla, la cuál no podía estar más flácida. Eso no fué problema para ella, una experta mamona. Comenzó a chuparla, y no hay nada que me ponga más cachondo que una mamada mientras duermo. María sabía cómo hacerlo, pèro eso es otta historia.

En el césped de la piscina, María continuaba su "batalla" con esos tres faunos.

El que le estaba follando el coño, no pudo aguantar más, y se corrió con violencia dentro de ella. La sacó, y fué a buscar la cámara de video. Había que inmortalizar la escena de la increíble puta follada.
María gemía más y más, mientras mamaba una polla como si fuera la ñultima cosa a la que aferrarse en la vida.
"Así, zorra, cométela toda. No dejes ni una gota. Me voy a correr en tu boca, puta".
"Mueve tu culo. Eres la mejor zorra a la que he enculado nunca", decía Luis.
María movía todo sus cuerpo, yendo de un orgasmo a otro, sin solución de continuidad. Realmente estaba disfrutando como nunca, mientras se emputecía como una verdadera zorra. El verse filmada por uno de los hermanos de Ana, sólo le hizo disfrutar aún más. La más puta de las putas.
Sus labios se ceñían y succionaban la polla de su violador como nunca lo había hecho antes. Arriba y abajo. Con ritmo. Ora lo rompía, y succionaba fuertemente, ora chupaba arriba y abajo ritmicamente. Las embestidas de Luis en el culo de María sólo ayudaban más aún a su labor chupando como una profesional esa polla. Tras varios minutos arriba y abajo, lamiendo desde el glande hasta los huevos, una y otra vez, sintió como una enorme descarga de semen inundaba su boca, mientras ella tragaba hasta la última gota.
"Sí, cabrón. Dame toda tu leche. Soy vuestra puta. Vuestra puta", gritaba una y otra vez como una loca. No dejó ni una gota de leche en la polla de ese bastardo, que la tuvo que sacar de la boca de la gran puta de María cuando ya estaba flácida de tanto chuparla.
"Esta tía no tiene límites. No dejes de grabarla. Nos vamos a forrar con esta zorra".

Luis tenía su polla ensartada en el culo de María hasta los huevos.
"María, no podía imaginar la clase de perra que eras. Estás disfrutando más que nosotros, y eso no es justo". Le décía mientras la enculaba hasta el fondo. Sigue moviendo tus cadera, puta. Así, así...hmmmm". "Sí, cabrón, follame el culo como nadie lo ha hecho...hmmmm, me estoy corriendo otra vez...hmmmm". "Sí, puta, córrete, córrete, córrete...ahhhh...ajjjhhhh" gritó Luis mientras soltaba toda su leche en el culo de mi puta esposa.
"Es la mejor corrida de mi vida. Nunca podré olvidarla. No tú tampoco. Desde hoy seras nuesta puta. Ya verás lo que eso significa".
María no oyó esa amenaza. Se estaba aplicando limpiando la polla de Luis, tragándola hasta el fondo, y dejándloa limpia de toda la lecha que aún tenía.
María continuó con su sonrisa bobalicona, de puta borracha, mientras acariciaba sus tetas, y restrgaba por ellas los restos de semen que tenía aún por todo el cuerpo, y sobre todo por su boca.

Entretato, Ana había conseguido de mí su ración de leche, haciéndome la mejor mamada que recuerdo (bueno, la verdad es que recuerdo muy poco).

María y yo nos quedamos dormidos. Cuando desperté, fuí a buscar a la gente por la casa, y encontré una nota que decía:
"Dormilón. Nos hemos ido a continuar la fiesta por el pueblo".

Encontré a María dormida sobre una tumbona al lado de la piscina. Sobre sus desnudas tetas había una cinta de video, y una nota que decía: "no te emociones. Es sólo una copia. Tenemos que hablar. Luis".

La llevé en brazos hasta el coche, porque no había forma de despertarla, y nos fuimos a casa. Al llegar, la duché, y se fué despertando poco a poco.
Puse la cinta de video que había sobre su cuerpo, y comenzamos a verla en la TV.
Mi sorpresa era mayúscula. Aunque tengo que reconocer que poco a poco me fuí excitando viendo a mi espectacualr esposa haciendo esas cosas que yo ni imaginaba se pudieran hacer.
Ella no dudó ni un instante. Mientras veíamos el vídeo, subió su falda. Apartó el tanga, y comenzó a jugar con su clítoris. La miré. Estaba ninchado como nunca lo nabía visto. Ella jugaba con él, pasando su dedo suavemente sobre él, y diciendo: "cariño, no me acuerdo de casi nada, pero ahora me lo estoy pasando como nunca. ¡Esa soy yo!." Y continuaba acariciando su clítoris arriba y abajo.
Se echó sobre mí, bajando mis pantalones, y, mientras continuaba pajeándose, me chupó la polla como nunca lo hizo.
Yo estaba completamente confuso, pero no pude evitar correrme en pocos minutos...Ahhhh. Esa puta realmente sabía como chupar una polla.

Me incorporé, la puse a cuatro patas, y aporvechado los restos de semen de mi polla, lubriqué su culo, y la follé como loco por su negro agujero.
María no paraba de chillar y gemir. "Fernando...ajjjhhhh, jódeme, jódeme...ajjjhhhh. Soy tu puta. Soy una puta...ajjjhhhhh".
Me corrí en su culo, y le obligué a limpiarme la polla con boca. Ella no se resistió lo más mínimo.

La película de vídeo que había sobre su cuerpo aún no había tenminado. María volvió a acariciarse el clítoris. Suavemente movía su dedo, sin introducirlo en el coño. Creo que aún se corrió un par de veces más.

"Fernando, cariño. Tenemos que hablar". "Por supuesto María. Claro que tenemos que hablar".

En ese momento, sonó mi móvil. Era Luis.

Hace ya un par de años de esto. Ahora, ya no trabajo. Se podría decir que soy casi rico, y eso que sólo voy al 25%. María sale de vez en cuando, y no vuelve hasta el día siguiente, o a veces, pasados varios días. Pero siempre dice que disfruta mucho con el trabajo. Ya os contaré...








 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 46
Media de votos: 8.46





Relato: Esposa follada en una fiesta de amigos
Leida: 53388veces
Tiempo de lectura: 10minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis