webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Con mis primitas ¡Qué delicia! (II)


 


Relato: Con mis primitas ¡Qué delicia! (II)

  

Con mis primitas ¡qué delicia (II)!


Bueno, no sé si recuerdan que en el relato anterior (Con
mis primitas¡qué delicia!
) les conté cómo me había pescado a mis dos
primitas menores de 14 y 12 años respectivamente y cómo ellas habían disfrutado
de aquella situación . Yo pensé que las cosas quedarían ahí, pero la verdad
jamás imaginé que me esperaban varias sorpresas más . Se pensará que estoy
fantaseando pero no, los hechos que conté y contaré son absolutamente reales y
por eso mismo, muchas situaciones me parecieron un poco inexplicables en su
momento. Pero el goce fue, de todos modos espectacular.


Los días siguientes transcurrieron en relativa normalidad.
Mis primitas se paseaban por la casa, veían televisión, conversaban conmigo.
Aunque Priscilla no ocultaba sus deseos y cada vez que podía me lanzaba una
mirada lujuriosa , se paraba de sus asientos y caminaba hacia su habitación o la
cocina, moviendo su espectacular trasero y contorneando sus caderas , en actitud
francamente provocativa. Yo me quedaba mirando ese culito divino, adolescente y
angelical, enorgulleciéndome de ser yo el que lo había abierto, igual que a esa
conchita juvenil y de ensueño. Y de su hermanita ni hablar. Tampoco perdía
ocasión de enseñarme su cuerpecito de niña , que ya empezaba a ser de mujer,
tras haber recibido el pedazo de carne de su primo querido en su interior.



Mis padres extendieron más su viaje al interior y pasaron
varios días , los tres solos. Por esas casualidades de la vida, me enteré de que
mis primitas eran bastante cercanas a la hija de mi hermana Lorena, de 31 años.


Ella también vivía en el sur , y por la edad su hija había
hecho fuertes vínculos con mis primitas. Yo hacía tiempo que no veía a Rocío. Me
llevé otra sorpresa mayúscula al verla llegar, después de que mis primitas la
llamaron para que viniera: Rocío tenía la piel morena, el cabello negro, los
ojos verdes. Tenía sólo 13 años y ya sus tetas eran plenas, aunque no tan
voluminosas, pero sí bastante bien formadas. Su cintura era delgada y el vientre
plano.. Las caderas torneadas comenzaban a darle la forma de una mujercita que
en pocos años más se vería madura y curvilínea. Su culito se empinaba paradito
al final de dichas caderas, y se mostraba redondo, firme y apretadito, pese a
estar aún en formación.


Por la tarde , después de tomar el té , ellas dijeron que se
irían a recostar un rato y fueron a su habitación .


Yo aproveché para hacer algunas cosas de la casa y al rato
fui hasta mi habitación contigua a la de ellas a buscar unos diarios para poner
en el suelo. Cuando pasé por afuera de su habitación , oí unas risas . No pude
evitar la curiosidad , pero no quise irrumpir en la habitación : me quedé
mirando por la puerta que estaba entreabierta y oí la conversación :


Rocío escuchaba con detención las palabras de sus "tías",
casi de su misma edad:


Roxanna le confesó a su hermana tímidamente, que yo me la
había enculado en el río, y que ella había visto el polvo que nos habíamos
mandado Priscilla y yo:


- Tú siempre tan metiche y mirona- le reprendió Priscilla.


Roxanna sólo encogió los hombros y sonrió.



¿ y te la metió toda?- interrogó inquieta Priscilla.


Toda , hasta las bolas- respondió Roxanna- Igual que a ti.


¿Por atrás también?- preguntó Priscilla.


¡Claro!- explicó Roxanna. Fue divino . Es que cuando vi que
te la enterró por el culo a ti, no pude aguantarme...¿Verdad que fue muy rico,
hermanita...?


¡divino!- acotó Priscilla. Bueno, en vista de los hechos
supongo que no se lo dirás a mamá.


¡no cómo crees!



Rocío las escuchaba con detención . Ella era una inexperta en
el tema sexual, aunque siempre había tenido mucha curiosidad. Pero sólo había
escuchado los comentarios de sus amigas y compañeras de colegio, sobre la cosa
de los hombres. Ella se mostró un tanto sorprendida ante los hechos que sus
"tías" le contaban


- pero ¿ de verdad fue tan rico?- interrogó ella algo
incrédula.



Fenomenal, respondió Priscilla. Es que nuestro primito es
un verdadero potro.


¿Por qué?- preguntó Rocío con voz ingenua....



Priscilla la reprendió, enrostrándole su ingenuidad.



¿ No me digas que no sabes?- le reprendió. Lo que tienen
los hombres entre sus piernas...No me digas que nunca has oído hablar de eso.


No sí. Si se que ellos nos meten su cosa en la
nuestra...Pero..


Es que nunca has visto uno, verdad, interrumpió Priscilla.


No , bueno, sólo el de mi hermano chico de 10 años, un día
que nos bañamos juntos desnudos en el río. Pero era una cosita muy chica....


Claro, es un gusanito apenas, explicó Roxanna. En cambio el
de nuestro primo es.... enorme...


Tiene así una huasca- completó Priscilla, haciendo un gesto
con los dedos para indicar el tamaño...


Pero eso son como 20 cms más o menos – precisó Rocío.


Quizás más- comentó Roxanna. Debe tener al menos unos 7
centímetros más que el de papá....


¿ y tú como sabes eso? Preguntó Priscilla.


Un día los vi culeando con mamá. Yo creía que papá lo tenía
bastante grande , ya que antes había visto a Marcos pajeándose en su pieza
viendo una película. Y la tenía bastante más chica que papá , y eso que Marcos
ya tiene 18. La de nuestro primo debe ser casi el doble....


Eres una pícara,- le reprochó Priscilla - , aunque esbozó
una sonrisa....


Pero tenemos que repetir nuestra experiencia hermanita- le
respondió Roxanna. Sentir su verga adentro es la locura... Y sentirlo
acabar...


¿ Acabó adentro tuyo?- interrogó Priscilla, con
preocupación


Sí. Contestó Roxanna.


- Oh, pero tú ya menstrúas? Inquirió priscilla.


No, aún no, confesó Roxanna.


Ah, entonces no hay problema- explicó Priscilla. Yo en
cambio tengo que cuidarme un poco.. Yo menstrúo hace un año, más o menos...¡y
tú Rocío?


No, yo aún no, explicó la chica con algún pudor....



Rocío y Roxanna siguieron conversando...De repente, Priscilla
llegó con unas revistas y las puso sobre la cama. Rápidamente comenzó a
hojearlas. Su hermana menor y Rocío quedaron casi atónitas ante el espectáculo
que veían en las revistas. Eran fotos de hombres, con enormes vergas, poseyendo
brutalmente a mujeres de distinta edad, en diferentes posiciones....


- No sabía que tenías estos tesoros- le indicó Roxanna. Ni
siquiera me los prestas.



Eres muy chica- le explicó Priscilla. Pero nadie sabe que
las tengo son mi tesoro oculto.



Las chicas observaban con detención las fotos de la revista.
De repente se detuvieron ante el cañón de un negro, de dimensiones enormes.


- Así es la de nuestro primo, más o menos –precisó Priscilla.
Para que te hagas una idea.....



¡Qué grande y grueso!- exclamó Rocío. ¿Pero entonces a
ustedes debió dolerles mucho.....?


Bastante, -dijo Priscilla-. Sobre todo por el culo...pero
el placer fue más intenso aún...Deberías probarlo...


Es que no me atrevo- exclamó Rocío temerosa....


¡Vamos atrévete! La desafió Roxanna. Yo soy menor que tú y
ya vez. Ya me entró toda...Tú demás que puedes...



Ambas chicas siguieron explicándole a Rocío las bondades de
mi herramienta. De pronto Priscilla interrumpió las pláticas para lanzar una
invitación...


- Está un poco aburrido...por qué no nos relajamos un poco...


Priscilla se despojó de sus ropas hasta quedar en ropa
interior ante su hermana y Rocío. Se sacó después el sujetador y la bombacha ,
quedando completamente desnuda frente a ellas....Roxanna siguió el ejemplo de su
hermana mayor y también se desnudó.. Rocío las miraba inquieta a ambas. Las
hermanas la exhortaron a que no fuera temerosa , a que dejara el pudor de lado y
se sumara. Rocío era una chica tímida e insegura. Finalmente, ambas la
convencieron y ella comenzó tibiamente a despojarse de sus ropas hasta quedar
desnuda...Fue ahí cuando su prominente traserito destacó aún más...



El espectáculo de esos tres diamantes desnudos era casi
celestial. La conchita peludita de Priscilla destacaba ante el de su hermanita,
absolutamente pelado. El de Rocío tenía algunos vellitos, en los
alrededores.....Las tres almejitas, de 12, 13 y 14 años frente a mis ojos eran
la expresión misma del paraíso... Fue Priscilla quien comenzó con los masajes
sobre su concha...Roxanna la siguió y por unos minutos Rocío sólo miró por
largos minutos... Luego las dos la incitaron a que se masturbara. Ante su
temerosidad, Priscilla se acercó y le acarició la vulva...Luego fue la misma
Rocío quien continuó con sus dedos


- Así sigue así pequeña! ¡ Se nota que nunca has tenido un
hombre a tu lado¿! ¡Frótate con fuerza , anda sigue!



 


Las tres chicas eran presa de la típica calentura feroz de
las adolescentes que despiertan al sexo.


Ante tal espectáculo, no aguanté más y corrí al baño. Quise
darme una ducha , pero en realidad estaba tan cachondo que se me había parado
como un mástil y empecé a hacerme una paja bajo la ducha....En plena agitación
sentí que la puerta se abría de súbito.


- Así que a ti también te gusta espiar- dijo Priscilla ,
apareciendo en pelota en el umbral de la puerta.



Bueno yo...-exclamé atónito ante tal aparición, aún con mi
verga en la mano....espero no haber molestado...


No, no molestas , -se apresuró a decir ella-. ¡ Qué picón
primito!, dijo sin despegar sus ojos de mi órgano viril. Ella se metió a la
ducha conmigo y comenzó a besarme, afirmada de mis hombros. Yo la agarré de la
cintura y luego me agaché. Ella separó las piernas en una clara invitación
para que le sorbiera los líquidos de su vulva.... Entonces mi lengua se hundió
como pala en la tierna carne de mi joven prima. Con los dedos de ambas manos
le separaba los labios mayores par lamer su concha roja caliente y peluda...La
vellosidad era bastante tupida...Entonces no aguanté más la curiosidad..


¿Desde cuando que la tienes peluda? -Interrogué.


Desde hace como un año- repondió ella. ¿Por qué?


Porque es raro que a tu edad , siendo tan pequeña la tengas
tan peluda. ¿supongo que sabes lo que ello significa?


Sí que tu cosa ya no es la de una niña y que está preparada
para el sexo. Marca tu paso a un cuerpo de niña al de mujer. La mayoría de las
veces coincide con la regla, pero en mi caso se me puso peluda antes...


Lo tienes delicioso – exclamé, mientras mi lengua
continuaba devorando aquel chochito de maravilla. Priscilla no pudo evitar que
sus líquidos empezaran a correrle y que su clítoris se endureciera y aumentara
d tamaño.


¡Ah, miren cómo se está calentando la muy puta! Exclamé


¡ por favor, imploró ella- ¡ Quiero tu verga! ¡Métemelo
primito, métemelo!



Le sobé sus divinas tetas con maestría , y ella de repente se
arrodilló ante mí y comenzó a darme una mamada. Cuando Priscillita se lo echó a
la boca noté que desde afuera, Rocío miraba atónita. Vio a su "tía" 1 año mayor
que ella de espaldas a ella, casi atragantada con mi miembro de enormes
proporciones. Priscilla recorrió con sus labios toda la extensión de mi daga
hirviente , y lentamente se la echó casi toda en la boca. Me estaba dando una
mamada de campeonato. De súbito se levantó y mi pene enorme quedó a plena vista
de Rocío quien volteó rápidamente y huyó.


Priscilla no notó su presencia y me invitó de nuevo a
penetrarla.. Así sin hacerla esperar , puse mi cañón a la entrada de su vulva y
se la hundí en ella , con toda la extensión de mi verga ardiente. Bombeé con
frenesí, al mismo tiempo que ella empujaba su pelvis hacia delante y hacia
atrás, desorbitada, jadeando.


- ¡así primito! ¡no te detengas ahora, por favor! ¡ Qué
tremendo pico...!¡Ahhh cómo te deseo!!!!!


Yo estaba en éxtasis. Necesité penetrarla más profundo
todavía y entonces la agarré por las nalgas y la hice apoyar sus piernas a ambos
lados de los hombros, de este modo avancé algunos centímetros más dentro de
ella, mientras con mis manos le exprimía las tetas, febrilmente.


No pasaría mucho rato hasta que sentiría los efectos de mi
primer orgasmo, hasta descargarme íntegramente en la exquisita zorrita peluda de
esa hembra adolescente....


-¡Ahhhhh, voy a acabar, Priscillita! Ahí voy¡ ¡aghhhhhhh!
¡Síiiiiiiiii!


-¡dame , dame todo primito! -Me alentó ella.


Copiosos chorros de esperma brotaron a raudales de mi larga y
gruesa verga, anegando la vagina de Priscilla. Suaves movimientos de sus caderas
acompañaron las últimas convulsiones . Luego nos separamos y yo me eché sobre la
tina, exhausto. Ella miró mi pene lacio y sonrió.....


-¡Gracias primito!- me indicó. Eres un amor....


Abandonó el baño con la misma rapidez con la que salió, no
obstante volvió a los pocos minutos. Yo aún me encontraba desnudo y recién
tomando un poco de aire....



Sígueme , me indicó con una voz muy sensual...


Es que estoy desnudo y yo- acoté desacomodado...


No importa , mejor así.



Salió del baño y yo solamente no hice más que seguir el
contorneo de aquellas caderas paradisíacas y el desafiante movimiento de aquel
culito de campeonato....


Cuando llegamos al borde de la habitación observó un momento
hacia adentro y me dijo...


- Espera aquí..


Cerró la puerta y pasaron algunos minutos. Escuchaba algunas
voces en la habitación y algunos quejidos, pero no sabía qué ocurría...De
repente la voz de Priscilla rompió el silencio..



ya puedes entrar primito, -invitó-. Diviértete con
nosotras..


Entré a la sala y presencié el particular espectáculo.
Roxanna devoraba el chochito de Rocío, mientras de espaldas a mí , me ofrecía
nuevamente su culito, provocativamente.



Yo quedé de una pieza. En eso Rocío me miró fijamente.
Desnudo y con el miembro rígido y erguido como un mástil, producto de las
escenas que veía, ella no me despegó los ojos de mi pedazo de carne...



¡Oh, parece que es verdad lo que me decían, chiquillas,
-exclamó Rocío, al ver las dimensiones de mi miembro-....¡Que tremendo pico
tiene tío!


¡Quieres culear, verdad!- me preguntó Roxannita.



Asentí con la cabeza...



¡ dale , házmelo bien por el culo entonces primito....Igual
que como el otro día en el río...



Mi instinto me decía que corriera a disfrutar aquel culito
infantil y exquisito, pero una voz en mi interior me detenía. Traté de
explicarle que lo del otro día había sido una calentura de momento y que ella
era muy niña y no debía desear tanto sexo, pero sólo pude esbozar algunas
palabras y ella me interrumpió


- Vamos primito, no te vengas con cagadas. Eres un auténtico
macho y quiero que me hagas gozar de nuevo......



Ella se arrodilló y paró aún más su culito y yo ya no pude
más. Enseguida me instalé detrás del trasero de Roxanna y empuñando mi verga
entumecida, la llevé hasta el esfínter, que se ofrecía a mí en toda su
magnificencia...


- ¡ Despacio primito, te lo suplicó!- imploró



Pero ustedes bien saben que cuando uno está caliente no
repara en sutilezas...de un solo empujón le despaché la mitad de mi órgano. No
se había lubricado y ni siquiera trató de distender el orificio para que la
penetración no fuera tan brutal. En cuando la tuvo dentro de su excitante
túnel, empecé a bombear como un poseído, lascerándola sin piedad, hundiéndole
toda la longitud de ese cañón ardiente, hasta donde me alcanzaba....


¡No tan fuerte ¡ -pidió ahora Roxanna- , ya caliente hasta
casi más no poder.



Entre tanto noté que Rocío había quedado simplemente
paralizada ante la escena...casi no creía cómo a su tía, un año mayor que ella
pudiera entrarle tamaño pedazo de carne por el culo, que ella tendría casi del
mismo porte.....


Yo moderé mis movimientos. Más despacio que antes, retire mi
pene casi íntegro del culo de la jovencita, para volver a acometer hasta el
fondo...


- Así , así, aprobó ella.¡dame tu pichula de toro, primito!
¡Cómo me está gustando!


Arqueaba la espalda y se empujaba hacia atrás , provocando mi
natural excitación, ya que la contemplación de esa hembrita en celo hacía
despertar mis más morbosos y calientes instintos..


Entre tanto yo le chupaba las tetas a Priscilla, que se había
acercado a mi lado y tras mi invitación comenzó a mamarme las bolas. En una
mezcla de sensatez, yo me echaba hacia delante y hacia atrás, a una velocidad
tal que arranqué lágrimas de dolor y placer a la vez de los ojos de Roxanna.



¡Aaaaghhhh! ¡ Mmmmmmmmm!-gruñó.



Con los ojos desorbitados y las manos atenazados a las
caderas de aquella adolescente hembrita, mi enorme verga se había hinchado al
máximo. Roja y brillante por la lubricación del culo de ella, como un émbolo.


- ¡primito, como me rompes el orto! –suspiraba, extasiada
¡Qué polvo estoy por echarme! ¡ahhh!! ¡¡Sí! ¡¡¡Ahora más fuerte!!!¡¡¡Más
más!!!!!..¡¡¡estoy acabando como una yegua!!!! ¡¡¡Rómpeme animal!!!!¡te estás
yendo tú también!!! ¡¡siento cómo me corre tu semen por dentro..es
delicioso...mmmmmmmm.


Me había hundido con toda la extensión de mi verga en el
culito de Roxanna. Mientras Rocío observaba perpleja y ya comenzaba a
calentarse.


- ¡Ahora métemelo por acá!- me indicó Roxanna, ofreciéndome
su almejita imberbe, aunque ya abierta por mi verga hace algunos días....


Me retiré del canal trasero de Roxannita, pero mi verga
estaba flácida. Ella se lo puso en la boca y le dio una mamada que bien puede
estar en la historia de las más intensas y lujuriosas de las que alguna vez me
hayan dado. Succionaba y engullía mi verga hasta atragantarse...


- Eso hermanita, dale- la alentó Priscilla.


Rocío volvió a quedar con la boca abierta, al ver cómo
Roxanna se tragaba casi toda mi verga, con fruición...


- No sabía que eso se podía hacer....observó. ¿No da
asco....?


- ¡Cállate tonta! -le reprendió Priscilla-. Se nota que no
haz probado.


Cuando la tuve dura de nuevo, me hizo recostar en el suelo,
empalándose en mi caño sentada de espaldas a mí y con sus piernas bien abiertas,
hasta que casi lo hizo chocar con su útero....


- ¡Oh, la partirá en dos! -le indicó Rocío aterrada a
Priscilla pero esta no la escuchó. ¿Cómo le puede entrar todo?- se preguntó
Rocío.


Yo la sujeté de las caderas y con fuerza empecé a sentarla
cada vez más fuerte sobre mi miembro. Ella gritaba como loca. Pese a la
desfloración que ya le había hecho, su conducto era aún estrechito y apretado.


Empecé a bombear como loco y mientras le tocaba sus tetitas,
pequeñas pero con sus pezones paraditos, sentí que me venía y ahora sí deposité
una generosa descarga en la deliciosa conchita de mi primita de 12 años... Me
asusté un poco ante la magnitud de la mojada y aunque ya sabía , por la
conversación que había oído le pregunté


- ¿Todavía no reglas, verdad primita?


- No, dale no más con confianza...



Mi semen inundó su agujero delantero, al punto de que varios
chorros de él se derramaron por entre sus muslos...Cuando terminé la descarga se
bajó de mi órgano, que aún estaba duro. Ella un poco adolorida se recostó en el
suelo...


-¡ Ahora te toca a ti, Rocío!- desafió Priscilla...



Es que yo, no....-dudó Rocío. No podré. Está muy grande .
yo....


¡Nada se acabaron las excusas! –indicó Priscilla. No
desperdiciarás esta oportunidad.



La tomó de las manos y la empujó hacia mí, incitándola a que
me lo chupara...Ella se negaba, excusándose con que nunca lo había hecho, pero
no hubo caso..Priscilla la empujó hacia mí. Noté que estaba tiritando de susto.
Le acaricié los cabellos y le hablé suavemente al oído....


- Tranquila- le indiqué- vamos relájate. Anda bésame los
labios...Lentamente ....


Ella se negó al principio, pero luego la convencí y le
apliqué un ardiente beso con lengua.. En tanto, no desaproveché la oportunidad
para sobarle el culito primero, firme y bien formado y luego para empezarle a
meter los dedos en su conchita. Al principio quiso separarse pero no lo hizo, la
excitación pudo más....



¿ Nunca te habían hecho esto antes verdad? Anda gózalo- le
dije.



Seguí besándola y acariciándole el chocho. Tenía los pezones
rosaditos y se le pusieron duros con mis caricias. Sus tetas cabían fácilmente
en mi puño, ya que no eran tan grandes ni tan pequeñas...En el punto justo.


- Chúpasela ya- ordenó de nuevo Priscilla.- No seas tan
quedada.



Déjala si no quiere- le indiqué.



Priscilla agarró a Rocío de los cabellos y le puso su cara
delante de mi pene. Ella lo miró, sorprendida ante sus dimensiones , pese a que
sólo estaba un poco levantado "Como si fuera un helado", le explicó Priscilla.
Rocío agarró mi verga con su manito y comenzó a pasarle la lengua lentamente ,
como probándolo:" Anda si es rico"- le indicó Priscilla. Ella comenzó a ponerle
los labios. Cubrió primero todo el glande , luego se lo sacó y lentamente fue
bajándo por todo el tronco......"Bieeeeen! exclamaron al unísono Priscilla Y
Roxanna. Alentada por los vítores, Rocío se siguió tragando mi verga, y como no
le cabía toda en su boquita se apoyaba con las manos...En pocos minutos, la
herramienta estuvo en su máxima extensión , otra vez.....


- ¿Ahora dale tu concha - siguió indicándole Priscilla-, al
ver que mi verga ya estaba en completa erección.


Ella le indicó que abriera las piernas y yo comencé a
degustar ese chorito que con alguos pelitos en sus bordes se me ofrecía
desafiante. Le esparcí mi lengua por toda su vagina, hasta tal punto que logré
que su clítoris se endureciera y sensibilizara. Mi lengua surcaba su hendidura
aún cerradita, rápida y profusamente...


- ¡vamos primito, entiérraselo que es virgen, hazla gozar- me
exhortó Priscilla.



Eh, no la presiones, le indiqué . Déjala, tal vez no
quiera.



Comencé a acariciarla suavemente en sus nalgas , sus caderas
y sus tetitas , que jamás habían recibido algún contacto masculino. Su
excitación ya era total, con su conchita hirviente, mientras yo le besaba los
labios el cuello y las tetas, sensualmente.. Ambos hervíamos de calentura...Le
indiqué si quería que la penetrara. Ella dudó un instante y me susurró algo al
oído. Yo pensé que se negaría , pero luego se recostó de espaldas, afirmada en
sus brazos. Miró a Priscilla y Roxanna: "Vamos te gustará" la invitaron ellas..
Había aún cierto aire de temor en su carita, reflejada en sus hermosos ojos
verde s que restallaban en su piel morena. Me hizo un gesto con la cabeza ,
indicándome que estaba lista.


Le pregunté si de verdad lo quería, haciéndole reparar en el
tamaño de mi órgano "es enorme" indicó ella, con una voz temblorosa, pero me
aseguró que quería. Yo me acerqué hacia ella y puse la punta de mi daga en la
entrada de su hoyito vaginal. Le toqué las tetas de nuevo, la acaricié, l a
besé. Le dije que abriera las piernas . y que las pasara por sobre mis hombros ,
apoyando sus talones en mi espalda. Ella lo hizo dubitativa y noté que estaba
algo tensa..


¡Tranquilita, le indiqué.


-¿me dolerá mucho?- pregunto temerosa.


- Si te portas bien y haces lo que te diga no tanto le
indiqué ¿estás lista?- volví a preguntar.



un tímido "Sí" fue la señal de que su conchita aún virgen y
de niña se aprestaba a dar la bienvenida al nuevo y caliente visitante.



Le acaricié las caderas y las tetas de nuevo, retiré un poco
mi verga hacia atrás y con un impulso la agarré de los muslos y la empalé.


El chorro de sangre saltó casi al mismo tiempo que su grito
ensordecedor...


-¡ayyyyyyy!


Le dije que se relajara para que pudiera entrarle todo sin
problemas. En tanto mi vergota se abría paso entre su conchita cerradita, me
retiré un poco hacia atrás y se lo introduje todo. Creí que quedaría sorda de
tanto gritar. Yo me quedé unos segundos inmóvil para acomodárselo bien y para
que ella se fuera acostumbrando a un pedazo tan enorme en su pequeña y rica
conchita....Sentí que me empujaba con los talones hacia su cuerpo. Fue la señal
de que continuara...Y se lo di todo. Agarré un frenesí velocísimo, entusiasmado
por desflorar otra conchita virgen, de 13 añitos nada más.....Ella gritaba como
loca ante cada embestida , aunque se notaba que lentamente iba pasando del dolor
al placer..... Cambiamos de posición , yo me acosté en el suelo y ella se sentó
sobre mi aparato, sentándose velozmente hasta que toda la extensión de mi verga
le tocaba las entrañas. Yo en tanto, disfrutaba manoseándole y sobándole sus
tetitas, como pequeños meloncitos.... De repente bajé mis manos a sus glúteos ,
entonces no aguanté más y le descargué un buen poco de semen en su ardiente
conducto..


- Vamos ahora por atrás , mi pequeña! –dije. No podía
quedarme sin disfrutar esa joya....



No no, por atrás no por favor- suplicó- Por ahí si que
duele mucho, no no..


¡Qué pasa? No vas a ser menos que nosotras – le enrostró
Priscilla. Encájate ese pedazo.


Pero es que no se si podré aguantarlo- explicó Rocío
temerosa....



Le indiqué que se pusiera en cuatro patas.. Comencé a
separarle las nalgas y a acariciarle el ano. La besé en el cuello de nuevo y le
indiqué que lo haríamos muy suavemente..... A toda costa no quería , pero en
definitiva pudo más la calentura y la curiosidad de sus "tías", que le indicaban
lo rico que se sentía.


Paró entonces su colita y yo me arrodillé detrás de ella. La
agarré de la cintura. Le dije que comenzara a frotarse el clítoris. Ella accedió
tímidamente. Le pasé mi mano por toda la espalda , acariciándola, le di un beso
en esta y reculé un momento. Al segundo arremetí con fuerza y mi daga fue
enfundada por el hoyito trasero de mi sobrinita.....Su agujero se dilató para
recibir al enorme intruso y los hilillos de sangre frotaron casi al instante
......


-¡¡¡Voy a partirte el culo, mi pequeñita!!!!!- exclamé,
jadeánte



¡despacio tiíto, por favooooooooor! Alcanzó a rogar ella ,
pero su voz se quebró al recibir mi embestida que depositó todo mi báculo en
el interior de su culito......


¡Arghhhhhhhh! Exclamó como una poseída.. Le puse una mano
sobre uno de sus glúteos y lo separé hacia un lado , para irlo abriendo un
poco más, mientas aceleraba el vaivén. Se notaba que la estaba casi
atravesando, por el volumen de sus gritos, aunque también se empezaba a notar
que tal pedazo de carne depositado en el interior de su trasero la estaba
haciendo gozar como nunca. Embestí tan fuerte que en ocasiones se notaba que
sus pies casi se desprendían del suelo..... ya casi le metía las bolas y ella
bramaba de placer.....Yo me excitaba cada vez más al ver a un culito de 13
años recibiendo una verga de 20 cms de largo y 7 de grueso en su interior.....



Un calor en mi cuerpo me indicó que ya me venía. Hice una
metida profunda, ella gruño de placer y derramé mi esperma en la ardiente
cavidad trasera de Rocío, que al mismo tiempo alcanzaba su primer orgasmo...


Ella cayó al suelo, lentamente, tras recibir mi descarga.. yo
agaché la cabeza y apoyé las manos en el suelo. Di un profundo respiro y observé
a mi sobrinita, aún inundada por la excitación...



Me arde a rabiar el culo tío, pero igual estuvo
espectacular.....



Priscila y Roxanna se acercaron a ella.. Yo me levanté, me
puse mis calzoncillos y me fui....


 


Las sorpresas no habían terminado aún.. Ya lo verán...


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 25
Media de votos: 9.52





Relato: Con mis primitas ¡Qué delicia! (II)
Leida: 14553veces
Tiempo de lectura: 18minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis