webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Estrenando a mi hijo de 8 años (parte 1)


 


Relato: Estrenando a mi hijo de 8 años (parte 1)

  Hola, mi nombre es Liliana, tengo 30 años, soy madre separada, actualmente mi hijo tiene 12 años. Me separe de su padre porque mientras estaba embarazada el mantenía sexo con otra mujer. Físicamente mido 1.70, pelo castaño, ojos café, unos senos voluminosos al igual que mi trasero. Lo que les voy a contar sucedió hace 4 años atrás debido a una conversación que mantenía con mi hijo en esa entonces de 8 años. Siempre durante la cena hablábamos de cómo le había ido en el colegio durante el día.

-Y dime hijo, ¿qué aprendiste de nuevo hoy?
- hoy en la clase de ciencias naturales comenzamos a pasar el aparato reproductor masculino, y la próxima veremos el femenino, pero lo de hoy no me quedó muy claro
- ¿por qué hijo, que no entendiste?
- bueno mira la maestra dijo que a los hombres les crecía el pene, no recuerdo cómo fue que se llamaba eso, el pene del hombre se ponía grande y duro, durante algo llamada axotacion o algo así, y bueno no sé cómo se produce eso.
- cuando el pene hijo le ocurre eso de que crece h se pone duro se llama Erección h el proceso es la excitación.
- haa eso era, si lo que pasa es que a mí no me pasa eso mamá
- bueno hijo, eso ocurre cuando los hombres sienten atracción por una chica al verla desnuda por lo general, ahí se produce la excitación, tu aún no has sentido eso porque eres pequeño.
- la maestra dijo que nuestro cuerpo comienza a cambiar con la pubertad.
- si hijo, el cuerpo de la mujer y el hombre cambian en esa etapa.
- haaa oye mamá te quería pedir algo, pero me da vergüenza y miedo
- ¿qué pasa hijo dime?
- me preguntaba si tú me podrías mostrar tu cuerpo, para ver si me ocurre eso en mi pene
- hijo, las cosas que me pides, eso no es correcto, yo soy tu madre
- por favor, si sé que eres mi madre y por eso te lo pido, tú muchas veces me has dicho que tenga confianza contigo.

Aquí fue donde me vi acorralada, a la vez sentía un poco de morbosidad al imaginarme que pasaría con su pene, prefería que me viera desnuda a mí que soy su madre a que más adelante por parte de amigos, descubriera que en internet podría recurrir a la pornografía, era mejor cortar por lo sano.

- Bueno hijo, te mostraré mi cuerpo, estaré arriba en mi habitación, cuando termines la cena subes.
- Gracias mamá

Al cabo de unos minutos estaba en mi cama recostada con ropa interior, mi hijo toco la puerta y le dije que pasara, el entró, yo me levante de mi cama, le dije que cerrara la puerta y se sentara en la cama. Él lo hizo y yo me acerqué a él.
- bueno hijo, vera ahora una mujer desnuda, pero antes debes desnudarte tú, para ver qué pasa.

Él se desnudo, se bajó los calzoncillos, su pene era pequeño, estaba flácido, pequeñito, me dieron ganas de reír n ese momento.

- muy bien hijo, aquí vamos.
Yo comencé a sacarme mi brazier, quedaron mis tetas voluminosas al descubierto, mis pezones estaban diminutos, por ello los pellizque para que se notaran más, aquí mi hijo quedó pasmado, y note que su pene daba unos saltos, yo le sonreí, luego me baje mi tanga, y quedó mi vagina con mi pubis, un poco con vello, mi hijo ya comenzaba a excitarse, su pene ya estaba erecto, la transformación que su pene logró me impresionó, era largo pero no grueso, de largo calculo unos 10 cm.
- mira hijo tu pene logro crecer.
- hooo mamá sí, no me fije, sólo estaba mirándote a ti y no me percaté, es más grande, mamá puedo tocarte?
- si hijo ven pasa tu mano.

Dirigí la mano de mi hijo hasta una de mis tetas, el las toco con delicadeza, luego no dudó en apretarla fuerte, eso a mí me excitó, luego lleve su otra mano hasta mi otra teta y estuvo un buen rato jugando con ellas, pellizcando mis pezones hasta que acerqué su cabeza a mis tetas y le acomodé un pezón en su boca, comenzó a succionarlo muy fuerte, tanto que llegó a sacarme leche nuevamente de ahí, comenzó a succionar las dos, yo miraba su pene y como en su punta quedaba su prepucio se había recogido un poco dejando ver un poco parte de su glande, veía como su pene saltaba por el flujo de sangre que transitaba y una venita se marcaba en un lado. Él se apartó de mis tetas, yo le dije:
- Te ha gustado eso hijo?
- Si mamá salió leche de tus tetas, no te dolían cuando las apreté y las chupaba fuerte?
- Si hijo, pero también me excité, mira tu pene como está mi niño, todo un hombrecito.
- Si mamá pero que le pasa a mi pene que se ve una cosa roja en la punta?
- Eso hijo es parte de la cabecita del pene que se llama glande, y ese cuerito que lo esconde se llama prepucio, quieres ver la cabecita entera?
- Bueno mamá que tengo que hacer?
- Déjamelo a mí y solo relájate hijo
Lleve solo 2 dedos hasta su pene el pulgar y el índice, tope su prepucio estaba caliente su pene cuando puse mis dedos este dio 2 saltos fuertes, poco a poco bajé su piel, mientras lo hacia mi hijo dio un ¡ay! Hasta que por fin quedó toda descubriendo su cabeza, ésta estaba brillante roja, muy pero muy reluciente.
- Esa es la cabecita que se llama glande hijo
- Haa ya lo veo mamá, pero ahora mi pene quedará así, con la cabecita afuera y grande, o volverá a su tamaño anterior?
- No hijo, el glande se puede volver a esconder con este cuerito que se llama prepucio, y tu penecito volverá a como era antes.
Yo decidí demostrarle a mi pequeño que el glande se volvía a cubrir, fue así como con mis 2 dedos que ya utilicé (pulgar e índice) lo tomé de la parte donde nace el pene (de la base inferior) y volví a subir su prepucio, grande fue mi sorpresa que cuando lo subí por su punta salió una gotita transparente, mi hijo se adelantó a decirme
- Mamá que es eso? ¿orina?
- No hijo, guuuuaaauuu esto que te acaba de salir de tu pene es un líquido que expulsa tu pene que se llama liquido pre seminal, se llama así porque es expulsado antes del semen
- Semen mamá?
- Si hijo un líquido color blanco
- Y yo tengo ese líquido mamá?
- No se hijo, quieres que lo averigüemos?
- Bueno mami
- Ok quiero que solo disfrutes el momento, recuéstate en la cama y ponte lo más cómodo que puedas
Yo ya sabia que iba hacer, quería saber lo antes posible si mi hijo tenía ya semen producido en sus testículos, para eso le daría su primera chupada de pene. Llevé mi boca hasta su pene y con mi lengua saque esa pequeña gota de pre seminal, lo tomé, luego baje su prepucio con delicadeza y vi su glande brillante, me sentía hipnotizada por su cabeza, me animé a llevarla hasta mi boca y la succioné, no la quería sacar de mi boca, mi hijo gemía de placer disfrutaba como su madre le chupaba por primera vez su pene virgen, sentía como salía su liquido pre seminal, pero yo quería saber del otro líquido, ese blanco viscoso, de repente mi hijo me dice:
- Mami siento algo como ganas de orinar.
Eso era el indicio que eyacularía, solo me saque su pene de la boca y le dije.
- Bueno hijo solo suéltalo, no te preocupes
- Mamá mamiii! Haaaa me orino
Con esta exclamación sentí como el semen de mi hijo salía y llenaba mi boca, fueron 4 chorritos extenso, me sorprendía eso a su corta edad, se notaba estaba muy excitado, cuando note que no salía más semen saque su pene de mi boca, la abrí para enseñarle a mi hijo, la cerré y trague su primera leche de niño, su primera eyaculación se la había dado a su madre.
- mmm eso era el semen hijo, lo que me trague, lo tienes muy rico y cremoso, tu primera leche de muchas que vendrán, se la has dado a tu mami.
- Pensé que me orinaba mamá, me asuste pero se sintió rico cuando me salió eso blanco.
Yo tome su pene con mis dedos y subí su prepucio, una gota rezagada de semen se dejó notar en su punta, yo le pase la lengua y la trague.
- Ahora hijo, como yo te hice el favor de mostrarme desnuda, yo necesito un favor tuyo, ¿podrás hacerlo?
- Si mami, ¿qué favor es?
- Quiero que con una de tus manitos. pase por esta parte (indicando con mi dedo la entrada de mi vagina.
- Bueno mami.
Le tomé su mano derecha y la puse primero en mi pubis, el acarició esos vellos tan gruesos de color castaño al igual que mi pelo. Luego le tomé su manito y la deje en la entrada de mi vagina que ya estaba un poco húmeda, luego tomado el control de su mano, hice que la metiera y sacara hasta la mitad, le solté su mano y el siguió solo el mismo ejercicio de mete y saca en mi vagina, yo gemía y me tocaba mis pezones, de los cuales habían vuelto a emanar leche materna, la cual había sacado mi hijo gracias a sus succiones tan fuertes, gemía pero no exageradamente, hasta que le dije que se detuviera, que quería que ambos probáramos una cosa nueva.
- Hijo, detente, ahora quiero que tu legua la pases por ahí.
- Pero mami, no se …
- Te da asco acaso hijo? , mi vagina está limpia además yo chupe tu pene y me trague tu lechita
- Bueno mamá lo aré
El con miedo se acercó a mi vagina, yo metí mis dedos antes para sacar el clítoris, y así poder tener más placer cuando pasara su lengua, comenzó a lamer muy despacio primero, luego tomó confianza y lo hacía más rápido, nunca antes ni su padre me había dado placer oral. Lo aparté un rato de mi vagina, quería descansar un poco la calentura. Nos apartamos un rato, el pene de mi hijito se hacía pequeño, yo estaba sudando, lo sentía en mi cuello, en mi frente, en mis pechos, y en mis axilas en las cuales tenía una gotas de sudor, yo recostada hacia arriba estiré mis brazos hacia atrás, mi hijo me quedó mirando, y me pareció raro que sin hacer nada su pene se volvía a erectar
- Hijo, que te pasa que otra vez tu pene se ha hecho grande?
- Mami es que me gusta esa parte de las mujeres?
- Cual hijito?
- Eso que tienes cosas blancas?

Yo no entendí rápidamente, luego mire que mis axilas tenías residuos de desodorante de color blanco, ya que yo uso desodorante en barra y estas estaban con sudor, pero sin olor malo, nunca sudo con hediondez, había descubierto que mi hijo, con solo 8 años, ya tenía un fetiche, no le podía negar nada a mi hijo.

- Hijo si te gustan las axilas de las mujeres, pues ven a conocer estas de más cerca, no tengas miedo.

Su expresión en su cara fue como si le hubieran dado un regalo que estaba esperando de hace tiempo, se acercó a mi axila izquierda, la olio y descubrió que no tenía mal olor, a lo mucho del desodorante que se estaba desasiendo por el sudor, pasó una yema de su dedo, esparramaba los restos de desodorante que había en mi axila izquierda, pero no hacía más que eso, me atreví a incitarlo más, lo acerque más y le dije que se atreviera a pasar su lengua por ahí, el sacó toda su lengua y de una sola pasada sacó todo el sudor que había en mi axila, miré su pene que en la punta nuevamente tenia liquido pre seminal, con mi dedo lo saque y lo lleve a mi boca, luego levanté mi axila derecha y le dije:

- Creo que debes aprovechar la oportunidad de pasar tu pene por esta axila hijo.
Se acercó con su pene, yo antes le baje el prepucio para que el glande quedara libre, y con su roja cabeza pasó por mi axila, en su glande quedaba el sudor y los residuos de desodorante, era raro pero cuando mi hijo tocó, lamio y pasó su pene por mis axilas, sentí morbo, había descubierto una nueva zona erógena.
- Hijo ya no aguanto más, llegó la hora de que sientas la mejor experiencia de tu vida, recuéstate y disfruta de lo que aremos ahora.
- Ok mamá pero que aremos?
- Me vas a introducir tu pene en mi vagina
- Y eso me dolerá mami?
- Si hijo, pero luego te gustara mucho.
El ya recostado, con pene muy erecto, lo tome con mi mano, lo dirigí a la entrada de mi vagina, ahí lo pase un rato por la entrada, sin introducirlo, le masturbe solo 2 subida y bajada de prepucio para que saliera un poco de líquido pre seminal, el cual esparcí por su glande y sobre todo en su frenillo del pene, que sería la zona que más le dolería, me decidí a comenzar a meter su punta, fui bajando más, sentía como poco a poco su glande abría las paredes de mi vagina, cuando todo el glande estaba adentro, sabía que el siguiente movimiento seria doloroso para mi hijo, ya que había llegado a la parte de su prepucio, tenía 2 opciones, bajar de una vez y que fuera brusca, o seguir bajando despacio, opté por la brusca, ya que si lo hacía despacio de igual forma le dolería y querría sacar su pene, así que de una sola bajada fuerte, terminé de introducir el resto de su pene en mi vagina, mi hijo dio un grito de dolor, su prepucio no estaba listo aún para bajar tanto, pero eso le daba más morbo a la situación, con cada vaivén de bajada mi hijo gritaba de dolor, es más en sus ojos salían unas pocas lágrimas, pero no le di mucha importancia, el frenillo y su prepucio tenían que ceder, para calmar un rato su dolor, le tomé sus manos y le puse una en cada seno, este como con rabia por el dolor que le había causaba, los apretaba muy fuerte, y la leche de mis pechos salía disparada a su cara, luego decidió chuparlos mientras yo me movía, llevábamos como 5 minutos, yo levanté mi brazos derecho para acomodar mi pelo hacia atrás, cuando lo bajé mi hijo me detuvo, lo levantó su vi mi axila como comenzaba a sudar otra vez, yo flexionaba mis brazos para que en ellas con la fricción aumentara el sudor, y además se hicieran esos pliegues en mis axilas que a mi hijo sabia le excitaba mucho, él se acercó a la axila derecha y la lamio el sudor, luego cuando terminó de lamer esa, puse a disposición mi otra axila, levantándola para que la lamiera, pero él me dice:
- Mamá creo que otra vez saldrá semen, lo siento
- Sigue hijo, no importa, lame la axila de mamá, déjate llevar y si quiere eyacular hazlo.
El llevó su lengüita hasta mi axila izquierda, y la lamió 3 veces, cuando sentí su semen que salía y llenaba mi vagina, la vagina de su madre, la vagina en la cual fue concebido y había venido al mundo, esa misma vagina, disfrutó del pene de su hijo, y de su semen que parecía una llave, no paraba de salir semen, eso me demostró que mis axilas y mi cuerpo volvían loco a mi hijo, cuando sentí que ya no salía nada, me quedé un rato sobre mi hijo, sintiendo como su pene perdía tamaño en el interior de su madre, el pene salió solo cuando ya estaba pequeño, despacio, no quería que el semen que estaba en mi vagina saliera, me acomode me recosté y vi que mi hijo estaba comenzando a dormirse, estaba cansado, no lo quise molestar, me dejé guardado el semen de mi hijo en la vagina, no quería sacarlo de ahí sino hasta el otro día, apagué la luz y también me dormí, lo mejor sucede en la próxima historia que más adelante les contaré….
(Continuará)

 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 115
Media de votos: 8.45


Relato: Estrenando a mi hijo de 8 años (parte 1)
Leida: 67879veces
Tiempo de lectura: 30minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis
Cocinar Recetas
porno
Curso Doblaje
It developer
ass porn
porno italiano 3G gratis
olgun porno
erotische geschichten



Webcams Chicas de Misrelatosporno.com
 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .