webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: DIARIO DE UN ADOLESCENTE (1): "Mi madre me pajea"


 


Relato: DIARIO DE UN ADOLESCENTE (1): "Mi madre me pajea"

  Aquella tarde no me apetecía ir al colegio, así que simulé un fuerte dolor de barriga y me quedé en cama. Estábamos solos en casa mi madre y yo; ella veía la telenovela y yo, tumbado en la cama, alternaba la lectura de cómics con dormitar plácidamente saboreando la satisfacción de haber engañado a mis padres con mi falsa dolencia y perder así la aburrida clase de matemáticas. Yo acababa de cumplir los once años y estaba bastante desarrollado para mi edad. Empezaba a tener curiosidad por todo lo relacionado con el sexo, sobre todo cuando me despertaba con la polla bien dura y notaba cierto regusto cuando me la apretaba. Más de una vez había espiado a mi mamá en la ducha y verla desnuda con aquellas tetazas y aquel coño peludito me producía un morbo nuevo para mí. Pero aquella tarde descubrí algo más.

Sobre las cinco de la tarde sonó el timbre del piso. Descalzo y sin hacer ruido me levanté de la cama y desde la penumbra de mi cuarto pude observar por la puerta entreabierta que mi madre le abría al repartidor del gas, que traía la bombona de butano que había pedido por teléfono. Era un hombre de unos treinta y tantos años, bien parecido, y que vestía el buzo naranja de la empresa. Tras las salutaciones, ambos se dirigieron a la cocina para instalar la bombona, y yo volví a la cama.
No tardé en comprobar que la presencia del repartidor se prolongaba más de la cuenta, así que me incorporé de nuevo y me dirigí a la puerta de la habitación. Al final del pasillo estaba la cocina y percibí levemente nos susurros que me inquietaron. Descalzo como estaba me dirigí hacia allí ...

El hombre había bajado el buzo hasta las rodillas y, apoyado en la mesa, enarbolaba una polla descomunal. Mamá, de rodillas ante él, mostraba sus tetas al aire, cuyos pezones eran retorcidos con fuerza por el butanero, mientras ella engullía toda aquella verga hasta lo más profundo de la garganta. De vez en cuando mamá tomaba respiración y le lamía los huevos grandes como limones mientras la saliva le caía abundantemente por las comisuras de la boca. El hombre metía y sacaba con fuerza su miembro de la boca de mami agarrándola por el pelo y susurrándole todo tipo de improperios como "perra, puta, furcia ..." Aquella humillación parecía agradarle a mi madre que más de una vez se llevó las manos a la entrepierna y se restregaba los dedos por encima de las bragas empapadas, justo en la raja de la concha. En esas estaba cuando el repartidor se percató de mi presencia al ver asomada mi cabeza en la puerta. El muy canalla, lejos de parar o decir algo, imprimió mayor ritmo a la felación que le estaba haciendo mi madre y, clavando su mirada en mí y con una sonrisa de satistacción de macho dominante, se corrió dentro de la boca de aquella zorra. Mamá tragó con delectación hasta la última gota de leche de aquel hombre mientras yo salí disparado a meterme de nuevo en mi cama, desconcertado por lo que había visto y por la erección de mi pijita infantil, que estaba a punto de romperme el pijama.

Al poco rato, mientras yo con la luz apagada me hacía el dormido, apareció mamá con una taza de té.
- ¿Qué tal está el rey de la casa? - dijo la muy puta.
No contesté, simulé no haberle escuchado. Necesitaba poner las ideas en orden. Pero mi madre, sin duda informada de todo por el butanero, estaba dispuesta a comprar mi complicidad por todos los medios e impedir que lo ocurrido aquella tarde llegase a oídos de mi padre.
- ¿Te sigue doliendo la barriguita? - añadió, mientras se tumbaba a mi lado y me acariciaba los cabellos. Yo seguía en silencio.

No tardó en en meter su mano debajo de la manta y alcanzar mi vientre:
- Te voy a dar unas friegas, hijito, que te van a aliviar el dolor de tripita.
Empezó a frotar mi vientre despacito en círculos que cada vez fue ampliando. Ya sus dedos había llegado a mi pubis. La muy zorra cada vez iba bajando más y más la mano hasta rozar mi polla. Mi verga estaba parada como un palo desde la visión de la cocina. Mamá fue bajando más y más ... No tardó en agarrarme el miembro. Tiró del pellejo suavemente hacia atrás. Llevó sus dedos a la boca y los mojó en saliva. El placer que noté en mi glande con aquellos dedos lubricados fue indescriptible. Al notarlo ella,tras acariciar mis testículos, empezó a masturbarme despacito ... luego con mayor intensidad. Como una descarga eléctrica recorrió mi cuerpo desde los huevos hasta la boca del estómago. Arqueé mi cuerpo y apreté mis nalgas para sentir con mayor intensidad aquella nueva sensación de gusto para mi cuerpecito infantil. Mamá imprimió ritmo a la paja. Al poco orgasmé por primera vez en mi vida en medio de jadeos y gritos de placer y derramé un abundante líquido acuoso y pegajoso... Tras dejarme reponer un rato, mi madre, la muy zorra, me besó en la frente y añadió:
- Tienes que cambiarte el pijama, hijito, pues parece que te has hecho pis. Veo que te han sentado bien las friegas en la barriguita; cuando quieras más, llámame.

ÁLEX
 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 209
Media de votos: 7.65





Relato: DIARIO DE UN ADOLESCENTE (1): "Mi madre me pajea"
Leida: 21058veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis