webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi vecinito me la chupa rico


 


Relato: Mi vecinito me la chupa rico

  Hola, comienzo mi relato diciendo mi nombre: Alfonso, soy un hombre muy varonil de 29 años, mido 1.80 mts y peso 80 kilos de pura fibra, muy deportista, me gusta practicar natación, fútbol americano y fútbol soccer, y extremadamente caliente ya que desde muy joven andaba buscando un hoyo donde meter la polla sin importarme si era femenino o masculina por lo cual me follaba a una maestra, una tía solterona y uno que otro amigo indeciso en su sexualidad, ya que nunca me gusto “la manuela” (masturbación) lo que pasa es que siempre me he considerado de mente abierta, pero en mis escasas relaciones homosexuales siempre fui el activo, el macho, yo se que muchos que se cogen a los maricones y que dicen ser activos tarde o temprano terminan “ensartados” dizque por curiosidad, pero ese nunca fue mi caso.

En fin todo eso quedo atrás, ya senté cabeza y estoy recién casado, con una bella mujer de 27 años, los dos somos profesionistas, ella es química en un importante laboratorio medico, y yo soy analista en sistemas computaciones en una empresa privada, por lo cual disfrutamos de un excelente nivel de vida, además de muy cachondos, amantes del sexo rudo, mi esposa tiene un cuerpazo excelente y gusta de vestir muy coqueta con faldas ajustadas y blusitas muy sexy, aclaro que su ropa interior yo se la compro y siempre le selecciono pequeñas tangas, blusitas semitransparentes, corpiños muy atrevidos y ella me compra a mi la ropa interior, a ella le fascina comprarme también pequeñas tangas tipo stripper, camisas ajustadas y pantalones una talla mas chica los cuales hacen resaltar mi gorda bragueta, pero lo que la vuelve loca es cuando uso shorts cortitos de algodón sin nada abajo, le fascina estarme metiendo mano la muy putita y prendemos el aire acondicionado muy alto para que se le levanten los pezones y se marque muy sexy su blusita semitransparente, aclaro que en casa nunca usa el bra.

Nuestra vida sexual siempre la considere completa, sin embargo algo en mi interior me señalaba que algo me faltaba, no sabia que era, pero el destino se encargaría de señalármelo de la forma mas extraña…

A principios de año, nos mudamos a un barrio que estaba mas cercano a nuestros empleos, una linda casa de dos pisos, amplios jardines y doble cochera, ya casi todo el barrio estaba habitado, solo la casa frente a nosotros continuaba desocupada, pero a los pocas semanas fue habitada por una mujer joven, un niño de 10 años y una señora ya mayor, después me entere que eran la abuelita, la madre y el hijo, la mujer joven era madre soltera y trabajaba la mayor parte del día, muy seria en su forma de ser, la abuelita solo estaba por temporadas acompañándolos, y ella casi nunca salía de casa, el niño por el contrario siempre andaba jugando con los vecinitos y vecinitas, por cierto varias veces lo llegue a ver jugando solo con niñas, pero no le puse mas atención.

Lo que les voy a contar a continuación fue algo que cambio mi forma de ver la vida, ya que de casado abandone mi vida desmadrosa, a pesar de que en mi empresa tenia un amigo gay, que constantemente se me insinuaba, mi trato hacia el era solo profesional, aunque de repente lo sorprendía mirando mi bragueta, ya que se me marcaba mucho el paquete con los pantalones del traje, ya saben que son de tela muy ligera, el bulto se me veía a dos cuadras, en ocasiones escuchaba risitas femeninas a mis espaldas, sabia que varias viejas andaban tras mis huesitos, pero la verdad con mi esposa, no tenia necesidad de aventurillas, recuerdo aquel día sábado de verano en especial porque fue cuando conocí a ese pequeño llamado francisco, escuche que alguien tocaba a la puerta, yo me encontraba bañando, mi esposa había salido a realizar unas compras, tome un short rojo de algodón y sin secarme me lo puse rápidamente, me asome por la ventana y vi que era el vecinito nuevo, abrí la puerta pensando que necesitaría.

lo primero que me llamo la atención de ese niño fue el tono de voz tan delicado rayando en lo femenino, pero como ahora los niños son tan educados, pensé que eran figuraciones mías.

¿Si, que necesitas? – pregunte –

“Dice mi mamá, que si tienen un desarmador que le presten, para armar un mueble”

-Note que el chamaco no me quitaba la vista de mi entrepierna-

¿Qué me ves? –le pregunte-

¡Que bonito short rojo, me encanta el color rojo!

-Me contesto muy sonriente-

“pinche jotito, el short o lo que hay debajo del short” -pensé en mi interior-

No hice caso de su comentario, pero al bajar la vista vi que por salirme de la ducha corriendo y sin secarme la tela del short se me pegaba a la verga como una segunda piel dibujándome la polla completa.

¿Quién lo va ha armar? ¿Tu mama?...y tu papa –pregunte

-No tengo papa, solo somos mi mama y mi abuelita, que es quien me cuida por las tardes-

¿Cómo te llamas?

Francisco, pero mis amiguitos me llaman panchito

“no será panchita”, -pensé para mis adentros-

Fui por el desarmador, aprovechando para acomodarme el garrote a todo lo largo apuntando hacia arriba, según yo para disimular, aunque no la tenia parada se me notaba demasiado, tome el desarmador y se lo entregue “si ocupan otra cosa, con gusto me lo piden”

¡Si señor, que lindo es usted! -Le lanzo una última mirada a mi verga que ya empezaba a tomar dureza, por mi manoseo.

-“¡que lindo!” Que se me hace que este buey pinta para marica, además se estaba deleitando la mirada con mi polla –pensé de nuevo-

Se retiro y me sorprendí observando su cuerpo, no era muy alto, estaba medio gordito, no mucho, vestía un ajustado short de algodón, lo que hacia que se le marcara la rayita de sus nalgas, tenia el pelo castaño, piel muy blanca y ojos cafés muy expresivos, lo observé hasta que salio de nuestro jardín, no lo podía creer, yo mirando un niño, me encogí de hombros y me metí a mi casa divertido, mas tarde mi esposa me pregunto si había venido alguien a pedir algo, le conteste que si, que un niño pidió un desarmador, “pues ya vino a entregarlo” ¿No te pareció precioso? –Pregunto mi esposa-

“pues me pareció mas bien jotito”

–hay que feo eres, es un niño muy educado, pero tu como eres un cavernícola, todo lo fino te parece anormal.-

No respondí nada, me quede pensando que tal vez mi esposa tenía razón,

“ya conocí a su mama es una señora lindísima y los invite a cenar mas tarde”

-queeeeeeeeeee-¡como que los invitaste a cenar!

-“si amor, son nuestros nuevos vecinos y tenemos que ser amables”

-puta madre, lo que me faltaba, con las ganas que traía de follar, tendré que aguantarme, hasta que se larguen –pensé molesto-

Me metí a darme un baño, y acariciándome la verga, me acorde de mis aventuras con un vecino “marica no declarado” que tuve cuando era adolescente, a quien le encantaba mamarme la verga, pero nunca dejo que se la metiera el cabrón, de pronto sentí deseos de un culito, no hay como un culo apretadito para meter la verga, ya que mi esposa nunca ha permitido que la penetre por detrás, dice que no aguantaría mi camote.

Cerca de las 8:00 p.m. hicieron su aparición los nuevos vecinos, de mala gana me senté a cenar con ellos, muy a mi pesar me sorprendí disfrutando la velada, la mama de panchito tenia una platica muy amena, de inmediato hizo clic con mi esposa, como no tenían para cuando terminar de charlar, pedí permiso para levantarme y me fui a la sala a ver un partido de fútbol soccer, emocionado estaba cuando escuche la voz de panchito a mis espaldas:

¿Qué ves?

“Pues la tele pendejo” –pensé contestarle, pero no me anime, en realidad el niño no me desagradaba pero, me incomodaba su tono de voz tan femenino, pero me dije a mi mismo, no seas buey, es solo un niño mimado.

-“estoy viendo un partido de fútbol, ¿gustas acompañarme?”-

¡Claro!-dicho esto ultimo y de un brinco estaba sentado a mi lado, quizás demasiado junto, pensé sobresaltado, de nuevo mi imaginación me traicionaba,

“Lo que pasa es que la caes bien”, -pensé-

casi no hablamos durante el partido, como ya era tarde, cuando voltee a verlo estaba dormido el chamaquito, recargado en el respaldo del sillón, lo observe mas detenidamente, si estaba bonito el condenado, sus ojos bien pestañados, mejillas bien suavecitas, su boquita roja muy brillosa semiabierta hasta se me antojo besarlo, tenia sus piernas gorditas sin un solo rasguño, se veían antojables, tenia sus manos con las uñas muy cuidadas, sentí que la verga se me empezaba a poner dura, me levante de inmediato y fui por una cerveza,

“que sátiro eres, mira que calentarte con tu vecinito”,

Deseche esa idea de mi mente y me volví a sentar a ver la tele, evitando verlo.

¡Amor, Sonia ya se quiere ir! –Grito mi esposa desde el comedor-

“el niño esta dormido” le conteste desde mi lugar-

Se acercaron ambas mujeres muy divertidas, me pidió mi esposa que por favor acompañara a Sonia a su casa, para que llevara cargado a panchito, ya que ella no podría….

Lo cargue en mis brazos y nos dirigimos a su casa, en compañía de mi esposa.

Al entrar a su casa, su mama me pidió que por favor lo acostara en su cama, que estaba en el segundo piso, de mala gana subí las escaleras, busque su recamara y lo acomode,
Al depositarlo en la cama, el niño se acomodo boca abajo, levantado sus nalguitas redondas, como invitándome a tocarlas, trague saliva al verlo tan rico y tan a la mano, no pude evitar apretarle sus nalguitas que la verdad estaban muy suavecitas, metí la mano por debajo de su short y toque su culito con un dedo, estaba muy calientito, un leve gemido escapo de su boca…

-“a pinché joto” “se ve que si le gusta” –que se me hace que si es “medio-joto”, conmigo se hace joto completo jijiji-

Cuando baje a la sala estaba mi esposa platicando con Sonia, la mama de panchito y al verme me comento que si al día siguiente que era domingo nos íbamos los cuatro al deportivo, a pasar un día en la alberca, no me quedo más que aceptar la proposición
Y desechar mi idea de irme al partido con mis amigotes.

Ya mas tarde en mi recamara, empecé a acariciar a mi esposa, con obvias intenciones de follar un rato, “hay mi amor, perdóname pero estoy muy cansada, no seas malo y duérmete, mañana te lo repongo” –se dio la media vuelta y se durmió la pendeja,
Ahí estaba yo con mi garrote parado en medio de la cama, de pronto la imagen de panchito vino a mi mente y lo imagine chupándome el pito, “que rico esta el condenado jotito, con gusto iba y le metía la verga hasta la garganta”

Al día siguiente nos fuimos en mi camioneta al deportivo, yo iba muy serio por lo de anoche y porque la verdad ya tenia planes, mi esposa se dio cuenta de eso y se acerco mimosa a mi, me dio un beso en la mejilla y me acaricio la pierna metiendo la mano por debajo de mi pantalón corto, me sobresalte y en voz baja le dije, que no veníamos solos, que atrás estaban Sonia y su hijo, “no te preocupes Sonia esta distraída leyendo una novela y panchito, no creo que se de cuenta, dirigí mi vista al espejo retrovisor y lo vi., su mirada estaba fija en mi, sonreí con el y me devolvió la sonrisa muy coqueto, “le caes bien”-me comento mi esposa “dice su mama que le caíste muy bien, que es un niño muy mimado y que su papa casi no lo visita, no seas malo con el y trata de ser su amigo, ¿quieres?

“amigos” –pensé- igual y le doy una amistosa cogida….

Llegamos a nuestro destino y mi esposa y Sonia se encargaron de preparar la comida, mientras que yo me dirigí a los vestidores a ponerme mi traje de baño…

“acompaña a Alfonso, a los vestidores para que te cambies cielo” –era la voz de Sonia, pidiéndole a panchito que se fuera conmigo a cambiarse.

¡Si mamá!

Para cuando me di cuenta, me tomo de la mano y me acompaño a los vestidores, le saque plática para conocerlo un poco más al nene-

Oye panchito ¿tienes novia?, me imagino que si, eres un niño muy guapo-

¡Hay no, las niñas me chocan, son tan presumidas, no las soporto!

Me contesto frunciendo su pequeña nariz, muy coqueto…

“te voy a contar un secreto”

-dime-

“me gusta un niño de mi salón de clases, se llama Jaime, esta bien bonito, es el mas alto del salón parece de 15 años, imagínate que una vez le vi su polla, casi me desmayo del susto, la tiene morenita, a veces me agarra mis nalguitas cuando nadie nos ve, y me gusta estar con el, es bien lindo, así como tu…

-¿Cómo yo?-

“pues si, tu estas bien guapo, pero estas mas alto que Jaime y mas fuerte”

¿Y tu mama sabe que te gusta un niño?

¡Claro que no tontito! –“Ese es mi secreto, no se lo cuentes a nadie Ok.!

“de acuerdo, para eso somos amigos ¿no?”

-esto favorecía mis planes, que supiera que en mi tenia un “amigo”

--“nunca había tenido un amigo tan grande como tu”--

como era todavía temprano, los vestidores estaban desiertos, me fui a un cubículo a cambiarme, ninguno tenia puerta, así que sin mas me empecé a cambiar, me quite la camisa y mi pantalón corto, no me atrevía a quitarme la trusa delante de panchito, no por pena, era porque la traía medio dura por las caricias de mi esposa, jale mi trusa y quedo expuesto mi pene que ya completamente erecto alcanza los 19 CMS, vi que panchito no le quitaba la vista de encima y estaba con la boca abierta.

“que grande la tienes”

¿Qué cosa? -Pregunte, haciéndome pendejo ya sabia a que se refería-

Tu polla, que grande esta y que gorda se ve

¿Nunca habías visto la polla de un adulto?

-claro que no, mis compañeros de escuela no tienen pelos en la polla y no la tienen tan grande-

¿Ya has tocado una? –pregunte ya muy caliente, acariciándome la verga en su cara en una acción muy morbosa

No, ninguna, cuando entro a las duchas mis compañeros se voltean, piensan que los voy a tocar…

Me imagino porque te ven bien marica, por eso
se esconden no los vayas a manosear -pensé-

¿Quieres tocar la mía? –le pregunte decidido aquí me vas a demostrar que tan marica eres.

De inmediato avanzo hacia mi, tomando mi verga con sus manos la empezó a acariciar muy rico, la levantaba y la dejaba caer balanceándose hacia los lados, tocaba mis huevos peludos con una mano y con la otra le daba leves apretones en el tronco, estuve a punto de metérsela por la boca, pero no me quise arriesgar a un escándalo, quizás solo era curiosidad infantil y yo de morboso aprovechándome de la situación.

Le quite mi verga de la mano y la guarde dentro de mi traje de baño

-¿Por qué la escondes? ¿Te lastime?-

No nene, pero ya nos tardamos y no esta bien que un niño este manoseando a un adulto, tu mama se podría enojar conmigo y ya no dejaría que me hablaras ¿no quieres eso, verdad?

Bueno –respondió resignado –

A que jotito, ya se estaba imaginando que era su nuevo juguete, debo controlarme, para no cagarla, tengo todo el tiempo del mundo para esperar, si lo planeo bien, ese culito lo voy a romper, no será el primer marica que me como.

Salimos a la alberca y me avente al agua, panchito se metió enseguida y se abrazo a mi cariñoso, lo separe de mi asustado y me fui nadando al centro de la alberca, mi esposa y Sonia estaban muy entretenidas con su plática y la comida que ni en el mundo nos hacían.
El niño me alcanzo y me volvió a abrazar, mi verga estaba de nuevo despertando ganosa de batalla, lo deje que me abrazara el chiquillo y lo tome por las nalguitas calculando su reacción, si protestaba fingiría que estaba jugando y le pediría una disculpa, se las apreté suavemente esperando su reacción, solo entrecerró los ojos como disfrutando la caricia,

“lo dicho, este jotito no se me escapa”

Contrario a lo que esperaba, se pego mas a mi cuerpo y casi me ponía su boca en la mía como esperando un beso el muy mariquita, claro que no lo bese en ese momento, era muy peligroso, ya que estaba llegando gente al lugar, me volví separa de el y me fui a la parte mas profunda, donde casi no había nadie, pero esta vez fui yo quien me lo lleve arrastrando con mi verga, digo con mi cuerpo, lo abrasé muy rico y le sobe mi verga en su cuerpo, para que la sintiera, el bajo una mano y me agarro mi verga acariciándola a todo lo largo, como el traje de baño era de esos que traen el calzón integrado, la suave tela se pegaba a la verga como una segunda piel, sentía su manita suave acariciándola,
Cerré mis ojos disfrutando la caricia, me tenia bien caliente el chamaco, “jálamela” –le pedí- saque mi verga de mi traje de baño y la tomo directamente con su manita, puse mi mano arriba de la de el y le marque el movimiento de arriba abajo, masturbándome delicioso, con una de mis manos le baje su traje de baño y la puse en medio de sus gordas nalguitas, colocando un dedo en su culito, estábamos fajando en la alberca, a escasos metros de mi esposa, tal situación tan peligrosa me tenia a mil, pero no quería terminar en el agua, pues se hubieran dado cuenta de mi copiosa venida, “acompáñame a los vestidores” lo saque del agua y a como pude oculte la tremenda carpa que se me formaba en mi traje de baño, llegamos casi corriendo, no era tanta gente la que había, una que otra familia apenas y todos entretenidos en sus asuntos, entramos a los vestidores y me dirigí a los baños, ya que estos si tenían puerta, lo senté en un inodoro y me saque la verga que ya me dolía por lo dura que la tenia, empecé a jalármela en su cara, ya los tenia en la punta,

“abre la boca”

¿Para que?

“no le quieres dar un besito”

Pero por ahí hacemos pipi, me da cosa –me contesto-

“pero también sirve para acariciarla, besarla y chuparla rico”

¿No se te antoja?

“pues si, pero nunca se la he chupado a nadie”

Vaya con el nene, así que es virgen de su boquita, pues ya es hora de que pruebe verga,
Acerque mi verga a su boquita que la tenia bien cerrada, y le daba pequeños empujones con la punta “ábrela bebe, te va ha gustar”….

Obediente abrió su boquita y se la deje ir entera, lo tome de la cabeza y empecé a masturbarme con su boca, el no puso cara de asco, como que le agarro sabor de inmediato y movía su cabeza como si tuviera mucha experiencia en mamar vergas.

“hay chiquito que rico la chupas”
Hhhhhhhhhhhhaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!

“Así, así rico métela toda en tu boca, chupala, que se ve que le traías ganas putito”

Mmmmmmmmmmhhhhhhhhhmmmmmmmmmmmgggggggggggg

Lo solté de su cabeza y el solito tomo el ritmo, mamándome con maestría la verga

¿No que nunca habías mamado una verga? –le pregunte asombrado-

“Y es la verdad, pero una vez vi. A mi mama chupándole su pilin Pedro”

¿Pedro? ¿Es su novio?

“Si es su novio y creo que se van a casar”

¿Y que mas viste?

“vi. que mi mamy estuvo chupándole su pilin a pedro mucho rato, hasta que su novio empezó a retorcerse y vi. Que le salio un liquido blanco, el cual mi mama se llevo a su boca tragándoselo”

“Eso que le salio a pedro es leche, bebe”

“y no se llama pilin, se llama verga o vergota como la mía”

¿Quieres probar mi leche?

“Mmmhhh pues si”

Bueno basta de platica, “tienes que chuparme bien el la verga, para darte tu lechita” le volví a meter el garrote por la boca, así estuvo un rato mamando verga hasta que me la empecé a jalar rápido en su cara, no tenia todo el día, y nos podrían estar buscando y yo aquí en los baños follandome al nene por la boca…

“pásale la lengua por la punta” “chupala ricooooohhhooooooooooooohhhoooooommm

Su pequeña boca me apretaba suavemente la verga, ver el esfuerzo que hacia por metérsela toda, me tenia a mil, sus ojos se le llenaron de lagrimas por el tremendo esfuerzo de engullir mis 19 CMS de carne dura y cremosa.

En ese momento me pregunte si no era una perversión de mi parte estar abusando de un pequeño, pero en ningún momento sentí que lo forcé, el quería mamar una verga, lo marica ya lo trae en la sangre y si no hubiera sido yo, cualquier hombre en mi lugar no hubiera desperdiciado esa boquita mamadora, ¡puta madre si no!

-Y que rica mamada me estaba dando el pequeño aprendiz-

Sentía la verga a punto de reventar…incontenible…

¡¡¡¡¡No te detengas, ya mero me vengooooooooooohhooooooooooo!!!!!!

“te voy a llenar la boca de leche, no debes desperdiciar ninguna gota, tómatela rápido”

-El movió su cabeza aprobando mi orden-

Hasta que no pude mas y le avente grandes cantidades de leche tibia en su boquita, que se los trago gustoso, todavía le estuvo dando unos chupetotes como para extraer toda la leche posible el muy goloso, pero ya le había aventado todo mi atole en su boca, le limpie la boca y salimos del baño, sentí que me temblaban las piernas por lo morboso de la situación.

¿Te gusto chuparme la verga, panchito?

“pues si estaba bien rica tu lechita, aunque por lo grandota no la pude chupar toda”

-lo que pasa es que todavía eres un chamaquito, pero después ya veras como te la tragas completa-

“yo me encargo de eso” -pensé-

Regresamos a la alberca y mi esposa ya nos estaba llamando para comer

¿Dónde se metieron? Vénganse a comer sus hamburguesas…

Así transcurrió el resto del día, nos metimos a nadar otro rato panchito y yo, estuvimos jugando a que el trataba de ahogarme y después yo a el, situación que aprovechaba para arrimarle la verga en su culito, el se apretaba mas a mi buscando un mayor contacto, le acariciaba sus tetillas gorditas, arrancándole risitas nerviosas, después se metieron al agua Sonia y mi esposa, estuvimos jugueteando en el agua los cuatro, el tremendo niño siempre buscaba la manera de manosearme el garrote, pero su mama ni enterada, ya para el atardecer, juntamos todo y nos fuimos a nuestras casas.

Ya solos mi esposa y yo, nos dimos un atracón de sexo toda la noche, dejándome las bolas bien secas, “primero panchito y ahora mi esposa, que rico”

En el transcurso de la semana, panchito venia todos los día a nuestra casa, incluso a veces cenaba con nosotros, mi esposa encantada con el chamaquito, de repente el me tocaba la verga por debajo de la mesa, yo me atragantaba con la comida, no se fuera a dar cuenta mi esposa, y me arma un lió, aunque debo de confesar que me gustaba sentirme perseguido por un niño tan hermoso.

“te la quiero mamar”

me decía de repente en voz baja, pero con mi esposa en casa, no tenia oportunidad, hasta que el martes mi esposa me comento que en su trabajo, le habían pedido que fuera a un evento de químicos, a Sonora, así que estaría fuera de casa desde el viernes hasta el lunes por la tarde, claro que la noticia me cayo como anillo al dedo, tenia el fin de semana libre para darme un atracón sexual con el vecinito, que me pedía verga a gritos, y por que no, dejársela ir por el culito tan apetecible que tiene.

2 capitulo

Ese viernes antes de irse mi esposa nos dimos la cogida del siglo, acabe 2 veces en su panochita sedienta, una en sus tetas y otra en su boquita mamadora, se fue al aeropuerto y yo me quede profundamente dormido, con los huevos secos de tanta cogida y mamada de verga, desperté el sábado como a las 11:00 de la mañana completamente molido, me prepare una bebida energética con 4 huevos y miel de abeja, me lo bebí hambriento, mas tarde me fui al centro de la ciudad a comprar unas cosas que necesitaba para mi trabajo y de paso llegue a un restaurante de comida de mar, y pedí una copa de camarones con ostiones y un filete de pescado con ancas de rana y mi cerveza bien heladita, apenas eran las 3:00 de la tarde, mi cuerpo ya estaba repuesto para lo que viniera, llegue a un negocio de películas piratas y compre una película de temática gay bien cachonda, compre un paquete de condones y un gel lubricante a base de agua, me fui a casa con mis pensamientos mas cochinos, acariciándome la verga a ratos, cuando el semáforo estaba en “Stop”, ya sentía los huevos cargaditos de leche.

Estacione mi camioneta Lobo negra en mi cochera, me fui a la ducha a darme un buen baño para refrescarme del calor de la tarde, me puse un short de futbolista “Nike” bien amplio sin nada abajo, para dejar a mi “amigo” en libertad y una playera sin mangas bien “sport”, tome una cerveza y me fui a la sala a poner el DVD porno-gay, calculando que mas tarde llegaría mi vecinito buscando verga.

No pasaron ni 10 minutos cuando escuche el timbre de mi casa, me asome por la ventana,

¡¡Era el!!

Pero no venia solo, venia con su mama, “en la madre, se me hace que el chamaco le contó a su mama de la mamadota de verga que me dio la semana pasada”

¡Buenas tardes vecino! Quería pedirle que si por favor me cuidaba a panchito esta tarde, ya que mi novio y yo estamos invitados a una boda, pero no permiten niños y no tengo con quien dejarlo, le prometo que no dará problemas, es bien portado.

¿Verdad hijo?

¡Si mamita!

“claro vecina, por mi no hay problema, sirve que me hace compañía ya que mi esposa anda en Sonora en un asunto laboral”

-¡es que me da pena con usted vecino!-

“no se apure y este sin pendiente, mas tarde pido una pizza y jugamos en mi computadora”

¡Que buena gente es usted, por eso mi hijo esta tan encariñado con usted!

Se despidió de su hijo, sin imaginar las perversas intenciones que tenia para con el, o era el para conmigo, ya ni sabia que pedo.

Todo estaba saliendo mejor de lo que pensé, me lo estaba entregando en bandeja de plata y no iba a desaprovechar la oportunidad…

Entramos a la casa y de inmediato me agarro la verga bien desesperado

“espera a que se aleje tu mama, no se vaya a regresar”

Condenado mocoso, ya me traía unas ganas tremendas, pero tenia que ser cauteloso, tenia toda la tarde libre y los huevos a reventar de leche…

 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 28
Media de votos: 8.96





Relato: Mi vecinito me la chupa rico
Leida: 7345veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis