relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Emputecí a mi esposa (I)


 


Relato: Emputecí a mi esposa (I)

  

Me encantan las mujeres bien putas. Me recalienta que se
cojan a mi esposa, que sea la más puta y la más caliente de todas, por lo que la
historia que aquí relato es total y absolutamente cierta.



Mi mujer, María José, mide 1,63 Mts., pesa 54 kilos, morenita
de aspecto oriental más bien tipo tailandés por lo que despierta la pasión en
muchos hombres de sólo mirarla. Pese a lo menuda que es, sus medidas siempre
fueron 90 - 60 - 90 que mantuvo durante mucho tiempo gracias a su fanatismo por
la aeróbica, pero que ha visto incrementadas (105 Cms) con unas prótesis que se
implantó en los pechos (Mi putita personal es la más rica de todas, yo le digo
que es una versión morena de Pamela Anderson ). Sigo con la descripción, tiene
un culito pequeño pero muy apretadito, sin una pizca de celulitis, tanto que
parece el de una jovencita. Lo mejor de todo es su apretada pero muy elástica
chcochita que sabe manejar a su antojo, dando gran placer al apretar el pene
como una mano enguantada.



Me casé con élla porque me calentó más que ninguna y fue la
más puta conmigo. Nunca tuve prejuicios con respecto al sexo y después de
conocerla a élla menos aún, a pesar de que la amo y siento celos en determinadas
ocasiones no tengo problemas en que culee con quien quiera, siempre que yo lo
sepa o me lo cuente después, lo que me dá gran placer. Mi orgullo es que sea la
mejor y la más puta en la cama.



Aún desde los primeros años de nuestro matrimonio siempre
quise que fuera bien desinhibida en la cama ya que nunca habría podido casarme
con una mujer mojigata. Así fue como la alentaba a desarrollar su sexualidad
cada día más lejos, es decir la emputecí consciente y pacientemente. Al poco
tiempo de casados ya quería compartirla, más bien sabía que algún día debería
hacerlo porque de otra manera lo haría sin yo saberlo.



A pesar de su naturaleza muy sexual, me costó convencerla
para que tuviera alguna aventura fuera del matrimonio ya que es muy selectiva.
Le propuse intercambios de pareja, trios o que simplemente me "engañara", es
decir que me hiciera cornudo, pero sólo se calentaba sin decidirse a hacerlo.



Después de un largo trabajo de convencimiento, durante un
viaje mio, logró hacerlo con un chico dieciocho años menor (cuando élla cumplió
36) ya que su debilidad son los jóvenes. Afortunadamente fue una gran
experiencia para élla y para mi también ya que después nuestra relación mejoró
aún más, cogíamos como desaforados día y noche ya que mi calentura aumentó como
nunca, en definitiva nuestro matrimonio ganó mucho con esta experiencia.



El relato que élla me hizo de su aventura me convenció que no
estaba errado porque gozó mucho según su propio relato. Su primera "víctima" fue
un estudiante que trabajaba medio tiempo en un almacén familiar. Se lo cogió por
primera vez en nuestra propia cama, previamente lo había seducido con miradas y
conversaciones sugerentes por lo que cuando lo llamó para que le llevara unas
mercancías a la casa iba con la esperanza de que pasara algo, claro que nunca se
imaginó que tanto.



Lo recibió en ropa sugerente, es decir un vestido cortito con
tirantes muy delgado y suelto, sólo con una pequeña tanga como ropa interior, lo
invitó con una bebida cola para mitigar el sofocante calor del verano
santiaguino, la que finalmente fue con bastante vodka de mi bar personal (mi
mujer con poco alcohol se desinhibe totalemnte) por lo que no le costó demasiado
empezar a besarlo y lograr que el muchacho la manoseara con desesperación
logrando sacarle rapidamente la poca ropa que llevaba. Le bajó el vestido
descubriendo de inmediato sus tetas, que yo le había hecho operar para que mi
putita fuera la mejor de todas, esto junto con la ausencia de brasieres
enloqueció al ocasional amante de mi mujer que comenzó a mamárselas con
glotonería.



 


 


 


 


Mi esposa gemía de placer y rápidamente se vió sólo con su
pequeñisimo tanga ante la urgencia de su amante que le besaba todo su cuerpo y
le manoseaba su conchita que ya emanaba abundantes líquidos lubricantes. Estos
manoseos hicieron acabar rapidamente a mi esposa que es de muy rápidos orgasmos,
la que una vez recuperada a su vez procedió a desnudarlo sacando primero su
camiseta y luego su pantalón para proceder a recostarlo en la cama y empezar a
besarlo por todo el cuerpo, a todo esto mi esposa es muy hábil con la lengua y
le encanta hacer gozar a los hombres de esta manera.



Lo recorrió desde el cuello hacia abajo pasando por las
axilas y el vientre, lo que lo hacía gemir y estremecerse de placer, rapidamente
llegó a los calzoncillos que no le había quitado aún. Cuando le besó el pene por
sobre ellos, jugueteando con su lengua, sintió un gran bulto por lo que se los
bajó rápidamente encontrando una larga aunque no muy gruesa verga (después él le
confidenciaría que le llamaban "el bombero" por su extendida manguera).



Le cogió el largo pene con curiosidad y gran morbo de su
parte, por lo que no se resitió a recorrerlo varios veces con su lengua para
terminar tragándose una gran porción hasta hacer arcadas, pero viendo con
sorpresa que aún quedaba otra similar afuera. Recuperada de su sorpresa se lo
mamó con fruicción, pajeándolo frenéticamente por lo que recibió una abundante
descarga de caliente y gruesa esperma directo en su gargante que tragó con
dificultad pero con gran deleite ya que uno de sus fetiches es hacer acabar a
los hombres con su boca y tragarse su semen.



Continuó besándoselo con suavidad y ternura para que se le
parara nuevamente, halagándolo por su gran tamaño y lo feliz que la hacía por
ello, esto surtió un pronto efecto dada su juventud por lo que rápidamente vió
profundamente ensartada su apretada conchita por el largo pene del joven. Gozó
como nunca ya que su amante duró largo rato penetrándola, sacándole a lo menos
cuatro orgasmos más. Aprendió a gozar un pene profundamente enterrado en su
concha, élla pensaba que le llegaba al útero por lo menos, lo que la hizo
sentirse más caliente aún.



Esta experiencia logró convencerla de que necesitaba ampliar
sus horizontes sexuales, ya que disfrutó una gran polla que no tiene en su casa
ya que la mía mide sólo 15 centímetros, suficiente para hacer gozar a una mujer
pero conoció y aprendió a disfrutar del morbo de comerse un pene descomunal que
según élla debería medir al menos 25 centímetros.



Conversamos y disfrutamos muchas veces reviviendo esta
experiencia, élla ganó en confianza y carácter, dándole ganas de seguir
explorando su sexualidad. Su actitud fue diferente física y mentalemnte, lo que
le dió una belleza adicional, incluso pareció rejuvenecer. Yo la disfruté mucho,
me convertí en un semental nuevamente y nuestra vida sexual recuperó y superó
todo lo que tuvimos al inicio de nuestro matrimonio, todo lo cual reafirmó mi
afán de emputecerla.



Decidimos seguir experimentando, pero convinimos en que sólo
se trataría de aventuras, sólo con quien a élla le gustara, que fuera joven y
educado por lo que los querais escribirnos haganlo a la dirección
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO.
Cuéntennos cuales son sus fantasías y que harían con mi esposa. A mi me
encataría verla cogiéndo con al medos dos machos bien dotados. Recuerden que
esto es absolutamente verídico, por lo que jóvenes menores de 25 atrévanse.
Nosotros tenemos 45 (yo) y 44 élla. Yo sólo participaría en caso de acordarlo
previamente y sólo para ayudar a hacerla gozar a élla.



Eta historia continúa.


Julio 2002


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 3
Media de votos: 6.67





Relato: Emputecí a mi esposa (I)
Leida: 7686veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis