webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi novia de 17 (II)


 


Relato: Mi novia de 17 (II)

  

Me hice novio de verónica de rebote, pues la que me gustaba
era su prima, vero nunca lo supo pero me le acerqué para sacar información; sin
embargo ingrid, la prima era muy creída y tenia novio.


Sin soltar tanto rollo, me le fui acercando a verónica, nos
hicimos novios y ya desde amigos entraba a su casa, así que al pasar a ser su
novio, pues no hubo broncas.


Comenzaron los besos, luego los besos más apasionados y la
naturaleza y calentura hizo lo demás.


Ese primer gran día habíamos visto una película en su casa,
no porno, pero con cierto contenido sexual, eran aproximadamente las cinco y
media de la tarde y me dijo:




acompáñame a bajar una ropa a la azotea


si, claro y la Mamá de ella dijo:


con cuidadito he? Se portan bien que ahora regreso, se
quedan las niñas(las dos hermanas menores 10 y 12 años)


yo muy propio le dije si señora, no se preocupe




las hermanas con tal de ver sus series en la TV ni les
importo, entonces vero me dijo:




sígueme




vestía una falda negra apenas arriba de la rodilla, sandalias
y una blusa de algodón de esas sin mangas y ajustada de color blanco.


se echó a caminar delante de mi y yo me retrasé unos pasos
para acomodar una planta que estaba tirada, en eso ella había subido tres o
cuatro peldaños y yo agachado levanté la mirada y miré las piernas delgadas y
morenas de vero. Me quedé así y ella siguió ascendiendo hasta que casi le vi el
bikini, ella volteó y al descubrirme me espetó:




oye, qué haces? Pero rió pícaramente


Contemplando el panorama tan hermoso




La alcancé y subimos, bajó la ropa de los tendederos y yo la
contemplaba desde un extremo de la azotea pensando cuándo me comería esas
nalguitas tan preciosas, en eso puso ella la ropa en el lavadero y nos abrazamos
y comenzamos a conversar de cosas, pero en un momento los dos nos abrazábamos de
la cintura y hacíamos para atrás las cabezas, eso hizo que nuestras pelvis se
pegaran y a mí se me paró la verga; ella lo sintió y como ya nos habíamos
rozado, pues me dijo:




ven para acá. Y me jaló mas pegado a la pared


eres tan hermosa y sexy verónica, me encantas


y tu a mí Leo




volvimos a abrazarnos y besarnos cada vez más calientes, las
lenguas jugaron un papel importante y la suerte ya estaba echada, mis manos
fueron bajando y alcanzaron las nalgas, ella se separó levemente, pero
inmediatamente asumió que quería ser manoseada por mí (me lo dijo más tarde).
Mis manos siguieron el camino hacia abajo y llegue al borde de su falda que con
los contorneos y movimiento, se le elevó un poco, comencé ahora a acariciar sus
muslos y su respiración se hizo más fuerte, se estaba excitando mucho, era mi
oportunidad y le dije al oído al momento que le metía la lengua:




por nada y te veo...


los calzones?


Si


No niño, no seas mal educado. Y me abrazaba con fuerza


Me perdí de ver de qué color son


Adivina...


No tengo que adivinar, no sabes que yo tengo ojos en los
dedos?


No me digas. Y rió


Si, puedo detectar de que color es tu calzón solo con
tocar la orillita




Esto la enardeció, pues me metía la lengua en la boca como
loca y dijo:




no te creo nada




yo ya estaba tocando a la perfección el borde de la prenda y
tenía planeada mi jugara, a la que verónica también estaba queriendo colaborar,
pues le contesté:




ya estoy tocando tu calzoncito, si adivino, te doy una
mordida aquí, y toque la nalga en la parte baja


no, cómo crees? Pero si no adivinas?


Me muerdes donde quieras


Donde yo quiera? Y sonrió coqueta




Comencé a acariciar toda la torta de las nalgas, amasaba y
enterraba mis uñas en esos cachetes tan redondos que, aunque no tan grandes, si
eran respingones y redonditos. Verónica se estremecía y notaba que se calentaba
más y más; mi verga estaba súper parada y empujando contra su pelvis que aun
protegía el bikini y la falda, ya que solo le levanté la parte posterior.


En una palabra, me había apoderado de aquél culo hermoso, los
besos se fueron volviendo más eróticos y menos calientes, esto es, no tan
agresivos; ella me lamía los labios y sumergía la lengua, pero suavemente, me
abrazaba firme, pero no con fuerza. Yo hable:




ya estoy adivinando...


a ver, dime de que color son? Y se le iluminaba la cara
excitada


blancos


no!, fallaste




la deje de besar y me separaba de ella, pero no me dejo y rió
para que no viera abajo y dijo:




no que tenías ojos en los dedos? Solo eres un travieso


dame otra oportunidad


bueno




seguí con mis caricias y no nos besamos, pude ver esa cara
llena de deseo, de la emoción de ser tocada, manoseada por mí. Mis manos
comenzaron a desplazarse hacia delante, hacia su vaginita que ya quería tocar y
que estaba seguro, verónica quería que se la acariciara




ahora si se, son beige


no, volviste a fallar. Y rió


no es cierto, no me puede fallar. Yo también reí


veras....




y lo que hizo me sorprendió: vero me soltó y dio dos pasos
atrás, levantándose la falda dejandome ver directamente y por su voluntad el
bikini negro. Se le asomaban unos pelos por las orillas y eso me hizo acercarme,
pero:




no espera, quiero que veas que no es truco


truco?




No dejaba de sonreír, pero su expresión cambio, así que ahora
se levantó toda la falda, la enrolló alrededor de la cintura y dio una vuelta en
redondo, mostrándome todo: sus piernas completas, sus nalgas, su pubis y su
sonrisa. Estaba extasiado por verla así.


Paró de hacer eso y se fue con sus brazos a mi cuello, la
falda volvió a su lugar y yo a sus nalgas, pero pasé mi mano poco a poco hacia
delante, hacia la vagina; posé mis manos en sus muslos y así me quedé un momento
pero ella se separó un poquito de mí para que no se desprendieran mis manos y me
dijo:




qué pasa?


Nada, no se, te quiero tocar, pero...no se...


Tócame Leo, tócame todo lo que quieras,




así que me concentré en acariciar esa pepa. Se sentía divino
el estar acariciando sobre el bikini negro, la tela suave, hacía que mis dedos
detectaran casi a la perfección ese enjambre de pelos negros, gruesos, rizados,
rascaba en la hendidura y apenas penetraba mi dedo, me encaminé hacia el
elástico y colé mi mano ambos respirábamos fuertemente, por la nariz casi
bufábamos y cuando deslicé toda la mano derecha a su vulva, ella resopló como
toro, dije:




es...hermoso, tocarte


me encanta, siento rico....mmmmm


te gusta cómo lo hago?


Si mucho me facina, nunca lo había sentido, nunca me
habían tocado, eres el primer hombre que me toca...


Pero te gusta?


Ya te dije que si, me siento...no sé muy bien, muy rico




Me miraba con esa cara excitante, de mujer caliente con ganas
de explorar más, yo le susurré:




me encanta explorarte


haz lo que quieras, pero no me lastimes




seguí enterrando mi dedo medio en su raja, y el clítoris lo
atendía con el índice, ya se estaba corriendo, se venía y yo tenía el palo
paradísimo; en un momento hizo varios suspiros y.....había sufrido su primer
orgasmo!


Me soltó despacio y se abrazó a mi:




Me tiemblan las piernas


Es normal, te quieres sentar


Si




Y sacó de debajo del lavadero un cajón de madera, se sentó y
le dije:




Has pasado por una gran excitación


Si, es...muy bonito


Oye, te quiero...mostrar...mi...pene


Si, quiero verlo, muéstramelo


OK cierra los ojos.




Verónica cerro los ojos y yo saqué la verga que escurría, le
dije:




abre ya los ojos, mira


es grande, es hermoso....no se... me excita


te gusta?


Si, lo puedo tocar?


Tócalo, siente todo lo que quieras




Lo comenzó a acariciar así sentada como estaba, primero una
mano, luego con las dos; lo pelaba sus ojos fotografiaban los huevos, los pelos,
la cabeza, todo; el instinto y su calentura que se iba detonando la hizo hacerse
un poco adelante y al esbozar una sonrisa le dio un beso a la cabeza, muy suave,
tierno. Al separar los labios se hizo el hilillo de líquido seminal, rió y ahora
se formo entre esos dos labios de putita que tenía, otra vez comprendió y volvió
a reír al tiempo que sacaba la lengua para saborear. Dijo:




me gusta....es saladito


me apeno un poco




como respuesta me tomó de una mano y me jaló a ella, ya
quería mamar! Qudé tan cerca que se hizo para atrás, contra la pared y abrió la
boca comenzando la mamada suavemente, explorando saboreando por vez primera una
verga, el gusto le fue ganando y las mamadas las hizo mas intensas, se abrazó a
mis nalgas, como si me estuviera besando la boca y yo le bombeaba:




que rico siento tu boca vero, eres maravillosa


es algo nuevo, te amo Leo, me encanta tu...pene




entonces con la calentura le dije:




gracias por....mamar, perdón por chuparme


no, no te hagas si se y....no debemos tener tapujos


bueno , mámame el pene, chupa verga


oh si, eso, me gusta lo que dices. Ya sabía tantas cosas,
pero se había reservado


mama verga, eres una mamadora super


gracias, lo hago bien?


Siiiii




En eso los pasos de la Madre de ella entrando por el patio.
Nos recuperamos en un momento y bajamos estuvimos como media hora hablando de
cosas y en un momento oportuno le dije quedamente:




como eres tu si explotaste y yo?


No entiendo


Si, tu si sentiste que volabas...el orgasmo, la emoción,
pero a mi me duele hasta el cerebro


Porqué?


Porque no eché nada...o sea


Mocos


Si. Y se me paró de oír de su boca esa palabra


Ven




Me tomo de la mano y caminamos a la azotea de regreso, fue
patético pero le dijo a su Mamá:




ya regresamos, se me olvidó algo


la mamá dijo: no tarden que ya oscurece


ay mamá si vamos a la azotea no al bosque




le dio la confianza, ya comenzaba a mentir y acomodar los
tiempos para hacer lo que le gustaba


llegamos arriba, al cobertizo, al rinconcito y pregunto:




que hago?


Chúpamelo para que me salgan los mocos


Y si me da asco


No, pero súbete la falda


Así. Ella obedeció, pero bajó un poco su bikini para
dejarme ver sus pelos


Que pelos tan hermosos


Soy tuyos


Tienes más que yo


No creo, iguales pero...


Ven, dame tu mano




Comencé a hacérmela con la mano de vero, ella estaba feliz,
exploraba más y más, en un momento exploté, salieron las escupitajos de semen,
de mocos y ella extasiada los olió, pero no quiso probarlos




que emoción, jamás pensé...


no me digas nada, ahora yo no puedo estar de pie, me
tiemblan las pernas.


Quieres sentarte


No quiero irme ya




Me miro de una manera muy especial y me dijo que se pondría
al siguiente sábado la minifalda amarilla


 



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: Mi novia de 17 (II)
Leida: 20563veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis
Cocinar Recetas
porno
Curso Doblaje
It developer
mobil porno
porno italiano 3G gratis
erotische geschichten



Webcams Chicas de Misrelatosporno.com
 
Todo sobre acuarios
 
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .