webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi desfloración apenas a los 12


 


Relato: Mi desfloración apenas a los 12

  

Les voy a contar como a los 12 años recién cumplidos me
convirtieron en mujercita por primera vez. Claro que desde los 11 ya me di
cuenta que me gustaban los chicos, especialmente los que ya habían cambiado de
voz, los veía masculinos y fuertes, yo era blanquito regordete y nalgón, y
aunque no era amanerado porque lo disimulaba, algunos chicos me fastidiaban como
mujercita por mi físico y mi manera de hablar y caminar que no eran muy
masculinas. Un chico de 14 años casi 15 era el que siempre me decía piropos como
si fuera mujercita. El era mas bien moreno, de pelo cortito, cejas anchas,
labios gruesos y fuerte, su cara y su cuerpo me gustaban y me trataba bonito.


Un día que seguramente lo excitó algo de mi, me puso contra
la pared con su cuerpo pegado al mío, era claro mas alto que yo, acercó su cara
a la mía y me besó en la boca, me tocó las piernas y el trasero y me besó en el
cuello, yo sentí rico y lo besé también agarrándole los hombros y los brazos
gruesos, me gustó el olor de su cuerpo, a esa edad ningún muchacho usa
desodorante ni colonia, era su olor natural.


Me dijo que quería que yo fuera su noviecita y el me
protegería para que nadie me moleste pero que me deje besar y tocar por él, le
dije que sí. Entonces me agarró de los hombros y me volteó de cara a la pared,
pegó su cuerpo al mío y me hizo sentir su bulto al que yo antes había mirado de
reojo muchas veces, con sus manos tocó mis pezoncitos por debajo de mi ropa y
sentí un placer intenso, creo que lancé un gemido, ahora me agarraba solo un
pezón, bajó su mano, se abrió la bragueta porque sentí el sonido del cierre de
su pantalón y me imaginé que estaba sacando su miembro, luego me agarró mi mano
y la llevó a su miembro, yo les había visto a los chicos en el baño y sabía que
a partir de los 13 años lo tenían grande, cuando se lo toqué, me pareció mucho
más grueso que lo que me había imaginado, estaba durísimo, por instinto se lo
sobé suavecito, me bajó el pantalón y me dijo que no quería que usara
calzoncillo porque yo era mujercita y debería usar calzón, pero así y todo me lo
bajó, me acarició las nalgas y con su dedo me tocó mi mismo huequito y me dijo
¡este culito será mio muy pronto!, sentimos unos ruidos y me hizo vestir rápido.



Desde ese día me gustaba encontrarme con él en lugares
apartados para que me trate como mujercita, le obedecí en usar calzoncitos en
lugar de calzoncillo, por esa época noté


que mis pezones se habían puesto grandes y duritos y me salía
un jugo de la punta, pensé que por besarme y tocarme un chico macho, ya me
estaba convirtiendo en mujercita, quería que eso pasara y que me venga la regla,
tener tetitas y un traserito un poco más paradito, aunque mi enamorado me decía
que estaba bien así.


Un día me dijo que no habría nadie en su casa y que quería
llevarme a la cama para que sea su mujer, llegó el día y yo me preparé como si
fuera mi luna de miel, me puse calzoncito nuevo y me bañé, me puse perfume y me
lavé bien el culito por afuera y por adentro, sabía lo que me iban a hacer,
quería que me lo hagan pero a su vez tenía temor, con todos los chicos que me
gustaban sentía lo mismo, primero atracción pero cuando les veía el bulto entre
las piernas, tenía miedo especialmente a los de 13 años para arriba porque sabía
que lo tenían ya grande. En una clase de anatomía nos explicaron que el pene
crece bastante hacia los 13 años y que a los 14 ya es como de un adulto completo
y que desde los 13 cumplidos ya los chicos botan semen y les salen pelos primero
debajo de los testículos y luego a todo el rededor del miembro. También nos
explicaron que la primera vez duele porque se pierde la virginidad, se desflora
la vagina o el ano y que debe hacerse despacio y con cuidado, por eso mi
enamorado me decía ¡te lo voy a hacer despacito para que sientas rico!, pero así
y todo tenía miedo.


Más pudo el deseo y fui a su casa el día indicado, me recibió
bonito, nos besamos, y comenzamos a acariciarnos y entonces me dijo ¡vamos a la
cama!, me arrepentí de haber ido pero ya no pude detenerme, me dejé llevar del
brazo un poquito a la fuerza, con la otra mano acariciaba mi trasero, él tenía
un gran bulto en el pantalón y la punta estaba mojada. En el cuarto él me
desvistió, me bajó el calzón y por primera vez estaba desnudita delante de un
hombre, me acarició despacito todo el cuerpo y me besó, luego él se sacó también
la ropa, se quitó la camisa, el pantalón y el calzoncillo, su erección era
grande, me dijo ¡mira como lo tengo, tócalo!, se lo agarré y luego me dijo
¡mámamelo!, por primera vez también vi de cerca un miembro erecto, tenía venas
hinchadas, era grueso y duro, la cabeza húmeda y más ancha todavía, se lo mamé,
le lamí debajo de los huevos, me gustaba el olor de su cuerpo, de su zona cerca
de su ano, ácida pero de macho, le pregunté que desde que edad lo tenía de ese
tamaño y me dijo que desde el año pasado, luego me preguntó si me gustaba y le
dije que sí.


Me dijo ¡ven, ponte de costadito!, se echó detrás mío, me
besó el cuello, me agarró los pezones porque sabía que me excitaba así, y colocó
su miembro grueso en la entrada de mi traserito, empujó un poco y me dolió,
empujó más y no entraba, me dolía, empujó varias veces pero no lograba abrirse
camino, sudaba y su sudor olía rico, me gustó también ser virgencita y que le
estaba costando trabajo, logró introducir la puntita de la cabezota de su
miembro y así me tuvo un rato, pero cuando lo quería meter más, me dolía, yo
gemía y paraba de empujar, él sobre todo sudaba bastante, entonces me dijo
¡échate boca bajo¡, sabía que en esa posición era más fácil la penetración,
había visto algunas fotos en el internet, fue mi idea ponerme dos almohadas bajo
mi vientre para que el trasero quede bien levantado y facilitarle el trabajo a
mi marido, yo pensaba que estaba en la luna de miel, que nos habíamos casado y
que él tenía el derecho de desflorarme, penetrarme y preñarme, me sentí
hembrita, levanté el culito lo más que pude, con sus dedos abrió mis nalgas y me
vio el huequito, mojó su dedo y me lo introdujo haciendo movimientos con él,
empecé a dar grititos y gemidos y el me decía ¡así, así, arréchate!, luego metió
dos dedos y comenzó a moverlos con movimientos circulares para dilatarme un poco
el ano, me sentí ya dispuesta, deseé la penetración de su verga, miré para atrás
para vérsela, vi su cuerpo brillante por el sudor, su verga erguida potente y
gruesa, moví el culo de un lado para otro, sentí que mis nalgas temblaban como
gelatina, él miraba todo eso y no resistió más, colocó su hermosa verga a la
entrada de mi culito y empujó con toda su fuerza, ¡me desfloró¡, entró toda la
cabezota y sentí que el ano se me rasgó, el dolor fue grande, le rogué que
parara pero no lo hizo, no podía hacerlo, su instinto de macho lo hizo seguir
hasta el final, un empujón más y sentí que me penetraba aun más, otro y otro
hasta que sentí como sus huevos tocaban mis nalgas.



El dolor cedió y empezó el placer, me lo sacó del todo, sentí
como una serpiente saliendo de mi trasero, me puso de espaldas con el trasero
levantado por las almohadas, mis piernas a la altura de sus hombros, me sentía
hembra, quería salir preñada, me penetró nuevamente así, me hizo gritar porque
la penetración fue de golpe hasta el fondo, toda su verga estaba dentro de mi,
la sentí dura y gruesa y empecé a dar chillidos, gemidos y grititos. El me decía
¡así, asíii........., te estoy abriendo el culito, eres mi mujercita, que rica,
ahora te voy a dar mi leche espesa y abundante, porque estoy contenido de varios
días, te voy a preñar!, yo abrazaba su espalda mojada de sudor, sus muslos de
hombre, sus nalgas firmes que empujaban su verga dentro de mi, el olor de su
cuerpo, me mareaba y excitaba, hasta el de sus axilas me parecía perfume
excitante, sentí como se excitaba cada vez más, se movía más rápido, la
penetración era con fuerza, ya me había roto el ano, ahora quería sentir su
semen y me lo hizo sentir, fuertes chorros de semen espeso y abundante le
salieron de su verga, llenándome el trasero de leche, su lechada, no sabía que
un chico de 14 años casi 15 podía ser tan macho, yo estaba convencida que
saldría preñada, el semen rebasaba mi ano y chorreaba entre mis nalgas y
piernas, el olor de su semen llenó la habitación, retiró su miembro de mi
trasero, volví as sentir como si me saliera una serpiente y no pude resistir el
deseo de volvérselo a mamar así mojado de su misma leche y ya no tan duro.



Después de un rato me volvió a cachar en más poses. Un chico
de esa edad puede repetir varias veces en un día. Me hizo su mujer, su
mujercita, ya estaba desflorada por un macho de verga gruesa, ya tenía el culo
abierto, ya sabía obedecer sumisa y delicadamente en la cama los deseos de mi
macho y complacerlo, ya aprendí a mamárselo y tragarme su semen, yo ya no era
solamente un chiquillo afeminado, ahora era una verdadera mujercita, me sentía
señora casada, con experiencia y con marido que le hace sentir su hombría, de
hembra que le da el trasero a su marido para que la penetre y que la haga gemir
y que le deje su lechada cada vez que quiera descargar.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 34
Media de votos: 9.03





Relato: Mi desfloración apenas a los 12
Leida: 25168veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis