webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: María, mi cuñada de quince años


 


Relato: María, mi cuñada de quince años

  

Odiaba estas reuniones familiares y mas aun con este calor
insoportable, pero eso es normal en Julio. Este año celebramos el cumpleaños de
mi cuñadita en casa, a mi mujer, su hermana mayor, le hacia gracia celebrar la
fiesta en el jardin.


Maria cumplia hoy quince años, quien lo iva a decir si casi
la vi nacer. Alli estaba, de pie al final de la mesa a punto de apagar las velas
de su pastel, de pronto, mientras todos gritaban, -piensa un deseo, piensa un
deseo-, vi como fugazmente me miro durante apenas un segundo y luego apagaba las
velas, creo que nunca me habia mirado asi.


Termino la fiesta y nos quedamos solos mi mujer y yo con su
hermana Maria, mientras mi mujer limpiaba el jardin, nosotros estabamos en la
cocina recogiendo platos y vasos. Maria estaba fregando en la pica de agua y me
llamo para que le pusiera el delantar, me acerque y la rodee con el, quedando yo
por detras de ella para anudarlo a su cintura y en eso que sin apenas mirarme me
dijo,


- crees que se cumplen los deseos?


*no creo en esas cosas.


- yo he deseado que ojala tenga la suerte de mi hermana.


* a que suerte te refieres?


- me gustaria poder casarme con un hombre como tu.


*bueno, bueno, aun eres muy jovencita para pensar en casarte.


- para casarme si pero para otras cosas creo que ya soy
mayorcita, mi hermana empezo a salir contigo tambien a lo quince años, no?


*esos eran otros tiempos, y creo que has bebido demasiado,
jovencita.


En eso me di cuenta que todavia no le habia abrochado el
delantar y justo entonces mi cuñadita dio como un respingo hacia atras y hizo el
gesto de rozarme con su culo sobre mis manos, inmediatamente me retire dos pasos
hacia atras y no le dije nada, todo habia sido tan rapido que no supe a ciencia
cierta que es lo que habia pasado. Mi cuñadita sin mirarme me dijo,


- crees que soy tan niña todavia?


*Perdona, pero no entiendo que quieres decir.


- sabes, mi hermana me ha regalado un conjunto de lenceria,
dice que ya tengo edad y cuerpo para ponerme otro tipo de ropa interior y ya me
lo he puesto.


- ¿quieres mirar como me queda?


Me quede de piedra, no sabia como reaccionar, de pronto pense
que no podia ser que mi cuñadita de tan solo quince años me estubiera hablando
asi, pero tambien fue instantanea mi curiosidad por la pequeña hermana de mi
mujer. Estaba alli de pie, delante mio, con quince años tenia un cuerpo ya
desarroladito, en vestido de lino que llevaba le quedaba muy ajustado a su
figura y pude entrever como se le marcaba la braguita que le habia regalado mi
mujer. A mis treinta y cinco años le sacaba veinte a mi cuñadita y no se si fue
por la bebida, por el calor o por las dos cosas a la vez, pero me acerque a ella
despacio, acerque mis manos a la parte baja de su vestido y sin tocale ni
siquiera la piel de sus piernas, fui subiendo poco a poco el vestido, me puse
muy nervioso, era una situacion muy tensa pero a la vez con mucho morbo.



Cuando Maria, mi cuñadita, noto que yo habia dado primer
paso, dejo de golpe los platos en la pica de fregar y apoyo sus manos sobre el
marmol de la cocina y agacho ligeramente su cabeza, no decia nada, se dejaba
hacer, se hizo un silencio profundo en la cocina.


Poco a poco fui subiendo la ropa hasta que llegue al borde
inferior de sus braguitas y me pare un instante, mire sus piernas, delgaditas y
bien formadas, continue subiendo y de pronto aparecio su braguita, me excite
muchisimo, la habia visto muchas veces en bañador y en bikini, pero esa braguita
blanca de encaje que le habia regalado mi mujer le quedaba perfecta, a penas si
le tapaba las nalgas, mire de reojo a Maria y vi como se estaba mordiendo el
labio inferior, creo que la sexualidad habia despertado en ella en todo su
explendor y la vi muy excitada y nerviosa a la vez, de pronto sentimos como mi
mujer entraba en la casa, le baje el vestido a toda prisa y me fui de la cocina.


Me fui rapizamente al servicio porque mi ereccion se notaba
muchisimo, quise esperar a que se me bajara pero no pude contenerme y me
masturbe pensando solo en la imagen de mi cuñadita con el vestido levantado
enseñandome solo sus braguitas.


En el proximo relato os contare como empezame con mi cuñadita
Maria un juego de situaciones morbosas sin llegar a hacer el amor, ya que asi lo
pactamos, pero nos dimos cuenta que el riesgo de que nos pudieran pillar
haciendo algo nos ponia a cien por hora, jamas pense que una adolescente de
quince años pudiera tener una imaginacion asi para esas cosas.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 11
Media de votos: 8.36





Relato: María, mi cuñada de quince años
Leida: 12294veces
Tiempo de lectura: 3minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis